Skoda Spaceback Monte Carlo 1.4 TSI – Cómodo, funcional y de bajos consumos

skoda-spaceback-monte-carlo-1-4-tsi-dsg-2

Hoy os traemos la prueba del vehículo que ha sido nuestra montura durante una semana y más de 1200 km realizados.

Hemos viajado con él por todo tipo de vías; carreteras nacionales, autovías y ciudad, mucha ciudad. En todos los ámbitos nos ha sorprendido y gustado a partes iguales su bajo consumo de carburante.

No es nada nuevo que el pequeño 1.4 TSI gaste poco a velocidades sostenidas. Sobre todo si son velocidades no superiores a los 120km/h, no solo por la sanción y el incumplimiento de los límites de velocidad de la vía por la que transitemos, si no, porque pasada esta barrera los consumos, como es lógico, aumentan notablemente. Mayor rozamiento aerodinámico.

A lo largo de los kilómetros realizados gran parte han comprendido en vías nacionales y en autovías. El consumo que arroja el ordenador de a bordo es de un total de 5,8 litros a los 100km recorridos. Y desde el ultimo repostaje; 5,3 litros a los 100km recorridos. Decir que este último consumo ha sido a velocidades más bajas pero con más ciudad también.

Los 125cv de potencia máxima que eroga el 1.4 TSi de nuestra unidad de pruebas es suficiente para todo uso, se muestra muy voluntarioso a la hora de ganar velocidad y emprender un adelantamiento. También es rápido recuperando velocidad.

Es un motor silencioso, de agradable uso y qué, desde bajas vueltas ya presenta fuerza, dando lo mejor de sí en la parte media del tacómetro. Estirando hasta pasadas las 6000 revoluciones donde ya decae su empuje.

Hemos probado la versión Monte Carlo, es fácil distinguirlo de sus hermanos de gama por unas llantas de color negro, muy llamativas, difusor trasero en negro brillante, labio en la parte baja del paragolpes delantero, también negro piano. Pequeños detalles que le otorgan un aspecto más deportivo y lo diferencian del resto de la gama.

Naturalmente no pueden faltar los logos de Monte Carlo en los márgenes de las puertas delanteras.

El interior varia ligeramente del de, por ejemplo, la versión Style, los asientos tipo semi bucket sujetan bien el cuerpo, la banqueta de corto tamaño, a pesar de ser dura en los primero kilómetros puede llegar a cansar en viajes largos.

El color de los asientos es exclusivo de la versión Monte Carlo.

El puesto de conducción, a nuestro parecer, es fácil encontrar la postura óptima en pocos minutos. Sin tener que estar de modo continúo modificando la distancia del asiento con el volante/pedales.

El volante, forrado en piel, y en partes microperforada dispone de un buen agarre. Éste es regulable en altura y profundidad. Achatado por su parte más baja le otorga visualmente un aspecto más deportivo al conjunto. En la práctica es incómodo y poco útil en un vehículo de este tipo. Por suerte el achatamiento de su parte inferior es muy leve.

En el interior tanto de su hermano Rapid como el Spaceback lo comparten todo. Desde un salpicadero serio, sobrio, de buena calidad y durabilidad. Donde podemos encontrar el equipo multimedia, provisto en la unidad probada de navegador.

En su parte baja, los mandos del climatizador, de una sola zona.

Y justo debajo de este, una pequeña hilera de botones, cerrar el vehículo, desconectar el Start&Stop, desconectar el control de estabilidad ESP, calefactar los asientos. Y el accionamiento de la luneta trasera.

El motor probado es el conocido 1.4 TSI con una potencia disponible de 125cv. Este motor se caracteriza por ser muy silencioso, gozar de buenas prestaciones con bajos consumos en una conducción racional. Qué asociado a la caja de cambio automática DSG de 7 velocidades es aún más cómoda y agradable su conducción.

Visibilidad
El Skoda Spaceback se comercializa con y sin faros de xenón. Los halógenos dejan patente su clara inferioridad frente a los faros de tipo xenón, teniendo menor cantidad lumínica, menor anchura iluminada y una duración más bien limitada en cuanto a las bombillas.

La unidad probada venia equipada con faros de xenón en las luces de cruce. Buena iluminación, distancia y cantidad lumínica. Si los comparamos con los faros halógenos del Rapid que probamos hace un tiempo, la diferencia es muy notoria. Sobre todo en vías poco o nada iluminadas.

La visibilidad del Spaceback es a la fuerza correcta, no tenemos impedimentos que nos resten visibilidad, sólo y como ya es costumbre los reposacabezas traseros, no obstante si los regulamos correctamente no tendremos mayor problema. La visibilidad fronto/lateral es estupenda.

Impresiones de Conducción
Hemos seleccionado de entre las motorizaciones disponibles para el Spaceback la gasolina más potente, el 1.4 TSI de 125cv con cambio DSG. Este motor en el Spaceback es excelente por su buena respuesta al acelerador y la alta autonomía.

Los consumos del TSI son muy bajos si hacemos una conducción tranquila, teniendo medias muy bajas de poco más de 5,3/5,5 litros, algo impensable hace unos años en un motor de este tipo y potencia.

Disponemos de una buena reserva de potencia para adelantamientos, y de un agrado de sonoridad bajo por ser gasolina. A la hora de sacar el máximo potencial del TSI los 125 cv se hacen patentes en recuperaciones, adelantamientos y cuestas pronunciadas. Donde también se hace patente el consumo.

Si le exigimos su máxima aceleración los consumos al igual que son buenos yendo tranquilo, son más altos yendo rápido, totalmente normal.

Pero ante todo el Skoda Spaceback no ha sido concebido para ir de “tramo” con él, esta versión gasolina Monte Carlo, si bien permite algún lujo en tramos virados no cuenta con un conjunto de suspensión enérgica y los balanceos de la carrocería son acusados en pleno apoyo. Aguanta el tipo y no pierde la trayectoria aun forzando la trazada. Es muy noble en este aspecto.

El Spaceback aquí probado nos demostró con sobrada nota que es muy capaz de hacérnoslo pasar muy bien en tramos revirados. Y con total seguridad. Su paso por curva es excelente. Se echa en falta mayor potencia del motor, sobre todo en la parte alta del cuentarevoluciones que muere antes de lo deseado en conducción decidida.

Frenada
Skoda ha optado por utilizar frenos de una tamaño acorde a las prestaciones del vehículo dotándolo de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 288mm en el eje delantero y macizos de 230mm en el trasero. Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia. Y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando al Skoda Spaceback en pocos metros, con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia.

El tacto del pedal del freno nos muestra poco mordiente al inicio, qué, según se ejerce fuerza la frenada se vuelve potente y fácilmente dosificable. Frena con contundencia y el ABS solo hará acto de presencia si la frenada es extraordinariamente fuerte.

Tracción
Skoda ha dotado a todos los acabados del Spaceback con tracción delantera. Cuenta con sistemas electrónicos para mitigar en la medida de lo posible las pérdidas de tracción/adherencia. Sin estos sistemas conectados las pérdidas de tracción son apreciable dado el alto par a bajas vueltas que proporciona el motor TSI.

Por ello, con los sistemas conectados, y en arrancadas, es casi imposible sufrir pérdidas de tracción. Una vez ya en marcha si es más posible si andamos por carreteras reviradas, eso ya entra en el estilo de conducción de cada uno y el tipo de neumáticos que lleve montado el vehículo. En el caso de la unidad probada los Dunlop SportMAXX dieron sin duda la talla.

skoda-spaceback-monte-carlo-1-4-tsi-dsg-14

Estabilidad
El acabado de nuestra unidad es el más alto, Monte Carlo, como antiguamente lo era el “Elegance” que probamos en el Spaceback 1.2 TSI.

Con este acabado las pretensiones deportivas son iguales que en otras versiones, el acabado Monte Carlo no altera el dinamismo del vehículo tocando mecánica o tren de rodaje.

Su configuración de suspensión está pensada para un buen confort de marcha en el que sus ocupantes no sufran bruscos golpes por una suspensión dura y enérgica. Y la verdad, lo consigue. La suspensión de este Spaceback es envidiable en cuanto a comodidad, los baches, badenes y resaltos parecen no existir debajo de las ruedas. Para ciudad es una maravilla contar con una amortiguación de este tipo.

Tampoco se echa en falta una suspensión mucho más rígida y enérgica en vías de sentido único, donde las curvas se suceden unas a otras. En este terreno la suspensión cumple, pero sin florituras. Tampoco busquemos más.

Reposacabezas
El Skoda Spaceback homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros no son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Skoda Spaceback viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos. Aviso acústico si no nos ponemos el cinturón.

Bebes y Niños
El Spaceback es ideal para un uso familiar, siendo la versión más confortable de la gama, tiene un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero más que decente de 415 litros de capacidad. Que no presentará problemas para transportar todo lo necesario para nuestro hijo

Airbags
En cuanto a seguridad el Skoda Spaceback viene bien surtido, de serie trae 8 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Spaceback no dispone de datos.

skoda-spaceback-monte-carlo-1-4-tsi-dsg-44

Recuperaciones
El motor TSI de 1.4 litros de cubicaje y sus 125cv son capaces de catapultar al Spaceback de 0 a 100km/k en 8,9 segundos, son cifras realmente atractivas.

La velocidad máxima según ficha técnica es de 205 Km. /h. La capacidad de recuperación del Spaceback dotado de este pequeño propulsor es muy buena, disponemos de potencia desde muy bajas vueltas, la aparición del soplido del turbocompresor que hace entrada sobre las 1500 rpm hasta las 3500 revoluciones nos permite sacarle todo el potencial.

Caja de Cambios
Actualmente el nuevo Spaceback se comercializa con cambio manual de 5 ó 6 relaciones y cambio automático DSG de 7 velocidades. Nuestra unidad de pruebas tenía este último.

Dicho cambio automático DSG de 7 relaciones en seco es altamente recomendable si se va a hacer mucho uso del vehículo en ciudad, donde su comodidad es mayor.

La caja DSG de 7 velocidades en seco siempre se muestra más brusca que su hermana de 6 ó 7 en baño de aceite. Es a la hora de maniobrar a baja velocidad y/o aparcar donde debemos ser cauteloso con el acelerador ya que tiende a ser muy brusco en las reacciones.

Por lo demás la caja DSG se usa igual que cualquier otra automática, con seleccionar la posición de la palanca D podremos inicia la marcha. Antes claro, se debe pisar el pedal del freno.

Para la marcha atrás igual que con la D. La caja dispone de un modo S de Sport, estira más las marchas y permite una conducción más deportiva.

El escalonamiento de las marchas esta hecho en beneficio de las prestaciones del motor, apoyando con una mayor aceleración en marchas cortas, y mirando los consumos en marchas largas como la sexta y séptima, que son perfectamente aprovechable en carreteras de único sentido gracias al PAR motor (220Nm) del 1.4 TSI.

Circulando por Carretera
En carretera el Skoda Spaceback Monte Carlo 1.4 TSI es particularmente cómodo, con potencia de sobra para encarar adelantamientos o recuperaciones rápidas. Sonoridad dentro del habitáculo proveniente del motor muy baja, al igual que la proveniente de la rodadura de los neumáticos. Una insonorización muy correcta.

El consumo es una de las virtudes indiscutibles de este propulsor. Nuestro consumo con una conducción normal, para nada buscamos bajar consumos. Obtuvimos un consumo de 5,8 litros a los 100km de media total, un consumo propio de motores eficientes.

Con una autonomía según ordenador de a bordo superior a los 900km si el tanque está lleno. La ficha técnica nos dice que el Spaceback con el 1.4 TSI de 125cv es capaz de consumir por este tipo de vías tan solo 4,1 litros a los 100km. Como nota: la unidad probada contaba con más de 10000 km totales, estando ya el motor rodado pero no suelto del todo, y también el DSG ayuda a bajar consumos.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Skoda Spaceback es neutro, pisa bien el asfalto, no siendo la conducción deportiva uno de sus puntos fuertes, pero si siendo estable en todo momento.

Contamos con buena potencia para poder mantener ritmos altos en autopistas/autovías.

Y de un gran confort de marcha, podemos realizar viajes largos, que tanto el motor como por potencia, autonomía y confort de marcha nos lo permite.

Consumos muy bajos en este tipo de vías, el nuestro se situó en 5,8 litros a los 100km.

El homologado nos dice que aun podíamos haber bajado un poco más, 4,8 litros a los 100km.

skoda-spaceback-monte-carlo-1-4-tsi-dsg-47

Circulando por Ciudad
En ciudad, como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, además de una estupenda capacidad de absorber baches, tenemos un maletero muy aprovechable, 415litros.

Los poco más de 4,3 metros de longitud no presentan un problema a la hora de tener que aparcar en línea o batería.

El consumo en ciudad sube, como es lógico, pero sigue siendo contenido para la potencia del motor. Nuestro consumo no bajo de los 8 litros en ningún momento.

El homologado es de 6,1 litros en ciudad. 114 gramos de Co2 por kilómetro recorrido. Y Euro VI.

Calidad de Acabados
Los acabados del Skoda Spaceback en general son coorectos, casi a la par de los de Seat, no comparable aun a los de Volkswagen. Pero poco a poco Skoda va subiendo escalones.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos semiduros en partes que están a la vista.

Conclusiones
En resumen, es el segundo Spaceback que pasa por nuestras manos, el primero dotado del 1.2 TSI, cambio manual y acabado Elegance puso el listón muy alto en cuanto a calidad precio se refiere.

El probado aquí, con acabado Monte Carlo, motor 1.4 TSI, cambio DSG y más extras es sin duda superior en todos los aspectos.

El Skoda Spaceback es un compacto de buen precio de adquisición con un amplio abanico de opciones y mecánicas. Coche ideal para uso diario con independencia de su combustible.

El acabado Monte Carlo le otorga un aspecto más racing que atrae las miradas de los más jóvenes. Y con los 125cv, suficientes para todo uso, no se queda corto.

Sin duda el Spaceback es un vehículo muy interesante si lo que buscas es un compacto amplio y de precio reducido.

 


A favor:

Prestaciones, consumos, DSG.


A mejorar:

Suspensión poco enérgica, sonido rodadura neumáticos, boca maletero alta.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.4 TSI 125cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 220 Nm de 1500 a 3500 rpm Maletero: 415 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1221 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa

Turbo – Intercooler

Depósito: 55 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 205 km/h
Cambio: Automático, 7 velocidades

Consumos

 

Consumo urbano 6,1 (l/100 km)
Consumo extraurbano 4,1 (l/100 km)
Consumo medio 4,8 (l/100 km)
Emisiones de CO2 114 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro VI

 


0 a 100 km/h: 8,9 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 18693€


Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *