Seat León Cupra SC 290 – emana deportividad

seat-leon-cupra-290cv-55

La versión más prestacional y radical del Seat León ha sufrido unas ligeras modificaciones mecánicas, con el aumento de 10cv situándolo en 290cv totales, y, sobre todo el mayor empuje desde muy bajas vueltas y que permite estirar hasta arriba.

Las diferencias entre el motor 2.0 TSI de 280cv que montaba el anterior Cupra y el actual de 290cv no solo es el aumento de 10cv. Se ha modificado la entrega de potencia. El motor presenta fuerza desde un régimen muy bajo; 1700 revoluciones, sin desfallecer hasta las 5800 revoluciones.

El empuje es más notorio que en la anterior versión de 280cv y la potencia se obtiene a un régimen superior de revoluciones, 5800 hasta 6400. Un amplio abanico.

Pero no solo el Seat León Cupra 290 mejora su motor, el sistema de escape ha sido rediseñado y modificado por completo. Ahora deja respirar mejor al motor, con un sonido más grave y deportivo. Que permite incluso en versiones de caja manual, como la aquí probada, petardeos muy logrados entre marcha y marcha en conducción dinámica.

Sin duda se echaba en falta en la versión 280cv un sonido como el que posee ahora la versión 290. Es ronco, pero para nada molesto en el día a día. Le da ese toque racing que todo coche deportivo ha de tener.

Externamente, nuestra unidad montaba el interesante pack Performance que, al margen de las modificaciones visuales como son el color de las llantas, retrovisores o parrilla delantera, todo en un naranja muy atrayente, equipa al León Cupra con un sistema de frenado para quitarse el sombrero. De la mano de Brembo, en el eje delantero encontramos unas pinzas de cuatro pistones que abrazan unos generosos discos ventilados y perforados de 370mm.

Os puedo asegurar que la capacidad de frenada es mucha, con un mordiente inmediato. Toca acostumbrarse en los primeros kilómetros a la alta capacidad de detención que tiene este equipo de frenos.

Preparado sin duda para aguantar las frenadas más exigentes tanto en carretera como en circuito.

El interior no presenta variaciones con su predecesor el Cupra de 280cv y es que en este nuevo Cupra solo se ha modificado lo necesario, motor y línea de escape. Lo demás está a la altura.

¿Qué diferencias hay de un León Cupra normal a uno con el Performance Pack?

Las diferencias son visibles tanto externamente con unas llantas de 19” aligeradas y de diferente diseño que, recojen unos más que impresionantes frenos de la marca Brembo.

Los neumáticos por su parte son también diferentes, montando los Michelin Pilot Sport CUP 2, prácticamente neumáticos “Slick” para calle y circuito.

Con este mismo pack el piloto Jordi Gené fue capaz de batir el record en el circuito alemán de Nürburgring.

A continuación un breve extracto de la prueba que le hicimos al Seat León Cupra 280cv sin Performance Pack:

“Con esta breve información ya sabéis de qué modelo os estamos hablando. Del nuevo Seat León en su versión CUPRA con el mejorado y más prestacional 2.0 TSI bajo el capó. Que ahora produce una potencia máxima de 280cv. Y que en breve será sustituido por la nueva variante de 290cv.

Este mismo bloque es el que, sus hermanos Audi S3 y Golf R también montan. Con una potencia superior, 300cv. Y en el caso del Audi S3 y el Golf R, ambos disponen de tracción a las cuatro ruedas. Imprescindible si queremos sacarle todo el jugo a este magnífico motor. Actualmente el Volkswagen Scirocco R también monta este mismo motor, con la misma potencia que el Seat León Cupra, 280cv. Y es, también, tracción delantera.

Tras una semana de uso diario del Seat León Cupra y unos cuantos cientos de kilómetros con él. Pudimos comprobar de primera mano que es un vehículo que permite el uso diario sin problemas. Los consumos no son desorbitados para tal fin. Pudiendo hacer medias muy ajustadas de poco más de 8 litros a los 100km recorridos si no se hace mucho ciclo urbano.

La suspensión, en modo Confort ayuda y mucho el poder transitar zonas más bacheadas. Sin temor a dañar alguna parte del vehículo y si restar comodidad a los ocupantes.

Si hacemos uso del modo “Sport” o “Cupra”, la dirección, respuesta del acelerador, suspensión y sonido cambia de manera radical. Sobre todo en el modo Cupra. Donde la respuesta del acelerador es instantánea. Y los 280cv están preparados para entrar en acción. El sonido del motor se vuelve más notorio y pasa a ser adictivo en cada aceleración.

Externamente esta versión del Seat León Cupra es, a nuestro juicio, más discreta que la anterior. También puede ser porque la unidad probada venia pintada en un gris muy clarito tirando a blanco. Un color muy bonito, que por suerte no es el típico blanco que tanto abunda hoy día.

Naturalmente con ser un poco avispado se sabe que, de un pequeño vistazo, no se trata de un León normal. Sus grandes llantas, con unos grandes discos dentro son partes que delatan que bajo el capó hay algo gordo.

Las salidas de escapé, los paragolpes específicos y las letras CUPRA del portón del maletero nos sacarán de dudas. Y si ya lo escuchamos arrancar estas se disiparan del todo.

Internamente las diferencias con una versión FR son pocas, pero las suficientes. Asientos específicos para esta versión, con el serigrafiado de Cupra en ellos.

Cuadro de instrumentos que marca hasta 300 km/h de velocidad, toda una declaración de intenciones. Volante deportivo. Y el botón Cupra alojado justo al lado del climatizador.

Los asientos, forrados en piel y que disponen de múltiples reglajes para adaptarnos correctamente al puesto de conducción sujetan muy bien el cuerpo. Son calefactables”

El actual Cupra de 290cv conserva y mejora todo lo que el 280 ya proporcionaba a su conductor. A pesar de estar lindando con los 300cv de potencia y siendo tracción delantera. El diferencial autoblocante de deslizamiento limitado que incorpora el pack Performance ayuda y mucho a sacarle el máximo jugo. Aun con él, la entrega de potencia no es lineal, son tantos los caballos y aun haciendo esfuerzos el eje delantero, sobre todo en marchas cortas, se ve en apuros para canalizar toda la potencia al suelo.

Es un vehículo extremadamente rápido que una vez se le pisa con decisión el acelerador, literalmente, devora las marchas con ansia subiendo de vueltas con una velocidad vertiginosa. Teniendo que sujetar el volante con fuerza. Toda una experiencia exprimir el Seat León Cupra 290cv. Mucho más violento en la entrega de potencia que sus hermanos el Audi S3 y Golf R. Y también más ágil y divertido.

Visibilidad
El nuevo Seat León Cupra se comercializa en versión cinco puertas, ST y, también, en versión 3 puertas SC.

Las lunas traseras laterales en la versión SC son generosas. No tanto así la trasera, que disminuida por el tamaño de los reposacabezas nos dificulta, en parte, la visión. Por otra parte, la visibilidad delantera es correcta, los pilares A de un grosor considerable y que ya no intercalan una pequeña luna en el mismo, no contemplan dificultad para el conductor. Ni una resta potencial de visibilidad. Sólo en ocasiones de curvas cerradas a izquierdas o en una simple rotonda notaremos esa pequeña falta de visión por el grosor del pilar A.

Nuestra unidad de pruebas equipaba proyectores dotados de lámparas LED. El nuevo Seat León permite a su comprador disponer de dos sistemas de alumbrado diferente. El de serie, halógenos de doble parábola. Dan una cantidad de luz correcta. Quizás se echa en falta mayor anchura de la vía iluminada y mayor potencia para las luces de cruce.

La segunda opción es novedosa en este tipo de vehículo. Un sistema de diodos luminosos para las luces de cruce y de carretera. Después de probarlos durante unos días, si bien no están a la altura de los ya probados anteriormente de marcas como Audi o BMW. Sí que dan una iluminación potente. Y con una duración de vida alta. Quizás, acostumbrados al uso de faros de xenón los de LED nos parezcan que alumbran menos. Pero en absoluto es así. Seat, con el León, es de los primeros compactos “generalistas” en introducir esta tecnología. Que en poco tiempo estará en más compactos.

Impresiones de Conducción
Antes de ponernos al volante del Seat León Cupra han pasado por nuestra redacción las versiones menos potentes del Seat León. Habiendo sido probadas los FR de 2.0 TDI de 184cv y el 1.8 TSI de 180cv. En ambos casos quedamos más que satisfechos con su respuesta. Sobre todo, y por el mayor PAR disponible del 2.0 TDI de 184cv. Contundente en las aceleraciones y con unos parcos consumos.

El salto desde estas versiones a la Cupra es de más de 100cv. Mucha diferencia, se echa en falta una versión intermedia de unos 220-240cv como el Cupra de la generación anterior. Sin olvidarnos de la ya extinta versión de 265cv. Idéntica potencia máxima que la versión anterior Cupra R disponía.

La versión de 265cv del nuevo Cupra ha quedado ensombrecida por la de 280cv y la poca diferencia de precio de adquisición. Las ventas del Seat León Cupra, en su mayoría por no decir la totalidad son de la versión de 280cv, ahora 290cv. Es por ello que Seat decidido el cese de la versión de 265cv en nuestro país.

Hemos tenido suerte que la semana que lo hemos probado el tiempo ha sido especialmente benevolente, con temperaturas muy suaves y asfaltos secos.

Nos ha permitido exprimir al máximo las altas cualidades de que dispone el Cupra de 290cv. Que os aseguro son muchas y diversas. No solo es un vehículo tremendamente ágil y efectivo en trazados sinuosos, que con los neumáticos Michelin Sport CUP 2, que son como chicle, se pegaba al asfalto de manera ejemplar. Pudiendo realizar una conducción muy exigente.

El motor, por su parte, con un gran empuje desde las 2000 revoluciones hasta pasadas las 6000, sin cesar, con rabia y pidiendo más. Todo aderezado de un sonido cautivador proveniente del escape, más ronco según se sube de vueltas. Y con petardeos incluidos en cambios de marchas al apurar. Una delicia.

El autoblocante mecánico, de los de verdad, es determinante a la hora de sacarle jugo al León Cupra, se nota y mucho como consigue meter el morro en las curvas. Sin él, el León no sería ni mucho menos tan efectivo.

Las diferencias a nivel dinámico si comparamos este León Cupra con el anterior Seat León Cupra R son apreciables. Sobre todo en el motor. Mayor empuje y menor consumo.

En zonas reviradas de curvas enlazadas tanto rápidas como lentas es donde el bastidor saca a relucir su buen hacer. Este bastidor es, sin duda, mucho más efectivo que el montado en el anterior Cupra R. También es más moderno.

Es el mismo que hacen uso los modelos VW Golf o Audi A3. Es un bastidor modular y adaptable llamado MBQ.

El León Cupra es un vehículo incisivo a la entrada de las curvas, entra con mucha decisión. Sin ningún tipo de subviraje. Pudiendo forzar la trayectoria.

Se muestra muy neutro y fácil de conducir en todo momento. La alta capacidad de aceleración del motor es determínate en este tipo de vehículos, el Cupra es rápido ganando velocidad. Permitiendo poder realizar adelantamientos en un corto espacio de tiempo.

La unidad probada disponía de cambio manual de 6 relaciones, más lenta que el DSG pero no por ello peor.

seat-leon-cupra-290cv-8

Frenada
El equipo de frenos en la versión Cupra del Seat León es más que suficiente para un uso normal y también para un uso más intensivo. Aguantan bien frenadas fuertes. Detrás monta discos ventilados de 310mm. Los delanteros son también ventilados y perforados de 370mm.

El kit Brembo es, en pocas palabras, espectacular. Muy buen mordiente de frenada, aguante a la resistencia y al calor, capaz de detener el vehículo en pocos metros.

Es el mismo equipo de frenos que utilizaba, por ejemplo, el anterior TTRS de Audi con 340cv.

Tracción
Como todo compacto de marca “generalista” la tracción es delantera. Es decir, el eje delantero es el encargado de soportar la potencia que el motor le envía, más concretamente los neumáticos. Qué en nuestra unidad eran francamente buenos y estaban a la altura de las prestaciones del León Cupra.

Dispone de control de tracción y de estabilidad de serie. Ambos desconectables en cualquier momento o circunstancia. El ESP se puede desconectar del todo con el modo Cupra activado.

El León Cupra, como ya hemos mencionado al principio de la prueba, es muy sensible al estado del asfalto. Teniendo problemas para canalizar la potencia del motor al asfalto si este está en mal estado.

A pesar de que nuestra unidad contaba con buenos neumáticos y prácticamente nuevos en más de una ocasión tuvimos dificultades para aprovechar los 290cv del 2.0 TSI. Eso sí, solo en asfalto algo deteriorado y en marchas muy cortas.

Se hace indispensable para este tipo de vehículos el uso de la tracción total, para así aprovechar de manera más efectiva la potencia del motor. Sin pérdidas de tracción.

El Seat León Cupra viene dotado de un autoblocante de tipo Haldex (VAQ) gobernado electrónicamente siendo mecánico, que si bien es fundamental para sacarle jugo a los 290cv extraídos del enérgico 2.0 TSI no se deja notar en arrancadas fuertes, donde las pérdidas de tracción seguirán siendo patentes.

Por otra parte, el autoblocante Haldex VAQ si es efectivo en tramos revirados, donde permitirá que las pérdidas de tracción sean mínimas y podamos mantener la aceleración en plena curva.

Estabilidad
Naturalmente el acabado Cupra asociado a la variante más potente del 2.0 TSI como el aquí probado, disfruta de una condiciones deportivas que los acabados más bajos del Seat León no disponen.

La suspensión más enérgica permite un mejor y mayor paso por curva. Sin ser una suspensión seca para ciudad.

Su estabilidad es más que correcta en todo caso. Siendo un vehículo que nos permite mucho en zonas reviradas. Donde el límite lo pondrán los neumáticos antes que el propio vehículo. Transitando por nuestra zona habitual de curvas pudimos comprobar lo bien que funciona el bastidor del Seat León.

El motor nos proporciona un excelente empuje en todo momento. Estirando con fuerza hasta pasadas las 6000 revoluciones. Y haciendo uso del modo Cupra el sonido se vuelve más denso, y la respuesta del acelerador más inmediata. Se endurece la dirección y la suspensión se vuelve más enérgica. Todo un deportivo.

seat-leon-cupra-290cv-15

Reposacabezas
El Seat León ya sea con el acabado más alto o con el acabado más básico homologa cinco plazas. Dispone de cinco reposacabezas, los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros sólo son regulables en altura. Algún día las marcas prestaran más atención a esta medida de seguridad y además de hacerlos reclinables detrás, los harán activos. Esperemos que sea pronto.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el León Cupra trae cinco cinturones estándar de 3 puntos de anclaje. Si ya con este tipo de cinturones de 3 puntos de anclaje mucha gente no se lo pone, no queremos pensar que pasaría si tuviéramos que utilizar un cinturón tipo arnés como en competición. Que todo sea dicho, pero este tipo de cinturón es infinitamente más seguro en caso de accidente, pero resulta incómoda su colocación en día a día. Desde aquí pedimos que se pongan el cinturón, es un seguro de vida, y bien ceñido al cuerpo.

Bebes y Niños
En este aspecto, el León Cupra es completamente valido para un uso familiar, sus cinco puertas, buen maletero (380L) le hacen ideal para el cometido. Solo tiene algunos contras, una boca de maletero demasiado alta. Y unas plazas traseras algo justas de espacio. Pero por lo general es viable para este uso. Dispone de anclajes ISOFIX en los asientos traseros. En la versión SC, como la aquí probada, el acceso a las plazas traseras es más precario.

Airbags
En cuanto a seguridad el León Cupra cuenta con un buen surtido de Airbag, de serie trae 9. Y no dispone de más, ni como opción. Incluye el Airbag de rodillas para el conductor.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Seat León obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Como ya hemos ido comentando a lo largo de la prueba, el Seat León Cupra 2.0 TSI permite muy buenas recuperaciones. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 5,7 segundos. Una cifra excelente, que en la práctica nos hace ver que el León con este motor es un vehículo muy rápido y que a la hora de realizar un adelantamiento el motor dará lo mejor de sí.

seat-leon-cupra-290cv-47

Caja de Cambios
Nuestra unidad venia provista del cambio manual de 6 marchas, habiendo probado con anterioridad el cambio automático DSG el manual no nos ha dejado un mal sabor de boca.

Si bien no es tan rápido ni efectivo que el DSG pero cumple sobradamente con lo que se espera de él.

El tacto del mismo es muy bueno, sobre todo en conducción dinámica, donde las marchas entran con decisión.

Circulando por Carretera
En carretera el Seat León Cupra 2.0 TSI nos sorprende con unos consumos verdaderamente bajos, pudiendo obtener medias por debajo de los 8 litros sin problemas. Eso sí, respetando en todo momento los límites de la vía por la que circulemos.

Según datos en ficha técnica el consumo medio en este tipo de vía es de tan sólo 5,5 litros a los cien km. Increíble! Nuestro consumo y teniendo en cuenta que no fuimos muy cuidadosos con el acelerador después de más de 500 km por carreteras nacionales con varios puertos, el ordenador nos marcó un consumo de 8,7 litros a los 100km. En ocasiones a lo largo de la prueba bajo hasta los 8,3 litros a los 100km. Con un depósito de 50 litros podemos realizar tranquilamente más de 500km si nos lo proponemos.

Circulando por Autopista
En autopista, su comportamiento es correcto, responde a las exigencias de su conductor sin miramientos. Destacar su buen aislamiento. El motor es casi imperceptible en marcha desde el habitáculo, a no ser que demandemos potencia.

Solo se deja escuchar el rodar de los neumáticos. La suspensión filtra correctamente, aunque el asfalto este en mal estado, sobre todo en modo Comfort.

El consumo en este tipo de vías es ajustado y no supera los 8,5 litros a los 100 km. El consumo homologado según ficha es de 6,7 litros a los 100km recorridos.

Circulando por Ciudad
En ciudad el buen PAR del motor disponible desde tan sólo 1700 revoluciones nos facilitara mucho su conducción. Teniendo fuerza desde muy abajo. El Seat León Cupra con este propulsor se presenta muy cómodo para un uso en ciudad. No sufriremos por una suspensión excesivamente seca o dura en el modo Comfort. En todo caso podemos modificar la dureza de la dirección y respuesta del motor desde el botón con la bandera a cuadros de Cupra alojado en el salpicadero.

Desde dicho botón podemos optar por varios modos preestablecidos. Desde el Sport o Cupra, pasando por el normal, e individual y terminando en comfort. Ideal para la ciudad.

En modo Sport/Cupra el motor tiende a sonar más de admisión. Y la iluminación del interior del vehículo se torna de color rojo. El motor, por su parte, se muestra más enérgico entregando la potencia antes. Con pisar poco el acelerador ya disponemos de potencia.

seat-leon-cupra-290cv-48

Calidad de Acabados
En cuanto a los acabados, es notable la mejoría que este nuevo Seat León ha sufrido. Los acabados están a la altura de sus hermanos los Volkswagen.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Seat León Cupra son correctos, tanto los plásticos de tactos gomosos, como las telas.

Conclusiones
En conclusión: El anterior Seat León Cupra R tuve la oportunidad de poderlo probar concienzudamente. Pasaron por nuestra redacción tres unidades del mismo en diferentes años. Que en total hicieron superar los más de 3000km de uso. Pudiendo apreciar el buen andar del modelo. Quede, literalmente, enamorado de su sonido y del buen funcionamiento que tenía todo el conjunto.

Ahora, con el nuevo Seat León Cupra veo la versión anterior muy superada en varios aspectos, no solo los mecánicos por un motor más potente que permite la asociación de la caja de cambios DSG. Cosa que el anterior Cupra no podía. Este nuevo Seat León Cupra a nivel tecnológico supera y mucho al anterior. Haciendo uso del botón “Cupra” disponemos de varios modos de uso que en la práctica hacen sentir que tenemos cinco coches en uno. La tecnología avanza rápido y es ya difícil ver coches que no hagan uso de ella para lo que sea. Desde el ordenador de a bordo. A elaborados sistemas de seguridad como el ESP.

Quede enamorado de la anterior versión, dé esta nueva, sólo puedo decir que me costó mucho tener que devolverlo a Seat. Y que no será la primera y última vez que un Seat León Cupra pase por nuestra redacción. Sin duda Seat ha hecho un magnifico vehículo. Rápido, divertido, para un uso diario y que no gasta en exceso carburante. Y con un record en Nürburgring parando el crono en 7:58.4. Siendo el tracción delantera de producción más rápido en su momento. Ahora superado por el Renault Mégane RS.

La versión de 290cv consigue rizar el rizo y supera en todos los aspectos a su antecesor de 280cv. Que si bien ya era bueno este es mejor.

 


A favor:

Prestaciones, deportividad, imagen.


A mejorar:

Sonido rodadura neumáticos, boca maletero alta.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TSI 290cv Puertas: 5
Cilindros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 350 Nm de 1700 a 5800 rpm Maletero: 380 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1375 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección mixta,

Directa e indirecta

Turbo – Intercooler

Depósito: 50 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 250 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

Consumos

Consumo urbano 8,8 (l/100 km)
Consumo extraurbano 5,5 (l/100 km)
Consumo medio 6,7 (l/100 km)
Emisiones de CO2 156 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro VI

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4236 / 1810 / 1423

 


0 a 100 km/h: 5,7 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 34050€


Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *