Prueba: Skoda Fabia Monte Carlo 1.2 TSI – de los rallyes a la calle

Skoda Fabia 1.2 TSI Monte Carlo (1)

Esta semana os traemos la prueba del Skoda Fabia versión conmemorativa Monte Carlo. No solo el Fabia dispone del acabado Monte Carlo, recordareis que hace unos meses probamos para vosotros el Skoda Yeti también con acabado Monte Carlo.

El acabado Monte Carlo dota al Skoda, en este caso el Fabia de un aspecto externo impactante y más deportivo. Que en combinación con unos paragolpes específicos, llantas y faros termina de rizar el rizo.

El interior, a su vez, también cuenta con modificaciones gracias al acabado Monte Carlo, desde unos asientos deportivos con tela específica al atrayente vinilo del mítico Skoda de Rallye.

El puesto de conducción, en cuanto a habitabilidad y comodidad no difiere de otros Fabia. Los múltiples reglajes del asiento y la posibilidad de poder regula en altura y profundidad el volante facilitan encontrar en cuestión de segundos la mejor postura ante el volante.

El acabado Monte Carlo sólo se asocia a las mecánicas más prestaciones que el Fabia puede montar. En el caso de motor diésel; el 1.4 TDI de 105cv y, en el caso de motor gasolina el 1.2 TSI de 90cv y 110cv que hemos probado.

La verdad es que la diferencia en potencia es mínima, pero a nivel de sonoridad, confort y calidad acústica el 1.2 TSI es el claro vencedor. A penas inaudible desde el habitáculo y nada de vibraciones percibidas. Y los 110cv son muy aprovechables en todo momento.

El 1.4 TDI no lo hemos probado asociado al Skoda Fabia pero si en su hermano Volkswagen Polo y Audi A1. En ambos casos se muestra como un motor sonoro, sobre todo al ralentí, con un sonido característico de los motores de 3 cilindros en línea diésel. Al emprender las marcha el sonido se suaviza bastante, y vibraciones pocas, pero “haberlas haylas”.

El 1.2 TSI está dando paso al nuevo 1.0 TSI, que “pierde” un cilindro por el camino y, eso sí, consume menos, y supera en prestaciones y potencia al anterior 1.2 TSI.

Aún tengo muy fresca la prueba del Seat Ibiza Style Connect con el 1.0 TSI de 110cv que realizamos hace unas semanas. Y comparando ambos vehículos y motores. Se podría decir a grandes rasgos que el 1.0 TSI consume menos, anda más, pero es más áspero a la hora de conducir y acusa falta de bajos hasta que no sobre pasa las 2000 revoluciones.

El 1.2 TSI no es que sea la panacea, pero es más confortable sonoramente hablando, adolece menos de pocos bajos y requiere lindar con la parte alta del tacómetros para extraer todo el potencial de la mecánica.

En cuanto a consumos, si bien el 1.0 TSI consume, presumiblemente menos, que en la práctica así es. Pero es tan depreciable la diferencia qué, dependiendo del uso del vehículo escogería uno u otro motor. El 1.2 TSI en carretera se siente más motor.

En su interior, como es lógico, los cambios son notorios. Desde un salpicadero de líneas sencillas con un aspecto impoluto, con una buena pantalla multimedia. Y asientos deportivos que sujetan correctamente el cuerpo.

El cuadro de instrumentos de fácil lectura cuenta con ordenador de a bordo intuitivo y que su manejo no supone un problema.

Tanto volante como pomo de la palanca de cambios y freno de mano vienen forrados en piel en el acabado Monte Carlo.

El Skoda ha iniciado su andadura con mecánicas de nueva hornada. Desde el 1.0 MPI de 60 y 75cv, pasando por el 1.2 TSI con 90cv y 110cv y terminando en el nuevo 1.4 TDI de, también, 90cv y 105cv.

Tan sólo el 1.2 TSI de 90 y 110cv y el TDI de 105cv respectivamente están disponibles para el acabado Monte Carlo.

Visibilidad
A lo largo de la prueba con el Skoda Fabia no presento problema en este aspecto. Los pilares tanto A como C no molestan en absoluto al conductor. Los reposacabezas traseros, al poderse “esconder” en el asiento no molestan y entorpecen la visión.

El Skoda Fabia no dispone de faros de xenón/LED ni como opción. Nuestra unidad tenía parábolas con lente elipsoidal para las luces de cruce. La cantidad lumínica era suficiente para una conducción segura y relajada.

Impresiones de Conducción
Siendo el segundo Fabia de última generación que pasa por nuestras manos y, esperemos, que no el último. La sensación percibida ha sido muy satisfactoria.

Como decíamos al inicio de esta prueba, los cambios con su antecesor son notables en todos los aspectos del nuevo Fabia. Y la verdad, era un cambio muy necesario. Sobre todo en la versión Monte Carlo se acusan más los cambios a mejor. Lástima que Skoda no tenga en el pensamiento resucitar la versión vRS del Fabia que, como sus hermanos el Polo GTI y el Ibiza Cupra montaría el nuevo 1.8 TSI de 192cv. Enérgico y con un consumo muy, muy, ajustado.

El 1.2 TSI de 110cv nos ha convencido, no por sus prestaciones puras, que con 110cv anda más de lo que cabría esperar de él.

Francamente, el 1.2 TSI al Fabia con plena soltura y se muestra sobrada a la hora de ganar velocidad con rapidez o realizar adelantamientos fugaces.

Lo bueno de este motor son sus bajos consumos, pudiendo realizar medias de tan solo 5 litros a los 100km recorridos si somos cautelosos con el pedal del acelerador.

Después de casi mil kilómetros con él, el consumo medio se situó en 5,4 litros con mucha ciudad y también un poco de autovía.

La verdad es que si lo que buscamos es un vehículo urbanita 100 por 100 miraría la posibilidad del 1.4 TDI. Pero si necesitamos un plus de potencia el 1.2 TSI es sin duda el indicado.

El 1.2 TSI sube bien de vueltas y como buen turbo es aprovechable en medios, teniendo unos bajos justos y empezando a flaquear al acercarnos a la zona roja.

Una vez sobrepasadas las 2000 revoluciones es donde el “efecto turbo” se hace patente, y la entrega de potencia no cesa hasta pasadas las 6000 vueltas.

La unidad probada montaba, a nuestro juicio, una medida de neumáticos y llanta desproporcionados para la potencia del propulsor. 215/45/16” es demasiado para el 1.2 TSI a pesar de disponer de 110cv. Ahora bien, a nivel estético y dinámico su funcionamiento es muy bueno. Pero podemos imaginar que el día que toque cambios de neumáticos el precio por unidad no será barato con una medida poco corriente.

Skoda Fabia 1.2 TSI Monte Carlo (51)

Frenada
Los frenos en el Fabia Montecarlo 110cv 1.2 TSI verdaderamente nos sorprendieron, naturalmente para bien. Lo primero fue la sorpresa al ver que dentro de las grandes llantas de 16″ Skoda había metido discos de 288mm delante y discos de 233mm detrás.

Es un equipo de frenado muy usado dentro del Grupo VAG, fiable y muy testado. Difícil que de problemas por fatiga.

  • Delante: Discos ventilados de 288mm.
  • Detrás: Discos macizos de 233mm.

Dicho equipo de frenos conseguía parar el Fabia en pocos metros, además no acusaron en ningún momento fatiga ni perdidas de eficacia. ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El 1.2 TSI al adolecer de pocos bajos no presenta perdidas de tracción en arrancadas fuertes, naturalmente, si se buscan se encuentran.

Pero se puede traducir en que apenas hay pérdidas de adherencia, tanto en salidas rápidas como en marcha donde los 110cv no son capaces de mostrar pérdidas de tracción. Contamos con la ayuda del control de tracción ASR que ayuda a reducir las pérdidas. De serie en todos los acabados.

Estabilidad
A tratarse de un vehículo urbano, la parte principal de la estabilidad que es la suspensión esta trabajada para buscar el confort. La suspensión cuenta con un buen recorrido libre, y muelles más blandos. Que en ciudad es una maravilla, ya que podemos pasar obstáculos sin temor a que se nos desmonte el coche por pasarlo 2km/h más rápido.

Fuera de la ciudad la estabilidad del Fabia es muy correcta, nos permite mantener buenas velocidades en zonas de curvas, no teniendo que frenar casi nunca por ir muy pasados, naturalmente hablamos de respetar los 90 Km. /h límite de vías secundarias. En alguna que otra curva es obligatorio frenar.

A pesar de tratarse de una versión de “rallies” de calle por el acabado Monte Carlo, su tarado de suspensión es muy conservador. Confortable en ciudad y que cumple sin más en vías reviradas. No esperes encontrar una suspensión enérgica.

Nos ha recordado mucho a la suspensión que montaba el Volkswagen Polo R-Line que probamos hace unos años. Poco enérgica y de largos recorridos pero que era capaz de dar la talla en un uso normal.

Reposacabezas
El Skoda Fabia dispone de cinco plazas útiles. En las que caben perfectamente 4 adultos, la plaza central trasera es menos incomoda y estrecha para un adulto de más 1.75cm que en el anterior Fabia. Todas las plazas disponen de reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son regulables en altura e inclinación.

Skoda Fabia 1.2 TSI Monte Carlo (35)

Cinturones
Dispone de cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje para todas las plazas. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos que en caso de accidente tensaran el cinturón contra nuestro cuerpo evitando así que nos movamos del sitio. Y en parte el fenómeno submarino, que no es otro que escurrirse por la parte baja del asiento. El Fabia nos advierte mediante pitidos y un testigo luminoso en el cuadro si no llevamos el cinturón de seguridad abrochado. Este dispositivo por suerte no se puede desconectar y no se apaga hasta que no abrochemos el cinturón.

Bebes y Niños
El Fabia dispone de buen espacio en las plazas traseras y de un maletero con espacio suficiente (330L) para el transporte de los “cacharros” de los niños. En las plazas traseras podemos solicitar como opción los anclajes ISOFIX que son una gran ayuda y un plus de seguridad a la hora de transportar a nuestro hijo, ya que gracias a los anclajes ISOFIX la sillita queda fija y no se moverá a no ser que nosotros queramos.

Airbags
En materia de seguridad el Fabia está a la orden del día con sus competidores, dispone de 6 airbag. De conductor, acompañante desconectable, laterales, de cortina.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Fabia obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 32 puntos sobre 36.

Recuperaciones
Las recuperaciones con el motor 1.2 TSI de 110cv son lo que se espera de ellas, rápidas y sin complicaciones.

“Realiza el 0 a 100km/h en 9,4 segundos”

El contenido peso y su potencia lo convierten en un coche para un uso polivalente. A la hora de afrontar incorporaciones fuertes o adelantamientos sólo tendremos que bajar marcha, si procede, y acelerar con decisión. Fácil.

A lo largo de la prueba y usando el vehículo tanto descargado con solo el conductor, como cargado y con el máximo de ocupantes, no notamos poca potencia a la hora de encarar pendientes pronunciadas o realizar adelantamientos.

Skoda Fabia 1.2 TSI Monte Carlo (42)

Caja de Cambios
El Skoda Fabia dotado del 1.2 TSI de 110cv puede montar una caja de cambios manual de 6 relaciones –como la aquí probada- o una caja automática DSG de 7 relaciones.

Dicha caja de cambios manual está adaptada a las prestaciones del 1.2 TSI. Con unos desarrollos más bien largos, sobre todo la sexta marcha. Le restan prestaciones al conjunto pero, también, permiten unos consumos y emisiones más bajos.

A lo largo de la prueba pudimos notar como al motor se encuentra a gusto rodando a 120km/h, con una buena respuesta al acelerador incluso en la marcha más larga. Su sonoridad es pasmosamente baja, a penas inaudible desde el interior del habitáculo. Solo se deja oír el sonido del viento y la rodadura de los neumáticos.

Circulando por Carretera
Una pequeña parte de la prueba fue realizada por carreteras secundarias, con poco tráfico y limitadas naturalmente a 90 Km. /h. Donde el Fabia se desenvuelve magníficamente con sus 110cv, no tendremos problemas en mantener ritmos altos de viaje, teniendo que reducir de marcha únicamente si la pendiente es muy, muy acusada.

Los consumos del 1.2 TSI son elogiables, bajos muy bajos, además sin hacer una conducción económica bajan más de lo esperado. Nuestra media por este tipo de vías estuvo cercana a los 5,5 litros. El consumo homologado es de 4,0litros para este tipo de vía.

Los 5,5 litros a los 100km se obtuvieron en una conducción normal, no buscando la economía, y tampoco conduciendo de manera descuidada. Conducción normal.

Se comenta mucho que estos motores no consumen lo que la marca refleja en la ficha homologada. Ciertamente si se le pisa, gastara más, como cualquier otro motor, pero si es cierto que si se realiza una conducción decidida con estos pequeños TSI pueden llegar a gastar lo que las versiones más altas, como el 1.8 TSI o 2.0 TSI. Pero lo dicho, para ello debemos ir con el cuchillo entre los dientes todo el día y pie a tabla.

En una conducción normal gastan poco para lo que ofrecen y cada vez están más cerca en gasto de carburante de los TDI.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el Fabia acusa movimiento lateral si hace un día de viento fuerte, es un movimiento más bien pesado, porque no varía la trayectoria del Fabia pero si nos obliga a estar pendiente del volante con correcciones por si pudiéramos salirnos del carril.

Uno de los puntos a favor del Fabia es su suspensión, que en nuestras carreteras Españolas es de agradecer. Es una delicia tener un vehículo así, ya que cualquier bache lo filtra a la perfección. Los neumáticos de serie en medida 215/45/16″ también ayudan a conseguir mayor confort en todo tipo de vías. A pesar de su bajo perfil.

En autopista/autovía los consumos suben poco, situándose en 5,8 litros a los 100km. El homologado nos dice que podemos llegar a bajarlo hasta 4,8 litros a los 100km.

Skoda Fabia 1.2 TSI Monte Carlo (28)

Circulando por Ciudad
Y como es lógico la ciudad es donde mejor rueda el Fabia, su comportamiento es muy bueno, el motor tiene suficiente fuerza desde bajas vueltas permitiéndonos abusar de las marchas largas.

El “pequeño” tamaño – 3992mm de largo- del Fabia es ideal para aparcar en sitios pequeños sin casi tener que hacer maniobras. No sufrirá nuestra espalda entre badén y badén, gracias a una suspensión pensada para ello.

El consumo del Fabia en ciudad es bajo, nuestra media se situó en unos escasos 8 litros a los 100km. El consumo homologado es cercano, 7,1 litros a los 100km. Las emisiones de CO2 gr. /Km. son de 110 y supera la nueva normativa Euro VI.

Calidad de Acabados
Los acabados en la versión Monte Carlo son correctos, predominan los plásticos blandos por el salpicadero, que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en este nuevo Skoda Fabia son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero

Conclusiones
En conclusión, el Skoda Fabia con el motor 1.2 TSI se puede considerar como una opción muy interesante al diésel. Su consumo es bajo y en prestaciones es más rápido.

Su sonoridad y agrado de uso también es más favorable en el pequeño TSI.

El actual Skoda Fabia se ha renovado por completo con un aspecto más serio que denota una mayor calidad al conjunto. El amplio abanico de motorizaciones lo hacen muy apetecible.

La verdad es que después de pasar una semana con él nos ha gustado su funcionamiento. Sobre todo sus bajos consumos.

 


A favor:

Consumos, motor, sonoridad.


A mejorar:

Rumorosidad ruedas en marcha, suspensión poco enérgica para un acabado deportivo.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.2 TSI 110cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 175 Nm a de 1400 a 4000 rpm Maletero: 330 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1129 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa

Turbo

Depósito: 45 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 196 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 


0 a 100 km/h: 9,4 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 16148 €


 

 

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *