Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line – discreta deportividad

Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line (6)

Esos días probamos el nuevo acabado FR-Line en la berlina del segmento C de la marca española Seat. Hermano del Skoda Rapid, que probamos hace ya un tiempo. Del cual nos gustó su buen andar y bajo consumo de carburante.

El Rapid probado venía dotado del 1.6 TDI de 105cv. Un motor muy solvente con unos bajos consumos. Que dispone de unas buenas prestaciones para todo uso.

En esta prueba hemos tenido en nuestro poder un Seat Toledo con motor 1.4 TSI de 125cv. Las diferencias entre el Skoda Rapid y el Seat Toledo son todas estéticas.

A nivel mecánico lo comparten todo. Siendo el motor más potente actualmente el 1.4 TSI de 125cv en versión gasolina. Y el acabado con corte más deportivo el FR-Line, que modifica notoriamente su aspecto externo. Con unas llantas en color antracita, para golpes específicos, como así lo es la parrilla delantera. Taloneras, faros Full LED. Y, en su interior, volante deportivo de excelente tacto y forrado en piel. Al igual que asientos envolventes y deportivos entre otros.

El funcionamiento del 1.4 TSI en su variante de 125 es excelente en una berlina como el Toledo. Gracias a su ajustado peso en vacío se consiguen unos contenidos consumos y unas buenas prestaciones.

Exteriormente el Toledo se ve como un vehículo de buen tamaño, cómodo y con un excelente maletero. Quizás demasiado estrecho por la plataforma que usa, dejándose notar sobre todo en las plazas traseras.

Frontalmente el Toledo es francamente atractivo y serio, con el acabado FR-Line gana en imagen deportiva sin perder en confort de marcha.

La trasera a pesar del acabado FR-Line no difiere de un acabado normal como por ejemplo el Style.

En el interior, el salpicadero nos sorprende por una alta simpleza y manejabilidad de sus aparatos. La parte alta del salpicadero es casi plana y muy utilizable a la hora del uso de algún gadget tipo GPS.

Los asientos tienen un buen compromiso entre dureza y confort, más tirando por esta última. Sujetan correctamente el cuerpo.

Visibilidad
El Seat Toledo FR-Line se comercializa sin faros de xenon como opción. Los halógenos dejan patente su clara inferioridad frente a los faros de tipo xenón, teniendo menor cantidad lumínica, menor anchura iluminada y una duración más bien limitada en cuanto a las bombillas. Pero decir que los faros del Toledo son de lo mejorcito del mercado en halógenos. La visibilidad es a la fuerza correcta, no tenemos impedimentos que nos resten visibilidad, sólo y como ya es costumbre los reposacabezas traseros, no obstante si los regulamos correctamente no tendremos mayor problema. La visibilidad fronto/lateral es estupenda. Por suerte Seat ha tenido a bien introducir en su gama los faros Full LED con tecnología de diodos luminosos, exactamente la misma que usa el Seat León.

Su cantidad lumínica es presumiblemente inferior a la de unos faros de xenón, pero no por ello su iluminación es mala o peor. Nos demostró que iluminan con fuerza y en cantidad con buen alcance y distancia iluminada. Si bien, nos pareció que tenían menos potencia lumínica que los faros del Seat León con la misma tecnología.

Impresiones de Conducción
Habiendo probado con anterioridad el Skoda Rapid con el 1.6 TDI de 105cv, que a fin de cuentas son gemelos. En esta ocasión nos hemos decidido por la versión más potente en gasolina.

El 1.4 TSI disfruta de ser un motor menos ruidoso al ralentí y al uso. Una vez en marcha, como pasaba con el 1.6 TDI, es poco audible.

El 1.4 TSI dispone de un buen empuje desde bajas vueltas, permitiendo un eficiente uso del mismo en ciudad. Aprovechando las marchas largas.

En carretera este pequeño motor da lo mejor de sí en medios. Con una potencia máxima a tan sólo 5000 – 6000 revoluciones.

Si hacemos una conducción buscando consumos es realmente fácil conseguir medias por debajo de los 6 litros de media. Es un motor muy agradecido en este sentido. Eso sí, en cuanto pisemos más de la cuenta el acelerador, los consumos se desmadraran como en cualquier gasolina.

Completa el 0 a 100 km/h en poco más de 9 segundos. Con una velocidad máxima de 208 km/h.

Frenada
Seat ha optado por utilizar frenos de una tamaño acorde a las prestaciones del vehículo dotándolo de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 288mm en el eje delantero y macizos de 230mm en el trasero.

Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia. Y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando al Toledo en pocos metros, con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Seat ha dotado a todos los modelos Toledo con tracción delantera. Cuenta con sistemas electrónicos para mitigar en la medida de lo posible las pérdidas de tracción/adherencia. Sin estos sistemas conectados las pérdidas de tracción son considerables dado el alto par a bajas vueltas que proporciona el motor TSI. Por ello, con los sistemas conectados, en arrancadas, es casi imposible sufrir pérdidas de tracción. Una vez ya en marcha si es más posible si andamos por carreteras reviradas, eso ya entra en el estilo de conducción de cada uno.

Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line (33)

Estabilidad
El acabado de nuestra unidad es el más deportivo, el FR-Line.

Con este acabado las pretensiones deportivas deberían ser cuanto menos interesantes, pero a lo largo de la prueba hemos notado como Seat ha querido conservar la suspensión de serie, suspensión que por otra parte está pensada para un buen confort de marcha en el que sus ocupantes no sufran bruscos golpes por una suspensión dura y rebotona.

Y la verdad es que lo consigue, la suspensión de este Toledo es envidiable en cuanto a comodidad, los baches, badenes y resaltos parecen no existir debajo de las ruedas.

Para ciudad es una maravilla contar con una amortiguación de este tipo.

Donde sí se echa en falta una suspensión más rígida y enérgica es en vías de sentido único, donde las curvas se suceden unas a otras. En este terreno la suspensión cumple, pero sin florituras. Y a pesar de tratarse de una versión FR-Line no podemos esperar que vaya como una “tabla” de duro.

ESP de serie.

Reposacabezas
El Seat Toledo homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Seat Toledo viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos. Aviso acústico si no nos ponemos el cinturón.

Bebes y Niños
El Toledo es ideal para un uso familiar, siendo la versión más confortable de la gama tiene un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero más que decente de 550 litros de capacidad. Que no presentará problemas para transportar todo lo necesario para nuestro hijo

Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line (27)

Airbags
En cuanto a seguridad el Seat Toledo viene bien surtido, de serie trae 7 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Seat Toledo obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor TSI de 1.4 litros de cubicaje y sus 125cv son capaces de catapultar al Toledo de 0 a 100km/k en 9 segundos, son cifras realmente atractivas.

La velocidad máxima según ficha técnica es de 208 Km. /h. La capacidad de recuperación del Toledo dotado de este pequeño propulsor es muy buena, disponemos de potencia desde muy bajas vueltas, la aparición del soplido del turbocompresor que hace su aparición sobre las 1.500 rpm hasta pasadas las 5000 revoluciones, nos permite sacarle todo el potencial a este nuevo Toledo FR-Line.

Caja de Cambios
Actualmente el nuevo Toledo se comercializa con cambio manual de 5-6 relaciones y cambio automático DSG de 7 velocidades. Nuestra unidad de pruebas tenía cambio automático DSG de 7 relaciones, dicho cambio es de doble embrague en seco, algo más brusco al uso que un DSG de doble embrague y baño de aceite.

El uso del DSG es fácil, con mover la palanca selectora a la letra “D” es suficiente para emprender la marcha. Y dependiendo de si queremos o no sacarle el máximo partido al propuslor, podemos hacer uso del modo “S” de Sport. Donde las marchas cambian a mayor régimen de vueltas.

A lo largo de la prueba nos demostró el DSG, como siempre, que es muy rápido entre marchas y que consigue sacarle todo el jugo al motor. Y, la verdad, los 125cv dan mucho juego.

Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line (40)

Circulando por Carretera
En carretera el Seat Toledo 1.4 TSI es particularmente cómodo, con potencia de sobra para encarar adelantamientos o recuperaciones rápidas. Sonoridad dentro del habitáculo proveniente del motor baja, al igual que la proveniente de la rodadura de los neumáticos. Una insonorización muy correcta.

El consumo es una de las virtudes indiscutibles de este propulsor. Nuestro consumo con una conducción normal, para nada buscamos bajar consumos. Obtuvimos un consumo de 6 litros a los 100km, un consumo propio de motores eficientes. Con una autonomía según ordenador de abordo superior a los 800km.

La ficha técnica nos dice que el Toledo es capaz de consumir por este tipo de vías tan solo 4,1 litros a los 100km.

El motor invita por potencia y capacidad de aceleración a realizar alguna que otra ruta por tramos revirados. La suspensión aunque confortable y poco enérgica es capaz de minimizar los balanceos de la carrocería notoriamente.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Seat Toledo es neutro, pisa bien en el asfalto, no siendo la conducción deportiva uno de sus puntos fuertes, pero si siendo estable en todo momento. Contamos con buena potencia para poder mantener ritmos altos en autopistas/autovías. Gran confort de marcha, podemos realizar viajes largos, que tanto el motor como por potencia, autonomía y confort de marcha nos lo permite. Consumos muy bajos en este tipo de vías, el nuestro se situó en 6,2 litros a los 100km. El homologado nos dice que aun podíamos haber bajado un poco más, 4,8 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad, como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, además de una estupenda capacidad de absorber baches, tenemos un maletero muy aprovechable 550litros. Los poco menos de 4,5 metros de longitud no presentan un problema a la hora de tener que aparcar en línea o batería. El consumo en ciudad sube como es lógico, pero sigue siendo contenido para la potencia del motor. Nuestro consumo no bajo de los 8 litros en ningún momento. El homologado es de 6,4 litros en ciudad. 114 gramos de Co2 por kilómetro recorrido. Euro VI.

Calidad de Acabados
Los acabados del Seat Toledo en general son muy buenos, casi a la par de los de Skoda, no comparable aun a los de Volkswagen. Pero poco a poco Seat va subiendo escalones.

Seat Toledo 1.4 TSI FR-Line (41)

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos semiduros en partes que están a la vista.

Conclusiones
Ciertamente es todo un acierto por parte de Seat la creación de este nuevo acabado FR-Line, ha permitido dotar de un carácter deportivo visual al Toledo, a nivel dinámico los cambios no son como en un FR normal, tampoco se pretende.

El Toledo sigue siendo una berlina cómoda al uso que permite realizar viajes largos sin apenas cansancio.

Con este acabado FR-Line se consigue diferenciar al Toledo de los demás acabados tradicionales. En el aspecto de mecánicas; todas cuentan con la misma potencia, suficiente a todas luces para un uso normal. Y, la verdad, el 1.4 TSI de 125cv se mostró soberbio en cuanto a capacidad de aceleración.

 


 

A favor:

Imagen deportiva, consumos contenidos, cambio automático.


 

A mejorar:

Suspensión poco enérgica, habitabilidad plazas traseras (anchura).


 

Datos Técnicos

Versión: 1.4 TSI 125cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 200 Nm a 1400 – 4000 rpm Maletero: 550 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1226 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa

Turbo, inyección directa, intercooler

Depósito: 55 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 208 km/h
Cambio: Automática, 7 velocidades

 


 

0 a 100 km/h: 9,0 segundos


 

Precio de unidad probada sin extras y descuentos: desde 20040 €


 

 

 

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *