MINI Cooper D Seven 5 puertas – Práctico y con clase

Después de la reciente presentación del MINI Cooper con acabado “Seven”, hemos podido probar una unidad con mecánica diésel de 116cv asociada a la versión Cooper D.

Dicho motor es de 3 cilindros en línea y cuenta con una cilindrada de 1,5 litros, que, gracias a la sobrealimentación mediante turbo compresor alcanza una potencia máxima de 116cv.

En el caso de la unidad probada, ésta disponía de un cambio automático de 6 relaciones, haciendo que conducir el MINI Cooper D sea aún, más satisfactorio y cómodo.

La versión probada, Seven, dispone de unos acabados diferentes al resto de la gama y una placa identificativa con el número de la unidad. También una tapicería única y unos colores del salpicadero (Piano Black) también únicos de esta versión. En el exterior una llantas y líneas que atraviesan la carrocería dejan ver que se trata de un MINI especial.

Todo ello como homenaje al clásico al Austin Seven de 1959, que dota de una alta distinción con esta edición especial y limitada Seven de tan sólo 150 unidades.

El acabado Seven está disponible en carrocería de 3 y 5 puertas, en color azul Lapisluxury como puedes ver en las fotos de la galería y con tres tonos más. Las llantas de 17”, las líneas grises y marrones como los umbrales con el logo Seven son un perfecto distintivo de esta versión.

Disponible con las mecánicas: Cooper, Cooper D, Cooper S y Cooper SD.

El MINI 5 puertas es más grande que su versión convencional de 3 puertas. Mide 4 metros de largo, permitiendo mayor espacio interior y, también, mayor cubicaje en el maletero. Con unos 278 litros disponibles.

También varía la distancia entre ejes, aumentando sensiblemente.

El aspecto exterior del MINI en su versión 5 puertas nos puede parecer demasiado recargado, o pensar que 5 puertas para un coche pequeño son demasiadas. Pero una vez convivido con él durante una semana las 5 puertas pasan desapercibidas completamente, es más, en más de una ocasión piensas la alta comodidad que otorgan las puertas traseras para simplemente dejar, por ejemplo, la chaqueta en los asientos. Ni que decir tiene que el acceso a las plazas traseras es infinitamente mejor que en una versión de tres puertas.

El tamaño de las puertas traseras es pequeño en comparación con el de otros vehículos, pero no por esto el acceso es peor. No presenta dificultades en este aspecto. La apertura de las puertas traseras es más reducida que las de las puertas delanteras. Su ángulo es menor. Y si puede molestar en cierta medida.

Internamente el MINI sólo presenta diferencias en su parte trasera por la incorporación de las dos puertas extras. Lógico. Sin duda BMW ha sabido conseguir que el MINI 5 puertas no pierda la esencia del MINI de toda la vida.

Visibilidad
En cuanto a visibilidad el MINI Cooper D de 5 Puertas no presenta problemas, la visión delantera es muy buena y no hay obstáculos que nos molesten, con la visión lateral pasa exactamente los mismo los pilares tanto A como B no molestan en absoluto. Y en cuanto a la visión trasera también es excelente, eso sí si lo reposacabezas traseros los llevamos en la posición más alta molestan y mucho.

El Mini Cooper D probado tiene faros de LED, la diferencia es abismal en comparación con los faros dotados de bombilla halógena, el LED además de una mayor cantidad lumínica, anchura y distancia iluminada, alumbran partes de la vía que antes no podíamos ver. Un extra a tener en cuenta. Como extra montaba faros de largo alcance adicionales también con tecnología LED, al hacer uso de las luces largas de carretera la noche, literalmente, se hace de día. Increíble.

Impresiones de Conducción

Cuando probamos el MINI Cooper D con el motor de 3 cilindros en línea y una potencia específica de 116cv teníamos ciertos reparos por cómo sería su funcionamiento. Sobre todo por las vibraciones y el menor agrado de uso de un motor de menos cilindrada.

Pues bien, estas dudas quedaron disipadas a los pocos kilómetros de ponernos en marcha con el MINI Cooper D. Nos gustó mucho la respuesta contundente del motor desde muy bajas vueltas. El sonido y vibraciones, si bien son más perceptibles que en una mecánica de cuatro cilindros más equilibrada, no son para nada destacables. Sobre todo las vibraciones que son prácticamente inexistentes. El sonido, por su parte, es apreciable, sobre todo al ralentí, es un sonido feo, típico de los motores diésel y más acusado por tratarse de una mecánica de 3 cilindros con su característico sonido.

El 1.5 Turbo Diésel es un motor muy elástico que permite conducir a muy bajas vueltas, siempre tiene fuerza. Haciendo un mayor uso de los desarrollos más largos. Sobre todo la sexta marcha en la cual si pisamos el acelerador sale con muchas ganas. El Modo Green abusa en exceso de los bajos regímenes dejando en ocasiones el motor completamente muerto, ahora bien, consigue una apreciable reducción de consumos.

En el modo “Sport” la entrega de potencia del motor es más repentina, con tan sólo acariciar el pedal del acelerador ya obtenemos una respuesta más contundente. El sonido, no se modifica ni física ni virtualmente mediante los altavoces del equipo de sonido.

El modo Sport endurece la dirección y la suspensión volviéndose esta más enérgica y contundente. Ideal para rutas reviradas.

Su bastidor permite una conducción muy decidida, el límite es alto y las ayudas electrónicas como el ESP son bastante permisivas. Sin duda es un vehículo que te permite hacer uso diario con él y también disfrutar en carreteras de montaña. Un 2 en 1.

Frenada
El equipo de frenos que monta el Mini Cooper D se compone de discos en ambos ejes.

  • Delante discos ventilados.
  • Detrás discos macizos.

Capacidad más que de sobra para tolerar y soportar frenadas intensas sin desfallecer. Cuentan con un buen mordiente en el primer tramo del pedal que poco a poco va desapareciendo, teniendo que hacer mayor fuerza sobre el pedal, sin perder capacidad de frenada.

El ABS es muy poco intrusivo, prácticamente no hace aparición hasta muy tarde, siendo rápido y evitando bloquear las ruedas. Contamos con ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Mini Cooper D de 5 puertas se comercializa con cambio manual o automático, la unidad probada disponía de este último con seis relaciones.

Siendo más difícil, que no imposible perder tracción en arrancadas fulgurantes. En marcha sucede prácticamente igual, con el cambio manual si somos un poco burros podemos tener pérdidas de tracción, con el automático es verdaderamente difícil.

Si realizamos una conducción rápida no debemos temer a las pérdidas de adherencia, son mínimas, y para apreciarlas debemos ir muy pasados, siendo ya el menor de nuestros problemas. El ASC+T (Control de tracción) se encarga de mitigar lo máximo posible las pérdidas de tracción en arrancadas fuertes.

Estabilidad
Otro de los puntos fuertes del Mini, en general, es su estabilidad. Esta es decisiva en un vehículo y el Cooper D sabe lo que se hace.

Su estabilidad es muy alta en curvas, nos permite un alto paso por curva, muy aplomado y bien controlado. Además si vamos algo pasados el Mini Cooper D nos avisara dejando deslizar un poco antes, con fácil colocación por parte del control de estabilidad, que entra en funcionamiento tarde ya que es muy permisivo, eso sí, a la hora de hacer aparición es rápido y efectivo.

Sin el control de estabilidad conectado, como ya hemos comentado, requiere manos del conductor si no quiere llevarse un buen susto, es un coche de reacciones casi deportivas fácil de conducir, pero si queremos ponerlo al límite hemos de ser conscientes de las reacciones del Mini Cooper D que aun siendo muy nobles y controlables requieren algo de pericia al volante.

La suspensión opcional del Cooper D es dura, de poco recorrido pero no seca, no es incómoda para un uso exclusivo en ciudad, pero a la hora de pasar baches puede resultar dura e incómoda. Nos ha parecido que la unidad Cooper D con acabado Seven que hemos probado era excesivamente dura la amortiguación para un uso urbano. Si bien, en carreteras viradas es una maravilla, contiene las oscilaciones de la carrocería sin titubear. Se notaba claramente que el chasis es muy superior a la potencia que logra erogar el pequeño 1.5 Turbo Diésel de 116cv.

Reposacabezas
El Mini Cooper D homologa cinco plazas útiles, todas ellas cuentan con reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son solo regulables en altura.

Cinturones
El Cooper D viene equipado con cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, los delanteros cuentan con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La verdad es que el nuevo Mini Cooper D en su versión de 5 puertas es ahora mucho más apto para transportar a nuestros hijos, el acceso a las plazas traseras es directo y permite introducir una sillita de bebes sin problemas.

El maletero es de mayor tamaño (278L) puede llegar a albergar grandes bártulos, entrando sin problemas un carrito de bebe.

Aunque siempre podemos optar por el Mini Clubman Cooper D, que con un mayor espacio interior disponible. O también la versión Countryman.

Airbags
El Cooper D no es solo un vehículo potente, también cuenta con un buen surtido de elementos de seguridad. Tiene Airbag de conductor, acompañante desconectable, laterales, de cortina, tórax.

Euroncap
EuronCAP no cuenta con información sobre el Mini Cooper (2016)

Recuperaciones
La capacidad de recuperación del Mini Cooper D es muy correcta, el cambio automático de convertidor de PAR ayuda, y mucho, al motor, permitiendo que este siempre en la franja de más potencia de revoluciones a la hora de acelerar con decisión.

El 1.5 Turbo D, con sus 116cv, mueve voluntariosamente el peso del Mini Cooper D. Este motor sustituye al antiguo 1.6 Tubo Diésel también de origen PSA. El 1.6 HDI de toda la vida que ha sido usado en diferentes marcas y modelos.

La verdad es que las diferencias entre ambos motores son muy apreciables, no solo en prestaciones, donde el nuevo motor de BMW se lleva el gato al agua, con unas cifras de aceleración muy buenas y unos bajos consumos.

El 1.6 HDI era/es, más refinado a la hora de usarse, suena menos y vibra menos, pero prestacionalmente está un paso por detrás. Al finalizar la alianza entre BMW y PSA, BMW dejó de montar los motores, como es obvio, de PSA. Y fabrico los suyos propios.

El Cooper D realiza el 0 a 100km/h en: 9,5 segundos.

Caja de Cambios
El Mini Cooper D 5 puertas se vende asociado a un cambio manual de 6 relaciones o una caja automática de 6 marchas. Este cambio automático de marchas poco cerradas es para poder consumir lo mínimo. Penalizando en las prestaciones del motor. La sexta marcha es más para desahogo que para unas prestaciones brillantes.

A pesar de unos desarrollos largos el motor se muestra contundente a la hora de ganar velocidad.

El accionamiento de la caja de cambios automática mediante convertidor de PAR es igual que otras cajas automáticas. Con la palanca selectora debemos situarla en la letra “D” de directa o drive para emprender la marcha. La “R” es la marcha atrás. Y la “P”, parking. La “N” es neutro, el punto muerto. Dispone, también, de modo secuencial, Sport, mediante la palanca de la caja de cambios. Donde podemos subir o bajar marcha a nuestro gusto.

Circulando por Carretera
En carreteras nacionales el nuevo motor del MINI Cooper D se muestra muy desahogado y capaz en todo momento. Los 116cv que produce el 1.5T son altamente aprovechables en adelantamiento e incorporaciones. Donde podremos exprimir al máximo la mecánica.

Es un motor que permite realizar adelantamiento de manera rápida y segura. Con buena potencia.

El consumo homologado es de tan sólo 3,5 litros, sí, has leído bien, 3,5 litros. Nuestro consumo fue más alto, cercano a los 6 litros. Decir en su defensa que la unidad tenía poco más de 1000 km en el odómetro total, estando en plena fase de rodaje.

Circulando por Autopista
En autopista podemos observar el lado más confortable del MINI Cooper D, la suspensión esta trabajada para ser óptima en zonas reviradas, pero en autopista/autovía no se desenvuelve nada mal, es dura y de corto recorrido pero no es seca y filtra correctamente los baches de la calzada.

En la marcha más larga el MINI además de conseguir un consumo muy bajo también nos muestra que puede ser un vehículo silencioso y perfecto para viajar. Dispone de un depósito de 44 litros de capacidad, pequeño para viajar, pero con este depósito podemos realizar según ficha técnica más de 700km. Y nosotros lo hemos logrado, más de 750km quedando aún más de 140 de autonomía. Sin duda gasta muy poco.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe el MINI Cooper D es el rey, pequeño y solvente. Además no pasaremos desapercibidos entre los viandantes.

La suspensión por ciudad si puede llegar a ser molesta en ocasiones, pero los Mini, por lo general, disponen de una suspensión más bien enérgica. El 1.5TD es muy parco en consumos si no le pisamos demasiado.

El consumo medio homologado para ciudad es de 4,3 litros a los 100km. El consumo obtenido a lo largo de la prueba en ciudad fue como poco un par litros más del homologado. Si somos muy finos con el acelerador y hacemos uso del modo “Green” podemos acercarnos a los consumos homologados que difícilmente veremos en el día a día. La media del MINI Cooper D con carretera, autopista y ciudad suele rondar los 6 litros a los 100km con cambio automático.

Calidad de Acabados
Los acabados son excelentes, nada de crujidos, ni piezas mal encajadas.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Cooper D Seven son de muy buena calidad, tanto el cuero/tela de los asientos como los plásticos utilizados.

Conclusiones
En resumen: tras una semana de uso diario de este nuevo MINI Cooper D Seven de 5 puertas y habiendo probado con conciencia el nuevo propulsor de 1.5 litros turbo, podemos decir que es un motor bueno en casi todo. Gasta muy poco, empuja bien y no suena tan mal.

Su menos cilindrada en comparación con el anterior 1.6 Turbo D le permite disponer de menores consumos y un mayor potencia.

Otra novedad de la nueva gama de MINI y que ya existe en otros vehículos, son los modos del tipo “Sport”, “Green” o “Normal”. En el caso de este MINI cada modo tiene un uso específico.

El Sport como su nombre indica nos permite sacarle todo el jugo al motor y bastidor.

El modo Green, hará que los consumos sean más bajos sin perder en prestaciones.

Y el modo MID, es para todo uso.

El MINI Seven es una edición limitada de 150 unidades disponibles en el Cooper D, Cooper S, Cooper y Cooper SD, sus mejores acabados y una imagen diferente externa lo hacen prácticamente único. Y con el tiempo más valorado que un acabado normal.

 


A favor:

Prestaciones, estabilidad, consumos.


A mejorar:

Altura boca maletero, suspensión dura en ciudad, sonoridad motor al ralentí.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.5 Turbo D 116cv Puertas: 5
Cilindros: 3 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 270 Nm a 1750 rpm Maletero: 278 litros
Distribución: Peso: 1280 Kgs.
Alimentación: Diesel- inyección directa,

4 válvulas por cilindro.

Turbo GV – Intercooler

Depósito: 44 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 202 km/h
Cambio: Automática, 6 velocidades

 

 

Consumos

Consumo urbano 4,3 (l/100 km)
Consumo extraurbano 3,5 (l/100 km)
Consumo medio 3,8 (l/100 km)
Emisiones de CO2 99 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro VI

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        3982 / 1727 / 1425

 


0 a 100 km/h: 9,5 segundos


Precio de la unidad probada sin extras y sin descuentos: desde 26377€

Sólo se puede reservar online


 

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *