Volkswagen Scirocco 2.0 TSI 180cv DSG

Volkswagen Scirocco 2.0 TSI DSG (17)

Probamos esta semana el nuevo Vokswagen Scirocco 2.0 TSI R-Line. La nueva versión R-Line es bastante interesante, no solo por un precio bajo. Si no, por unos extras que en esta versión son de serie. El nuevo Scirocco viene asociado de fábrica al pack R-Line, es decir, si nos decidimos por comprar el nuevo Volkswagen Scirocco éste vendrá con el pack R-Line, sin opción de no poder solicitarlo. Por una parte es bueno para un Coupé de este tipo, ya que le otorga un aspecto más deportivo con asientos deportivos, llantas específicas y paragolpes. Si bien, habrá una parte del público que lo quiera sin el kit R-Line, en un principio Volkswagen solo lo vende de este modo.

El Scirocco con el acabado R-Line dispone de cinco mecánicas. En gasolina dispone del 1.4 TSI de 125cv como acceso a la gama, pasando por el 2.0 TSI con 180 y 220cv. En diésel tenemos disponible el 2.0 TDI de 150 y 184cv. Teniendo la posibilidad de escogerlos todo ellos menos el 1.4 TSI con caja de cambios DSG.

Exteriormente el Scirocco presenta modificaciones por el kit R-Line que lleva de serie esta versión. Las llantas de 18″ le otorgan un mayor aspecto deportivo. Y los añadidos en los paragolpes hacen el resto. Quizás demasiado parecido al actual Volkswagen Scirocco R 2.0 TSI 280cv. Sobre todo por su parte trasera.

En el interior, el Scirocco R-Line dispone de asientos deportivos, casi idénticos a los de la versión “R” de tela. Por lo demás, pocos cambios presenta. Por otro lado el Scirocco cuenta con el Park Pilot trasero de control de la distancia de estacionamiento, la alarma antirrobo, el sistema Keyless de apertura y el sistema de control de velocidad de crucero Tempomat, como equipamiento de serie.

Podemos adquirir un Scirocco desde 24.480 euros.

Visibilidad
El Scirocco, como buen Coupé presenta ligeras deficiencias en cuanto a visibilidad. Las más notables son los reposcabezas traseros, estos van integrados en los asientos y aun permitiendo ver a través de ellos restan visibilidad, y si además lo juntamos a que la luna trasera es bastante pequeña y que los pilares C son desmesuradamente grandes pues nos vemos obligados a hacer uso de los retrovisores exteriores para cerciorarnos de no golpear nada marcha atrás.

Nuestra unidad disponía del sistema que mediante pitidos y en la pantalla del navegador una imagen de nuestro vehículo nos mostraba la proximidad de los objetos. Con este sistema el perder visibilidad hacia atrás se hace más pasable. La visibilidad delantera sucede como por ejemplo en el Audi TT Coupé, los retrovisores de dimensiones generosas quedan justo a la altura de ver a los peatones cruzar o un vehículo, regulando bien el asiento se soluciona en parte.

Y por último, nuestra unidad disponía de faros bi-xenon. Por la noche se ve francamente bien, más anchura y distancia iluminada cansando menos la vista. El Volkswagen siguiendo la normativa que entraba en vigor en el 2011 ya equipa al Scirocco con luces diurnas.

Impresiones de Conducción
El nuevo Volkswagen Scirocco se comercializa actualmente con una amplia gama de motores, sobre todo en gasolina. Dispone del bloque 1.4 TSi con potencia de 125cv. El 2.0 TSi de 180cv, 220cv y 280cv de la versión R. En diésel, por ahora solo se vende las motorizaciones 2.0 TDI de 150cv y 184cv.

Nuestra unidad montaba el conocido 2.0 TSI de 180cv, dicho motor va de fábula en el Scirocco, con la potencia adecuada para desenvolverse correctamente, se notan los kilos a la hora de adelantar pero nada grave que no podamos solventar con un poco de paciencia. En marcha el Scirocco sorprende por su buen paso de curva, lástima que nuestra unidad no llevara el extra de la suspensión regulable en dureza electrónicamente. Aun así, el paso por curva es rápido, fácil y limpio. El coche se muestra muy asentado con buen aplomo en todo tipo de curvas, decir que nuestra unidad calzaba unas ruedas de 235/40/18″ gracias al kit R-Line.

Frenada
El sistema de frenos montado en el Volkswagen Scirocco es el más utilizado por el grupo VAG en general, dicho equipo de frenos se compone por disco ventilados delante de 312mm y detrás discos macizos de 253mm. El sistema de frenos es lo suficientemente potente como para soportar frenadas fuertes y consecutivas sin perder eficacia, naturalmente si lo forzamos si notaremos una fatiga y perdida de prestaciones. A lo largo de la prueba comprendida principalmente en vías secundarias de único sentido no mostraron en ningún momento agotamiento. Monta ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
La unidad probada montaba los neumáticos de serie para el kit R-Line, 235/45 en llantas de 18″, que con el control de tracción ASR las pérdidas de tracción eran solo un pensamiento, aunque más de una vez si pisábamos más de la cuenta el acelerador tendía a patinar. Es lógico, contamos con mucha fuerza desde prácticamente el ralentí, y esta hace aparición si la buscamos. Una vez en marcha las cosas son completamente diferentes, el chasis del Scirocco es capaz de digerir los 180cv al tren delantero sin titubear, no presenta perdidas de adherencia en marcha a no ser que forcemos la trayectoria del vehículo. La unidad probada montaba neumáticos de la marca Pirelli, modelo P7 Cinturato, dichos neumáticos en otros vehículos de prestaciones parecidas han dado un resultado cuestionable. En el Scirocco se comportaron estupendamente dejándonos poder sacar todo el potencial del motor en todo momento.

Volkswagen Scirocco 2.0 TSI DSG (16)

Estabilidad
El Scirocco a simple vista nos deja percibir un ancho de vías mayor al de sus competidores, gracias a este mayor ancho de vías tenemos una estabilidad muy lograda. La suspensión naturalmente también tiene mucha parte de culpa en ello, amortiguadores más enérgicos y de menor recorrido, neumáticos de bajo perfil, todo en conjunto nos dan una alta estabilidad en curvas de cualquier radio. El Scirocco en curvas deja notar un buen aplomo. Incorpora control de estabilidad ESP en todas las versiones. El ESP no hizo acto de presencia a lo largo de la prueba en una conducción decidida/racional.

Reposacabezas
El nuevo Volkswagen Scirocco homologa 4 plazas útiles, las delanteras tienen reposacabezas regulables en altura e inclinación. Las traseras disponen de reposacabezas, estos están integrados en los asientos y no pueden ser regulados.

Cinturones
El Scirocco monta cuatro cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La verdad es que el Volkswagen Scirocco no es el más indicado para el transporte de niños/bebes. El acceso a las plazas traseras es bastante precario, difícil. Una vez hemos accedido a la plazas traseras el espacio es bueno para dos adultos. Las plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX para sillitas de bebe. El maletero es de un tamaño aceptable 312 Litros. La boca de carga es demasiado alta y nos dificulta introducir objetos pesados y grandes.

Volkswagen Scirocco 2.0 TSI DSG (28)

Airbags
El Scirocco viene correctamente dotado en cuanto a lo último en seguridad, nuestra unidad llevaba el máximo de airbag disponibles, en este caso 8.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Volkswagen Scirocco obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 31 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 7,4 segundos. La velocidad máxima según ficha es de 225 Km. /h.

Para sacarle todo el jugo al 2.0 TSI de 180cv requiere hacer un buen uso de la caja de cambios, en este caso automática DSG de 6 relaciones. El motor presenta un buen empuje desde las 1500 revoluciones, apretando ya con ganas desde las 2000. Es a partir de ahí donde los 180cv salen a relucir, perdiendo fuerza pasadas las 6500 revoluciones. La potencia máxima se entrega las 6200 revoluciones. Este 2.0 TSI donde más a gusto se siente es en los medios, de 2500 a 5000 revoluciones.

Caja de Cambios
El Volkswagen Scirocco se comercializa con cambio manual y con cambio automático DSG. Nuestra unidad montaba un cambio automático DSG de 6 velocidades. El funcionamiento de las cajas DSG es ya conocido por todos, pero no viene mal recordarlo un poco. La caja de 6 relaciones que monta el Scirocco aquí probado es en baño de aceite y de doble embrague. Más suave al uso que la DSG que funciona en seco. Eso sí, esta requiere mantenimiento cada 60.000km. La caja DSG nos deja hacer uso de sus tres modos. D, para un uso diario, es el modo digamos normal. Donde el las marchas no se estiran a no ser que se pise con decisión el acelerador. Con el modo D se puede hacer uso de la levas o de la palanca para subir o bajar marchas en cualquier momento. El modo S, de Sport permite llevar el motor más revolucionado, preparado para disfrutar de su potencia. Con este modo engranado la caja cambiara más alto de revoluciones. Y por último el modo secuencial, nos permite cierta libertad de cambiar de marchas a nuestro antojo. Dentro de unos límites establecidos para no dañar la mecánica. Estos son, no permite los sobre regímenes ni cambiar muy bajo de vueltas. Es decir, si nos encontramos en 3ª marcha sobre las 6000 revoluciones no va a permitir insertar 2ª, evitando pasar de vueltas el motor. Tampoco permite hacer cambios a muy bajas vueltas. Y si así lo hace será en cuesta abajo o por lo general introduce de manera automática una marca más baja.

Volkswagen Scirocco 2.0 TSI DSG (32)

Circulando por Carretera
En carretera el nuevo Scirocco se muestra algo pesado en aceleraciones puras, los 180 cv son suficientes para cualquier situación, pero siempre se echa en falta más potencia a la hora de adelantar. Es curioso como este motor de 2.0 TSI 180cv parece estar muy capado electrónicamente. En aceleraciones fuertes se dejan notar los 180cv pero no impresionan en ningún momento. La entrega de potencia es tan lineal que el funcionamiento de los 2.0 TDI es más deportivo y atractivo, salvo por el sonido.

El buen aplomo y la alta estabilidad que presenta el nuevo Scirocco proporciona una alta seguridad al conductor en todo momento, sentimos tener bien controlado el vehículo, además sus reacciones son muy nobles y limpias, no tiende a dar sustos en pleno apoyo en curva.

Con los neumáticos de nuestra unidad al montar un perfil bajo, al entrar fuerte en una curva el deslizamiento por parte del eje trasero es más brusco, el ESP se encarga de mitigar dicho deslizamiento sin que apenas lo notemos. Los consumos homologados para este tipo de vías es de: 5,3 litros a los 100 Km., algo bajo a nuestro juicio y difícilmente alcanzable. Nuestro consumo en este tipo de vías se situó más cerca de los 6,6 litros en todo momento.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Volkswagen Scirocco es excelente, bajo sonido proveniente del vano motor, el de rodadura también es muy bajo, la insonorización está muy lograda. En este tipo de vía notamos también el buen aplomo del Scirocco, la dirección puede parecernos algo pesada y dura si conducimos varias horas, si montamos las llantas de 18″ debemos prestar un plus de atención a baches en la calzada ya que este tipo de neumáticos se deterioran con facilidad. El consumo homologado en autopista/autovía es de 6,4 litros a los 100km, un consumo muy optimista que si no nos excedemos con el acelerador podremos alcanzar. Nuestro consumo se situó en un litro por encima del oficial.

Circulando por Ciudad
En la urbe, lo que más resalta del Scirocco no son su bondades dinámicas, lo que más llama la atención del Scirocco es todo en general, los viandantes se girarán repetidamente al paso del vehículo. En cuanto al comportamiento del Scirocco en ciudad, la única pequeña pega es la suspensión que nos dará un poco la tabarra en los badenes y el perfil tan bajo no ayuda a solucionarlo. El consumo homologado en ciudad se sitúa en 8,1 litros, nuestro consumo no fue tan bueno y se situó por encima de los 10 litros.

Calidad de Acabados
Los acabados son buenos, tanto los plásticos utilizados como el cuero.

Volkswagen Scirocco 2.0 TSI DSG (41)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Scirocco son de buena calidad.

Conclusiones
En resumen, el lavado de cara realizado al nuevo Volkswagen Scirocco rejuvenece su imagen sin restarle ni un ápice de deportividad. Y ahora incorpora de serie el pack R-Line, acrecentando su imagen racing. Los cambios más llamativos han sido realizados en los faros delanteros con luces diurnas de led si llevamos xenón y en los paragolpes, totalmente de nueva hornada.

Teniendo en cuenta que el Scirocco salió al mercado en el 2008 y aun comparte muchos elementos con el Golf caja V. Además de su plataforma, es completamente vigente hoy día.

El motor probado, 2.0 TSI de 180cv se encuentra entre dos tierras, cuenta con buena potencia y unos consumos más que aceptables. Pero le falta garra, su entrega de potencia es demasiado lineal, dando la sensación de ser lento en aceleraciones puras. Sobre el papel no es así.

A favor: Imagen, estabilidad, consumos
A mejorar: Boca de carga maletero, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *