Audi S1 Quattro 2.0 TFSI

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (5)

Hoy os traemos la prueba de un pequeño matagigantes. Un vehículo que, muy seguramente, no será nunca un superventas. Este pequeño deportivo no sólo enamora por sus buenos acabados y terminaciones. Por tener todas la novedades electrónicas y estar al día en cuanto a seguridad activa y pasiva. Su gran baza esta debajo del capó. Que en conjunto con una tracción total permanente Quattro nos permitirá sacarle todo el jugo a esta pequeña maquina.

Hablamos del nuevo Audi S1, dotado del popular y extendido dentro del grupo VAG motor de 2 litros de cubicaje TFSI, en esta versión con inyección directa e indirecta. Con mayor PAR disponible y consumos aún más ajustados.

El Audi S1 es un pequeño compacto de menos de 4 metros de longitud, con un peso en vacío de 1390kg. La tracción total y el peso extra del motor de 2 litros y 231cv se dejan notar en la báscula.

Aun así, es un vehículo tremendamente rápido y efectivo. Muy efectivo. Que permite realizar una conducción muy rápida sin apenas esfuerzo por parte de su conductor.

Sorprende, sobre todo, su excelente paso por curva, dejando notar desde primer momento que es un vehículo muy asentado. Con una dirección muy rápida, directa e informativa de pocas vueltas.

El empuje del motor es determinante desde muy bajas vueltas, siendo su empuje definitivo en torno a las 2000 revoluciones en adelante. Donde el motor presenta un par disponible de 370Nm. Subiendo de vueltas con fuerza y velocidad. Hayamos el corte de inyección sobrepasadas las 6500 revoluciones.

La manera de entregar la potencia se vuelve más violenta si hacemos uso del modo Sport que dispone esta versión S1 de Audi. Dotando de mayor virulencia a la respuesta del acelerador. Con un sonido más grave proveniente del motor y sistema de escapé. Un sonido bonito y bien trabajado que para nada es estridente ni cargante. Eso sí, para viajes largos lo mejor es hacer uso de un modo más relajado. Como el modo Efficiency, ahorro de combustible sin merma en las prestaciones disponibles.

Externamente nuestra unidad, gracias al color Amarillo Vegas no pasó desapercibido en ningún momento entre otros conductores. Tampoco entre los viandantes.

Y no sólo llamaba la atención su color. El Audi S1 es fácil diferenciarlo con versiones menos potentes del Audi A1. Sus llantas de mayor tamaño y sección, pinzas de freno específicas. Paragolpes también específicos para esta versión. Y sobre todo las cuatro salidas de escapé traseras. Que si bien pueden parecer exageradas para un vehículo de este tipo, no solo le otorgan una imagen más deportiva al conjunto. Si no que también son perfectamente funcionales y presentan un bonito y agradable sonido.

En el interior nos toparemos con unos asientos forrados en piel capaces de abrazar estupendamente el cuerpo en las situaciones más complicadas. El puesto de conducción no difiere mucho de otras versiones del Audi A1, como por ejemplo la dotada del motor 1.4 TFSI de 185cv que probamos aquí hace un tiempo.

Visibilidad
El Audi S1 no presenta problemas de visibilidad, sus poco menos de 4 metros de longitud lo convierten en un coche pequeño, de fácil conducción y estacionamiento. El conductor no tendrá problemas de visión, ningún problema.

Los pilares en este vehículo son de un tamaño correcto y no molestan. Aun llevando el vehículo cargado el conductor seguirá sin problemas de visibilidad. Nuestra unidad contaba con el extra de faros bi xenón, hicimos buen uso de ellos por carreteras nacionales en la completa oscuridad, donde pudimos apreciar la buena cantidad de luz que proporcionan.

Impresiones de Conducción
Después de pasar una semana junto al Audi S1 se nos hizo muy duro tener que desprendernos de él y tener que devolvérselo a Audi. Es de los pocos coches que te dejan parte de él cuando ya no están. Que lo recordarás durante mucho tiempo después.

Podéis pensar que estoy loco, que sólo se trata de un Audi. Y encima del más pequeño de la marca alemana. Sí, cierto. Pero no por ello es un buen y magnifico vehículo, que cumple perfectamente lo que uno espera de una versión S de Audi.

Este pequeño, con sus 231 cv disponibles extraídos del 2.0 TFSI en conjunto con la tracción total Quattro y un cambio de marchas de 6 relaciones es un “juguete” muy pero que muy serio e interesante. Es difícil describir con palabras las sensaciones que transmite el Audi S1. Ya sólo con poner el motor en marcha su sonido es toda una declaración de intenciones.

Dirección muy directa e informativa, nos describe en todo momento que sucede bajo las ruedas. Muy positivo en una conducción decidida. Pero no tan positivo en carreteras que tengan el asfalto muy estropeado. Se transmite todo.

Con la suspensión pasa igual, muy enérgica y de corto recorrido. Capaz de evitar balanceos no deseados en una conducción rápida. Es una suspensión que sin llegar a ser muy seca si es incomoda en ciudad. Sobre todo si esta está plagada de resaltos.

A la hora de buscarle las cosquillas al Audi S1 debemos tener presente que el límite de este vehículo es muy alto. Y que a buen seguro llegará nuestro límite mucho antes. Demuestra en todo momento una seguridad muy patente al conducirlo. Entra en las curvas con decisión, sin titubeos. La tracción Quattro nos permite poder abrir gas en plena curva, sin tener que sufrir pérdidas de adherencia o amagos de sobreviraje u subviraje. Se muestra en todo momento muy neutro. Y es gracias también a la tracción Quattro que podemos aprovechar por completo la potencia disponible del propulsor. De otro modo con el alto PAR tendríamos perdidas de tracción en arranacadas fuertes.

En este caso el Audi S1 no presenta ningún tipo de problemas. Lo probamos con mucha lluvia en el asfalto y límite lo ponía la capacidad de adherencia de los neumáticos.

Frenada
Los discos montados en el Audi S1 con motor 2.0 TFSI de 231cv son de unas dimensiones más que correctas, los delanteros de 310mm son ventilados. Los traseros de 272mm son macizos. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se mostró a lo largo de toda la prueba capaz y sin motivos para desfallecer, no se hizo un uso abusivo de los frenos. En todo momento cumplieron con lo esperado sin merma en la capacidad de frenada. Con un buen mordiente desde el primer tramo del pedal.

Tracción
El Audi S1, como todas las versiones deportivas S y RS viene dotado de tracción total Quattro. En este caso mediante un embrague de tipo Haldex. El S1 es el único Audi del modelo A1 que dispone de este tipo de tracción. La tracción Quattro como ya hemos mencionado anteriormente es la encargada de poder hacer uso de las brillantes cualidades del motor de este versión deportiva del Audi A1. Sin ella, difícilmente seriamos capaces de sacarle todo el juego en asfaltos no completamente secos.

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (9)

Estabilidad
Gracias al corto recorrido de la suspensión y la dureza de la misma por tratarse de una versión deportiva S, el aplomo de este vehículo en curvas es soberbio, no se aprecian movimientos excesivos del chasis en curvas enlazadas. El Audi S1 cuenta con ESP de serie.

Reposacabezas
En el Audi S1 los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi S1 homologa cuatro plazas útiles, todas ellas disponen de cinturón de seguridad tipo estándar de 3 puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Todos ellos avisan si están o no abrochados al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi S1 se trata de un vehículo pequeño, que no por ello no es válido para un uso familiar. Sus plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX, el único problema es el acceso a las mismas si se trata de la versión dos puertas como la aquí probada. La versión Sportback de 5 puertas es sin duda mucho más interesante y práctica. También disponible con el acabado S. El maletero cuenta con 210 Litros de espacio útil. Ni muy grande ni muy pequeño. Dispone de menos tamaño que una versión normal del Audi A1 por la tracción Quattro. Que le resta espacio de carga.

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (12)

Airbags
En seguridad activa el Audi S1 está muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A1 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones del Audi S1 2.0 TFSI 231cv están dentro de los que cabe esperar de un vehículo de estas características. Contúndete desde las 2000 vueltas que nos hará poder plantearnos maniobras y adelantamientos que con otro tipo de vehículos menos potentes ni nos plantearíamos.

En recuperaciones en 4ª/5ª y 6ª marcha son excelentes, en marcha largas si el motor decae de las 2000 vueltas tendremos unos segundos en los que el motor será perezoso en entregar toda su potencia, por eso, lo recomendable es engranar una marcha inferior para disponer de toda la potencia en el menor tiempo posible.

Caja de Cambios
Una de las pocas pegas que podemos encontrarle al Audi S1 es la imposibilidad de poder montar la caja de cambios de doble embrague DSG. Que sin duda sería una opción muy interesante. Pero por temas de espacio en el Audi S1 es imposible. La tracción Quattro ocupa un espacio que imposibilita la opción de DSG. Esperemos que en un futuro pueda tener solución.

La caja de cambios manual de 6 relaciones goza de un buen tacto, con un buen escalonamiento que permite arañar unas décimas en cada aceleración. En conducción decidida la caja se muestra rápida, no defrauda.

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (40)

Circulando por Carretera
En carretera el Audi S1 nos sorprenderá por su alta capacidad de aceleración, es un vehículo que se puede conducir de forma muy rápida, y que también es válido para el día a día por su propulsor gasolina turbo, que tiene unos consumos muy contenidos en carretera y autopista.

En carreteras con el firme en mal estado, o con desniveles por mal asfaltado, iremos pegando pequeños “botes” dentro del Audi, esto es debido a la dureza de la suspensión y su corto recorrido, también al bajo perfil de los neumáticos (215/35/18″). Es un poco molesto pero es el pequeño precio que hay que pagar si queremos un vehículo literalmente soldado al asfalto en cada curva.

Circulando por Autopista
En autopista, el Audi S1 con la sexta relación engranada es un vehículo muy confortable, el motor es completamente inaudible desde el habitáculo en modos que no sean el Sport. El sonido del viento a velocidades legales de autopista es muy bajo, un trabajo excelente de insonorización del vehículo. Los consumos son otro de los puntos fuertes de esta versión dotada de motor gasolina. Con una conducción normal es fácil tener consumos cercanos a los 7,5 litros a los 100, algo impensable hace unos años con un motor gasolina. Nuestro consumo se situó cercano a los largo de toda la prueba en unos 7,7 litros a los 100km. Realiza el 0 a 100km/h en tan sólo 5,8 segundos. Con una velocidad máxima según ficha técnica de 250km/h.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi S1 puede resultar algo pesado, su sistema de amortiguación sin ser muy dura ni seca si puede ser cansina si vivimos en una ciudad invadida por resaltos de todo tipo o calles empedradas. El S1 contaba con un sistema de asistencia en pendientes, deja frenado el vehículo uno segundos para ayudarnos a arrancar sin tener que pelearnos con el embrague, todo un acierto.

El consumo en ciudad no es para nada alto, teniendo en cuenta que se trata de una mecánica gasolina. 9,7 litros a los 100km recorridos, el homologado es de 9,1 litros a los km recorridos. La tracción Quattro aumenta los consumos por el mayor rozamiento.

Calidad de Acabados
Lo acabados de este Audi son buenos, abundan los materiales de buena calidad y presencia. Todos los plásticos encajan de manera correcta, no apreciamos ningún crujido en los mismos. Al llevar una suspensión tan dura es posible que con el tiempo se dejen notar los típico “grillos” en el interior.

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (38)Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (37)

Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (35)Audi S1 Quattro 2.0 TFSI (36)

Calidad de Materiales
Lo materiales son de una alta calidad, desde el cuero del volante hasta los plásticos de las partes bajas de las puertas.

Conclusiones
En resumen, con anterioridad probamos el que, en su momento fue la versión más potente y prestacional del Audi A1. Con el motor 1.4 TFSI de 185cv asociado a un cambio automático de doble embrague DSG de 7 relaciones. Su funcionamiento fue el esperado. Un vehículo muy rápido con unos consumos contenidos. El motor es el mismo que el empleado por el Seat Ibiza Cupra, Skoda Fabia RS o el Volkswagen Polo GTI. Que ahora ha sustituido por el 1.8 TSI por temas de costes. Tengo un grato recuerdo del pequeño Audi A1 dotado del 1.4 TFSI y sus 185cv. Pero es evidente que el Audi S1 lo ha pisado y para bien. Hablamos del mismo modelo pero las diferencias son muy grandes en todo. Como la noche y el día. El S1 es a todas luces mucho más deportivo en todo. Lo bueno es que permite que podamos hacer uso de él diario sin que ello suponga nuestra ruina.

El precio del Audi S1 de 3 puertas para desde 34200 euros. La versión Sportback parte de un precio de 34930 euros.

A favor: motor, acabados, presencia.
A mejorar: rumorosidad neumáticos, acceso plazas traseras, espacio maletero.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotografía: Daniel Galdeano Martínez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *