Volkswagen Tiguan Advance 2.0 TDI 4Motion – Aun mejor

Esta semana probamos el nuevo Volkswagen Tiguan, hemos escogido el motor que pensamos es el más equilibrado. El 2.0 TDI de 150cv que en conjunto con la tracción total 4Motion permite al Tiguan adentrarse por camino de mayor complejidad.

Del anterior Tiguan, a lo largo de los años que estuvo en el mercado, hasta hace muy poco tiempo. Hemos podido probar varias unidades con diferentes acabados, motores, con o sin tracción total, con o sin cambio automático; en resumen, varias versiones diferentes que nos permitieron conocer muy bien al Tiguan.

Ahora la nueva versión del Tiguan no solo dispone de mejores acabados, es más grande o goza de unas mecánicas más rápidas, menos dañinas con el medio ambiente y de menores consumos. Lo primero que entra por los ojos son sus formas menos angulosas que el anterior Tiguan que era más redondeado. Este nuevo tiene los ángulos y nervios más marcados. Que le otorga una presencia más poderosa, mayor empaque, más rudo, en definitiva, más todocamino.

Es a grandes rasgos un pequeño Volkswagen Touareg, mejor presencia, mejores calidades, sobre todo acústicas. Apenas se deja oír y notar el 2.0 TDI en el interior y no es un motor especialmente poco sonoro. En frío hasta que adquiere su temperatura de uso se muestra más ruidoso y tosco.

Nuestra unidad con acabado Advance venía bien surtida de extras interesantes como los faros de Ledes, tanto delanteros como traseros, ayudas a la conducción, aviso de ángulos muertos, techo eléctrico y un largo etcétera.

Externamente las similitudes con el anterior Tiguan son inexistentes, tan solo el nombre del modelo. El salto a mejor visualmente que ha dado el Tiguan ha hecho que sea un coche que cada día que pasa se vea más en nuestras carreteras.

Si bien el anterior y primer Tiguan era y es un excelente coche, debemos tener presente que empezó a venderse cuando aún el Golf iba por la versión V. Y de eso hace ya unos cuantos años, teniendo en cuenta que este empieza la andadura del nuevo Golf VIII.

Nosotros tuvimos la oportunidad de al poco tiempo de salir el modelo probar una unidad con muchos extras que, por aquel entonces nos maravilló. En pocos coches del 2008 aún se hacía uso de extras como la cámara de visión trasera o los simples faros de xenón. El Tiguan en aquel momento como extra podía montarlo.

Han pasado casi 10 años ya desde que probé dicho coche pero aun así tengo ciertos recuerdos de él, su buena estabilidad, la calidad de rodadura que presentaba y el buen funcionamiento del 2.0 TDI de 140cv que era de los primeros en ser Common Rail.

Con los años el Tiguan fue renovándose, saliendo versiones más camperas con mejores ángulos de ataque, ventral y salida. Motores más potentes y el uso del DSG.

Por pistas forestales dependiendo del acabado que montara la unidad a probar su funcionamiento era mejor o peor, sobre todo por el perfil y tipo de neumáticos. Si se trataba de una versión Sport o la R-Line que probamos en su momento, por pistas de tierra de cierta complejidad mejor ni pensar en entrar. La dureza de la suspensión y el alto riesgo de poder pellizcar o pinchar un neumático era alto.

En cambio las versiones más camperas como la Country sucedía todo lo contrario, adaptadas a cualquier tipo de terreno con unos mejores ángulos y neumáticos mixtos ideales para tal fin.

El nuevo Tiguan aun lleva muy poco camino andado pero apunta maneras, nuestra unidad con el acabado Advance nos ha permitido adentrarnos por caminos complicados y con piedra suelta sin el más mínimo problema. Haciendo uso del modo Offroad que ya viene pre-configurado se conecta el asistente en descensos y el control de estabilidad se desactiva para no entorpecer si hay pérdidas de tracción que con la tracción 4Motion suelen ser inexistentes.

El interior del Tiguan también es completamente diferente al de su antecesor que derivaba del ya extinto Golf Plus. El del actual Tiguan muy sobrio y de buena calidad dispone de unas líneas muy limpias. Todo lo importante se encuentra rápido y de un solo vistazo. No hay exceso de botonería.

En la zona central, al lado de la palanca de cambios nos encontraremos el selector de modos de carretera y también los modos offroad.

Hemos probado todos los modos disponibles y el que más hemos usado ha sido el ECO, que curiosamente es el que debería restar potencia al motor en beneficio de unos mejores consumos. Los consumos sin duda muy ajustados, en ocasiones por debajo de los 6 litros a los 100km y la potencia con el modo ECO si se ve un poco mermada pero suficiente para un uso plural y si se necesita sacar a relucir los 150cv con tan sólo pisar con decisión el pedal del acelerador se quitaran las limitaciones del modo ECO.

Visibilidad
El nuevo Tiguan ya sea en la versión que sea no presenta problemas de visibilidad. A la hora de conducirlo nos beneficiamos de una mayor altura que con un compacto, teniendo una mejor visual de los vehículos que están más lejos.

La visión fronto-lateral es correcta, no teniendo problemas con el pilar A o el pilar B. La visión trasera también goza de ser correcta, los reposacabezas en este caso no son un impedimento para ver bien a través del retrovisor interior.

Nuestra unidad venia equipada con faros de LED que proporcionan una alta cantidad de luz tanto en distancia como en anchura. Nos ha gustado mucho su funcionamiento y sobre todo por la noche su color no cansa la vista.

Impresiones de Conducción
Es la primera unidad del nuevo unidad que pasa por nuestras manos y no será la última. El Tiguan actualmente se vende tanto con motores diésel como en gasolina.

En diésel el acceso de la gama corre por cuenta del 2.0 TDI de 115cv, pueden parecer pocos o insuficientes para un coche de casi 1600kg, pero no es así. El 2.0 TDI es un motor muy voluntarioso capaz de mover con soltura al Tiguan. No obstante con mayor potencia siempre es más agradable.

El siguiente escalón también con el 2.0 TDI son los 150cv que nosotros hemos probado, suficientes en todo caso. Le sigue la versión de 190cv un poco más enérgica con unos excelentes consumos.

Y como tope en diésel la variante bi-turbo del 2.0 TDI con 240cv. La más prestacional que conserva unos muy correctos consumos con unas prestaciones muy interesantes.

En gasolina el acceso de la gama lo da el 1.4 TSI de 125cv, pasando por la variante de 150cv con tecnología ACT de desconexión de cilindros, y terminando en el 2.0 TSI en la variante de 180cv que cierra el círculo.

Las versiones de gasolina adolecen de una versión más prestacional que sea más potente que la actual 2.0 TSI de 180cv.

El Tiguan 2.0 TDI de 150cv con tracción 4Motion que hemos probado nos ha parecido un coche muy polivalente, espacioso por dentro y con alta capacidad de carca. El motor en su variante de 150cv en diésel cumple con unas prestaciones más que correctas y es válido para todo uso. Adelanta con solvencia y gana velocidad con rapidez.

Dentro de los caminos de tierra la suspensión muy trabajada con un alto nivel de confort nos trató de maravilla en caminos especialmente rotos donde los neumáticos en medida 235/55/18” también ayudaron.

Frenada
Con un peso contenido de aprox 1660 Kg. el Tiguan equipa un sistema de frenos muy acorde a sus prestaciones y uso.

Delante monta discos ventilados de 312mm, detrás monta discos macizos de 282mm.

Todo esto asociado a unas llantas de 18″ con neumáticos Pirelli Scorpion en medida 235/55. (Las llantas de 18″ son opción en el Tiguan, de serie equipa 17″)

El sistema de frenado después de pasar la prueba exigente de frenadas repetitivas a diferentes velocidades, no mostró síntomas de fatiga en ningún momento. También el uso del sistema de frenado en campo en zonas con agua, grandes charcos fue perfecto, ninguna merma de capacidad de frenada.

Nos ha gustado y convencido el tacto y mordiente que tiene el sistema de frenos. A la vez es muy moludable.

Tracción
El Volkswagen Tiguan se vende con dos sistemas de tracción diferente. Tracción total 4Motion. O tracción sólo delantera.

Nuestra unidad como bien rezan las características del modelo es la equipada con tracción total, 4Motion.

La tracción total de este modelo se compone de un embrague auto acoplable Haldex, este embrague está activo de manera permanente con diferente porcentaje de fuerza para cada ocasión. Por ejemplo, en campo si requerimos más potencia en las ruedas traseras para mayor agarre por la situación en la que nos encontramos el Haldex suministra más fuerza a esas ruedas.

Lo normal es que el mayor porcentaje de fuerza este casi siempre en el eje delantero aun que se pueden dar caso de que sea al revés, más fuerza en el eje trasero.

El Tiguan sin la tracción total 4Motion quedaría relegado a tan solo asfalto o caminos de tierra de baja complejidad.

Estabilidad
Como ya hemos mencionado brevemente a lo largo de la prueba, la versión probada de tracción total (4Motion) se compone por unos neumáticos de mayor perfil y una suspensión más conservadora que permite una mayor comodidad en caminos de tierra. Para el campo-caminos de tierra es una delicia, sobre todo por los buenos ángulos de ataque-ventral-salida que dispone.

Pero a la hora de afrontar curvas cerradas en asfalto la suspensión aun siendo menos  enérgica no tiende a perder firmeza y a dejar balancear la carrocería en exceso, el Tiguan se conduce igual de fácil y bien tanto fuera como dentro del asfalto.

El Tiguan cuenta con ESP de serie en toda la gama. En zonas con tierra fina, densa o barro, recomendamos desconectar el ESP/control de tracción. Porque se volverá literalmente loco y lo único que hará será entorpecer más aun la labor de sacar el vehículo. Por ello si usamos el modo Offroad este lo desconecta previamente.

Reposacabezas
El Tiguan homologa cinco plazas de un generoso tamaño para sus ocupantes. Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros sólo son regulables en altura. Ninguno cuenta con sistema activo de ajuste en caso de accidente.

Cinturones
Al igual que en caso de los reposacabezas, el Tiguan equipa cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al iniciar la marcha. Los tarseros solo avisador acústico de cinturón no abrochado.

Bebes y Niños
Este pequeño SUV de la marca Volkswagen es un vehículo familiar perfecto, no es excesivamente grande para la ciudad, pero si lo es en su interior, el espacio está muy bien aprovechado. El maletero muy capaz de 520litros quizás se quede algo justo para todos los bártulos de los niños si somos muchos de familia.

En los asientos de atrás el Tiguan tiene el sistema ISOFIX y Top Tether de anclaje de sillitas de bebes, también se puede pedir cómo opción para el asiento delantero del acompañante.

Airbags
Este SUV viene bien surtido de Airbag. De serie trae 9 Airbag, como opción no se pueden solicitar más.

Euroncap

Recuperaciones
El propulsor diésel de 150cv mueve con mucha soltura al Tiguan. Acelera de 0 a 100Km/h en 9,3 segundos, una cifra estupenda dado el peso del vehículo.

Con una velocidad máxima según ficha técnica de 201 Km. /h. En la práctica el Tiguan se muestra como un vehículo rápido y con facilidad para recuperar velocidad. En adelantamientos o incorporaciones es donde el motor da lo mejor de sí dejándose notar el tirón del turbo a bajas vueltas y que permite culminar la maniobra en pocos segundos.

Y es que es mejor que sobre potencia a que falte. Nunca se sabe cuándo se va a tener que utilizar o necesitar. Queramos o no también puede salvar vidas.

Caja de Cambios
El Volkswagen Tiguan se comercializa con cambio manual y con cambio automático DSG.

Nuestra unidad montaba una caja manual de 6 velocidades, la típica que se emplea en diferentes modelos dentro de Volkswagen. Es una caja robusta, duradera, fiable y de fácil uso. Con buen tacto y en la que las marchas entran con suavidad y rapidez. A pesar de estas fría o caliente su tacto siempre es bueno. Nos ha parecido muy agradable al uso.

Si quieres una caja automática el DSG le da un plus de confort al Tiguan sin restarle deportividad. Para un uso en ciudad es una maravilla despreocuparnos por completo del embargue; los atascos se nos harán menos pesados.

El uso del cambio automático DSG es muy sencillo, existen varios modos, D y S, N de Neutro (Punto muerto) P de Parking. Y la R de la marcha atrás. Tanto la D como la S son validad para emprender la marcha, la D es el modo más utilizado, los cambios entre marcha son normales y busca el ahorro, la S es todo lo contrario exprime más el motor buscando la máxima aceleración en todo momento. Y por último el modo secuencial, que podemos hacer uso del desde la palanca con un leve toque subiremos a bajaremos marcha a nuestro antojo, desde el volante con las levas podemos hacer lo mismo.

Circulando por Carretera
Una gran parte de la prueba comprendió por carreteras de tipo nacional. En las que el Tiguan nos ofreció una buena estabilidad mezclada con una comodidad evidente, nos hizo quedar muy satisfechos de él. Pusimos al límite su bastidor en trazados virados y demostró que es muy neutro en cuanto pierde adherencia con el suelo. Se nota deslizar el tren delantero avisándonos que vamos muy pasado y dando tiempo a rectificar con tranquilidad.

El ESP entra de manera muy suave y ya cuando estamos fuera de trayectoria; corrige en pocos segundos dejando al Tiguan en su sitio.

El consumo que obtuvimos por carreteras nacionales fue bastante ajustado para lo que la marca homologa.

El homologado por la marca para este tipo de vía es de: 4,8 litros a los 100Km, nosotros estuvimos relativamente cerca de ese consumo 5,9 litros a los 100km. Hicimos buen uso del modo ECO en varios cientos de kilómetros.

Circulando por Autopista
En autopista el nuevo Tiguan tiene un comportamiento muy semejante al de en carretera, sólo varia en poca cosa, los consumos aumenta como es lógico, y el agrado de conducción también ya que el asfalto está, por lo general, en mejor estado.

El sonido de rodadura de los neumáticos es más evidente a mayor velocidad, aunque el Tiguan está muy bien insonorizado y no se deja escuchar dentro en demasía. El propulsor no se oye en absoluto.

El consumo homologado para este tipo de vía es de 5,4 litros a los 100 km. Nuestro consumo fue en todo momento superior, quedando en poco más de 6 litros y medio a los 100km.

Circulando por Ciudad
También gran parte de la prueba fue realizada en ciclo urbano. El Tiguan nos mostró que puede ser un urbano estupendo. Su “reducido” tamaño nos ayuda a callejear y aparcar. El propulsor diésel en ciudad es una maravilla, con pisar poco tenemos potencia de sobra.

Los consumos en ciudad son algo más altos, pero siguen siendo ajustados. El homologado es de 6.4 litros a los 100 km. Por nuestra parte fue difícil bajar de 8 litros en ciudad, ni siquiera haciendo una conducción eficiente.

Calidad de Acabados
Los acabados del VW Tiguan son muy correctos, los plásticos convencen tanto al tacto como a la vista. Los ajustes son buenos y no acusan de crujidos o ruidos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados como los plásticos o las pieles son de buena calidad, es algo a lo que Volkswagen ya nos tiene acostumbrados. Y en el nuevo Tiguan no iba a ser menos.

La opinión del probador

El primer Tiguan que probé fue en el año 2008, principios mediados de año. El Tiguan en aquel momento era una completa novedad, los vehículos SUV tan de moda hoy día empezaban su andadura en esos momentos. Todas las marcas querían y debían de tener uno. Dejar pasar la oportunidad de introducirse en ese nuevo nicho de mercado era perder potenciales clientes que lo que buscaban y buscan es un coche para todo uso; que valga para todo.

El Tiguan no es un pionero en cuanto a ser el primer SUV, ni mucho menos, otros antes de él ya se vendían en España como por ejemplo el Land Rover Freelander. Pero si fue el primer Suv de Volkswagen y llego en el mejor momento, en conjunto con vehículo interesantes como el EOS o el Golf Plus, versiones hoy ya descatalogadas a nuestro pesar.

La unidad que probé personalmente disponía del 2.0 TDI de 140cv y cambio manual de 6 velocidades. Era la versión Sport con tracción 4Motion en un bonito color negro y tapicería blanca de cuero en su interior. Llamaba la atención por lo bien terminado que estaba. El salpicadero inevitablemente recordaba al empleado en el Golf Plus. Los aireadores eran idénticos.

Fue un coche que me supo encandilar con su buen hacer, no solo era un SUV rápido y carismático con un bonito diseño de formas redondeadas. Conducirlo a pesar de lo que pudiera parecer era muy divertido, se sujetaba estupendamente y gozaba de una más que comprobada estabilidad. Realice varios viajes con él por carreteras de Ávila a cada cual más ratoneras y se desenvolvía a las mil maravillas.

Ahora, casi 10 años después he vuelto a revivir dichos sentimientos, es más, con este nuevo Tiguan he recorrido por azares de la vida muchas de las carreteras de Ávila que también pase con el primer Tiguan. A pesar de haber pasado 10 años recuerdo claramente cómo funcionaba de bien dicho Tiguan y mis notas tomadas en esos días me han refrescado aún más la memoria.

Si comparo ambos Tiguan el nuevo, obviamente, es superior en todo, tanto en potencia, agrado de uso, tecnología como tamaño y habitabilidad. Eso quiere decir que las cosas se han hecho bien y se ha mejorado notablemente al anterior Tiguan, ya de por si bueno.

El Tiguan es un coche ideal para el uso familiar, una familia no muy grande quizás lo prefiera antes que un Touran. Dado que el Tiguan permite más libertad en el sentido de poder adentrarnos por caminos de tierra sin ningún tipo de miedo.

Conclusiones
En resumen, el nuevo Volkswagen Tiguan, ya sea en cualquier versión disponibles actual es un vehículo muy interesante para un uso diario o para un uso en pistas forestales. Se adapta a lo que se le solicite y con unos excelentes resultados.

Siendo este el primer nuevo Tiguan que probamos el cambio para bien en relación con el anterior es más que notable, no solo en su aspecto más físico. Se conduce de otra manera, proyecta al conductor la sensación de que esta en un mejor coche, mejor rematado, mejor terminado. Que cuesta cada euro que se ha de pagar por él.

Es un coche muy solvente en cuanto a potencia y parco en consumos. Podemos disponer de él con tracción sólo delantera si así lo deseamos o total 4Motion. Se ajusta a nosotros. Dispone de un amplio abanico de extras y ayudas electrónicos de ultima hornada.

 


A favor:

Confort, 4Motion, consumos.


A mejorar:

Motor más ruidoso en frío, dirección poco informativa, suspensión poco enérgica en carretera.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TDI 150cv Puertas: 5
Cilindros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 340 Nm de 1750 a 3000 rpm Maletero: 520 litros
Distribución: Dos árbol de levas en cada culata Peso: 1660 Kgs.
Alimentación: Diésel- inyección directa, CR

4 válvulas por cilindro.

Turbo GV – Intercooler

Depósito: 60 litros
Tracción: Total Velocidad: 201 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

Cotas de todo terreno
 

Ángulo de entrada (grados)

17,4
Ángulo de salida (grados) 16,4
Ángulo ventral (grados) 15,5
Altura libre (mm) 201
Altura vadeo (mm)

 

Consumos

Consumo urbano 6,4 (l/100 km)
Consumo extraurbano 4,8 (l/100 km)
Consumo medio 5,4 (l/100 km)
Emisiones de CO2 141 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro 6

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4486 / 1839 / 1643

 


0 a 100 km/h: 9,3 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 36660€


 

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *