Mazda MX-5 RF y MX-5 Roadster – Sensaciones a cielo abierto

Esta semana, y tras pasar con ambas unidades dos semanas, podemos hacer una comparativa de las diferencias más importantes entre la versión Roadster (descapotable de lona) y la nueva e interesante RF (descapotable, con capota rígida).

Ambas unidades venían dotadas del mismo motor, el 2.0 atmosférico con tecnología Skyactiv que produce una potencia de 160cv.

Existe un motor de 1,5 litros también atmosférico y Skyactiv que produce una potencia máxima de 131 cv. No hemos podido probarlo aun.

Vamos a empezar a hablar por las sensaciones que nos ha trasmitido la versión Roadster, la más conocida y mítica. También la primera en salir al mercado de este nuevo Miata.

La versión Roadster es algo más ligera y prestacional que su hermano RF, también permite un descapotado perfecto, es decir, no pasa como en el RF que es una versión Targa y siempre quedara la parte trasera fija.

La unidad Roadster nos ha parecido más rápida y con mayor nervio que el RF, que aun teniendo ambos mismo motor y potencia era algo menos prestacional. Hablamos de algo casi insignificante pero que al pasar de una unidad a otra se notaba.

En ambas unidades el sonido con la capota puesta o quitada es muy similar, permite perfectamente poder mantener una conversación con el acompañante. También en ambas versiones la rumorosidad de los neumáticos se filtraba notoriamente al habitáculo, sobre todo en asfaltas más degradados y picados por el uso.

El motor, de aspiración atmosférica tiene un bonito sonido tanto del propio motor como de escape. Suena realmente bien e invita a pisarle en ocasiones tan solo para oírlo sonar. Sin duda suena mucho más y mejor que las anteriores versiones del MX-5.

En el apartado de consumos hemos visto como entre las dos unidades probadas con mismo circuito de conducción y mismo piloto el consumo fue de un litro menor a favor a la versión RF. Nos pareció muy curioso.

Pero es que el MX-5 ya sea el Roadster o el RF tiene unos consumos verdaderamente bajos. Con el Roadster la media se estableció en 6,9 litros a los 100 km recorridos. Y en el caso del RF, en unos extraordinarios 5,9 litros de media. Algo impensable hace unos años en motores de este tipo.

Los consumos y la media son las que nos muestran los ordenadores de a bordo, puede diferir un poco de la realidad, pero lo que si es cierto es que el deposito del RF duró más que el de la versión Roadster hasta saltar la reserva. Algo que claramente nos indica su menor consumo.

Ambas unidades contaban con los suficientes kilómetros como para haber superado el rodaje, la Roadster casi el doble que la RF.

En sensaciones ambos consiguen sacar de manera continuada una amplia sonrisa en su conductor, es un coche tremendamente divertido de conducir, y con una alta seguridad. Los 160cv dan mucho juego y, a pesar de que nos pueden parecer pocos viendo cómo está la escalada de potencias en los últimos años, no es así, mueven con una ligereza pasmosa los poco más de 1000k que pesan. Indudablemente un motor turboalimentado sería más prestacional y contaría con un mayor empuje en la parte baja del tacómetro pero os aseguro que el 2.0 Skyactiv es muy bueno y tiene un alto empuje a bajo régimen dando lo mejor de sí pasadas las 4000 donde empuja con rabia hasta el corte de inyección superior a las 7000 vueltas.

El Mazda MX-5 sea en la versión que sea es un coche con una filosofía muy especial, a lo largo de los días que hemos podido disfrutar de su conducción amigos, compañeros y familiares no entendían como un coche tan pequeño, incómodo y poco práctico puede gustar. Está claro que no todo el mundo entiende lo que ofrece el MX-5.

Es obvio que es un coche de capricho y de uso más para fines de semana, no por consumos, si no por practicidad. Pero si bien puede ser usado en el día a día. Las suspensiones son, por ejemplo muy benevolentes con los ocupantes, quizás el RF sea un poco más enérgico que el Roadster, pero ambos se comportan igual.

El MX-5 en su interior cuenta con pocos sitios y espacios para poder dejar móvil, cartera o las llaves. Tiene los justos. Una pequeña guantera central entre los asientos que es más pequeña en el RF por su capota rígida. Un espacio al lado del freno de mano y otro detrás del asiento del conductor. Pocos pero suficientes y aprovechables.

El puesto de conducción, bajo, como se espera de un coche así, es de lo mejor que hay actualmente en el mercado. Estamos sentado muy bajo, ideal para sentir y percibir el coche. La dirección a pesar de ser eléctrica es lo suficientemente informativa y nos cuenta que pasa bajo las ruedas. El volante, forrado en piel, solo es regulable en altura, una pena.

Por lo demás, los asientos, son una maravilla, con altavoces firmados por BOSE en los propios reposacabezas que nos permiten escuchar de manera clara la música aun yendo descapotados. Por supuesto son forrados en piel y calefactados, en el caso de la unida RF que era la Nappa Edition, estos son de cuero Nappa de mayor y mejor calidad y con un tacto exquisito.

La caja de cambios es muy directa con un corto recorrido de la palanca entre las marchas y con un tacto muy mecánico que permite una conducción deportiva sin apenas esfuerza. Nos ha gustado lo directa y agradable que es al uso.

Al igual que el tacto de los pedales, el embrague muy blandito y cómodo para un uso diario.

Lo bueno del MX-5 es que desde la primera versión hasta hoy sigue conservando intacto su espíritu, su filosofía, su manera de atrapar a los conductores que una vez que lo pruebas rápidamente quieres cómprate uno.

En conducción decidida es un coche que no requiere por parte del conductor una alta pericia para poder disfrutar y pasar un buen rato con él. Sin duda, si se le quiere sacar el máximo potencias y desconectar los controles sí que es recomendable tener ciertas nociones ya que el MX-5 es tracción trasera y queramos o no, siempre es más juguetón que un delantera.

Visibilidad
En este tipo de vehículo la visibilidad percibida por el conductor siempre pasa a un segundo plano, ahora bien, en el Mazda MX-5 podemos decir que goza de una excelente visibilidad, descapotado, capotado ya no tanto.

La versión Roadster en este aspecto es bastante mejor que la RF, y es lógico. Al descapotar, la capota queda completamente oculta y la visión trasera es directa, sin nada que la obstaculice.

En el caso de RF, con capota o sin ella no difiere en nada la visión que percibe el conductor. Que no siendo mala si es peor que la de la versión Roadster. Hablamos estando el vehículo descapotado. Con la capota puesta ambos adolecen de los mismos problemas en la visión precaria trasera y lateral trasera. Pero es obvio y perdonable en un vehículo de este tipo y características.

El nuevo y actual Mazda MX-5 ha dejado de lado la tecnología de faros de descarga de gas a favor de los de diodos luminoso. Menos consumo y mayor potencia lumínica.

La luz que proporcionan es mucha y de buena calidad, es decir, ilumina francamente bien, con buena distancia y anchura. Se puede viajar con el sin ningún tipo de problema. Además es un placer poder hacerlo yendo descapotado.

Impresiones de Conducción
El actual Mazda MX-5 se comercializa con dos motores gasolina, un 1.5 que eroga 131cv, y el aquí probado, un 2 litros con 160cv. Ambos con la tecnología Skyactiv.

El 2 litros mueve con mucha soltura el MX-5, además de ser un motor progresivo y lineal que despunta en la parte alta del tacómetro, es parco en consumos y nos embauca con un sonido delicioso a altas vueltas, que sin duda nos incitara a volver a escucharlo.

Es un motor que desde el primer momento se muestra lleno de fuerza, subiendo de vueltas con fuerza y alegría. Dando los 160cv a 6000 revoluciones pero pudiendo subir más sin perdida aparente de fuerza.

Un motor a la vieja usanza, de los que ya no quedan. Lo normal actualmente es que, gracias a los turbo compresores, la potencia no se dé a un régimen de vueltas tan elevado. No hace falta estirar tanto.

Está claro que el MX-5 no necesita rivalizar con nadie, juega en otra liga muy diferente, es un vehículo prestacional y a la vez un magnifico juguete con el que disfrutar descapotado del sonido de su motor y la brisa del aire en la cara. Que por cierto se descapota en menos de 20 segundos la versión RF, es de los más rápidos en su categoría. La versión Roadster es de capota manual y según nuestra energía se podrá descapotar aún más rápido gracias a un sistema muy fácil y sencillo de usar.

El MX-5 es un coche que invita a conducirlo continuamente, a pesar de tratarse de un coche pequeño, de menos de cuatro metros de longitud y con una altura de 1,23 metros es perfectamente válido como coche único. Si bien es cierto que es poco práctico, pero el MX-5 no pretende serlo, es un coche para disfrutar de la conducción en todo su esplendor. Disfrutar de la carretera, de la brisa del aire, del sonido del motor. De las buenas aptitudes del bastidor y de poder divertirnos en tramos más virados donde el 2.0 Skyactiv con sus 160cv cumple sobradamente.

En una conducción más decidida es un coche tremendamente adictivo y divertido. Quizás nos han parecido poco enérgicas las suspensiones, pero estas buscan un equilibrio entre el confort de marcha y la deportividad. Algo difícil para un coche de este tipo. Si bien lo han conseguido. A mí, personalmente, me gustarían con un tarado un poco más duro, que no seco. Pero en la práctica el MX-5 tiene un comportamiento impecable en tramos virados.

El motor empuja con fuerza desde bajas vueltas, pero como buen atmosférico requiere llevarlo alto de vueltas para sacarle todo su jugo. Es en medios y altos donde de verdad muestra lo que es capaz. Con un sonido intimidador y cautivador.

Frenada
El equipo de frenos montado en el MX-5 2.0 de 160cv no nos dejara indiferentes, sin duda. En una conducción normal y cotidiana los frenos se muestran fuertes, resistentes, con un buen mordiente en el primer tramo del pedal, que va desapareciendo para dejarnos pegados contra el cinturón.

En una conducción más enérgica y exigente los frenos siguen siendo un punto fuerte en el que sabemos que nos podemos apoyar, soportan frenadas intensas sin perder eficacia.

El equipo se compone de discos en ambos ejes, delante ventilados (290mm) y detrás macizos (280mm). ABS de última generación, poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Como es natural en un vehículo de este tipo la tracción es trasera, las diferencias con un tracción delantera son notables desde el primer momento y en el Mazda MX-5 se nota, más de una vez en pavimentos húmedos y con un pequeño exceso de acelerador el control de tracción tendrá que entrar en funcionamiento.

Tiene tendencia sobreviradora que puede llegar a ser divertido en una conducción rápida. En una conducción normal apenas tendremos este problema.

Los controles son muy intrusivos en este aspecto y con ellos conectados es muy difícil padecer de algún tipo de perdida de tracción o deslizamiento en pavimentos en peor estado o húmedos.

Estabilidad
Uno de los aspectos que más nos asombro fue la alta estabilidad de la que dispone el MX-5, parece soldado a la carretera y eso que la suspensión ni es seca ni incomoda, todo lo contrario, en algún momento da sensación de ser más bien blanda.

En ciudad el comportamiento en resaltos y badenes es exquisito, no se nota apenas un golpe seco, la suspensión se traga el reductor de velocidad sin molestar a sus ocupantes.

Sin duda es un vehículo muy estable que permite una conducción rápida y una alta seguridad, ahora bien, si nos confiamos y excedemos los límites del vehículo, sale a relucir su tendencia sobreviradora que nos puede dar más de un susto, por eso siempre recomendamos llevar todos los sistemas de ayuda a la conducción activados, el control de estabilidad ESP puede salvarnos de un golpe tonto si nos confiamos demasiado. Y en este tipo de vehículo suele pasar, tienen un límite tan alto que una vez pasada esa barrera todo pasa muy rápido y de manera brusca.

Ambos, tanto el Roadster como la versión RF gozan de la misma estabilidad en tramos virados. Se conducen de igual modo y transmiten prácticamente lo mismo al conductor. Se puede pensar que el RF por ser de capota rígida puede estar mejor aislado acústicamente, pero la verdad, nos ha parecido que ambos adolecen de los mismo problemas en cuanto a sonoridad en el interior. La capota de la versión Roadster es muy buena y es por ello que en este aspecto ambos son iguales.

El peso extra del RF es inapreciable en tramos más virados, al igual que las menores prestaciones. Pero si notamos como la versión Roadster era más viva en reacciones a bajo y medio régimen que la RF. Quizás sugestión, pero si lo notamos. Eso sí, algo mínimo.

Reposacabezas
El Mazda MX-5 siendo biplaza dispone de solo dos asientos, estos tienen el reposacabezas incluido en el propio asiento, por lo tanto no tiene ningún tipo de manipulación/reglaje.

Cinturones
Las dos plazas útiles disponen de cinturones de tres puntos de anclaje, ambos con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Claramente el MX-5 no es el más indicado para un uso familiar, ya que su pequeño tamaño y espacio de maletero lo convierten en un segundo vehículo, para los fines de semana, para disfrutar.

Airbags
En las sucesivas actualizaciones con el paso de los años en el MX-5 han ido manteniéndolo tecnológicamente y en temas de seguridad al día. Dispone de Airbag de conductor, acompañante y laterales.

Euroncap

Recuperaciones
El bajo peso en vacío y una potencia respetable consiguen que el Mazda MX-5 2.0 sea rápido en recuperaciones y aceleraciones. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 7,4 y 7,5 segundos en la versión RF.

La velocidad máxima según ficha es de 214 y 215 Km. /h, según la versión. En recuperaciones, es un motor que requiere ser subido de vueltas para sacar su máxima potencia. Si queremos extraer los 160cv tendremos que lindar con las 7000 revoluciones. Puede parecer excesivo, y quizás, en más de una ocasión, nos miraran con mala cara, subiendo tan alto de vueltas el motor. Pero es parte de su filosofía. Podría perfectamente poder haber optado por un motor turboalimentado y disponer de mejores números sobre el papel. Pero perdería el encanto, sin duda.

Caja de Cambios
El Mazda MX-5 podemos obtenerlo con cambio automático o cambio manual, este último es el que venía con la unidad de pruebas. Es un cambio manual de 6 relaciones, con un tacto exquisito. Palanca pequeña, con un tacto muy logrado.

Las marchas entran con facilidad, teniendo unos marcados recorridos. El escalonamiento de las marchas es, sin duda, favorecedor para un buen equilibrio entre prestaciones y buenos consumos.

Permite exprimir al máximo las buenas cualidades y prestaciones del motor. En conducción decidida nos ha parecido una caja ideal, es rápida y no da lugar a errores. Trabaja de maravilla en este tipo de conducción.

Circulando por Carretera
Como es ya costumbre en este tipo de vehículos, donde más se disfrutan es en carreteras secundarias, que dentro de unos límites podemos darle algo más de “vidilla” para saber bien que tenemos entre manos. El MX-5 no se conduce, se pilota y eso solo pueden entenderlo los poseedores de un MX-5. En este tipo de vías el Mazda consume relativamente poco sabiendo que el 2 litros de Mazda no es especialmente tragón, así lo vimos cuando lo probamos en el anterior MX-5, donde no tan brillante como ahora.

Nuestro consumo a lo largo de toda la prueba fue de unos 6,9, 7 litros en uso mixto en el caso del Roadster. En el RF, aunque parezca mentira nos arrojó un consumo de un litro menor, en torno a los 6 litros de media. Algo completamente increíble hoy día. Nos permitió poder realizar casi 50km más con un depósito de 45L, si con el Roadster a los cuatrocientos y pico km, cerca de los 500 ya estaba a punto de saltar la reserva, con el RF pasamos de los 500 y cerca de los 550 estaba cerca de entrar en reserva. Algo increíble, la verdad.

Circulando por Autopista
El mismo día de recoger el Mazda en las instalaciones del polígono ciudad del motor, para poder probar como de “claustrofóbico” es el interior del MX-5, tope con un pequeño atasco por accidente en la M50 (Curiosamente con el primer MX-5 me pasó algo igual en la carretera de Burgos). Tuve tiempo de observar con detalle todas las funciones del MX-5 y en ningún momento note poco espacio en el interior, mido 1.81cm y me encontraba la mar de a gusto dentro de él. Ya cerca de mi destino decidí descapotarlo con una breve parada y 20 segundos de descapotamiento, pude observar como el aire entra con fuerza en el Mazda, siendo este algo molesto a velocidades de crucero, unos 120 Km. /h, el deriva brisas o corta vientos es demasiado pequeño como para hacer bien su función dejando que el aire campe a sus anchas por el interior del habitáculo.

Si eres una persona alta el aire te dará sin miramientos directamente en la cara. Después de este breve análisis opte por llevar el Mazda capotado por autopista/autovía y descapotarlo en ciudad y carreteras nacionales donde con el limite a 90 Km. /h el aire no es en absoluto molesto.

En el caso del RF, es completamente diferente, el aire es mucho menos molesto y permite ir por autovía descapotado sin ningún tipo de problema.

El consumo es contenido si realizamos un conducción relajada, si solicitamos a menudo la máxima aceleración del motor, veremos bajar la aguja del combustible con mayor rapidez.

Ambos Mazda MX-5 llevan el sistema i-Eloop que aprovecha la energía sobrante de frenadas o reducciones para alimentar sistemas como el aire acondicionado, luces y etc, quitando carga al alternador y por ende al motor. Es un sistema curioso y que, en la práctica, funciona muy bien. Lo estuvimos observando durante los días de prueba y nos pareció todo un acierto, que en conjunto con el i-Stop, hacen que el Mazda MX-5 consuma menos y por extensión vierta menos emisiones nocivas al ambiente.

Circulando por Ciudad
En ciudad el comportamiento del MX-5 es intachable, fácil de conducir, el cambio manual resulta agradable en su uso. Dado su pequeño tamaño y que es un vehículo bajo en más de una ocasión no nos respetaran como se debe, parece ser que si no vamos con un monstruo de más de 2 toneladas y tracción total no tenemos derechos.

La suspensión goza de un comportamiento imponente en ciudad y viene de perlas ahora que están todas plagadas de reductores de velocidad, sobre todo los de color negro y amarillo que son un crimen para los amortiguadores, mermando su eficacia en pocos kilómetros.

El consumo en un uso solo de ciudad si puede ser alto, podemos ver medias de 9 litros con mayor facilidad.

La Opinión del Probador

Tras convivir una semana con cada uno de los MX-5 es muy fácil adaptarse a ellos. Son fáciles de conducir y muy adictivos, no queriendo bajar del coche. Y usándolo para incluso ir muy cerca.

Permite poder viajar con él, eso sí, el sonido dentro del habitáculo puede ser algo molesto si pasamos unas cuantas horas en él. Yendo a 120km/h o mayor velocidad puede ser hasta molesto. Descapotado y a una velocidad menor es todo un lujo y placer, pocos coches descapotables transmiten tanto por tan poco a su conductor.

Y no hablamos de un vehículo con más de 200cv para sacarnos una sonrisa de oreja a oreja. El MX-5 juega en otra liga en este aspecto. Y los 160cv del 2.0 Skyactiv son más que suficientes. Sorprende el buen andar que tiene. Si haber probado aun la versión de 131cv, que igualmente ira muy bien, está claro que la de 160cv es la más interesante.

El MX-5 tiene un hermano gemelo, el Fiat 124 Spider. Están basados en la misma plataforma, pero cada marca lo adaptado a su gusto, externamente e internamente son muy diferentes. Al igual que mecánicamente. Mazda es de las pocas marcas, por no decir la única que aun dispone de motores de gasolina de aspiración atmosférica en gamas medias o bajas. El 124 Spider de Fiat hace uso del buen motor con tecnología Turbo Multiair y 140cv de potencia máxima.

A priori consume menos y es más prestacional, pero es turbo. Y eso puede ser clave para un coche así.

A nivel personal, si tuviera que elegir entre los dos Mazda MX-5 que he probado me quedaría por prestaciones con el Roadster y por imagen con el RF, es tremendamente bonito. Un diseño que enamora.

Calidad de Acabados
En el Mazda MX-5 no priman los excelentes acabados, eso sí, son muy correctos, teniendo en cuenta que se abusa de plásticos duros en el salpicadero. El nuevo MX-5 está mejor terminado que su antecesor en este aspecto, da mucha mejor sensación de calidad.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de correcta calidad, los ajustes son buenos y no se observó nada fuera de lo normal. La piel tanto de asientos, como volante o freno de manos son de un tacto muy agradable y bueno. La versión Nappa Edition del RF es aún mejor en este aspecto.

Conclusiones
En conclusión, el Mazda MX-5 es un mito dentro de los Roadster, tantos años vendiéndose y siendo el más vendido es una carta de presentación innegable.

Además de ser de los roadster más económico en la compra y que dispone de todos los avances tecnológicos que hoy día se comercializan.

Está claro que no es comparable con los acabados de por ejemplo un Audi TT Roadster, pero es que este vale bastante más, juegan en el mismo campo pero son de mundos diferentes. En el Mazda MX-5 todo es más personal, todo se siente más, como el “cuore” de Alfa Romeo.

La versión RF con el paso del tiempo es capaz de superar en ventas a la versión más purista Roadster. A mi juicio esta versión targa ha sido un completo acierto.

A nivel de prestaciones ambos funcionan igual de bien, gastan poco y son tremendamente divertidos y, también muy seguros.

 


A favor:

Imagen, motor, sonido.


A mejorar:

Poco espacio para personas de gran envergadura, altura boca de carga maletero, suspensión poco enérgica.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 Skyactiv L4 160cv Puertas: 2
Cilíndros: 4 en L Plazas: 2
Par máximo: 200 Nm a 4600 rpm Maletero: 130, RF 127 litros
Distribución: 4 válvulas por cilindro

Dos árboles de levas en la culata

Peso: 1015 Kgs. (1055 kgs RF)
Alimentación: Gasolina – inyección directa

Admisión variable

Depósito: 45 litros
Tracción: Trasera Velocidad: 214, RF 215 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

 


0 a 100 km/h: 7,4 y 7,5 (RF) segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 27000 €

RF Nappa Edition: 29900€


 

 

Galería de imágenes MX-5 Roadster

 

 

Galería de imágenes MX-5 RF

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *