Ford Kuga ST-Line AWD 2.0 TDCi 180cv – el más deportivo de la gama

El Ford Kuga inició su andadura en el año 2008, siendo presentado en el salón de Frankfurt uno años antes, 2007.

Es un SUV del segmento C que, con el paso de los años ha ido sufriendo diferentes modificaciones tanto visuales como mecánicas. En el 2011 salió a la venta la segunda generación y en el 2016 y siendo objeto de esta prueba la tercera generación.

¿Qué ha cambiado a lo largo de estos ocho años el Kuga? Naturalmente lo primero en lo que vamos a reparar es en su aspecto visual. Es fácil ver cómo, desde la primera generación a la última los cambios son muy notorios, desde diferentes versiones, motores nuevos, más potentes, con mejores consumos y menores emisiones. Sin olvidarnos los avances en seguridad.

Hemos estado probando durante una semana la versión más potente con mecánica diésel, acabado ST-Line que le confiere un aspecto más deportivo y todo asociado a la fabulosa tracción total AWD que nos permite exprimir al máximo la potencia del motor. Y, por supuesto, poder adentrarnos en caminos de tierra de mayor complejidad.

El acabado ST-Line ya lo pudimos ver en la prueba que realizamos al Ford Focus con motor 1.5T EcoBoost. Es un acabado que proporciona visualmente un aspecto más deportivo al conjunto, siendo muy agradable a la vista.

En el caso del Kuga le proporciona un aspecto más deportivo sin perder el espíritu campero. Lo uno que si nos gustó menos es la reducción del perfil de los neumáticos en detrimento de un mayor tamaño de la llanta. Si bien, en estética y visualmente queda mucho más vistoso. Hace que en la práctica el Kuga en campo y/o tierra sea más torpe y más proclive a dañar los neumáticos en zonas de mucha piedra suelta.

Después de hacer uso de él por pistas forestales de baja y media complejidad pudimos comprobar de primera mano cómo el acabado ST-Line también endurece ligeramente el tarado de la suspensión, siendo más enérgica para un uso en carretera pero más incómoda en zonas muy bacheadas, aun así nos pareció muy confortable en todo momento.

Internamente el acabado ST-Line no modifica en exceso al Ford Kuga, es en el exterior donde de verdad es apreciable que estamos antes un ST-Line. Los asientos de por sí, de alcántara y piel sujetan muy bien el cuerpo y son cómodos, calafectables y con diferentes reglajes.

Nuestra unidad montaba el nuevo SYNC 3 para gobernar los sistemas multimedia, desde poder sincronizar un móvil como el iPhone o un Android. Lo probamos con ambos sistemas y su funcionamiento fue el esperado, muy bueno e intuitivo. El equipo de sonido Sony, con subwoofer incluido consigue representar muy fielmente todo tipo de melodías.

El salpicadero, en conjunto, es sobrio de buena presencia y al tacto se aprecia una buena calidad y acabado.

El Kuga es un SUV muy habitable, con alto espacio para sus ocupantes. Cuatro adultos viajar muy cómodamente e incluso hasta cinco podrían hacerlo sin mayor problema. Su maletero, de acceso mecanizado en el caso de la unidad probada es muy satisfactorio, con suelo plano y que permite introducir en sus 456 litros de capacidad objetos voluminosos.

El motor 2.0 TDCi está disponible desde los 150cv hasta los 180cv de la versión más prestacional que es la que hemos probado. Por debajo de este está el 1.5 TDCi de 120cv asociado solo a la tracción delantera 4×2. El 2.0 TDCi si se puede escoger con tracción 4×4 o 4×2. En el caso de los motores de gasolina el 1.5T EcoBoost es el encargado de animarlo, con diferentes potencias y la posibilidad de tracción total o solo delantera.

El acabado más alto para el Kuga actualmente es el Vignale, que le otorga unos mejores acabados tanto visuales como de ajustes y materiales. En el Ford Mondeo que pudimos probar con dicho acabado ya lo comentamos.

La pantalla del navegador, de buen tamaño, está en una buena localización para ver toda la información de un simple vistazo.

La puesta en marcha del motor se realiza mediante botón.

El cuadro de instrumentos nos muestra la información de forma precisa y con el ordenador de a bordo tan completo que lleva no se nos escapara nada.

Tanto los asientos como el volante vienen forrados en piel. Resultan muy agradables al tacto. Y los asientos sujetan muy bien en zonas reviradas, son confortables para pasar unas cuantas horas conduciendo.

Visibilidad
El Kuga ST-Line es de los pocos todo camino actuales que no presentan problemas de visión. La visibilidad delantera es muy buena, al ir más alto no se nos escapa nada cerca del vehículo.

Los pilares tanto A como B aun siendo gruesos, no restan en absoluto visibilidad al conductor. La única pega es la visibilidad trasera, pero es normal en un vehículo de este tipo. Además, con regular correctamente los reposacabezas traseros minimizamos gran parte de la resta de visibilidad. Y si optamos por la cámara trasera desaparecerán los problemas.

Nuestra unidad incorporaba faros bi-xenon, un extra imprescindible hoy día en cualquier vehículo. Gracias a los faros de xenón hicimos varias rutas por la noche con la completa seguridad de ver todo, la iluminación es muy potente y el haz de luz tanto lateral como en distancia crece notablemente si lo comparamos con los faros dotados de bombillas halógenas.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad montaba el motor diésel más potente de la gama, el 2.0 TDCi de 180cv, con este motor el Kuga se mueve muy rapidamente, podemos viajar sin problemas ya que el motor se muestra voluntarioso a la hora de necesitar potencia.

Los consumos son bajos si tenemos en cuenta de que se trata de un SUV, mayor peso, y peor aerodinámica con ruedas de mayor anchura y el arrastre de la tracción total. No obstante en una conducción normal será difícil verlo bajar de los 7 litros de media, en nuestro caso se situó entre los 7,3 y los 7,7 litros de media. Dependiendo del uso y de lo cargado que vaya el vehículo.

Nos gustó mucho su funcionamiento a la hora de abordar curvas con él, la estabilidad es digna de un compacto y no de un SUV. El acabado ST-Line le confiere una mayor estabilidad gracias a unos neumáticos de menor perfil y mayor sección y unos muelles más rígidos.

En pistas de tierra también nos dejó un buen sabor de boca, la suspensión es capaz de filtrar cualquier tipo de irregularidad.

Gracias a la tracción total AWD, transitar por caminos de tierra es muy fácil, aunque estos sean de baja complejidad siempre es un plus en seguridad contar con la tracción total, ya que una vez metidos en el camino nos sabemos que nos vamos a encontrar.

Frenada
El Kuga ST-Line está equipado por un sistema de frenos preparado para soportar un uso severo por pistas forestales, es decir, frenadas continuadas y largas.

Delante monta discos ventilados de 320mm x 25,0 mm, detrás discos macizos de 280mm x 11,0 mm. A lo largo de toda la prueba, que comprendió por varias vías, además de terrenos con tierra, los frenos cumplieron como era de esperar, detienen al Kuga en pocos metros y sin extraños.

No tuvimos constancia de fatiga en los frenos después de hacer un uso más intensivo de lo normal. El ABS es de última generación y ayuda a la frenada de emergencia son claves.

Tracción
El Ford Kuga actualmente se comercializa con tracción delantera (2WD) o con tracción total (AWD). Nuestra unidad es tracción AWD. A la hora de la compra de un coche de este tipo debemos tener en cuenta si se le va a dar uso por caminos que requieran la tracción AWD. Y si no es nuestro caso, la versión 2WD puede ser suficiente.

Ahora bien, siempre es interesante y otorga un plus de seguridad la tracción 4×4. Ya sea para días muy lluviosos o por haber nevado ese día.

El Kuga está disponible en tracción 2WD con motor 2.0 TDCi de 150cv y el 1.5 TDCI de 120cv. También el 1.5T EcoBoost gasolina puede optar a la tracción solo delantera.

La tracción total AWD es automática, es decir, el conductor no tiene control sobre su funcionamiento en ningún momento. Es el propio coche y más concretamente un ordenador el que controla por nosotros cuando se debe hacer o no uso de la tracción total. En la práctica su funcionamiento es muy bueno y eficaz, pero siempre queda que nos gustaría poder optar entre diferentes modos de uso.

Estabilidad
Hasta la fecha, dentro de los SUV´s el que mejor nos había parecido en estabilidad y un buen comportamiento por campo era el Volkswagen Tiguan. Pero después de probar a fondo el Ford Kuga el VW Tiguan se queda muy lejos en pistas de tierra. Es increíble lo bien que se comporta el Kuga dentro de los caminos de tierra, su estabilidad es muy buena, no acusa grandes balanceos y entra con decisión en las curvas.

Con la mayoría de los SUV o todoterrenos por una mayor altura libre el punto de gravedad va más alto y la estabilidad es peor que en un compacto, pero en el Kuga no sucede así, dispone de un buen espacio libre entre el suelo y aun así en curvas se nota muy aplomado. Mucho parte de la culpa de su buena estabilidad lo tienen unas estabilizadoras más gruesas que sus competidores y unos amortiguadores muy bien trabajados.

Actualmente el Volkswagen Tiguan con su versión R-Line dispone de una estabilidad en carretera envidiable, pero esta se ve perjudicada en pistas forestales por la dureza de la suspensión y bajo perfil de los neumáticos. Se podría decir que con el acabado ST-Line el Kuga sufre de los mismos problemas, eso sí, en menor medida.

Reposacabezas
El Ford Kuga homologa cinco plazas útiles, las cuales todas disponen de reposacabezas. Delante los reposacabezas son regulables en altura e inclinación. Detrás los reposacabezas son solo regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Ford Kuga dispone de cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Todos ellos vienen provistos con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Perfectamente el Ford Kuga podría ser un vehículo familiar, cuenta con muy buen espacio interior, maletero grande (456 Litros) con un acceso envidiable, ya que se abre al completo el portón. En los asientos traseros el Kuga cuenta con anclajes ISOFIX y Top Tether que es un plus de seguridad al tener un bebe. El acceso a las plazas traseras es muy bueno, al ser cinco puertas no tendremos problemas en introducir la sillita detrás.

Airbags
El Ford Kuga con acabado ST-Line dispone de un buen surtido de Airbag, de conductor, acompañante, laterales, de cortina, etc…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Ford Kuga 2016 aun no dispone de datos.

Recuperaciones
Antes que nada debemos tener claro que los SUV como el Ford Kuga no son para tener unas prestaciones increíbles. El Kuga realiza el 0 a 100km/h en 9,2 segundos. La velocidad máxima según ficha es de 202km/h. Ahora bien, para nada es un vehículo lento.

Acelera con decisión y los 180cv permiten mover con mucha soltura los 1702kg de peso en vacio.

El motor de 180cv TDCi permite unas buenas recuperaciones, siendo estas más vivas y rápidas que en versiones de menor potencia. La tracción AWD también consigue que en arrancadas los 180cv sean transmitidos sin ninguna pérdida al suelo. Siendo ya una vez lanzado el Kuga donde el lastre del mayor peso de la tracción le penaliza en consumos y perdida de prestaciones.

Caja de Cambios
Nuestra unidad montaba un cambio de accionamiento manual de seis relaciones. El tacto percibido por dicho cambio ha sido muy bueno, tanto a la hora de hacer cambios rápidos como un uso intensivo de la caja de cambios.

El escalonamiento también es muy bueno, dota de potencia más que de sobra a las primeras tres relaciones. Que por supuesto viene genial para pistas de tierra, al no contar con reductoras o sistemas eléctricos para terrenos difíciles. Como nota, el control de tracción o ESP no se pueden desconectar.

Existe la posibilidad, como opción de adquirir la caja de cambios automática de doble embrague Powershift, muy cómoda y rápida, nosotros la probamos en el Ford C-Max hace ya un tiempo y nos gustó mucho su funcionamiento.

Circulando por Carretera
Sorprendidos quedamos en la prueba realizada por carreteras secundarias de un único sentido, ya que el Kuga con acabado ST-Line no parecía un SUV, más bien parecía que estábamos conduciendo un compacto un poco “gordito”.

La estabilidad está muy lograda y es que además no penaliza para nada luego en pistas de tierra, con esto queremos decir que la estabilidad no es buena gracias a un suspensión más dura, para nada.

En caminos de tierra la suspensión es una delicia filtra a las mil maravillas las irregularidades, aunque se deja notar la mayor dureza de los muelles.

Los consumo del Kuga con motorización diésel son muy ajustados, el homologado nos dice que en este tipo de vías es de 4,7 litros a los 100km, parece demasiado optimista pero, siendo en la práctica imposible llegar a ese consumo.

Nuestro consumo en este tipo de vías fue mayor dado que no buscábamos el mínimo consumo, tuvimos que realizar adelantamientos. Se quedó en unos muy decentes 7,2 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía se hace patente la buena estabilidad que en carretera nos permitía un mayor paso por curva. Lo más notorio del Kuga en este tipo de vías es su confort de marcha, podemos hacer viajes largos que saldremos como una rosa del coche, el sonido del motor dentro del Kuga es muy bajo y desde fuera una vez el motor ha alcanzado su temperatura de servicio también es comedido.

Los 180cv del 2.0 TDCi son más que suficientes para mantener cruceros a velocidades de vértigo y con bajos consumos, el homologado para este tipo de vías se sitúa en 5,2 litros a los 100km.

El consumo que nosotros obtuvimos no fue cercano, se situó en 7,4 litros a los 100km recorridos, teniendo en cuenta su peso, la potencia, y la tracción total, está dentro de lo esperado.

Circulando por Ciudad
En ciudad podemos gozar de un tarado de suspensión más benigno que en los compactos y “despreocuparnos” de sufrir en los badenes, baches y/o resaltos. Eso sí, siempre pasándolos a las velocidad indicada.

Por mucho que sea un SUV, cualquier bache a una velocidad elevada podría dañar los amortiguadores y rotulas. Deteriorando estas piezas antes de tiempo.

El consumo por ciudad es más elevado, lógico. El homologado es de 6,0 litros a los 100km. Nuestro consumo curiosamente se quedó más cercanos, 7,5 litros, no buscábamos bajar consumos ni nada por el estilo, pero realizando una conducción normal los consumos por ciudad son buenos.

Calidad de Acabados
Nuestra unidad tiene el acabado más deportivo comercializado, ST-Line. Dicho acabado otorga al Kuga de un aspecto interior y exterior imponente, buenos plásticos y tapicería. Además de una presencia más deportiva a todo el conjunto con doble salida de escape de color negro y un difusor.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Ford Kuga son correctos, desde los plásticos poco visibles a la piel utilizada en la tapicería, volante, palanca de cambios.

La opinión del probador

Este es el quinto Kuga que, a lo largo de los años pasa por mis manos. Desde versiones como la Baqueira Beret a versiones más normales con menor potencia. Todos ellos siempre han tenido el 2.0 TDCi con potencias de 120, 136, 140, 163 y 180cv respectivamente.

Con tracción total y tracción delantera. En todos los casos y después de varios días conduciéndolos, siempre llegue a la misma conclusión, es un vehículo muy polivalente que permite diferentes usos. Desde un uso más intensivo por pistas forestales a tan solo uso exclusivo por asfalto. Permite ser un coche familiar de alta capacidad o realizar largos viajes con el sin mayor inconveniente.

El motor 2.0 TDCi a lo largo de los años se ha ido refinando, es menos ruidoso, más agradable al uso y dispone de mayor potencia con menores consumos. Una maravilla.

Si me tuviera que quedar con uno de los Kuga que he probado tendría serias dudas, sin duda el Baqueira Beret fue una versión muy bien equipada con 163cv y 4×4. Pero el objeto de esta prueba es sin duda mucho más deportivo, y no solo por el plus de potencia. Si no en todos los aspectos.

A falta de probar otro motor en el Kuga como los nuevos 1.5 Tubo tanto el TDCi como el EcoBoost el 2.0 TDCi es el más equilibrado en cuanto a potencia y prestaciones.

Conclusiones
En resumen, el Ford Kuga AWD es una excelente opción si tenemos intención de transitar por caminos complicados de tierra. Ya que por vías que entrañen poca complicación el Kuga 2WD pasara sin problemas.

Está claro que con sólo tracción delantera está más orientado para un uso casi exclusivo en asfalto.

El motor 2.0 TDCi con unos bajos consumos se muestra muy solvente y capaz a la hora de entregar los 180cv de esta versión. Como hemos comentado a lo largo de la prueba asombra su buen funcionamiento. En la práctica parece tener más de 180cv.

 


A favor:

Consumos, potencia, acabado ST-Line.


A mejorar:

Sonido de rodadura, aptitudes offroad limitadas.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TDCi 180cv Puertas: 3
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 400 Nm de 2000 a 2500 rpm Maletero: 456 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1702 Kgs.
Alimentación: Diésel- inyección directa

Turbo, geometría variable

Intercooler, admisión variable

Depósito: 60 litros
Tracción: Total Velocidad: 202 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

Consumos

Consumo urbano 6,0 (l/100 km)
Consumo extraurbano 4,7 (l/100 km)
Consumo medio 5,2 (l/100 km)
Emisiones de CO2 135 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro 6

 

Cotas de todo terreno
 

Ángulo de entrada (grados)

21,0
Ángulo de salida (grados) 28,0
Ángulo ventral (grados) 19,0
Altura libre (mm) 197
Altura vadeo (mm) 450

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4541 / 1856 / 1694

 


0 a 100 km/h: 9,2 segundos


Precio de unidad probada sin extras y sin descuento: desde 32740€


 

 

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *