Peugeot 308 GTi – Alma de deportivo

peugeot-308-gti-23

Esta semana os traemos una prueba especial de la mano del compacto francés Peugeot 308 en su variante más deportiva y agresiva en la actualidad. Los 270cv provenientes del 1.6 THP le avalan.

El Peugeot 308 GTI es un fuerte rival para vehículos como; el Audi S3, Seat León Cupra o Volkswagen Golf R.

Todos ellos de potencias superiores, pero os podemos asegurar que para el Peugeot no es un problema.

A lo largo de la semana que hemos estado probándolo nos ha demostrado, sobradamente, que es un compacto deportivo que permite ser usado en el día a día con unos increíbles consumos de combustibles. Increíbles porque son verdaderamente bajos para lo que cabría esperar de un motor que eroga una potencia cercana a los 300cv.

Actualmente el Peugeot 308 GTI se vende con dos variantes de potencia, 250 y 270cv respectivamente. Nosotros hemos probado la más potente y enérgica de 270cv.

Los cambios entre ambas versiones no solo se limitan a su deferencia en la potencia máxima que proporciona el motor. En el caso del 270cv, los frenos delanteros son más competentes con discos de un más que generoso tamaño (380mm) y pinzas de cuatro pistones. Es el mismo equipo de detención que monta el Peugeot RCZR, es un conjunto muy capaz y que puede soportar usos exigentes tanto dentro como fuera del circuito.

El motor 1.6 THP es un viejo conocido dentro de la marca gala, el idilio que hubo entre el grupo PSA y BMW dio como resultado este buen motor, que a día de hoy BMW ya no utiliza y ha retirado por otras motorizaciones. Pero PSA si sigue sacándole jugo al 1.6 THP, y la verdad, no es para menos, es un motor redondo. Si bien, en sus inicios y en versiones “potentes” como fue el Peugeot 207 RC con 175cv se pudieron observar casos aislados de baja fiabilidad y de rotura.

Hoy día se puede considerar al 1.6 THP en todas sus variantes de potencia como un motor fiable y duradero.

Por nuestra parte es un motor que hemos tenido el placer de probar en diferentes vehículo e incluso marcas dentro del propio grupo PSA y en BMW y MINI. En todos los modelos probados nos ha parecido un motor solvente, poco ruidoso, de fácil conducción y con unos consumos muy ajustados.

En el caso dé, por ejemplo, el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport que probamos hace unos meses, con 208cv extraídos de este versátil motor, los consumo se situaron en una media de 6,5 litros a los 100km recorridos, con todo tipo de uso. Y, por supuesto, reclamando en más de una ocasión la máxima capacidad de aceleración del propulsor. Que era bastante. Y, también su alta capacidad de recuperar velocidad en marchas largas.

El 308 GTI, con casi 100cv más que el 208 GTI es muy rápido, efectivo, emocional y que transmite mucho a su conductor. A pesar de estar todo tan filtrado nos hace sentir que estamos en un coche especial. Potente, con carácter.

Los 270cv entran con fuerza desde muy bajo régimen con el modo Sport activado, donde el PAR máximo de motor lo obtenemos a partir de las 1900 revoluciones. De ahí en adelante el empuje es muy notorio, con fuerza, haciendo que el eje delantero y su autoblocante pasen apuros para poder digerir tal aluvión de potencia. En seco la capacidad de tracción es francamente buena, atípica en un vehículo delantera de esta potencia.

En mojado la cosa cambia, las pérdidas de adherencia en las marchas más cortas se hacen patentes. Aun así permite exprimir al máximo el motor.

La unidad probada venía muy bien surtida de extras, desde el techo panorámico a asientos forrados en piel; cómodos, calefactables y de regulación electrónica con masaje.

Dispone también de faros delanteros y traseros con tecnología LED, navegador, y el botón Sport justo al lado de la palanca de cambios y el botón de puesta en marcha del motor.

Dicho botón permite sacarle todo el jugo al motor y al vehículo. El cuadro de instrumentos se tiñe de color rojo intenso, en la pantalla del mismo aparecen valores como la presión del turbo el PAR y los CV del motor. El motor se muestra más contundente a la hora de entregar la potencia, la dirección es más dura y el tacto del acelerador más prematuro.

Visibilidad
El 308 GTI, al igual que la mayoría de los compactos actuales, prima el diseño exterior. “Más chapa y menos cristal”. Esto, evidentemente, afecta a la visibilidad que el conductor percibe desde dentro. El Peugeot 308 está, en parte, afectado por este fenómeno.

Si desde el puesto del conductor miramos hacia atrás, rápidamente nos daremos cuenta del menor tamaño de la luna trasera. Es suficiente para ver bien, pero los pilares C son de un tamaño muy generoso. Dificultando, en parte, la visión a la hora de aparcar.

El pilar A también es grueso, pero en este caso no notamos una merma especial en cuanto a visibilidad si lo comparamos con otros compactos.

Nuestra unidad contaba con faros con tecnología LED para luces de cruce y carretera. También para los demás usos, desde luces del interior a las luces de la matrícula.

Por la redacción han ido pasando varios vehículos dotados de esta nueva tecnología que, poco a poco está retirando los faros de xenon. En todos o casi todos los vehículos que hemos probado con este tipo de faros nos ha parecido que su capacidad lumínica es semejante a la de unos buenos faros de xenón.

Realizamos pruebas en días de mucha lluvia con el asfalto mojado, teniendo presente que de este modo absorbe más luz. El funcionamiento fue bueno, un haz de luz potente en las luces de cruce. Las luces de largo alcance si presentan menos “fuerza” que unas convencionales xenon/halógenas.

Impresiones de Conducción
Hace ya casi una década inicie mi andadura profesional probando coches, y de los primero que tuve el placer y privilegio de probar fue, por aquel entonces, el MINI más potente. Se trataba de la reciente versión salida al mercado John Cooper Works de 211cv. Creo recordar que fue en el 2009. Dicho motor, un 1.6 THP como el que nos ocupa en esta prueba, me dejo gratamente sorprendido con la alta capacidad que tenía de recuperar velocidad en la marcha más larga, la sexta relación, con una facilidad pasmosa.

Era pisar el acelerador y aumentar de velocidad vertiginosamente como si en una marcha menor se encontrara. Muchos años después y muchos coches después probados, incluso algún que otro JCW de MINI no había encontrado algo igual en motores pequeños y con potencias medias/altas.

Pero señores, llego el Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport y, de igual modo que el MINI, salía catapultado en sexta marcha sin tener que reducir marcha incluso para adelantar. Soberbio.

Pues bien, el 308 GTI, en este aspecto es capaz de rizar el rizo. Con mayor potencia que el MINI y el 208 GTI hace lo mismo pero aún mucho mejor, con más contundencia.

Es un motor muy cómodo de conducir, que con independencia de en el régimen que se encuentre el motor siempre se obtiene respuesta. Los 272cv de potencia máxima se obtienen a 6000 revoluciones.

Frenada
El Peugeot 308 GTI equipa delante discos ventilados de 380mm. Detrás, discos macizos de 268mm. El tacto del freno es contundente, frena con fuerza desde que pisamos el pedal, no hace falta hacer excesiva fuerza para obtener una frenada potente y precisa. Trae ABS de serie de última generación. Y ayuda a la frenada de emergencia, dotando al sistema de una mayor presión para hacer más eficaz la frenada y recortar metros.

El equipo de frenos está a la altura de las prestaciones del conjunto. Aguanta el tipo en conducción exigente y para una conducción normal va más que sobrado. Tiene una alta capacidad de detención del vehículo.

peugeot-308-gti-25

Tracción
Mínimas pérdidas de tracción (en seco) en el Peugeot 308 GTI, el control de tracción se encarga de mitigarlas, en el acabado GTI es de serie.

El Peugeot con el acabado GTI está más destinado a la deportividad. La suspensión es tirando a muy firme y permite pocos o ningún balanceo de la carrocería.

En ciudad absorbe precariamente las irregularidades del asfalto con una suspensión dura y enérgica. Sobre todo se ve afectado por pavimentos muy deteriorados o con grietas. Los badenes y/o resaltos los lleva mejor. Siendo en este aspecto más comoda.

El Peugeot 308, en general, es un vehículo que goza de una alta comodidad y buena calidad de rodadura, no presenta perdidas de tracción en curvas enlazadas, ni en puertos de montaña.

Estabilidad
Nuestra unida de pruebas venia dotada de ESP, de serie en el acabado GTI. El ESP en el Peugeot es poco intrusivo, nos deja llevar el coche bastante suelto antes de actuar. Su actuación es rápida y repentina. Corrige al vehículo en pocos segundos colocándolo en la posición correcta.

El 308 GTI presenta una magnifica estabilidad en cualquier terreno asfaltado, en carreteras nacionales nos dio una muy buena impresión en cuanto a estabilidad se refiere, es un vehículo efectivo, rápido y a la vez estable, muy estable. Excelente trabajo por parte de Peugeot.

Con el botón Sport activo, la suspensión no muestra cambio en su dureza, de por sí ya firme. Se echa en falta poder “dulcificarla” un poco en tramos urbanos.

Reposacabezas
El Peugeot 308 homologa cinco plazas. Por lo tanto viene equipado con cinco reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros solo son regulables en altura. Ninguno de ellos es activo en caso de accidente.

Cinturones
Al igual que sucede en el caso de los cinturones, el Peugeot 308 dispone de cinco. Los cuales son del tipo estándar, los delanteros además incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha. Lo traseros también cuenta con avisador de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La unidad probada del Peugeot 308 tenía cinco puertas, que facilita el acceso a las plazas traseras. En las plazas traseras el Peugeot puede llevar como opción el sistema de anclaje de sillitas ISOFIX. El maletero, de buen tamaño, dispone de 432 litros de capacidad.

peugeot-308-gti-37

Airbags
En materia de seguridad el 308 viene bien surtido. Tiene 8 Airbag de serie. No se pueden solicitar más como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Peugeot 308 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor turbo gasolina de 1.6 litros es el encargado de animar al Peugeot 308 GTI, consigue unas muy correctas cifras de aceleración.

“El 0 a 100 Km/h lo completa en 6 segundos”

Con un CO2 de 139 g/Km. En la práctica, los 270 cv son demoledores a la hora de ganar velocidad con rapidez, el bajo peso del conjunto lo hacen tremendamente rápido y efectivo en este aspecto.

Caja de Cambios
La caja de cambios utilizada en el 308 GTI es de seis relaciones. Las relaciones están bien escalonadas entre sí, la sexta marcha no es muy larga pero vale para desahogo del motor, menor ruido en el habitáculo y un menor consumo, que ya de por si es mínimo en este propulsor.

El tacto que presenta la palanca y la caja de cambios es muy bueno y mecánico, las marchas entran con decisión pero teniendo que marcar bien y haciendo un poco de fuerza.

En conducción decidida la caja nos ha parecido un poco lenta a la hora de poder sacarle el máximo jugo al motor.

Circulando por Carretera
En carretera pudimos comprobar la buena calidad de rodadura que presenta el Peugeot 308 GTI. El buen andar que tiene por carreteras nacionales nos invitó a hacer más kilómetros de los esperados en la prueba por este tipo de vías. Su alta comodidad, bajo sonido de la mecánica y sobre todo un bajísimo consumo, han sido clave.

Con el botón Sport activo el sonido del motor es más apreciable, un bonito sonido que incita a sacar toda la caballería en todo momento. También se deja escuchar la válvula de descarga del turbo compresor. Y si somos muy avezados con el cambio podemos conseguir en conducción decidida qué, entre cambios, el escape petardee.

El 308 GTI transita por las carreteras nacionales españolas como si de su terreno personal se tratara, entra con mucha confianza en tramos revirados donde se le puede exprimir sin temor. Es un vehículo potente, ligero y muy efectivo. De todos los compactos GTI que he probado a lo largo de estos años, el 308 GTI a pesar de su menor potencia que los demás es el más divertido y el que más transmite a su conductor. Su filosofía GTI sigue intacta desde la época de los 309 GTI.

peugeot-308-gti-46

Circulando por Autopista
En autopista, aun se hicieron más evidentes los buenos puntos ya destacados en carreteras nacionales. La comodidad, a pesar de una suspensión enérgica notoria es digna de una buena berlina.

El consumo se redujo menos en autopista, el consumo medio que nos llegó a marcar el ordenador fue de 6,5 litros a los 100 km recorridos, verdaderamente bueno.

Estos consumos los obtuvimos a una velocidad de 120 km/h. Lo que también destaca del 308 GTI en autopista es una dirección demasiado asistida, aunque según aumentamos la velocidad se endurece. Pero, aun así sigue siendo demasiado asistida para dicha velocidad. Cuestión de acostumbrarse.

El consumo homologado por la marca para este tipo de vía es de tan sólo 4,9 litros a los 100km recorridos, demasiado optimista.

Circulando por Ciudad
En ciudad como en autopista acapararemos todas las miradas, no es un vehículo apto para vergonzosos.

Gracias a una mecánica turbo alimentada de última generación los consumos son muy ajustados por la urbe.

Como hemos comentado anteriormente la suspensión del 308 GTI cumple sobradamente en donde tiene que hacerlo, ya sea una curva lenta o tragando sin cesar resaltos en poblado, en esto último las suspensión está muy bien diseñada no siendo para nada incomoda, a pesar de ir duro de verdad. Normal, para sujetarlo en curvas, y es que los 270cv son muy exigentes.

El consumo del 308 GTI 1.6 THP 270cv por ciudad es muy ajustado, tan solo consumió 8,9 litros a los 100km recorridos y con muchos atascos. El consumo homologado por la marca es de 8,1 litros a los 100 km.

Calidad de Acabados
En esta versión del 308 GTI, los acabados interiores son muy correctos. Abundan los buenos materiales a la vista. Los plásticos duros quedar relegados a zonas no visibles o directamente no existen.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en la gama 308 de Peugeot son buenos, desde los plásticos visibles a la piel de los asientos, volante, freno de mano, etc…

Conclusiones
Han pasado por nuestras manos, contando con este, unos cinco Peugeot 308 de diferentes potencias, acabados y tamaños.

Todos ellos han destacado en algo, ya sea por su habitabilidad, espacio de carga, bajos consumos o prestaciones en el caso de la versión GTI.

La versión GTI está hecha por y para entusiastas del automóvil. Es un vehículo con buen precio, que lo que ofrece es mucho y su potencia fácilmente utilizable. Permitiendo ser coche único para uso diario.

 


A favor:

Prestaciones, estabilidad, consumos.


A mejorar:

Altura boca maletero, caja lenta en conducción decidida, sonoridad motor al ralentí.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.6 THP 270cv Puertas: 5
Cilindros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 330 Nm a 1900 rpm Maletero: 432 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1581 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa,

Admisión variable, 4 válvulas por cilindro.

Turbo – Intercooler

Depósito: 53 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 250 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

 

Consumos

Consumo urbano 8,1 (l/100 km)
Consumo extraurbano 4,9 (l/100 km)
Consumo medio 6,0 (l/100 km)
Emisiones de CO2 139 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro VI

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4253 / 1804 / 1446

 


0 a 100 km/h: 6,0 segundos

Aceleración 0 a 1000m: 25,3 sg


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 32500€


Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *