Audi A1 Sportback 1.0 TFSI Ultra – Alternativa al diésel

audi-a1-sportback-adrenalin-2-1-0-tfsi-95cv-44

Estos días hemos probado el pequeño urbano de Audi, el A1, en su versión de 5 puertas Sportback. Dotado de un motor muy interesante y novedoso.

Se trata del 1.0 TFSI de 95cv, que mueve con mucha soltura al Audi A1, con unas buenas prestaciones gracias a sus 95cv y unos muy ajustados consumos.

Hace ahora un año probamos su homónimo en diésel, dotado del 1.4 TDI Ultra de 90cv.

Las diferencias entre ambos residen en su mecánica, el 1.4 TDI de 3 cilindros en línea, igual que el 1.0 TFSI, es más ruidoso, más tosco y deja apreciar las vibraciones en el interior del habitáculo, sobre todo en la palanca de cambios y embrague. Pero no se debe destacar negativamente, ya que un motor de 3 cilindros tiende a vibrar más de por sí y si su combustible es el gasoil más aún.

La unidad probada cuenta con el acabado “Adrenalin 2” que le otorga una imagen más deportiva gracias a los kit S-Line tanto exterior como interior.

Los Kit S-Line como ya hemos comentado alguna vez no solo modifican el aspecto visual del vehículo dotándolo de una imagen más deportiva y agresiva. Si no que también modifican el tarado de la suspensión, en este caso por una más enérgica y menos conservadora en ciudad.

Gracias ha dicho conjunto de suspensión el Audi A1 es un pequeño kart en tramos muy virados donde se muestra muy ágil y con una excepcional tracción y adherencia.

El 1.0 TFSI lo hemos podido probar en otros modelos y con diferentes potencias. Es un motor de la nueva era, baja cilindrada, 3 cilindros en línea y una buena potencia con bajos consumos. Todo gracias a la turbo alimentación y al avance de la tecnología.

Pero si echamos la vista atrás no es ninguna novedad motores pequeños turbo alimentados de potencias semejantes. Como ejemplo podemos encontrar los míticos Fiat Uno Turbo i.e con el 1.3 Turbo y 105cv o la fase 2 con el 1.4 Turbo y 118cv. Por no hablar del Renault 5 GT Turbo de 120cv.

Es evidente que poco tienen que ver dichas mecánicas con las de ahora. Pero siempre han existido motores pequeños turbo alimentados.

El 1.0 TFSI es un motor solvente en cuanto a potencia, dispone de un PAR motor de 160 Nm a tan sólo 1500 revoluciones que es estable hasta las 3500 vueltas. La potencia máxima se obtiene como en casi todos los turbo de baja cilindrada a unas vueltas más bajas, en este caso 5500 revoluciones. A pesar de ello sube con alegría hasta las 6000.

Es un motor que aun siendo tan sólo un 999 de cilindrada se muestra muy lleno y con fuerza en todo el abanico de revoluciones. Su mejor zona es la parte media.

Visibilidad
El Audi A1 Sportback no presenta problemas de visibilidad, sus poco menos de 4 metros de longitud lo convierten en un coche pequeño, de fácil conducción y estacionamiento.

El conductor no tendrá problemas de visión, los pilares en este vehículo son de un tamaño correcto y no molestan. Aun llevando el vehículo cargado el conductor seguirá sin problemas de visibilidad. Nuestra unidad contaba con el extra de faros bi-xenon, hicimos buen uso de ellos por carreteras nacionales en la completa oscuridad, donde pudimos apreciar la buena cantidad de luz que proporcionan.

Impresiones de Conducción
Es evidente que la versión probada no tiene tintes deportivos, su propulsor mueve con mucha soltura los 1165kg del conjunto. No podemos pedirle aceleraciones fulgurantes ni recuperaciones que quiten el hipo. Aun así asombra su buen andar.

El 0 a 100 km/h lo realiza en 11,1 segundos. Una cifra que nos da a entender donde se encuentras sus limitaciones. Y una velocidad máxima de 186 km/h.

En la práctica y sin hacer caso a los datos sobre el papel, quedamos gratamente sorprendidos con lo voluntarioso que es el 1.0 TFSI en su variante de 95cv. Empuja bien desde abajo con un PAR de 160 Nm desde tan sólo 1500 revoluciones hasta 3500.

En régimen medio el turbocompresor permite ganar velocidad aun llevando el vehículo cargado. La potencia máxima la entrega a 5500 revoluciones, demasiado pronto, dejando la parte alta del tacómetro muy muerta.

Al margen de su excelente mecánica, el A1 Sportback no solo cuenta con un buen motor, su ajustado chasis nos sorprenderá lo capaz que es en zonas reviradas. Nuestra unidad montaba como extra la suspensión deportiva y unos neumáticos de mayor anchura (225/35/18″). Siendo un extra interesante si nos gusta exprimir las cualidades del vehículo en zonas de muchas curvas. Para el uso en ciudad mejor escoger unos neumáticos con mayor perfil, otorgaran algo más de comodidad a la hora de pasar zonas bacheadas.

Frenada
Los discos montados en el Audi A1 Sportback con motor 1.0 TFSI de 95cv son de unas dimensiones más que correctas, los delanteros son ventilados (256mm). Los traseros macizos (233mm).

Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se mostró a lo largo de toda la prueba capaz y sin motivos para desfallecer, no se hizo un uso reiterado de los frenos. En una conducción normal con dicho equipamiento tenemos una buena capacidad de frenada.

audi-a1-sportback-adrenalin-2-1-0-tfsi-95cv-39

Tracción
Nuestra unidad era tracción delantera. Tan solo dentro del modelo A1 existen dos versiones con tracción Quattro, el A1 Quattro como su propio nombre reza y el Audi S1 que aquí probamos, y puede leer su prueba desde aquí.

Con tracción delantera y el buen par motor del propulsor gasolina turbo podemos tener pérdidas de adherencia en salidas muy fuertes, aunque no es lo habitual.

Una vez en marcha, es difícil apreciar perdías de tracción, el buen tarado de la suspensión minimiza las perdidas y, además, contamos con el control de tracción que asociado al ESP mitiga del todo las posibles pérdidas de tracción.

A la hora de realizar la prueba dinámica en zonas reviradas no apreciamos pérdidas ni deslizamientos acusados en el Audi A1, es más, decir que el límite de pérdida de adherencia de este vehículo con un buen calzado es muy alto. Su comportamiento en ocasiones es muy semejante al de un compacto. Se sujeta muy bien y aguanta mucho en zonas viradas.

Estabilidad
Gracias al corto recorrido de la suspensión y la dureza de la misma por tratarse de un kit deportivo, el aplomo que proporciona este vehículo en curvas es soberbio, no se aprecian movimientos excesivos del chasis en curvas enlazadas. El Audi A1 Sportback cuenta con ESP de serie.

Reposacabezas
Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi A1 Sportback, homologa cinco plazas útiles, todas ellas disponen de cinturón de seguridad tipo estándar de 3 puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Todos ellos avisan si están o no abrochados al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi A1 Sportback se trata de un vehículo pequeño, que no por ello no es válido para un uso familiar. Sus plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX. El maletero cuenta con 270 Litros de espacio útil. Ni muy grande ni muy pequeño.

Airbags
En seguridad activa el Audi A1 Sportback viene muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

audi-a1-sportback-adrenalin-2-1-0-tfsi-95cv-33

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A1 Sportback obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones del Audi A1 Sportback están dentro de los que cabe esperar de un vehículo de 95cv.

El empuje proporcionado por la entrada del turbo entre las 1500 revoluciones permite realizar una conducción dinámica y enérgica.

En recuperaciones, en 3º y 4ª marcha, son excelentes, en quinta, sexta y septima marcha si el motor decae de las 2000 vueltas tendremos unos segundos en los que el motor será perezoso en entregar toda su potencia, por eso, lo recomendable es bajar a una marcha inferior para disponer de toda la potencia en el menor tiempo posible.

En todo caso, no debemos preocuparnos que marcha escoger, nuestra unidad dispone del cambio automático S-Tronic. Él ya la escoge por nosotros en todo momento. Sólo debemos pisar más o menos el acelerador. Tan sencillo como eso.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios automática/secuencial S-Tronic de 7 velocidades en seco.

El cambio S-Tronic/DSG tanto en su versión de 6 marchas o 7 es un cambio ya muy conocido y muy probado en diferentes modelos con diferentes mecánicas.

En el caso de los motores pequeños, por lo general que no siempre, se suele mostrar un poco más brusco de lo habitual, sobre todo las versiones de 7 marchas en seco, que nos son tan refinadas como las de doble embrague en baño de aceite.

A lo largo de la prueba no tuvimos queja sobre el cambio fuera de lo común en un cambio automático como el DSG/S-Tronic. Es un cambio que, anticipa las marchas antes de se realice el cambio en sí, de ahí su alta velocidad de cambio. Pero si le sacas de este esquema es donde se muestra más lento y dubitativo. Por ejemplo, a la entrada de una rotonda a baja velocidad, se llega en segunda relación y si necesitamos potencia de forma repentina tardara en insertar la primera marcha con el consabido tirón y lapsus de tiempo perdido. En otras ocasiones hará la salida en segunda marcha con más lentitud.

Siempre pasa en momentos de necesidad imperiosa de potencia. Y solo suele ocurrir en motores de baja cilindrada. En un motor más grande sin problemas se puede iniciar la marcha incluso en segunda relación.

Por lo demás el cambio S-Tronic no tiene pega, es cómodo de usar, solo hace falta pisar el pedal del freno e insertar la letra D si queremos iniciar la marcha, para la marcha atrás la posición R. Facil.

Circulando por Carretera
En carretera el Audi A1 Sportback nos sorprenderá por su alta capacidad de motricidad y agarre, es un vehículo que se puede conducir de forma muy rápida, y que también es válido para el día a día por su propulsor turbo gasolina que tiene unos consumos muy contenidos en carretera y autopista.

En carreteras con el firme en mal estado, o con desniveles por mal asfaltado, iremos pegando pequeños “botes” dentro del Audi A1, esto es debido a la dureza de la suspensión y su corto recorrido, también al bajo perfil de los neumáticos.

Es un poco molesto pero es el pequeño precio que hay que pagar si queremos un vehículo literalmente soldado al asfalto en cada curva. Curiosamente en esta unidad del A1 hemos notado menos este fenómeno que en otras anteriores. Se puede decir que ya es un fallo superado.

audi-a1-sportback-adrenalin-2-1-0-tfsi-95cv-5

Circulando por Autopista
En autopista, el Audi A1 Sportback con la septima relación engranada es un vehículo muy confortable, el motor es casi completamente inaudible desde el habitáculo, el sonido del viento a velocidades legales de autopista es muy bajo, un trabajo excelente de insonorización del vehículo. Tampoco se perciben vibraciones extras por tratarse de un motor de tres cilindros.

Los consumos son otro de los puntos fuertes de esta versión dotada de motor TFSI. Con una conducción normal es fácil tener consumos cercanos a los 5 litros a los 100, algo impensable hace unos años. Nuestro consumo se situó cercano a los largo de toda la prueba en unos 6 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi A1 Sportback puede resultar algo pesado, su motor por debajo de las 1600 vueltas no tiene mucha fuerza y nos obliga a tener que pisar con mayor decisión en salidas con pendiente.

El Audi A1 Sportback cuenta con un sistema de asistencia en pendientes, ayuda mucho pero con el cambio automático S-Tronic tampoco es imprescindible, aunque todo ayuda.

El consumo en ciudad no es para nada alto, teniendo en cuenta que se trata de una mecánica que debe mover casi 1200kg de peso en vacío. El homologado por la marca es de unos optimistas 5,4 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo se situó en 6.9 litros a los 100km recorridos.

Calidad de Acabados
Lo acabados de este Audi A1 Sportback son buenos, abundan los materiales de buena calidad y presencia. Todos los plásticos encajan de manera correcta, no apreciamos ningún crujido en los mismos.

Calidad de Materiales
Lo materiales son de una alta calidad, desde el cuero del volante hasta los plásticos de las partes bajas de las puertas. En este caso felicitar el buen hacer de Audi.

Conclusiones
En resumen, el Audi A1 Sportback es ideal si queremos tener un A1 pero con la versión 3P no nos es válido. En esa situación el A1 versión Sportback no solucionara el problema.

En todo lo demás sigue siendo un Audi A1. Sólo nos quedara escoger la mecánica que más se ajuste a nuestro estilo de conducción. No tendremos problemas, el amplio abanico de motorizaciones que dispone el Audi A1 es de agradecer. Y ya sabes, si queréis soltar adrenalina en zonas reviradas nada mejor que la versión 1.4 TFSI CoD de 150cv. O sus hermanos mayores, el 1.8 TFSI de 192 o la versión más radical S1.

 


A favor:

Consumos, S-Tronic, estabilidad.


A mejorar:

Motor perezoso a bajas vueltas, sonido rodadura neumáticos.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.0 TFSI 95cv Puertas: 5
Cilíndros: 3 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 160 Nm de 1500 a 3500 rpm Maletero: 270 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1165 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa

Turbo – Intercooler

Depósito: 45 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 186 km/h
Cambio: Automático, 7 velocidades

 


0 a 100 km/h: 11,1 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 22660€


Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *