Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI

Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI 105cv (38)

Empezamos el año con el Volkswagen Polo Sport en su versión más prestacional diésel. Con el renovado 1.4 TDI de 3 cilindros en línea que en esta versión probada desarrolla una potencia de 105cv. El 1.6 TDI era hasta ahora el motor diésel más vendido que daba vida al anterior Volkswagen Polo en versiones de 75, 90 y 105cv.

Aquí, en PacoCostas.com, lo probamos asociado al Polo en su versión de 75 y 105cv. En ambos caso el agrado de uso fue más que satisfactorio. Sobre todo si lo comparamos con el vetusto 1.9 TDI. Que si bien disponía de mayor empuje y fuerza a bajas vueltas, era más ruidoso y rudo en el uso. Ahora, Volkswagen ha resucitado el 1.4 TDI que ya montaba el Polo 9n y 9n3 en sus versiones GT y Bluemotion de 75 y 80cv. En su momento probamos la versión 1.4 TDI de 80cv asociada al Volkswagen Polo 9n3 Bluemotion. En aquel momento nos resultó un motor suficiente para un uso casi plenamente urbano, con potencia suficiente pero con unos pobres bajos. No obstante hay tener en cuenta que se trataba de una versión Bluemotion, la cual estaba ajustada para un mínimo consumo de carburante con relaciones de cambio muy largas y neumáticos de baja fricción.

El 1.4 TDI actual es un motor completamente renovado y revisado, se presenta con potencias de 75, 90 y 105cv respectivamente. La gama de motores actual parte del 1.0 BMT de 60 y 75cv. El mismo motor que ya monta el Volkswagen UP!. Y sus hermanos el Skoda Citigo y el Seat Mii.

Sigue el 1.2 TSI de 75, 90 y 110cv respectivamente. Todos ellos menos el 1.0 BMT pueden disponer de cambio DSG de 7 velocidades.

Tras probar con anterioridad el Polo Sport dotado del 1.2 TSI de 110cv es bueno hacer una breve comparativa entre ambos propulsores. Cada uno tiene una manera muy diferenciada de entregar la potencia. El 1.2 TSI, como buen gasolina es silencioso y da lo mejor de sí en medios y altos. Sin desmerecer a unos bajos muy interesantes. Su consumo es ajustado, con medias por debajo de los 7 litros con suma facilidad. Los 110cv de potencia máxima son, a todas luces, suficientes para cualquier tipo de uso. Permite realizar adelantamientos e incorporaciones con solvencia.

El 1.4 TDI, por su construcción de 3 cilindros en línea y el uso de combustible diésel es más ruidos y tosco en el uso. Si bien es un motor muy aprovechable con unos consumos muy bajos, pudiendo bajar de los 5 litros de media. Acusa de falta de bajos, sobre todo en ciudad. Donde nos veremos obligados en más de una ocasión a hacer uso de la primera velocidad donde con un motor de mayor cilindrada podríamos hacerlo en segunda. La potencia se entrega de manera brusca al sobre pasar las 2000 revoluciones sin desfallecer pasadas las 4000 revoluciones. Tiene mucho efecto turbo. Para adelantamientos es un motor muy servicial y capaz. Asombra el buen andar de este Volkswagen Polo con este pequeño 1.4 TDI de 105cv.

Si comparamos el 1.4 TDI con el 1.6 TDI las diferencias residen en el agrado de conducción y rumorosidad. El 1.4 TDI es más ruidoso y vibra más. Gasta menos que el 1.6 TDI y, a nuestro parecer anda más. El sustituido 1.6 TDI es más refinado y menos ruidoso. También carece de unos bajos buenos. Pero mejores que los del 1.4 TDI. En ambos casos son mecánicas interesantes por sus bajos consumos y buenas potencias.

Nuestra disponía del botón Sport justo en la para alta de la consola central. Dicho botón realiza diferentes modificaciones en el vehículo.

Endurece la dirección, dota de mayor rigidez a la suspensión y la entrega de potencia del motor es más repentina.

Para tramos revirados es una opción muy interesante. Sobre todo, el endurecimiento de la suspensión, que es muy notorio en relación al modo normal. Donde tiende a rebotar en exceso el eje trasero.

El tipo de amortiguador que incorpora este Polo es opcional. Y tiende a tener un precio superior a los normales. Puedes informarte en: Repuestosauto.es/suspension/muelle.

Visibilidad
El Volkswagen Polo no ha crecido en tamaño, sigue estando en el filo de los 4 metros. El anterior Polo no presentaba casi problemas de visibilidad para el conductor. La visibilidad fronto/lateral es correcta, los pilares A siendo forrados en plástico tienen un grosor justo y no restan apenas visión.

La visibilidad trasera/lateral, los pilares C de mayor grosor tampoco dificultan la visión.

Con los retrovisores exteriores se ve francamente bien, se pueden solicitar térmicos como opción.

El acabado Sport equipa faros halógenos de doble parábola, es decir, una bombilla para la luz de cruce y otra para la de carretera. Esto afecta en una mayor cantidad lumínica a la hora de pasar de las luces de cruce a carretera, ya que podemos utilizar las dos bombillas a la vez, con una mayor cantidad de luz. La actual gama del Volkswagen Polo monta luces diurnas de serie en el propio cuerpo de las luces antiniebla delanteras que sirven de cuneteros iluminando las curvas a baja velocidad.

Impresiones de Conducción
Cuando probamos el Polo Sport con el 1.2 TSI de 110cv mencionamos el buen funcionamiento del mismo. El 1.2 TSI es muy silencioso y agradable al uso. Con unos bajos consumos dada su potencia disponible. El 1.4 TDI es un motor que, con un aún más bajo consumo que el 1.2 TSI entrega casi la misma potencia. Eso sí, es más ruidoso y menos agradable al uso. Pero es el típico motor para hacer muchos kilómetros que es donde verdaderamente compensa una mecánica así.

La unidad probada disponía del modo Sport justo en la consola central. Este botón activado endurece la dirección, dota de mayor rigidez a la suspensión y la entrega de potencia del motor es más repentina.

Para tramos revirados es una opción muy a tener en cuenta. Sobre todo el endurecimiento de la suspensión, que es muy notorio en relación a su modo normal. Donde tiende a rebotar en exceso el eje trasero si va descargado.

El 1.4 TDI da la talla en una conducción decidida, pudiendo aprovechar al máximo los 105cv que eroga. El bastidor se muestra muy capaz y los 105cv son fácilmente digeribles.

Frenada
La motorización para la prueba es la 1.4 TDI de 105cv, la más alta a la venta actualmente con motorización de gasóleo. Su acabado, aunque parezca mentira, es el Sport, que a simple vista podemos ver unas bonitas llantas de 17″ con un calzado de 215/40.

Por encima de este acabado están las versiones BlueGT y GTI con mayor potencia y mejores prestaciones y frenos. El sistema de frenos se compone de discos ventilados delante de 288mm, y disco macizo detrás de 230mm. Los frenos funcionan correctamente, no los sometimos a grandes esfuerzo, solo a una conducción diaria y no presentaron problemas. Cuenta con ABS de última generación y, asistente de frenada en caso de emergencia.

Tracción
La tracción está asociada al eje delantero, es por ello tracción delantera. El Volkswagen Polo no presenta pérdidas de tracción a pesar de sus 250Nm de Par disponible. Ya que gracias al control de tracción las pérdidas de tracción son mínimas. Esto se traduce a que apenas hay pérdidas de tracción en salidas rápidas como en marcha, donde los 105cv no son capaces de crear pérdidas severas de adherencia en marcha. En arrancadas muy fuertes, si se pueden notar leves perdidas de tracción.

Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI 105cv (19)

Estabilidad
El acabado Sport otorga al Polo de una suspensión más enérgica y más preparada en mitigar los movimientos de la carrocería en curvas lentas, además de montar unos neumáticos de mayor sección disponible y mayor tamaño, en el caso de la unidad probada unos Dunlop SportMaxx en 215/40/17″ Una medida atípica, pero que dota al Polo de comodidad y un agarre excepcional.

Una vez decididos a probar las buenas virtudes del chasis del Polo, vemos similitudes con el Polo TSI de 110cv que probamos hace unos meses, donde la estabilidad era muy correcta, el Sport lo borda, excelente agarre a la salida de la curva, muy neutro en todo momento, sin mostrar perdidas de ningún tipo y sobre todo muy fácil de llevar rápido, se nos hace la boca agua de solo pensar lo bien que ira la nueva versión GTI.

Los 105 cv son suficientes para cumplir nuestras expectativas en uso urbano, si buscamos potencia y recuperaciones brutas sin duda lo mejor es optar por versiones más prestacionales como la BlueGT e incluso la GTI. El ESP de serie en el acabado Sport en conjunto con el ASR no suelen hacer acto de presencia a no ser que se vaya muy pasado o le busquemos las cosquillas al vehículo.

Reposacabezas
El Polo dispone de cinco reposacabezas ya que está homologado como cinco plazas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
Como en el caso de los reposacabezas, el VW dispone de cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Si emprendemos la marcha sin el cinturón abrochado al superar los 20km/h se nos avisara mediante pitidos y en el cuadro de instrumentos de que debemos ponernos el cinturón. Solo sucede con los cinturones delanteros.

Bebes y Niños
El actual Volkswagen Polo ya se comercializa en versión de 3 y 5 puertas, la unidad probada era de 5 puertas, teniendo un acceso muy correcto a las plazas traseras. Los asientos traseros disponen de anclajes ISOFIX, que a la hora de tener un bebe es un plus de seguridad, sabiendo de antemano que la sillita quedara bien anclada. El maletero cuenta con un correcto espacio para su tamaño, 280 litros. El acceso al mismo no contempla problemas, la boca de carga es ancha y queda a buena altura.

Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI 105cv (43)

Airbags
En esta versión del Volkswagen Polo, en cuanto a seguridad las cosas mejoran. Ahora disponemos de 8 airbag de serie. Eso sí, bajo petición como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP, realizadas en 2009, el Volkswagen Polo obtuvo 5 estrellas con un 90% para Adultos, 86% para niños, 41% peatones y 71% en caso de accidente. Un excelente incremento en seguridad pasiva en comparación con el anterior Polo.

Recuperaciones
Las recuperaciones con el motor 1.4 TDI de 105cv son mejores de lo esperado, teniendo una aceleración de 0 a 100km/h en 9,9 segundos. El contenido peso y la suficiente potencia lo convierten en un coche principalmente para un uso plural. Es válido para todo.

A la hora de afrontar incorporaciones fuertes o adelantamientos no tendremos problemas, con bajar una marcha la respuesta del motor es rápida dando lo mejor de sí y evitando estar en medio del adelantamiento más de lo deseado. Realizar un adelantamiento desde velocidades bajas es factible en esta versión de 105 cv, la respuesta del motor es buena y la entrada del turbo en definitiva decide si adelantaremos o no. Siendo la versión más potente hasta la fecha en motorización diésel del Polo no podemos pedir más, los 105cv están ahí y resultan muy efectivos si sabemos sacarles jugo.

Caja de Cambios
El Volkswagen Polo con motor 1.2 TSI y 1.4 TDI puede ir asociado como opción a una caja de cambios automática DSG de 7 velocidades. La unidad probada disponía de una caja de cambios manual de 5 velocidades. El tacto al uso de la caja es bueno, las marchas entran con facilidad y no da lugar a errores a la hora de engranar una velocidad. Las marchas son largas, dejándose notar en las prestaciones del vehículo.

Gracias a la tecnología Bluemotion que este nuevo Polo incorpora y las modificaciones que lleva los consumos son notablemente bajos para su potencia y prestaciones.

Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI 105cv (70)

Circulando por Carretera
La mayor parte de la prueba fue realizada por carreteras secundarias, con poco tráfico y limitadas naturalmente a 90 Km. /h. Donde el Polo se desenvuelve correctamente, con sus 105cv no tendremos problemas en mantener ritmos altos de viaje, teniendo que reducir de marcha únicamente si la pendiente es muy acusada.

Los consumos del 1.4 TDI son elogiables, bajos muy bajos, además sin hacer una conducción económica bajan más de lo esperado. Nuestra media por este tipo de vías estuvo cercana a los 5 litros. El consumo homologado es de 3,2 litros para este tipo de vía. Los 5 litros a los 100km recorridos se obtuvieron en una conducción normal, no buscando la economía, y tampoco conduciendo de manera descuidada. Conducción normal. La unidad probada disponía, como se puede ver en la galería de fotos, de un sensor insertado en el paragolpes delantero. Este sensor mide la distancia con el vehículo que llevamos delante y nos avisa en todo momento si estamos demasiado cerca. Y en frenadas de emergencia, también nos avisará si hay riesgo de colisión pudiendo llegar a frenar el vehículo.

Circulando por Autopista
Cuando probamos Volkswagen Polo 1.2 TSI de 110cv con acabado Sport notamos la mejoría de aislamientos, la manera de pisar del vehículo, mas asentado que su antecesor, y sobretodo pudimos ver y notar como el viento lateral no le afecta ni la mínima parte que le afectaba al anterior Polo, que en su versión GTI era un poco cansino el tener que ir continuamente rectificando, cuando con este nuevo Polo las correcciones son mínimas, el acabado Sport otorga al Polo de mayor aplomo en autovía/autopista. La rumorosidad del motor en marcha es perceptible pero no molesta.

Los consumos por este tipo de vías también son extremadamente bajos. El homologado es de 3,4 litros a los 100km. Nuestro consumo se mantuvo a lo largo de más de 100km en 5,2 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
El nuevo Volkswagen Polo Sport es ideal para la ciudad, sus contenidos consumos, su propulsor diésel potente y con un aguante ejemplar a bajas vueltas lo hacen perfecto para la urbe. El tamaño es el de un utilitario normal, por lo tanto buscar sitio para aparcar no se presenta como un problema. La dirección es precisa y nos “canta” todo lo que sucede debajo de las ruedas. Los consumos en ciudad son simplemente dignos de mención. Nosotros conseguimos unos consumos de 6.5 litros a los 100km. El homologado por Volkswagen es de 3,9 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Los acabados en la versión Sport son correctos, predominan los plásticos blandos por el salpicadero que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Volkswagen Polo Sport 1.4 TDI 105cv (56)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Polo son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero

Conclusiones
En conclusión, el Polo con el 1.4 TDI es una opción interesante si realizamos un alto kilometraje al año. Su motor gasta verdaderamente poco y en la versión de 105cv no se muestra falto de potencia.

Con el acabado Sport como la unidad probada podremos darnos el lujo de realizar conducción deportiva por algún que otro tramo de montaña. Es un vehículo con un buen paso por curva y muy fácil de llevar rápido. Y se muestra muy seguro en todo momento.

A favor: motor, consumos, estabilidad
A mejorar: precio, respuesta del motor en altas vueltas.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *