Audi A1 2.0 TDI

Audi A1 2.0 TDI 143cv (7)

La prueba semanal corre por cuenta del Audi A1 con la mecánica diésel más potente actualmente. El 2.0 TDI en su variante de 143cv.

Un motor muy conocido y extendido dentro del Grupo VAG. Usado en multitud de vehículos y con diferentes potencias aún vigentes, desde los 110cv hasta los 240 extraídos de su versión bi-turbo.

Este propulsor consigue una excelente simbiosis con el Audi A1, permitiéndole disponer de unas fulgurantes prestaciones con unos parcos consumos que, en ocasiones, pueden ser inferiores a los 5 litros de media.

Nuestra unidad venía bien surtida de todo tipo de extras, desde unos asientos increíblemente atractivos a la vista y excepcionales en sujeción y comodidad.

A un diseño exterior muy logrado, el kit S-Line le sienta muy bien a este pequeño Audi. Logrando que tenga cierto parecido con su hermano mayor el Audi S1, que probamos hace unos meses y podéis recordar dicha prueba desde aquí.

Si hacemos una breve comparación, salvando las distancias claro está, entre el Audi A1 2.0 TDI y el Audi S1 y dejando al margen sus mecánicas y potencias. El A1 2.0 TDI con el kit S-Line es, tremendamente efectivo en zonas reviradas, recordando en más de una ocasión al S1. Por mecánica es evidente que el S1 se lleva el gato al agua, pero ojo, el 2.0 TDI es muy voluntarioso y utilizable. Con un marcado empuje en medios.

Audi ha renovado recientemente el Audi A1, que en breve estará disponible con las mecánicas de acceso. Para poder disponer de versiones como este A1 2.0 TDI o el Audi S1 mencionado habrá que esperar un tiempo.

Visibilidad
El Audi A1 no presenta problemas de visibilidad, sus poco menos de 4 metros de longitud lo convierten en un coche pequeño, de fácil conducción y estacionamiento. El conductor no tendrá problemas de visión, ningún problema. Los pilares en este vehículo son de un tamaño correcto y no molestan. Aun llevando el vehículo cargado el conductor seguirá sin problemas de visibilidad. Nuestra unidad contaba con el extra de faros bi xenón, hicimos buen uso de ellos por carreteras nacionales en la completa oscuridad, donde pudimos apreciar la buena cantidad de luz que proporcionan.

Impresiones de Conducción
Tal y como hemos comentado al inicio de esta prueba, el Audi A1 propulsado por el 2.0 TDI es un vehículo rápido en toda situación y con unos bajos consumos. Es un vehículo cómodo al uso, gracias a su “grande” motor dispone de unos buenos bajos que resultan muy aprovechables en ciudad. Pudiendo abusar al máximo de las marchas más largas, teniendo una buena respuesta el motor.

Parte de la prueba comprendió en zonas reviradas y muy reviradas, el mismo tramo donde el Audi S1 nos hizo sentir y ver de primera mano su buen andar. En esta ocasión nos ha sido imposible no encontrar similitudes entre ambos vehículos. Su estabilidad es muy parecida, ambos disponen de una suspensión enérgica pero no incomoda. Siendo ésta capaz de absorber imperfecciones de la carretera sin problemas.

Gracias a un conjunto de suspensión enérgico y una dirección directa, podemos percibir con mucha fidelidad que sucede debajo de las ruedas, la dirección es muy informativa. Cosa de agradecer en vehículos de este tipo.

Si bien es un vehículo que, por el peso del 2.0 TDI, se muestra subvirador al límite, pero para eso tenemos que ir muy al límite. Que por seguro llegará nuestro límite antes que el del propio coche.

Realiza el 0 a 100 km/h en 8,2 segundos con una velocidad máxima de 217 km/h. Con un peso en vacío de 1265kg. Emite 108gr de Co2 a la atmosfera por km recorrido y supera la normativa de emisiones Euro V.

Frenada
Los discos montados en el Audi A1 con motor 2.0 TDI de 143cv son de unas dimensiones más que correctas, los delanteros son ventilados. Los traseros macizos.

Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se mostró a lo largo de toda la prueba capaz y sin motivos para desfallecer, no se hizo un uso reiterado de los frenos. En una conducción normal con dicho equipamiento tenemos una buena capacidad de frenada.

Tracción
Nuestra unidad era tracción delantera. Sin opción de poder disponer de la eficiente tracción Quattro. Solo disponible en el Audi S1.

Con tracción delantera y el buen par motor del propulsor diesel podemos tener pérdidas de adherencia en salidas fuertes.

Una vez en marcha es difícil apreciar perdías de tracción, el buen tarado de la suspensión minimiza las perdidas y además contamos con el control de tracción que asociado al ESP mitiga del todo las perdidas posibles de tracción.

A la hora de realizar la prueba dinámica en zonas reviradas no apreciamos pérdidas ni deslizamientos acusados en el Audi A1, es más, decir que el límite de pérdida de adherencia de este vehículo con un buen calzado es muy alto.

Audi A1 2.0 TDI 143cv (36)

Estabilidad
Gracias al corto recorrido de la suspensión y la dureza de la misma por tratarse de un kit deportivo (S-line), el aplomo que de este vehículo en curvas es soberbio, no se aprecian movimientos excesivos del chasis en curvas enlazadas. El Audi A1 cuenta con ESP de serie.

Reposacabezas
En el Audi A1 los reposacabezas delanteros no son regulables en altura e inclinación, tampoco son activos. Los traseros solo son regulables en altura.

Cinturones
El Audi A1 homologa cuatro plazas útiles, todas ellas disponen de cinturón de seguridad tipo estándar de 3 puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Todos ellos avisan si están o no abrochados al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi A1 se trata de un vehículo pequeño, que no por ello no es válido para un uso familiar. Sus plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX, el único problema es el acceso a las mismas. El maletero cuenta con 270 Litros de espacio útil. Ni muy grande ni muy pequeño.

Audi A1 2.0 TDI 143cv (29)

Airbags
En seguridad activa el Audi A1 está muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A1 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones del Audi A1 2.0 TDI están dentro de los que cabe esperar de un vehículo así. El buen tirón del turbo desde las 2000 vueltas nos hará poder plantearnos maniobras y adelantamientos con soltura.

En recuperaciones en 3º y 4ª marcha son excelentes, en quinta marcha si el motor decae de las 2000 vueltas tendremos unos segundos en los que el motor será perezoso en entregar toda su potencia, por eso, lo recomendable es engranar una marcha inferior para disponer de toda la potencia en el menor tiempo posible.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios manual de 6 relaciones. El tacto de la misma es muy agradable. Las marchas entran con suma facilidad y dispone de un marcado guidado que no da opción a equivocaciones.

En una conducción decidía se muestra un poco lenta en cambios rápidos.

El escalonamiento de las marchas tiene un perfecto equilibrio entre prestaciones y ahorro de carburante. Permitiendo poder sacarle todo el jugo al 2.0 TDI. Que tiene mucho que dar.

Audi A1 2.0 TDI 143cv (32)

Circulando por Carretera
En carretera el Audi A1 nos sorprenderá por su alta capacidad de aceleración, es un vehículo que se puede conducir de forma muy rápida, que también es válido para el día a día por su propulsor TDI, que tiene unos consumos muy contenidos en carretera y autopista.

En carreteras con el firme en mal estado, o con desniveles por mal asfaltado, iremos pegando pequeños “botes” dentro del A1, esto es debido a la dureza de la suspensión y su corto recorrido, también al bajo perfil de los neumáticos (225/35/18″). Es un poco molesto pero es el pequeño precio que hay que pagar si queremos un vehículo literalmente soldado al asfalto en cada curva.

Circulando por Autopista
En autopista, el Audi A1 con la sexta relación engranada es un vehículo muy confortable, el motor es poco ruidoso desde el habitáculo, el sonido del viento a velocidades legales de autopista es muy bajo, un trabajo excelente de insonorización del vehículo. Los consumos son otro de los puntos fuertes de esta versión dotada de motor TDI. Con una conducción normal es fácil tener consumos cercanos a los 5 litros a los 100, algo impensable hace unos años con un motor de esta potencia Nuestro consumo se situó cercano a los largo de toda la prueba en unos 5,5 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi A1 puede resultar algo incómodo, su sistema de amortiguación sin ser muy dura ni seca si puede ser cansina si vivimos en una ciudad invadida por resaltos de todo tipo o calles empedradas.

El Audi A1 contaba con un sistema de asistencia en pendientes, deja frenado el vehículo uno segundos para ayudarnos a arrancar sin tener que hacer peripecias con el embrague, todo un acierto.

El consumo en ciudad no es para nada alto, teniendo en cuenta que se trata de una mecánica diésel de 143cv. Dio un resultado de 7 litros a los 100km recorridos, el homologado es de un par de litros menos.

Calidad de Acabados
Lo acabados de este Audi son buenos, abundan los materiales de buena calidad y presencia. Todos los plásticos encajan de manera correcta, no apreciamos ningún crujido en los mismos. Al llevar una suspensión tan dura con el tiempo se dejaran notar los típico “grillos” en el interior.

Audi A1 2.0 TDI 143cv (28)

Calidad de Materiales
Lo materiales son de una alta calidad, desde el cuero del volante hasta los plásticos de las partes bajas de las puertas. En este caso felicitar el buen hacer de Audi.

Conclusiones
En resumen, el Audi A1 dotado del 2.0 TDI es un vehículo rápido y prestacional que nos puede hacer pasar buenos ratos. Y sobre todo seguro, su alta capacidad de ganar velocidad rápidamente otorga mucha seguridad a la hora de realizar adelantamientos o maniobras que requieran una rápida aceleración.

Cuenta con unos bajos consumos para la potencia que eroga, puede rondar en una media de 5 litros si no nos pesa mucho el pie, cosa por otra parte difícil con un vehículo así.

A favor: motor, acabados, dinamismo.
A mejorar: rumorosidad neumáticos, precio, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotografía: Daniel Galdeano Martínez / Pablo Martínez Nez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *