Subaru Outback 2.0TD AWD Lineartronic: Adicto a la tierra

Subaru Outback 2.0TD Lienartronic 150cv (52)

El nuevo Subaru Outback no solo se renueva por fuera, si no que la marca a renovado el 90% de las piezas del motor 2.0 Boxer Diesel, otorgándole una respuesta al acelerador más agradable desde bajo régimen. Con un PAR motor disponible más extenso.

También consume y suena menos que el anterior. Se nota y mucho la reducción de rumorosidad en el interior del habitáculo. Subaru ha realizado una buena labor modificando los aislantes acústicos por unos más generosos e introduciendo nuevos donde nos los había. La diferencia es patente desde el primer arranque.

Ciertamente el motor se muestra más contundente desde muy bajas revoluciones, con un PAR de 350NM disponible desde 1600 hasta 2800 revoluciones. Ganando 600 revoluciones disponibles en comparación con el anterior 2.0TD.

Curiosamente cuando probamos el anterior Subaru Outback, con el último lavado de cara, era difícil ver alguno por la calle que no fuera el que estábamos probando y en cambio los días que realizamos la prueba del nuevo Outback nos cruzamos con varios “hermanos” calcados a nuestra unidad. Se hace patente poco a poco la buena acogida que está teniendo este nuevo Outback.

La verdad es que por fuera el cambio es notable, es más agradable a los ojos, con líneas más redondeadas y conservando la musculosidad del anterior modelo.

Interiormente los cambios también son notorios, denota mejor calidad en los materiales utilizados y, todo, está en su sitio. Con un rápido acceso. Llama la atención nada más entrar la pantalla multimedia, desde donde se pueden controlar múltiples servicios de manera rápida e intuitiva.

El nuevo Outback es un vehículo que su aspecto hace referencia al de un todocamino familiar. Siendo a la vez un vehículo de todo uso.

Cuenta con ayudas off road electrónicas. Es decir, sistema de descenso. El anterior modelo no contaba con un programa electrónico para pasar por zonas con tierra suelta, piedras o cualquier tipo de terrenos deslizante. El nuevo Outback equipa el más que interesante X-MODE, que una vez activado va frenando la rueda que tiene pérdidas de tracción, tanto en ascenso como en descenso. Y permite subir por zonas de alta complicación sin perdidas de tracción.

Ya podemos pisar el acelerador al máximo que el sistema X-MODE regulara la potencia que se necesita en cada momento. Sin duda un sistema muy interesante que nos puede sacar de más de un apuro.

Gracias a su altura disponible nos permite entrar en pistas forestales con cierta complejidad

Los ángulos de ataque, salida y ventral son más bien correctos. No nos permiten grandes lujos.

Tuvimos ocasión de circular con el Outback por nuestro trayecto destinado a vehículos 4×4. Dio la talla y salió airoso de los problemas que se le presentaban.

Ninguna otra marca monta un motor diésel como lo hace Subaru. Se trata de una mecánica con disposición Bóxer de los cilindros. Es decir, nada de en línea o en V. Están horizontalmente opuestos. No es una tecnología nueva, ya que la primera patente de este sistema se firmó por el 1896.

Subaru ha sabido adaptar esta tecnología al “boom” de la fiebre del diésel en el mundo y sobre todo en España.

Necesitaban una mecánica diésel. Y como es lógico, no querían renunciar a su tecnología Bóxer, que en parte caracteriza a su gama de motores.

Consiguieron un Bóxer Diésel, que aun siendo diésel es diferente de los demás motores convencionales.

Ya su sonido al ralentí es diferente. Suena “raro”. No es feo ni ruidoso. Para nada. Es diferente.

En marcha el motor proporciona una buena cantidad de PAR (350Nm) a muy bajas vueltas que nos pegara al asiento si reclamamos potencia con violencia.

Según subimos de vueltas el sonido del motor se va convirtiendo en más fuerte, más sonoro. Quizás demasiado escandaloso. Por suerte en el nuevo Outback dentro del habitáculo apenas es perceptible.

La potencia máxima de este motor se entrega antes de las 4000 revoluciones. Permite estirar con fuerza por encima de las 4000/4200 revoluciones.

Interiormente el Subaru Outback es un coche polivalente, que nos permite ser usado para todo.

Desde uso diario a realizar largos viajes con él por autopista. El puesto de conducción es amplio, los asientos sin tener pretensiones deportivas sujetan muy bien el cuerpo. Son de un mullido excelente, ya que no es muy duro ni muy blando. En el punto justo.

El asiento del conductor cuenta con reglajes eléctricos. El salpicadero aunque siendo sobrio, cuenta con la suficiente botonería, toda ella está alojada en la zona principal. Es decir, donde se encuentra la radio CD, climatizador, etc…

El volante forrado en piel, cuenta con un buen tamaño y grosor. Dispone de mandos para accionar el ordenador de a bordo, levas para el cambio automático y botón para ordenes por voz y más usos.

Es regulable en altura y profundidad. El cuadro de instrumentos nos proporciona la información justa y necesaria, no se puede pedir más.

Visibilidad
Sus 4,815 m de longitud lo convierten en un vehículo de tamaño medio tirando a grande. Más largo que su predecesor.

No es un vehículo ancho, 1,840 m. En cuanto a visibilidad a lo largo de los días que estuvo en nuestro poder no observamos problemas en referencia con la visibilidad. Si bien, nuestra unidad venia equipada con el acabado más alto. Executive.

No quiere decir que con otro acabado la visibilidad sea mejor. Pero si puede llevar faros de tecnología LED. Que naturalmente para una conducción nocturna son imprescindibles.

Podemos decir que los faros de xenón del anterior Outback tienen un funcionamiento mejor que los actuales faros de LED.

Mayor anchura de luz y distancia. Si bien los faros de LED nos son malos, pero les falta potencia lumínica.

Los reposacabezas del Outback permiten que el conductor tenga una visión directa de lo que hay detrás del vehículo. En su posición más baja no molestan.

Gracias a las múltiples zonas acristaladas del Outback no presenta problemas de visibilidad. Los retrovisores exteriores tanto como el interior son de un buen tamaño y nos informan correctamente de lo que acontece detrás de nuestro vehículo.

Impresiones de Conducción
En ficha técnica el Outback 2.0TD con cambio automático Lineartronic no es un vehículo para nada lento. Es capaz de realizar el 0 a 100 Km. /h en tan sólo 9,9 segundos. 0,2 décimas más lento que su antecesor.

Su velocidad máxima es de 192 Km. /h. Los 150cv que eroga el 2.0 Bóxer Diésel se obtienen desde las 3600 revoluciones hasta casi las 4000 revoluciones. A partir de ahí la potencia cae con rapidez, dejándonos estirar hasta las 4500 revoluciones.

El PAR motor es de 350Nm desde 1400 revoluciones hasta 2800. Donde poco a poco va decayendo.

En la práctica el Subaru Outback se muestra rápido y con buenas prestaciones. Es capaz de realizar adelantamientos con soltura. Su motor es muy voluntarioso y los 150cv están muy aprovechados. Debemos tener presente que la tracción total es un peso extra. Pero también nos permite salir rápidamente sin perder tracción en ningún momento.

Frenada
El equipo de frenos del nuevo Outback 2.0TD es de mayor tamaño, cuenta con un sistema de frenos compuesto por discos en ambos ejes. Delante los discos son ventilados con un tamaño de 316mm en comparación con los anteriores 291mm. Detrás, monta discos macizos de menor tamaño 300mm en comparación con anteiores 284mm.

El funcionamiento del sistema de frenado fue correcto en todo momento. Decir que no fue sometido a grandes esfuerzos. Simplemente se hizo un uso correcto de él. En todo momento se mostró potente y capaz de detener el vehículo en pocos metros. El tacto del pedal nos mostró que es necesario emplear un esfuerzo extra a la hora de frenar con ganas. El sistema ABS hace acto de presencia justo antes de que las ruedas se bloqueen. Permitiendo que esto no suceda y recortando las frenadas.

Tracción
El nuevo Subaru Outback cuenta con un renovado sistema de transmisión que en conjunto con la tracción AWD permite que podamos sumergirnos por caminos de tierra que con otros vehículos sería inútil. La tracción total que emplea el Subaru Outback se compone de un diferencial central LSD controlado electrónicamente. Nada que ver con los sistemas electrónicos de diferenciales con embrague Haldex.

El sistema 4×4 es capaz de repartir la potencia de manera instantánea y eficaz. Este reparto de manera inicial es de 45:55. Reparto que puede variar según situación. Si el sistema detecta que alguno de los dos ejes esta en apuros y patina, mandara mayor porcentaje de fuerza al eje que dispone de buena tracción. Todo el sistema de tracción funciona en conjunto con el sistema de estabilidad ESP. Mediante los sensores ABS del vehículo. Realizando múltiples lecturas por segundo.

Subaru Outback 2.0TD Lienartronic 150cv (65)

Estabilidad
El comportamiento del nuevo Outback es de admirar, es estable, cómodo y fácil de conducir. Y todo gracias un afinado chasis y su magnífica tracción total AWD. Que permite que el Outback sea estable en cualquier tipo de situación.

También, debemos tener presente la mecánica. El motor Diésel Bóxer es más plano, otorgando un mejor reparto de pesos entre ambos ejes del coche. En resumen, permite un excelente paso por curva suprimiendo casi por completo el subviraje o el sobreviraje. Se convierte en un vehículo muy neutro. El ESP es de serie en el Subaru Outback.

Reposacabezas
Los dos reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, son de un tamaño correcto. Los reposacabezas traseros dada su forma tan compacta y que se encaja en el asiento para no molestar en la visón del conductor son solo regulables en altura. Los delanteros como los traseros no son reposacabezas activos.

Cinturones
El Subaru Outback viene equipado con cinco cinturones del tipo estándar de 3 puntos de anclaje. Solo los delanteros traen un sistema de retención pirotécnico en caso de accidente. Todos ellos cuentan con avisador acústico si el cinturón no está abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Para un uso familiar el Subaru Outback es ideal. Sus excelentes dimensiones internas y su buen maletero así lo atestiguan. El maletero dispone de 512 litros. Y su acceso es bueno. La boca de carga es grande y el piso plano. Permitiendo introducir objetos de gran tamaño sin apenas esfuerzo. Los asientos traseros cuenta con anclajes ISOFIX para sillitas de bebe. El acceso a las plazas traseras es directo. Permitiendo poder introducir una sillita de bebe sin apenas esfuerzo.

Subaru Outback 2.0TD Lienartronic 150cv (31)

Airbags
En materia de seguridad el Subaru Outback está a la moda como sus competidores, algo que nos agrada mucho, sobre todo saber que nuestro vehículo es seguro en caso de accidente ya que cuenta con los últimos avances. Trae 9 Airbags de serie en el acabado Executive, que son de: Conductor, acompañante (desconectable), laterales delanteros como traseros, de cortina delanteros como traseros etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Subaru Outback no dispone de datos.

Recuperaciones
En cuanto a recuperaciones el Subaru Outback dotado de mecánica Bóxer Diésel y cambio Lineartronic es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 10 segundos.

Son datos interesantes si tenemos en cuenta su peso en vacío. Más de 1700kg.

Con este peso el motor de 150cv se muestra muy voluntarioso en todo momento. A poco más de 1300 revoluciones el motor es capaz de empezar a empujar con decisión. Haciéndolo con fuerza a partir de 1600 revoluciones, dando la máxima potencia a tan sólo 3600 revoluciones.

El motor es capaz de subir de vueltas hasta 4500 revoluciones. Que es donde el tacómetro marca la zona roja. A partir de 4500 revoluciones es una total pérdida de tiempo exigirle más al motor. Más consumo y más riesgo de roturas en un futuro.

Caja de Cambios
La unidad probada venía dotada del nuevo cambio automático (CVT) de variador continuo Lineartronic, para situarnos, es un cambio parecido al usado por la marca Audi en sus modelos llamado Multitronic. Pero ojo, a la hora de hacer uso de ambos cambios hay diferencias muy notables. El de Subaru, a pesar de tratarse de un cambio de variador continuo con múltiples marchas no físicas, en la práctica, su funcionamiento es tan bueno que podría pasar por el de un cambio de convertidor de par fácilmente.

Después de hacer uso diario de dicho cambio durante una semana quedamos muy satisfechos con su agrado de uso y rapidez entre marchas. Y también por su suavidad. El escalonamiento entre marchas está bien pensado, favoreciendo en todo momento un bajo consumo y unas buenas prestaciones. Sin olvidarnos del Co2 emitido por este motor a la atmósfera. Que para contar con un bloque de 2litros tan sólo es de -159 gr/km-. Euro VI.

Subaru Outback 2.0TD Lienartronic 150cv (48)

Circulando por Carretera
En carretera, donde transcurrieron una gran parte de los kilómetros de la prueba el Outback 2.0TD se mostró extremadamente cómodo. Su tarado de suspensión conservador es capaz de filtrar las irregularidades de la calzada sin molestar a sus ocupantes.

La buena insonorización acústica del Outback hace casi inaudible al motor en marcha desde el habitáculo. Oyéndose más el ruido de rodadura de los neumáticos con medida 225/65/17″.

Ahora hablemos de consumos. El motor Bóxer Diésel homologa un consumo según ficha para este tipo de vías de tan sólo 5,3 litros a los 100km.

Sinceramente con el peso del coche, la tracción total permanente y el coeficiente aerodinámico del Outback es difícil de creer.

En la práctica, nuestro consumo se situó por encima de los 6 litros. Pero también bajo, en ocasiones a 5,8 litros.

Realizando eso si una conducción normal, en ningún momento se buscó bajar consumos o conducción eficiente. En todo caso son buenos consumos.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el Subaru Outback 2.0TD nos mostró un comportamiento neutro. Con alto confort de marcha.

La suspensión con un buen recorrido y un tarado tirando más bien a cómodo es ideal para realizar viajes. Siendo capaz de lograr una estabilidad y a la vez una alta capacidad de absorción.

El motor dispone de fuerza desde bajas vuelta haciendo muy utilizable las marchas más largas.

Bajaremos consumos, emisiones contaminantes y ruido. El consumo del Outback 2.0TD según ficha técnica para este tipo de vía es de 6,1 litros a los 100km recorridos. Decir que en esta ocasión a lo largo de la prueba realizada en autopista por nuestro trayecto habitual se situó el consumo medio en 6,5 litros a los 100km recorridos.

En aceleraciones fuertes el cambio automático, de manera temporal, marcara unas marchas imaginarias que pueden cambiarse desde la palanca o las levas del volante.

Circulando por Ciudad
En ciudad, el tamaño del Outback 2.0TD puede ser un problema si queremos aparcar en zonas muy estrechas o con poco espacio.

Sin duda podremos aparcar. Pero requerirá una mayor pericia por parte del conductor.

El motor es ideal para ciudad, con fuerza desde bajas y con consumos muy contenidos. La suspensión como ya se ha comentado es ideal en la tarea de absorber imperfecciones de la calzada. En ciudad a la hora de pasar resaltos o badenes es también un lujo.

El consumo homologado para un uso urbano es de 7,5 litros a los 100km. Nuestro consumo es más bien anecdótico. Ya que nos vimos metidos en varios atascos que hicieron subir el consumo de forma irreal. Situándose este en más de 8,5 litros a los 100km. Cercano a los 9 litros.

Calidad de Acabados
En el acabado más alto del Subaru Outback los interiores son vistosos y se puede comprobar al tacto que no se escatima en materiales. Acabados correctos.

Subaru Outback 2.0TD Lienartronic 150cv (44)

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Subaru Outback son de buena calidad, desde los plásticos a la piel utilizada.

Conclusiones
En conclusión. Probamos hace unos años el Subaru Outback, antes del pequeño lavado de cara que ha recibido recientemente. Al poco de salir al mercado el motor Bóxer Diésel. En aquel momento novedad. Un motor que poco a poco se ha ido abriendo camino en el mercado. Aunque aún es un gran desconocido para muchos. Su sonido no es su gran fuerte, es ruidoso al ralentí. Y en marcha, en aceleraciones fuertes o con mucha carga se mostraba también ruidoso. Ahora ya no.

Pero tiene muchos puntos a su favor, dispone de mucha fuerza desde bajas vueltas. Es capaz de mover los más 1700 kg de peso en vacío del Outback sin apenas esfuerzo por su parte. Y todo ello con unos consumos y prestaciones brillantes. Llegando a completar el 0 a 100km/h en menos de 10 segundos.

Es sin duda un coche muy interesante si nos gusta de vez en cuando hacer una escapada al monte. Gracias a su tracción total y su altura disponible permite entrar en caminos y zonas que entrañan cierta complicación técnica.

En definitiva, el Outback se puede considerar como un vehículo para todo. Desde ir por caminos de tierra a hacer uso de él a diario para ir al trabajo o realizar largos viajes. Siendo muy cómodo y con alta autonomía por su bajo consumo de carburante.

 


A favor:

Consumos, espacio interior, tracción total, respuesta en bajas motor.


 

A mejorar:

Rumorosidad al ralentí, motor tosco en frío.

 


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TD 150cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 Boxer Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 350 Nm a 1600 rpm a 2800 rpm Maletero: 512 litros
Distribución: Dos árboles de levas en cada culata Peso: 1751 Kgs.
Alimentación: Diesel- inyección directa por conducto común

Turbo de geometría variable. Intercooler

Depósito: 60 litros
Tracción: Total Velocidad: 192 km/h
Cambio: Automática, múltiple velocidades

0 a 100 km/h: 9,9 segundos


 

Precio de unidad probada sin extras y descuentos: desde 35200 €


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *