Renault Mégane GT Style 1.5 dCi

Renault Megane GT Style 1.5 dCi 110cv (22)

Probamos el Renault Mégane berlina en su versión GT Style con motor diésel, 1.5 dCi de 110 cv. El acabado GT Style cuenta con una buena cantidad de equipamiento de serie y con una línea exterior muy llamativa. El puesto de conducción es realmente cómodo y de fácil adaptación, en pocos minutos estaremos a gusto conduciendo sin preocuparnos si estamos demasiado cerca del volante o muy retirados. El salpicadero, de estética seria, es limpio en cuanto a botonería, es decir, no abusa de demasiado botones para el manejo de la radio, equipo de música, opciones del ordenador de a bordo, climatizador, todo queda centrado en un mismo sitio siendo fácil de usar. Los asientos son de un aspecto deportivo, buenos pétalos laterales que otorgan una sujeción lateral correcta. Cuentan con una dureza justa que no cansa en viajes cortos y que se agradece en viajes largos.

El acabado GT Style le proporciona al Mégane un aspecto más deportivo externamente, con paragolpes específicos y unas llantas a juego con el conjunto.

La unidad probada venia dotada del sistema multimedia con R-Link, donde también podíamos interactuar con el navegador o el ordenador de a bordo. Al tratarse de una versión eco2 podemos también ver en todo momento en el apartado eco los datos de consumos y ver la puntuación que el propio vehículo nos otorga según conduzcamos. Buscando como prioridad la austeridad en el consumo de carburante. A menor consumo mejor puntuación. Se premia también la anticipación, el uso del Start&Stop o no abusar del acelerador. Ni subir en exceso de vueltas el motor.

El 1.5 dCi en su versión de 110cv da mucho juego en este aspecto, es un motor que ya de por si cuenta con unos consumos muy ajustados. Y unas brillantes prestaciones en todo momento, los 110cv dan mucho de sí a la hora de requerir la máxima aceleración del propulsor.

Visibilidad
La versión berlina aquí probada del Renault Mégane no presenta problemas que sean destacables. Como todo vehículo siempre es mejorable en cuanto a visión o visibilidad. La unidad probada venia dotada de faros halógenos con lentes elipsoidales. Si bien cuenta con una buena capacidad lumínica esta por detrás de unos faros de xenón o de leds.

Impresiones de Conducción
El acabado GT Style puede dar lugar a engaño, su aspecto más deportivo puede hacernos creer que este Mégane será más efectivo en trazados revirados que, por ejemplo, un Megané con un acabado inferior. Su aspecto no es determínate en sus buenas cualidades en tramos revirados. Sin este acabado más vistos el Mégane ya se desenvuelve bien en este tipo de vías. La suspensión presenta un buen equilibrio entre dureza y confort. Con la medida de neumáticos de nuestra unidad 205/55/16” y marca Michelin el Mégane se desenvolvía muy correcta en todo tipo de vías. Siendo confortable en la urbe plagada de resaltos y badenes. Y muy eficiente en tramos revirados, donde demostró que cuenta con alto paso por curva que lo convierte en un vehículo seguro y también divertido. El propulsor diésel se mostró muy enérgico y capaz en toda la prueba, dando lo mejor de sí a poco menos de las 2000 revoluciones. Estirando con fuerza hasta pasadas las 4000 revoluciones.

Es un motor que si le exigimos potencia se muestra muy ruidos en aceleraciones, a velocidad baja o al ralentí no es así. Para ser diésel es una mecánica bastante silenciosa.

Frenada
El sistema de frenos del Mégane en su versión 1.5 dCi 110cv cumple sobradamente con lo que se le pida. Monta discos en ambos ejes, delante discos sobredimensionados de 280mm autoventilados. Detrás discos macizos de 260mm. El tacto de los frenos no es de los mejores sin duda, con un recorrido útil bastante poco aprovechable es difícil dosificar la frenada, sobre todo cuando en la primera parte del recorrido el mordiente es mayor e incómodo si transitamos por ciudad. Cuenta con ABS de última generación poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia, dotando de mayor presión al circuito de frenado, con el fin de acortar la distancia.

Tracción
Como en todo compacto de marca generalista la tracción se asocia al eje delantero. Es decir, es el eje delantero el encargado de soportar y entregar la potencia que el motor le envía, más concretamente los neumáticos. Qué en nuestra unidad eran francamente buenos y estaban a la altura de las prestaciones del Renault Mégane. El motor diésel a pesar de disponer de unos buenos bajos no tiende a presentar pérdidas de tracción.

Dispone de control de tracción desconectable en conjunto con de estabilidad ESP.

Renault Megane GT Style 1.5 dCi 110cv (9)

Estabilidad
Aun no siendo un Mégane con acabado Sport o RS su comportamiento en curvas es bastante correcto, en seco podemos exprimir sin miedos las cualidades del bastidor y apurar un poco más las frenadas sin miedo. En mojado la cosa cambia, la estabilidad es buena, pero no debemos fiarnos ni confiarnos, a lo largo de la prueba, en condiciones de agua en la calzada o mucha agua la sensación de seguridad disminuía, y por las pruebas que realizamos no parece ser un problema del vehículo que en seco tiene un comportamiento más bien bueno.

Reposacabezas
El Renault Mégane berlina homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
El Renault Mégane berlina trae cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Los delanteros equipan de serie pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Renault Mégane se puede pedir en tres o cinco puertas, nuestra unidad era la versión berlina, por lo tanto el acceso a las plazas traseras era francamente bueno. Introducir una sillita no conlleva ninguna dificultad, el Renault Mégane trae de serie el sistema ISOFIX de anclaje de sillitas de bebes. Y un maletero (372Litros) de dimensiones generosas que nos permite transportar todo los bártulos del bebe sin problemas.

Renault Megane GT Style 1.5 dCi 110cv (11)

Airbags
El Renault Mégane berlina trae de serie 8 Airbags, que son: De conductor, acompañante (desconectable) , laterales, de cortina… etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Renault Mégane obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 37 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones el Mégane dotado del motor 1.5 dCi de 110cv se muestra muy contundente y con un buen empuje gracias a la acción del turbocompresor. El peso del Mégane no hace mella en las recuperaciones/aceleraciones, dando unos datos nada malos en el 0 a 100km/h, según ficha técnica es de 10,8 segundos, una cifra para nada mala, que en la práctica parece ser menor por la buena entrega de potencia del motor. La velocidad máxima es de 190 Km. /h y el par máximo es de 240Nm a 1.750 rpm.

Caja de Cambios
El cambio manual de seis relaciones se muestra rápido entre cambios de marcha, con un buen guiado y un escalonamiento correcto para sacarle el mayor provecho a los 110cv del motor diésel. A lo largo de la prueba no se presentaron problemas de ningún tipo.

Renault Megane GT Style 1.5 dCi 110cv (28)

Circulando por Carretera
En carretera, el Mégane berlina tiene un comportamiento limpio, su estabilidad es correcta, nos permite más de un lujo en carreteras viradas, y disfrutar de su buen chasis. El propulsor acompaña en la tarea, empuja con decisión desde muy bajas vueltas. En conducción relajada los consumos son muy ajustados, tiene muy buena autonomía pudiendo superar los 1000 km con un solo depósito.

Circulando por Autopista
En autopista, el Mégane berlina es cómodo, muy económico, sencillo de conducir, rápido si lo deseamos. En sexta marcha es casi inapreciable el sonido del motor dentro del vehículo, está muy bien insonorizado. Debemos fijarnos en el tacómetro para ver a que revoluciones está el motor. Los consumos son una de las bazas a favor de este Mégane con motor 1.5 dCi, podemos obtener consumos por debajo de los 5 litros si circulamos con cautela y a velocidades de 100 km/h.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Renault Mégane berlina pasa desapercibido por la gran cantidad de Mégane vendidos tanto en la versión Coupé como en la 5 puertas. La mayoría dotados de la misma motorización aquí probada. Las versiones gasolina a pesar de ser también excelentes motores, como el 1.2 TCE de 115cv que tiene unos bajos consumos, pero aun así los diésel son más vendidos. La suspensión de esta versión del Mégane berlina GT Style es más bien conservadora, siendo más confortable que rígida, en zonas especialmente minadas de baches, badenes, resaltos lo agradeceremos.

Calidad de Acabados
Los acabados en esta versión son muy buenos, abundan los plásticos de calidad, y los ajustes correctos.

Renault Megane GT Style 1.5 dCi 110cv (20)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de buena calidad, el forrado de las puertas es muy bueno. Los plásticos son de buen tacto y aparentes.

Conclusiones
En resumen, hace unos años probamos el Mégane en su versión Coupé con él por aquel entonces motor 1.6 16v de gasolina y 110cv. Un motor que en su momento ya era anticuado por su respuesta y consumos. Con la misma potencia que el 1.5 dCi están en mundos diferentes. El 1.5 dCi es contundente en la respuesta del acelerador. El gasolina requería ser subido mucho de vueltas para ganar velocidad. Ahora con los motores TCE gasolina mayores prestaciones y menores consumos y emisiones.

A favor: consumos, motor, línea exterior.
A mejorar: sonoridad en frio, falta de “chicha” por debajo de las 2000 revoluciones.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *