Probamos el nuevo Ford Puma en su versión “híbrida” de 155cv extraídos del pequeño propulsor 1.0 ecoboost que tan buenos resultados le está dando a Ford desde que empezó a usarse en sustitución del antiguo 1.6 atmosférico.

El 1.0 ecoboost en el caso del Puma tiene una potencia especifica alta para tratarse de un motor de 999cm3. Si fuera un dos litros tendría la misma potencia que el motor que monta, por ejemplo, el nuevo Audi S3, 310cv.

Por lo que se le puede considerar un motor prestacional y muy voluntarioso. Si bien, teniendo 155cv debería mostrarse más despierto en aceleraciones, pero no hay que preocuparse, el apoyo del sistema híbrido que monta el Puma ayuda en arrancadas y, sobre todo, a que el Puma disponga de unos consumos verdaderamente bajos.

A lo largo de toda la prueba, con cerca de 1000km recorridos y un uso muy plural nos arrojó una media final de 5,8 litros medidos por el ordenador de a bordo. Algo completamente impensable en motores gasolina de 155cv de hace unos años.

Y, ojo, no hemos realizado una conducción especialmente lenta, si hemos hecho uso del modo ECO, pero si se ha necesitado extraer la máxima aceleración del conjunto propulsor se ha hecho.

Seguramente si piensas en el Ford Puma recordaras el modelo que antecesor que se trataba de un pequeño utilitario Coupé con aspiraciones deportivas, sobre todo la versión dotada del 1.7 gasolina de 125cv.

El actual es todo lo contrario, es más un pequeño SUV de ciudad, eso sí, con buena potencia, esta versión de 155cv con el acabado ST-Line no solo es agradable a la vista, lo es también a la hora de conducir, entra muy bien en las curvas y se maneja cómodamente en la urbe.

Hace pocas semanas se ha presentado la versión más deportiva y prestacional del Ford Puma, la ST, que equipa el ya conocido motor del Fiesta ST que pudimos probar hace un tiempo. El 1.5 Turbo tricilindrico con 200cv es una pequeña joya de la ingeniería, no solo por prestaciones, también por sonido, agrado de uso y por consumos.

Sin duda este nuevo Puma, como pasa con su hermano el Fiesta, del que deriva, viene muy bien equipado no solo a nivel de seguridad. En el acabado que hemos podido probar durante unos días, el ST-Line X, ya de serie, lleva lo que de verdad se va a usar a diario.

Por ejemplo, los asientos nos han parecido tremendamente cómodos e ideales para viajes o un uso intensivo. Además de recoger estupendamente el cuerpo, podemos realizar viajes largos y salir completamente descansados. Con pocos SUV utilitarios sucede igual.

Externamente el Puma con el acabado ST-Line, como es normal, atrae las miradas por su diseño juvenil y deportivo. Incluso si no estás muy versado en los acabados del Puma lo puedes confundir con el nuevo ST.

Es fácil que te vean y se queden mirando, sobre todo si llevas el color de la unidad que hemos probado un bonito azul llamado “Azul Desert Island”.

El acabado ST-Line es un acabado intermedio, por debajo de éste está disponible el Titanium. Y por encima del el ST-Line X y el Vignale. Siendo el más deportivo el ST.

El interior del Puma sorprende gratamente por su sencillez y encontrarse todo en su sitio, está todo simplificado con una pantalla de buenas dimensiones que es táctil y permite gobernar todo sin mayor problema, rápido e intuitivo.

El cuadro de instrumentos también dispone de una buena pantalla digital, toda la información a nuestro alcance. Nos ha gustado visual y físicamente el aspecto del nuevo cuadro de instrumentos y su manera de mostrar la información.

La verdad es que el conjunto, en sí, está muy conseguido. Incluso el puesto de conducción es extraordinariamente cómodo en todos los sentidos. Además de los típicos múltiples reglajes de los asientos, también tenemos los del volante, tanto el altura como en profundidad.

Por lo que en pocos minutos podemos adoptar la postura correcta ante el volante, postura cómoda y correcta.

El motor que hemos probado es el conocido ya desde hace unos años y galardonado desde hace tiempo con el premio a mejor motor de su categoría. No en vano es un motor que asombra por su buen funcionamiento y aun tratándose de un motor de 3 cilindros en línea, también por su refinamiento.

Hablamos del 1.0 ecoboost en su variante de 155cv. Este mismo motor está disponible en el Puma con potencias desde los 125 hasta los 155cv respectivamente.

La versión de 125cv es la más extendida y longeva, ya se vendió en el anterior y actual Fiesta y Focus. Por lo que se trata de un motor más que probado que funciona muy bien, con buenas prestaciones y unos consumos más que ajustados.

Si bien, no ha todo el mundo le gusta este tipo de mecánica de tan poca cilindrada. Es cierto que en los últimos años se ha tendido al llamado “Downsizing” motores de baja cilindrada turbo alimentados capaces de erogar la misma o mayor potencia que mecánicas de mayor cubicaje atmosféricas.

La versión ST del Puma monta un 1.5 Turbo de 3 cilindros en línea con 200cv. Un motor explosivo y muy prestacional.

El 1.0 ecoboost, supera la normativa euro 6, y asociado al conjunto eléctrico “Mild Hybrid” permite disponer de la tan cotizada pegatina “ECO” de la DGT.

También comentar que, todos los motores que monta Ford actualmente superan la euro 6, desde los diésel, GLP, híbridos y gasolina.

Visibilidad

La visibilidad desde el asiento del conductor es claramente buena, por delante tenemos unos montantes “A” no excesivamente dimensionados, lo que nos da una visión muy buena, apoyada por unos espejos muy bien resueltos.

Tenemos una visibilidad trasera también bastante aceptable, lo que nos da mucha confianza al controlar todo lo que pasa alrededor del vehículo de un solo vistazo, desde sensores de parking al uso de la cámara trasera, todo es una ayuda.

En el apartado luces, la versión ST-Line X monta de serie faros halógenos con lentes elipsoidales, sin opción de faros de ledes. Los halógenos cumplen sin más. Pero sin duda el opcional de los ledes dinámicos por 900€ es un extra muy interesante a la hora de conducir por la noche.

Impresiones de Conducción

Conducir el Ford Puma Ecoboost 1.0 de 155 CV es mucho más agradable y cómodo de lo que suponíamos, dada la buena potencia del propulsor.

Su motor responde desde bajas vueltas entregando potencia en poco tiempo. Nos permite realizar adelantamientos e incorporaciones con suma rapidez. El Puma con el acabado ST-Line goza de un buen paso por curva, la suspensión sin llegar a ser muy dura y seca funciona de maravilla evitando balanceos innecesarios en zonas reviradas.

Es un vehículo que dada su alta comodidad en marcha, nos permite realizar muchos kilómetros con él sin acusar cansancio. En zonas reviradas es donde se puede notar una gran diferencia entre la suspensión del acabado ST-Line y Titanium.

En el acabado ST-Line ésta es más enérgica sin ser incomoda o seca. Se deja notar su buen hacer en curvas enlazadas y curvas rápidas y lentas.

No obstante la suspensión de serie del acabado Titanium en conjunto con los buenos neumáticos se puede disfrutar y mucho, de su buen hacer en tramos virados también. Donde el bastidor sorprende para bien.

Frenada

Antiguamente, una de las pegas que se le podían otorgar a los pequeños Ford como sucedía en el Fiesta con este motor era el uso en el sistema de frenado de los ya más que superados frenos de tambor en el eje trasero. Si bien son perfectamente funcionales en su cometido, siempre hemos pensado que mejor unos discos de freno aun que se sean de menor tamaño.

En el motor más prestacional del Puma sin ser el ST el conjunto cuenta con frenos de disco en ambos ejes, por lo menos con el motor de 125 y 155cv ecoboost.

Los frenos de disco delanteros son ventilados de 278mm, detrás discos macizos de 271mm. ABS de última generación.

El sistema de frenado cumple a la perfección, como cabría esperar. Tiene buen mordiente y es dosificable en la frenada.

Tracción

El Ford Puma 1.0 Ecoboost tracciona con el eje delantero. Su motor da una buena cantidad de PAR a bajas vueltas, el suficiente para desenvolverse bien por ciudad, y no demasiado para tener pérdidas de tracción acusadas al soltar el embrague más rápido de lo habitual.

Tenemos a nuestro favor el control de tracción y de estabilidad, que van en conjunto.

Con estos sistemas electrónicos y las ruedas 225/40/19″ Good Year Eagle F1 no se presentan pérdidas de adherencia. Este tipo de neumático está más indicado para una conducción deportiva por lo que disponen de una mejor adherencia que neumáticos más ruteros. Sin duda el chasis es muy superior a la potencia del motor.

Estabilidad

La estabilidad del Ford Puma ST-Line es alta, nos permite disfrutar del bastidor al máximo. El conjunto de suspensiones es el encargado de minimizar los balanceos de la carrocería.

Su dureza es notable pero en absoluto es una suspensión seca. El Puma filtra de maravilla las irregularidades del terreno. Nuestra unidad equipaba control de estabilidad ESP, que hace aparición cuando las cosas se ponen difíciles.

Al actuar el ESP se nota un brusco movimiento y, rápidamente, nos cambia la dirección a la que deberíamos ir, evitando males mayores. Pero ojo, no debemos confiar en que el ESP nos salve de todo. Las leyes de la física están ahí y son inalterables. El ESP no lo puede todo.

Nos ha parecido un coche muy neutro en sus reacciones, incluso llevándolo al límite saber mantener la compostura y no perder el rumbo.

Reposacabezas

El Ford Puma dispone de cinco plazas utilizables. Todas ellas disponen de reposacabezas. Los traseros son regulables en altura y van perfectamente integrados en el asiento en su posición más baja. En los asientos delanteros son regulables en altura e inclinación.

Cinturones

El Ford Puma viene equipado con cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado. Los traseros solo avisador de cinturón no abrochado.

Bebes y Niños

El Ford Puma al ser un vehículo de 5p es ideal para un uso familiar, su tamaño interior y acceso a las plazas traseras lo convierten en un buen candidato. Cuenta con anclajes ISOFIX y Top Tether en los asientos traseros. Su maletero, 401 litros, es capaz y goza de una buena boca de carga, con suelo plano.

Airbags

Como equipamiento de serie en seguridad pasiva, viene bien surtido de Airbag. Dispone de serie de 8 airbag, que son: De conductor y acompañante, laterales de conductor y acompañante, y por ultimo de rodillas para el conductor. Como opción podemos solicitar dos airbag más, que son; Airbag de cortina laterales, tanto para el conductor como para el acompañante.

Recuperaciones

Anteriormente hemos comentado que los 155cv que proporciona el 1.0 Ecoboost son más que suficientes para mover los 1.280kg que pesa el Puma. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 9 segundos. Una cifra muy buena.

Esta versión de Ford Puema puede ser un vehículo rápido y con carácter deportivo. Su motor es para hacer muchos kilómetros con un consumo bajo. Y también para darnos más de un lujo en zonas reviradas. Podemos, sin duda, realizar adelantamientos de manera rápida y eficaz.

Y si buscas mayores prestaciones siempre puedes optar por la versión de 200cv.

Caja de Cambios

El cambio es de 6 velocidades, las 3 primeras son más cortas y bien escalonadas, la sexta es menos utilizable fuera de autovía/autopista.

El tacto de la palanca es muy bueno, muy directa, nada de ruidos extraños ni holguras. La caja es muy rápida en uso deportivo.

Circulando por Carretera

En este medio, su comportamiento es muy bueno, el chasis se comporta bien como ya hemos comentado y las suspensiones cómodas, que no blandas, nos dan una sensación de aplomo suficiente para notar la carretera, lo frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento.

La excelente calidad de materiales en su construcción hacen que en el interior el motor sea prácticamente inaudible, al igual que las vibraciones no se aprecian. Nuestro consumo (5.8 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado, 5,6. Que si nos lo proponemos podremos alcanzar.

Circulando por Autopista

El Puma se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es lo suficientemente confortable para hacer un largo viaje y que no sea cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha y su poco consumo le hacen un buen vehículo de viaje a velocidades legales.

El puesto de conducción y asientos favorecen a un alto confort de marcha que nos permite viajar sin cansancio.

Circulando por Ciudad

En ciudad el Puma se encuentra muy cómodo, su tamaño de poco más de cuatro metros lo hacen muy apto para una conducción por cuidad, con atascos incluidos.

La rapidez de respuesta del motor y una frenada suficiente, le hacen ser un automóvil muy fácil de conducir en tráfico urbano.

Cuenta con sistema Start & Stop, que favorece un menor consumo y emisiones si transitamos mucho por ciudad.

Calidad de Acabados

Los acabados son correctos, las piezas encajan bien entre si y no presentan problemas.

Calidad de Materiales

Los materiales empleados en el Ford Puma son correctos sin más. Los plásticos duros al tacto no visibles no convencen. Los más visibles son gomosos al tacto.

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

A lo largo de la semana que he convivido con él he sentido en todo momento que llevaba un coche agradable, divertido y seguro. Que con tan solo un 1.0 Turbo ecoboost da la sensación de ser un motor de mayor cilindrada y potencia por lo lleno que se muestra en todo su régimen útil y la disposición que tiene de ganar velocidad en cualquier marcha y situación.

Es un motor que te hace, literalmente, olvidarte del cambio de marchas si está por encima de las 2000 vueltas. A penas se ha de reducir marcha para poder volver a ganar velocidad. He podido realizar en más de en una ocasión adelantamientos en cuarta y quinta marcha en vías de doble sentido sin apenas permanecer tiempo en el carril contrario. Es sin duda una excelente virtud de este pequeño propulsor.

Y si se quiere aprovechar su máximo potencial con bajar marcha podremos ver y sentir de lo que es capaz este pequeño motor, que ligado a un magnifico bastidor da mucho de sí.

Sin duda, a la espera del Puma ST, que si funciona como mínimo igual de bien que este ST-Line, será todo un reto y alta competencia para otros coches del segmento SUV B vitaminados.

Conclusiones

En resumen, el Ford Puma con el motor 1.0T EcoBoost es un excelente candidato si estás buscando un vehículo urbano potente con bajo consumo. El 1.0 EcoBoost está disponible en dos potencias; 125 y 155cv respectivamente.

No nos olvidamos de la variante TDCi con el 1.5 y sus 120cv disponibles, menores consumos y buen agrado de uso.

 

 

A FAVOR:

Consumos, motor, estética.

A MEJORAR:

Par a bajas vueltas, rumorosidad neumáticos, plásticos

 

DATOS TÉCNICOS

 

Versión: 1.0 T ecoboost 155cv Puertas: 5
Cilindros: 3 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 220 Nm a 3000 rpm Maletero: 401 litros
Distribución: Dos árbol de levas en la culata Peso: 1.280 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa,

4 válvulas por cilindro.

Turbo – Intercooler

Depósito: 42 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 205 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

Consumos

Consumo medio WLTP 5,6 (l/100 km)
Emisiones de CO2 126 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro 6 – ECO

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4207 / 1805 / 1534

 

0 a 100 km/h: 9 segundos

Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 17305€

 

Galería de fotos