Esta semana probamos el nuevo Volkswagen Polo GTI, que ha recibido no solo profundos cambios estéticos, al ser un nuevo modelo. Si no la incorporación del 2.0 TSI con una potencia de 200cv.

La misma que, hace ya más de una década, tuvo el Golf GTI V con el mismo propulsor.

Con anterioridad hemos tenido la oportunidad de probar diferentes modelos del Polo GTI, desde la versión animada con el vetusto y archiconocido 1.8 Turbo de 20 válvulas en potencias de 150cv y 180cv respectivamente. Dicho motor era otro cantar, muy lleno desde bajas vueltas, con mejores bajos y un sonido digno de un GTI.

También tuvimos la oportunidad de probar dos unidades del Polo GTI con el 1.4 TSI, motor con turbo y compresor. Se mostraba muy lleno desde bajas, muy bajas vueltas. Y daba lo mejor de sí en medios/altos. Con una potencia resultante de 180cv.

La verdad es que mucho se habló de que el 1.4 TSI era poco motor para una versión GTI a pesar de disponer de 180cv. Dado que la fiabilidad de dicho propulsor siempre ha estado en entre dicho por su mayor complejidad de sobrealimentación.

Si bien es cierto que el 1.4 TSI cumplía sobradamente con las aspiraciones deportivas de los posibles clientes que compraran el Polo GTI, pero siempre parecía que llevábamos un motor pequeño muy potenciado.

Y, por supuesto, el 1.8 TSI en el Polo GTI anterior, volviendo a los motores de mayor cilindrada. El 1.8 TSI tiene carácter y rabia si le pisamos con decisión y hacemos uso del modo Sport donde los 192cv nos empujaran contra el respaldo del asiento con virulencia.

Lo mejor, contaba de nuevo con un bonito sonido y unos increíbles bajos consumos.

La unidad probada montaba la caja de cambios automática DSG de 7 velocidades en seco. Dicha caja es un poco brusca en conjunto con el 1.8 TSI. Y viene, en cierta medida, capada por no admitir más de 250Nm de PAR.

El 1.8 TSI en su versión manual era capaz de producir un PAR máximo de 320Nm, cosa que con la caja DSG no podía desarrollar.

Y por último el que es objeto de esta prueba, el nuevo Polo GTI, el más potente de la historia y que ya dispone 200cv.

Muchos pueden pensar que es un poco absurdo abandonar el 1.8 TSI que montaba el anterior Polo GTI y que ya erogaba una potencia de casi 200cv (192cv), pero si el cambio es por el 2.0 TSI o aseguro que es un muy buen cambio.

El 2.0 TSI en el Polo GTI encaja como un guante, no solo por su mayor potencia, también por su manera de entregarla, es un motor tremendamente agradable al uso, teniendo potencia desde muy bajo régimen y, si así se requiere, dando lo mejor de sí hasta el corte de inyección.

Lo mejor y que, queramos o no, también es importante, son sus consumos. Puede parecer que un 2 litros turbo de 200cv va a ser muy sediento, pero en absoluto, es increíble ver como la tecnología avanza y, si en el Golf GTI V con el casi mismo peso del actual Polo GTI 1.355kg, el Golf con caja DSG pesaba 1.347kg. Puede arrojar unos consumos fácilmente 2 litros inferiores al Golf GTI V, es decir, si un consumo normal en el Golf GTI V era de unos 8,5 litros a los 100km recorridos, el Polo GTI se conforma con 6,5 litros haciendo el mismo uso.

Y puedo hablar con conocimiento de causa, ya que soy poseedor de un Golf GTI V y los consumos son los que son. La verdad es que en este aspecto el Polo GTI sorprende para bien.

Lo que no nos ha gustado es que el depósito sea cada vez más pequeño, 40 litros, aunque el motor gaste menos, son insuficientes para viajes largos.

Visibilidad

El nuevo Volkswagen Polo GTI ha crecido en tamaño, superando ahora el filo de los 4 metros.

En el actual Polo GTI los reposacabezas se pueden bajar del todo y no dificultan en absoluto la visibilidad del conductor. La visibilidad fronto/lateral es correcta, los pilares A siendo forrado en plástico tienen un grosor justo y no restan apenas visión.

La visibilidad trasera/lateral, los pilares C de mayor grosor tampoco dificultan la visión.

Los retrovisores exteriores se ve muy bien con ellos, aunque para nosotros se veía mejor con los del anterior Polo GTI.

El acabado GTI equipa faros de led tanto para luces de cruce como de carretera.

También luces diurnas mediante leds de alta luminosidad. Los faros de LED dan una buena cantidad de luz y sobretodo mayor anchura que los halógenos convencionales.

Impresiones de Conducción

El nuevo Polo GTI parte en dos al anterior. Si bien es cierto que cuenta con más potencia y el fabuloso cambio DSG que a fin de cuentas facilita los cambios siendo estos más rápidos que en un manual convencional.

El actual Polo GTI es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,7 segundos.

Su velocidad máxima según ficha técnica es de 238 km/h.

La verdad es que a nivel prestacional las diferencias con la anterior versión dotada con el 1.8 TSI son mínimas, el menor peso y una potencia cercana hace que a nivel dinámico no haya sorpresas. Por lo demás es un salto cualitativo en todos los sentidos.

El Polo GTI que montaba el 1.4 TSI recordamos que padecía de graves pérdidas de tracción en arrancadas fuertes, y sobre todo en conducción deportiva. Donde el morro hacía de las suyas.

El nuevo Polo GTI con el 2.0 TSI y ya en el anterior con el 1.8 TSI ya no padece este fenómeno, ahora es más controlable y entra con decisión en las curvas lentas.

A la hora de probar las aptitudes deportivas de este pequeño GTI lo mejor es una carretera revirada y sin tráfico. Donde podemos exprimir al máximo los 200cv resultantes del 2.0 TSI. La verdad es que con esta potencia disponible este nuevo Polo GTI empieza a ser una maquina muy seria, que se acerca en prestaciones a su hermano mayor el Golf GTI, y es que a la hora de conducirlo es un coche muy rápido, divertido y seguro.

Frenada

El equipo de frenos utilizado en el actual Polo GTI es diferente al que usaba su predecesor, se compone de discos en ambos ejes.

Delante monta discos ventilados de 312mm. Detrás monta discos macizos de 253mm.

El sistema de frenado funciona mejor que correctamente, tiene buen mordiente y no adolece de fadding en momentos de mucha carga. Es suficiente para un vehículo de estas características.

Cuando probamos el Polo GTI con el 1.4 TSI, en su prueba, nos preguntamos por qué Volkswagen no hacía uso del equipo de frenado dotado con discos ventilados de 312mm para el eje delantero. Tratándose ya de potencias considerables como los 180cv del 1.4 TSI. Pues bien, parece que nos han hecho caso y el nuevo Polo GTI monta este equipo de frenos. Muy solvente y acorde a la potencia del nuevo 2.0 TSI.

Pero siempre se echa en falta un equipo opcional firmado por Brembo u otra marca que marque la diferencia, como hacia Seat con los Ibiza Cupra de antaño.

Tracción

La tracción está asociada al eje delantero, es tracción delantera. El Volkswagen Polo GTI y a pesar de contar con 200cv disponibles no tiene perdidas de tracción fuertes. Naturalmente sin los controles conectados y en arrancadas fuertes es proclive a ello. ¿Pero qué coche no lo es?

Sonido escape Volkswagen Polo GTI

Estabilidad

Sin duda en pocas palabras podemos decir que el nuevo Volkswagen Polo GTI es un vehículo muy, muy estable.

Nos permite un buen paso por curva. Dada su condición de vehículo deportivo esta optimizado para favorecer un buen paso por curva. La suspensión es un poco seca y rebotona en apoyos fuertes incomodando la conducción. Del eje trasero no tenemos queja, inamovible en conducción normal.

Lo bueno, poder seleccionar entre los diferentes modos del “Drive Profile” existentes y no solo regular la respuesta del motor, dirección, sonido motor y acelerador, también el grado de dureza de la suspensión. Por lo que en ciudad o zonas bacheadas no hay problema.

Los neumáticos de nuestra unidad GTI eran de corte deportivo, marca Michelin Pilot Sport 4. Nos permitieron abusar un poco de ellos en zonas reviradas. Donde la adherencia era francamente buena. La medida del neumático es 225/40/18″ con llantas de aleación de nuevo diseño.

Reposacabezas

El Polo GTI dispone de cinco reposacabezas ya que está configurado como un cinco plazas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones

Como en el caso de los reposacabezas, el VW dispone de cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Si emprendemos la marcha sin el cinturón abrochado al superar los 20km/h se nos avisara mediante pitidos y en el cuadro de instrumentos de que debemos ponernos el cinturón.

Bebes y Niños

El actual Volkswagen Polo GTI solo se comercializa en versión y 5 puertas, y la unidad probada, como es lógico, era de 5 puertas, teniendo un acceso correcto a las plazas traseras, que siempre facilita la tarea a la hora de introducir una sillita de bebe, o en la simple entrada al vehículo.

Los asientos traseros disponen de anclajes ISOFIX, que a la hora de tener un bebe es un plus de seguridad, sabiendo de antemano que la sillita quedara bien anclada.

El maletero cuenta con un correcto espacio para su tamaño, 305 litros. El acceso al mismo no contempla problemas, la boca de carga es ancha y queda a buena altura.

Airbags

En esta nueva versión del Volkswagen Polo GTI, en cuanto a seguridad las cosas mejoran. Ahora disponemos de un máximo de 8 airbag. Eso sí bajo petición como opción.

 

Recuperaciones

La introducción del cambio DSG de 6 velocidades en el Polo GTI es sin duda un adelanto no solo en comodidad, sino también en prestaciones y menor consumo. Con este cambio automático las recuperaciones son más rápidas que con una caja manual.Sólo tenemos que pisar el acelerador con decisión que la caja DSG se ocupara de todo lo demás. Realiza el 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. En esta edición Volkswagen da la opción de poder comprar el Polo GTI con cambio manual de 6 relaciones o con la caja DSG.

Al igual que sucedió en modelo anterior, las versiones con caja DSG vienen algo capadas en cuanto a Par máximo del motor.

Las versiones con caja de cambios manual pueden exprimir al máximo la potencia y fuerza del motor.

Caja de Cambios

El Volkswagen Polo GTI se comercializa con caja manual o con cambio automático DSG.

Nuestra unidad montaba su variante en baño de aceite y 6 velocidades. El DSG le da un plus de confort al Polo GTI sin restarle deportividad. Para un uso en ciudad es una maravilla, nos despreocuparemos por completo del embargue, los atascos se nos harán menos pesados.

El uso del cambio automático DSG es muy sencillo, existen varios modos, D y S, N de Neutro (Punto muerto) P de Parking. Y la R de la marcha atrás. Tanto la D como la S son validad para emprender la marcha, la D es el modo más utilizado, los cambios entre marcha son normales y busca el ahorro, la S es todo lo contrario exprime más el motor buscando la máxima aceleración en todo momento. Y por último el modo secuencial, que podemos hacer uso de él desde la palanca con un leve toque subiremos a bajaremos marcha a nuestro antojo, desde el volante con las levas podemos hacerlo mismo.

Circulando por Carretera

Como todo vehículo con características deportivas, donde más se disfruta de él es en las carreteras reviradas, donde a la hora de adelantar podemos exprimir las prestaciones sin temor a que nos quiten puntos o poner en peligro a otra persona.

Eso sí, siempre respetando los límites de la vía. El comportamiento del nuevo Polo GTI es más asentado que el de su antecesor, y también más fácil de llevar, tanto rápido como en el día a día, y no solo por su caja de cambios DSG, si no por un motor más voluntarioso, con PAR desde tan solo 1.500 revoluciones.

Y con unos consumos apreciablemente bajos en todo tipo de vías. En el caso de la carretera el homologado por la marca es de 5,4 litros. Demasiado bajo, pero no imposible de alcanzar si respetamos los límites de tráfico a raja tabla.

Nuestro consumo no fue tan correcto como el homologado, pero si sorpréndete teniendo en cuenta que en carreteras de curvas no vamos todo el rato en la marcha más larga y con el pie derecho tranquilo. 6,5 litros a los 100km.

Consejo: “Si quieres sacarle todo el juego al nuevo Polo GTI no olvides de presionar hacer uso del modo Sport. Se endurece la dirección, suspensión y mejora la respuesta del acelerador”

Circulando por Autopista

En autopista debemos olvidarnos de todos los aspectos deportivos del Polo GTI, ya que no podremos hacer uso de ellos, ¿o sí?, solo sufriremos con el tarado de la suspensión deseando dejar esta carretera tan aburrida y llegar al tramo de curva conocido que está cerca de nuestra casa. El 2.0 TSI, como sucedía con el 1.8 TSI es casi inaudible desde dentro del Polo.

Se oye tan poco que a la hora de pisarle se nos hace poco sonido y todo, se espera de él un sonido más trabajado, tanto de motor como de escapé que apenas se oye. Pero algo más que con el 1.8 TSI si se oye.

Desde fuera si podemos escuchar el sonido del escapé, bonito para tratarse de serie.

Hemos echado en falta los clásicos petardeos en los cambios de marcha, son poco notorios y restan atmosfera deportiva al conjunto. Una pena.

El consumo en este tipo de vías según el homologado por Volkswagen es de 6,1 litros a los 100km. Como pasa en el consumo por carretera nuestro consumo no es tan afinado, se situó en 6,9 litros a los 100km

Circulando por Ciudad

En la urbe, el nuevo Polo GTI no pasa desapercibido, su imagen es igual de conservadora que la del anterior y no destaca especialmente.

Si se mira con detenimiento y sobre todo por el escapé sabemos que estamos ante un Polo diferente. Lo más notable en ciudad al igual que en autopista/autovía es el tarado de la suspensión, es dura, y si el asfalto esta estropeado o nuestro barrio plagado de resaltos/badenes nuestros riñones sufrirán con solo ver un badén.

En este caso Volkswagen ha optado por una menor comodidad dando mayor estabilidad donde tiene que ser, porque para eso es un GTI. Aun en modo normal, si el modo Sport activado va duro. Con este activo es duro y rebotón en demasía.

El consumo en ciudad es gratamente satisfactorio para las prestaciones que tiene, no obstante no nos hagamos muchas ilusiones, a la hora de demandar potencia las medias serán altas como en gasolinas de mayor cubicaje y similar potencia. El consumo homologado es de 7,3 litros. Nuestro consumo estuvo más cerca de los 9 litros que de los 10. Eso sí, con mucha ciudad.

Calidad de Acabados

Los acabados en la versión GTI son correctos, predominan los plásticos blandos por el salpicadero, que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Calidad de Materiales

Los materiales utilizados en el Volkswagen Polo GTI son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero.

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Después de usar a diario durante una semana el nuevo Polo GTI, y comparándolo con su antecesor, las diferencias son apreciables, tanto visuales como a nivel mecánico.

Como hemos mencionado en la prueba, a nivel mecánico y sobre todo de potencia, no notaras un cambio radical del anterior 1.8 TSI de 192cv al nuevo 2.0 TSI de 200cv. Sin ir más lejos, el 0 a 100 km/h lo realizan en 6,7 segundos ambos.

A nivel dinámico si se pueden apreciar mejoras en el nuevo Polo GTI, su mayor tamaño, por lo que una mayor distancia entre ejes, le hacen pisar con más calma y nos ser tan nervioso como sus antecesores.

No obstante, todos los Polo GTI que hemos probado, siempre han sido coches de fácil conducción y que permitían y permiten mucho a su conductor.

Valorando demás aspectos como el tecnológico, visual o multimedia, es obvio que el nuevo Polo GTI es mejor en todo, también, por su puesto, a nivel de seguridad activa y pasiva.

Conducir el nuevo Polo GTI es siempre un placer, y además es un coche perfectamente viable para el día a día, no solo por sus consumos, también por tamaño, confort y si es DSG aun con mayor motivo.

Conclusiones

En resumen, el cambio del 1.8 TSI por el 2.0 TSI ha sido recibido como una bendición para el Polo GTI, es un motor más lleno, más potente y más agradable al uso. Y, con menos gasto de carburante que su antecesor. Está claro que las versiones deportivas tienen que llevar si o si motores acorde a lo que se espera de ellas. Y este 2.0 TSI cumple sobradamente.

No es que el 1.8 TSI no lo hiciera. Pero con el actual “downsizing” más de un comprador es reticente a ellos. Y que no nos engañen un coche como este GTI no es para ir a comprar el pan tranquilamente, aunque también se pueda ojo, pero es para darle “caña” de vez en cuando. Y exprimir sus buenas cualidades.

 

A FAVOR:

Consumos, motor, potencia.

A MEJORAR:

Tamaño depósito combustible, precio

 

 

DATOS TÉCNICOS

Versión: 2.0 TSI 200cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 320 Nm desde 1500 rpm hasta 4400 rpm Maletero: 305 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1355 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección mixta, directa e indirecta

Turbo, geometría fija

Intercooler, admisión variable

Depósito: 40 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 238 km/h
Cambio: Automático, 6 velocidades

 

CONSUMOS

Consumo urbano 7,3 (l/100 km)
Consumo extraurbano 5,4 (l/100 km)
Consumo medio 6,1 (l/100 km)
Emisiones de CO2 138 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro 6

 

DIMENSIONES

Largo / ancho / alto (mm)                                        4067 / 1751 / 1438

 

0 a 100 km/h: 6,7 segundos

Precio de unidad probada sin extras y con descuento: desde 25610€

GALERÍA DE FOTOS