En esta ocasión la prueba de la semana corre por cuenta de un pequeño SUV de la marca alemana Volkswagen. Hablamos del nuevo T-Roc un SUV de tamaño medio con diferentes acabados y motorizaciones.

Nosotros hemos probado el acabado “Limited Edition” que como su nombre indica corresponde a una edición limitada para solo los 150 primeros compradores por internet. Se trata de una edición exclusiva que viene muy equipada, con el motor tope de gama y, además, la tracción total 4Motion con la caja de cambios automática DSG de 7 velocidades.

El Volkswagen T-Roc se vende con un amplio abanico de motorizaciones, siendo la que da acceso a la gama de gasolina con un 1.0 TSI de 115cv asociado al acabado Edition. Le sigue, a continuación, el novedoso motor 1.5 TSI EVO con una potencia resultante de 150cv y la tecnología de desconexión de cilindros. Como tope en las mecánicas de gasolina está el aquí probado 2.0 TSI de 190cv, disponible con el acabado Sport.

En diésel el acceso a la gama es por parte del 1.6 TDI con 115cv y acabado Edition, le sigue el motor 2.0 TDI con potencias de 150 y 190cv respectivamente.

La tracción total 4Motion solo se puede asociar a los motores 2.0 TSI y 2.0 TDI de 150 y 190cv.

El cambio automático DSG por ahora, solo se monta con los motores gasolina 1.5 TSI EVO y el 2.0 TSI.

Internamente el T-Roc denota calidad en su construcción, tanto en materiales usados como en la forma de utilizarlos.

Siempre hemos comentado que los puestos de conducción de los Volkswagen en general son de los más fáciles y rápidos en encontrar la postura ante el volante.

Con el T-Roc sucede igual, gracias a un asiento cómodo, que sujeta bien el cuerpo en tramos más virados y cuenta con múltiples reglajes es más fácil. Además el volante, forrado en piel y multifunción también es regulable en altura y profundidad.

Nuestra unidad, al tratarse de la “Limited Edition” contaba con todo lo deseable del T-Roc de serie, entre ellos el cuadro de instrumentos digital, casi ya imprescindible hoy día. Si echamos la vista atrás nos preguntamos cómo hemos podido vivir sin ellos.

Externamente el T-Roc se puede considerar como un coche bonito, porque lo es, con unas líneas muy marcadas y angulosas. Con carácter fuerte y de diseño atrayente.

Si lo comparamos con su hermano de plataforma, el Audi Q2, las diferencias son más que apreciables. A pesar de tratarse en esencia del mismo coche, la diferencia es abismal entre ellos.

Si bien no podemos hacer comparaciones, ya que por ahora, solo hemos probado el Audi Q2 con el 1.4 TSI de 150cv y en el caso del T-Roc hablamos de un edición limitada muy cargada de extras.

Tras unos días haciendo todo tipo de uso del que es el modelo en gasolina más potente de la gama del T-Roc, con acabado “Limited Edition” muy bien surtido de extras y con tracción total, nos ha dejado un estupendo sabor de boca, con ganas de probar otras versiones.

El T-Roc probado nos ha demostrado que no tiene miedo a adentrarse por caminos de tierra, a pesar de disponer de un calzado poco apto para ello. Aun así por caminos de baja complejidad su mayor altura hacia el suelo lo hacen muy aprovechable.

El 2.0 TSI de 190cv mueve con mucha soltura el peso en vacío, que con los múltiples extras, el de la unidad probada es superior al de la ficha técnica de serie.

Los 190cv son muy aprovechables desde bajo régimen, y el “tirón” del turbo imprescindible, sin duda, nos catapulta con fuerza hasta el corte de inyección. Este 2 litros turbo es un motor poco sediento de combustible y así nos lo demostró a lo largo de la prueba realizada con unos consumos más que ajustados en todo tipo de vías.

El T-Roc, sobre todo a la hora de conducirlo y tener que entrar dentro de él, da sensación de todocamino. Más alto, con más empaque, todo más grande. Pero una vez se conduce es como llevar un compacto. Muy estable, de reacciones vivas y con un esquema de suspensión que si bien es tirando a más duro que confortable permite pasar por zonas bacheadas sin mayor problema y es en zonas viradas donde la mejor de sí, sin apreciar deslizamiento o pedida de trayectoria, es un bastidor muy bien afinado que permite un uso sosegado o, perfectamente, una conducción más decidida.

En este aspecto nos ha gustado el aguante y tolerancia que tiene en tramos virados sin perder la compostura. Más elevado que otros todocaminos de mayor importe de adquisición.

No en vano este T-Roc está más cerca de una versión deportiva que de una versión normal. Los 190cv extraídos del 2.0 TSI dan buena cuenta de ello.

Volkswagen T-Roc Limited Edition

Visibilidad
El nuevo T-Roc se comercializa sólo en versión de 5 puertas, no se piensa que exista en un futuro una versión Coupé como la que tiene el Range Rover Evoque por ejemplo.

Las lunas traseras laterales son generosas. No tanto así la trasera, que disminuida por el tamaño de los reposacabezas nos dificulta, en parte, la visión. Aun que estos se pueden bajar a su máxima posición y dejan una buena visibilidad. EL T-Roc probado disponía de cámara de visión trasera, facilitando a la hora de aparcar o maniobrar y mejorando la visibilidad.

Por otra parte; la visibilidad delantera es correcta, los pilares A son de un grosor considerable, por suerte no intercalan una pequeña luna en el mismo. El grosor no contempla dificultad alguna para el conductor. Ni una resta potencial de visibilidad. Sólo en ocasiones de curvas cerradas a izquierdas o en una simple rotonda notaremos esa pequeña falta de visión por el grosor del pilar A.

Nuestra unidad de pruebas equipaba proyectores dotados de diodos luminosos. Un sistema Full LED tanto para las luces de cruce como de carretera. Automáticas, también el uso de la luces de carretera.

La equipación de serie son halógenos de doble parábola. Dan una cantidad de luz correcta, pero, sinceramente, teniendo como opción los ledes no optaría por los halógenos de serie. Además los ledes del T-Roc son de los más potentes actualmente, y se nota.

Lo faros de LED se componen de un sistema de diodos luminosos para las luces de cruce y de carretera. Habiéndolos probado en diferentes modelos, podemos asegurar que su potencia lumínica es, sin duda, mayor que la de unos halógenos convencionales.

Hemos probado también la tecnología LED aplicada a los faros delanteros tanto en Audi, BMW, MINI, Volkswagen, OPEL, Mercedes-Benz, Renault entre otras y en todos los casos nos pareció una iluminación muy buena, sobre todo en el caso del Opel y Audi.

Impresiones de Conducción
El nuevo Volkswagen T-Roc, por lo menos en la versión probada con el 2.0 TSI, por su mayor altura disponible y una suspensión más enérgica, no deja notar apenas el peso en curvas muy cerradas. Donde los balanceos son caso inapreciables.

Ahora bien, es un vehículo más Sport que rutero, permite ir muy rápido con él sin ningún tipo de problema. A la hora de probarlo en zonas reviradas se comportó igual de bien que un compacto normal como podría ser el Golf.

A pesar de la mayor altura y mayor peso las diferencias en el paso por curva son casi inapreciables.

El 2.0 TSI de 190cv tienen un funcionamiento muy elástico, proporcionando potencia desde bajas vueltas, estirando con fuerza pasadas las 6000 revoluciones. Es capaz de mover el conjunto con alta soltura y permite ganar velocidad con mucha rapidez.

En vías de tierra e incluso de piedra suelta, el T-Roc con el acabado “Limited Edition” ve mermadas sus altas capacidades por el uso de unos neumáticos de bajo perfil que corren el riesgo de pellizcarse en zonas de piedra suelta, aun así nos permitió adentrarnos en zonas de cierta dificultad, donde su mayor altura fueron determinantes. Saliendo airosos sin mayor problema. La tracción total fue imprescindible en zonas de baja adherencia.

Frenada
El equipo de frenos que monta el T-Roc con el 2.0 TSI de 190cv es más que suficiente para un uso normal y también para un uso algo más intensivo. Aguantan bien las frenadas fuertes.

Monta discos de 253mm detrás y, los delanteros, son ventilados de 312mm. Ambos con pinza mono-pistón.

La capacidad de frenada de este equipo de frenos está más que probada, y por suerte nuestra unidad de prensa no estaba excesivamente castigada y maltratada y sus frenos cumplían más que correctamente. Deteniendo el coche en pocos metros sin ningún contratiempo que reseñar.

Una vez puestos a prueba supimos con certeza que con un uso excesivo los frenos del T-Roc con el 2.0 TSI dan la talla y acusan poco la fatiga.

Volkswagen T-Roc Limited Edition

Tracción
Actualmente el T-Roc, junto con el Tiguan, Touareg y el Golf en su versión más rutera Alltrack son los únicos que dispone de tracción total mediante embrague Haldex. Sin olvidarnos por supuesto del Golf R.

El T-Roc está disponible con tracción delantera y con tracción total como la unidad probada.

La tracción total 4Motion no solo es útil para caminos de tierra, barro o arena suelta. Si no que en el uso diario es un plus de seguridad. Permitiendo poder hacer uso de toda la capacidad de aceleración del propulsor, ya sea en arrancadas fuertes o en conducción decidida.

También, permite una conducción más relajada en vías con mucha agua, nieve e incluso hielo.

En contra partida supone un mayor peso para el conjunto, mayor desgaste de las ruedas traseras y, naturalmente, mayor consumo de combustible.

Estabilidad
El nuevo T-Roc, al igual que su hermano el Audi Q2 disponen de una más que probada estabilidad en todo momento. El acabado “Limited Edition” asociado al motor 2.0 TSI busca una simbiosis entre confort de marcha y alto dinamismo. Conseguida en este pequeño SUV.

Es, en definitiva, valido para todo.

Su estabilidad es más que correcta en todo caso. Siendo un vehículo que nos permite mucho en zonas viradas. Donde el límite lo pondrán los neumáticos antes que el propio vehículo.

Transitando por nuestra zona habitual de curvas pudimos comprobar lo bien que funciona el bastidor del T-Roc, recordándonos al de un compacto, eso sí, por lo menos la unidad probada no pecaba en absoluto de una suspensión demasiado rígida. Peo si más de lo que es habitual en un SUV.

El motor es muy difícil que se nos puede quedar corto al realizar aceleraciones fuertes o adelantamientos. El peso del conjunto está lindando con los 1495kg de peso en vacío. Puede parecer mucho, pero para el 2.0 TSI no es nada.

El empuje que otorga el motor desde muy bajo régimen es apreciable y agradable. Pega al asiento con fuerza.

Aun llevando el vehículo muy cargado y con equipaje podemos emprender un adelantamiento sin mayor problema.

La caja de cambios DSG, además de agradable y rápida es muy efectiva a la hora de exprimir al máximo el potencial del 2.0 TSI.

Reposacabezas
El T-Roc ya sea con el acabado más alto o con el más básico homologa cinco plazas.

Dispone de cinco reposacabezas, los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros sólo son regulables en altura. Algún día las marcas prestaran más atención a esta medida de seguridad y además de hacerlos inclinables detrás, los harán activos. Esperemos que sea pronto.

Volkswagen T-Roc Limited Edition

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el T-Roc trae cinco cinturones tipo estándar de 3 puntos de anclaje.

Si ya con este tipo de cinturones de 3 puntos de anclaje mucha gente no se lo pone, no queremos pensar que pasaría si tuviéramos que utilizar un cinturón tipo arnés como en competición. Gracias a que muchos coches como el T-Roc avisan del cinturón no abrochado mediante sonido o luminoso en el cuadro no hay excusa para no ponérselo.

Bebes y Niños
En este aspecto el T-Roc es completamente valido para un uso familiar, sus cinco puertas, muy buen maletero (392L) le hacen ideal para dicho cometido. Solo tiene algunos contras, como la merma de espacio en el maletero por la tracción total 4Motion.

Dispone de anclajes ISOFIX y TopTether en los asientos traseros.

Airbags
En cuanto a seguridad el T-Roc cuenta con un buen surtido de Airbag, de serie trae 9. Y no dispone de más, ni como opción. Incluye el Airbag de rodillas para el conductor.

Euroncap

Recuperaciones
Como ya hemos comentando a lo largo de la prueba, el T-Roc con su motor de mayor potencia dentro de la gama gasolina es casi un portento en cuanto a aceleraciones puras se refiere.

De igual modo sucede con las recuperaciones, siendo un motor muy voluntarioso desde bajo régimen, empezado a empujar pasadas las 1500 vueltas se topa con unos buenos medios y unos contundentes altos.

Cumple más que sobradamente con lo que se puede esperar de él. Su peso en vacío es de 1.495kg. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 7,2 segundos. Una cifra más que correcta para un vehículo de este tipo.

Caja de Cambios
Al igual que otras partes del T-Roc, la caja de cambios también sufre cambios dependiendo si el motor es TSI o TDI. El principal y más importante es un cambio en todas las marchas sobre todo las tres últimas, son más largas, la quinta parece una sexta larga, es poco aprovechable en carretera, dado que a 120 Km. /h el vehículo está cerca de las 2000rpm y no tiene mucha fuerza, en cuanto viene un pequeño repecho nos obliga a bajar marcha.

La caja de cambios manual de 6 relaciones funciona correctamente, las marchas entran con mucha facilidad y no da lugar a equivocaciones. El cambio automático DSG está disponible con una caja de 7 velocidades en las versiones 1.5 TSI y 2.0 TSI por ahora.

Nuestra unidad montaba la caja DSG de 7 marchas, cómoda para el día a día, de fácil uso y sin ningún tipo de problema.

Circulando por Carretera
En carretera el nuevo T-Roc nos sorprende con unos consumos verdaderamente bajos, pudiendo obtener medias por debajo de los 8 litros sin problemas. Eso sí, respetando en todo momento los límites de la vía por la que circulemos y haciendo uso del modo ECO.

Según datos en ficha técnica, el consumo medio en este tipo de vía es de tan sólo 5,7 litros a los cien kilómetros recorridos.

Nuestro consumo y teniendo en cuenta que no fuimos muy cuidadosos con el acelerador después de más de 400 km por carreteras nacionales con varios puertos, el ordenador nos marcó un consumo de 7,5 litros a los 100km.

En ocasiones a lo largo de la prueba bajo hasta los 7,1 litros a los 100km. Con un depósito de 55 litros podemos realizar tranquilamente más de 600km si nos lo proponemos.

Circulando por Autopista
En autopista, su comportamiento es noble, responde a las exigencias de su conductor sin miramientos. Destacar su buen aislamiento. El motor es poco perceptible desde el interior. Solo se deja escuchar el rodar de los neumáticos. También están ausentes las vibraciones que pueden ser percibidas en volante, pedales o palanca de cambios.

La suspensión filtra correctamente, aunque el asfalto este en mal estado. Muy confortable en este aspecto.

El consumo en este tipo de vías es ajustado y no supera los 7,5 litros a los 100 km. El consumo homologado según ficha es de 6,8 litros a los 100km recorridos.

Volkswagen T-Roc Limited Edition

Circulando por Ciudad
En ciudad el buen PAR del motor disponible desde 1450 revoluciones nos facilitara muchos su conducción. Teniendo fuerza desde muy abajo. El T-Roc con este propulsor gasolina se presenta muy cómodo para un uso en ciudad. Y si lo asociamos con la caja DSG aún más.

El consumo en ciudad se situó cercano a los 9 litros a los 100km recorridos. El mayor peso y el arrancar y parar continuo hace mella en los buenos consumos de este motor, que aun así son extraordinarios.

Calidad de Acabados
En cuanto a los acabados, es notable la calidad del conjunto en sí, desde un salpicadero de calidad a buenos ajustes de todas las piezas.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el T-Roc son más que correctos, tanto los plásticos de tacto gomoso, como las telas o pieles empleadas en asientos, volante y palanca de cambios.

La opinión del probador

Es el primer Volkswagen T-Roc que pasa por nuestra redacción y por mis manos, las similitudes a la hora de conducirlo con el Audi Q2 son apreciables. No solo se pueden parecer en algunos aspectos, es que, a fin de cuentas, se trata del mismo vehículo. Pero ojo, en el caso del T-Roc muy modificado en esta versión “Limited Edition”

A nivel dinámico es más fácil de comparar. En el caso de la unidad probada, dotada con el acabado “Limited Edition” que es como el Sport y el motor 2.0 TSI de 190cv, tope de la gama gasolina, las prestaciones son más que correctas y el dinamismo, igual, vehículo rutero muy confortable para conducir muchas horas. Y también para disfrutar en zonas más viradas.

La suspensión no nos ha parecido excesivamente dura y poco eficaz a la hora de absorber los rotos y desperfectos de las carreteras. Si bien es más enérgica de lo que cabría esperar pero su comportamiento es bueno.

Hay que “sujetar” los casi 200cv de alguna manera. Y esta versión limitada está claro que ha optado por una versión más deportiva de uso en asfalto que una versión más rutera para también vías de tierra.

Es en ciudad donde, al contrario que sucede en carreteras, la suspensión es más incómoda, aun así, es capaz de filtrar con maestría todo tipo de irregularidades de la calzada sin molestar a los ocupantes.

La verdad es que el T-Roc ha roto literalmente el molde a la hora de su creación fabricación, es muy atrayente, tanto por fuera como por dentro. Líneas simples y alta calidad de construcción.

El interior es amplio, bien resuelto y con un puesto de conducción igual de bueno que el de un Golf, lógico por otra parte. Guardan muchas similitudes.

Sin duda este nuevo SUV se verá mucho por nuestras calles, reúne todo lo imprescindible para convertirse en un coche muy vendido.

Volkswagen T-Roc Limited Edition

Conclusiones
En resumen; el T-Roc era y es el SUV que Volkswagen  necesitaba por debajo del ya más que conocido Tiguan. Por tamaño el T-Roc es ideal, a la espera de una versión aún más pequeña llamada T-Cross, que en breve se comercializara.

El T-Roc es un coche no muy grande, que también es muy manejable en ciudad, fácil de aparcar, con bajos consumo y un buen precio de adquisición según el motor y acabado que escojamos. Amplio abanico de mecánicas y multitud de extras.

 

A favor:

Polivalente, comodidad, consumos.

A mejorar:

Offroad, precio edición limitada, perfil demasiado bajo de los neumáticos.

 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TSI 190cv Puertas: 5
Cilindros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 320 Nm de 1450 a 4200 rpm Maletero: 421 litros
Distribución: Dos árbol de levas en la culata Peso: 1426 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección mixta, directa e inditecta.

4 válvulas por cilindro.

Turbo – Intercooler

Depósito: 50 litros
Tracción: Total Velocidad: 188 km/h
Cambio: Automática, 7 velocidades

 

Consumos

Consumo urbano 8,4 (l/100 km)
Consumo extraurbano 5,7 (l/100 km)
Consumo medio 6,8 (l/100 km)
Emisiones de CO2 153 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro 6

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4234 / 1819 / 1572

 

 

0 a 100 km/h: 7,2 segundos

Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 39900€

 

GALERÍA DE FOTOS