Infiniti Q30 1.5D Premium 7DCT – Compacto y SUV, todo en uno

Infiniti Q30 1.5D Premium (47)

Hoy os traemos la prueba de una “rara avis” dentro del mundo del motor. Se trata de un compacto todo camino, como lo es, por ejemplo el DS4 Crossback, son versiones poco vistas por el gran público.

En el caso del vehículo objeto de esta prueba, el Infiniti Q30, aún más, a pesar de que poco a poco se va introduciendo en el mercado español Infiniti no deja de ser una marca Premium minoritaria. No será ni la primera ni la última vez que me pregunte que marca es esa. Infiniti no deja de ser la marca de lujo de Nissan. Vehículos con unos acabados y materiales excepcionales.

Y en el caso de su primer compacto, el Q30, no iba a ser menos. Hemos podido probar a fondo durante unos días gracias a Infiniti el nuevo Q30 en su mecánica diésel de acceso. El 1.5D de origen Renault con una potencia de 109cv. Potencia suficiente para mover correctamente al Q30, si bien se echa en falta un plus de potencia en maniobras rápidas como adelantamientos o ganar velocidad con rapidez.

El Infiniti Q30 cuenta con “partes” de otros vehículos ya existentes. Si somos conocedores del mundo del motor podremos ver que físicamente tiene muchas semejanzas con el Mercedes-Benz GLA, no en vano y grandes rasgos se trata del mismo vehículo. De igual modo sucede con la caja de cambios automática 7DCT de origen Mercedes-Benz que también monta el GLA.

Se trata de una excelente simbiosis entre varias marcas. Sin ir más lejos, el motor de la unidad probada es el archiconocido 1.5 dCi de origen Renault, montado en infinidad de modelos y marcas. Mercedes-Benz también lo usa en sus versiones menos potentes del Clase A y B.

Todo en conjunto produce un vehículo como el Q30, de buena presencia, tanto por fuera como por dentro. Con alta calidad de acabados y materiales. Con cuero en el salpicadero y pespuntes blancos a plásticos blandos y de buen tacto por las puertas y consola central.

El Q30 se presenta como un compacto todo camino, y su altura así lo atestigua. Está preparado para pisar tierra y caminos de cierta complejidad. Si bien nuestra unidad era sólo tracción delantera y en pistas forestales de baja complejidad se comportó notablemente bien.

Existe la opción de disponer de tracción total AWD, pero dicha tracción está reservada a las versiones más prestacionales con los motores 2.2d y 2.0t. El 1.5d y el 1.6t solo pueden disponer de tracción delantera.

El exterior del Q30 con una mayor altura hacia el suelo y paragolpes y aletines, en parte, de color negro brillante, nos dejan entre ver que se trata de un compacto y todo camino. Como decíamos al inicio de la prueba, pocas son las versiones de compactos y todo camino existentes en la actualidad. Es un nicho de mercado poco explotado que, ahora, esta empezando a tener cierta relevancia dentro del sector del motor.

El interior del Infiniti Q30, a pesar de las modificaciones, tiene algunas pequeñas partes muy similares a las del Mercedes-Benz GLA, desde el volante al propio cuadro de instrumento. La verdad es que Infiniti ha modificado mucho el interior. Le ha dado su toque de calidad al que nos tiene habituados, y las diferencias son pocas en cuanto al Mercedes-Benz, pero ojo, que esto no es un problema. Mercedes-Benz es un sello de calidad desde tiempos inmemoriales.

El puesto del conductor nos ha parecido excesivamente alto incluso en la posición más baja del asiento. Dicho asiento cuenta con múltiples reglajes al igual que el volante forrado en piel y de muy buen tacto. Con una dirección precisa pero poco informativa y muy filtrada. Ideal para un vehículo como el Q30 que permite pisar tierra.

El Infiniti Q30 es un compacto de un tamaño medio, supera los casi 4,4 metros de longitud. Su espacio interior es francamente bueno en las plazas delanteras, las traseras son de menor tamaño, sobre todo en cuanto a altura disponible se refiere.

Cuenta con un maletero que dispone de una capacidad de 368 litros. Muy accesible para objetos voluminosos.

El Infiniti Q30 viene muy cargado de novedades tecnológicas. Desde asistentes de conducción o ayuda al aparcamiento a un excelente sistema multimedia.

Visibilidad
El compacto Q30 de Infiniti dispone de un tamaño medio entre los compactos que se venden actualmente en el mercado. Todos, con el paso del tiempo, han tendido a crecer tanto en longitud como en anchura.

Supera los casi 4,4 metros de longitud. Un tamaño que se puede considerar medio/grande para un compacto actual. No supone un problema a la hora de maniobrar y/o aparcar.

En cuanto a visibilidad, el conductor no tendrá problemas, se ve con claridad y sin que nada moleste.

Los espejos exteriores son de lo mejorcito que he visto/probado en los últimos años. Son generosos en tamaño que proporcionan una visión trasera inmejorable.

Nuestra unidad venía dotada de faros con tecnología halógena de toda la vida, si bien su funcionamiento no es malo, se espera una mayor capacidad lumínica. Los opcionales para el Infiniti sin pocos, de serie ya viene bien surtido y en el aspecto de iluminación actualmente no hay disponibilidad de faros de xenon o led.

Impresiones de Conducción
Es el primer Q30 de Infiniti que pasa por nuestras manos y esperamos no sea el último, a pesar de tratarse del motor más pequeño de la gama por motor y cilindrada nos ha dejado un muy buen sabor de boca. Sobre todo en cuanto a refinamiento y comodidad de uso. Es prácticamente inaudible desde el interior del habitáculo y las vibraciones en el volante o pedales inexistentes.

El 1.5D de origen Renault tiene que mover un peso en vacío de casi 1500kg (1497kg), dicho peso nos puede parecer excesivo al tratarse de un compacto, pero debemos tener en cuenta su tamaño. El 1.5D mueve el peso sin problemas, solo se muestra falto de potencia en circunstancias donde la demanda de potencia se hace imperativa como en adelantamientos o tener que ganar velocidad con rapidez en una incorporación.

El cambio automático DCT7 suaviza mucho este aspecto, al ser un cambio rápido entre marchas es capaz de exprimir al máximo los 109cv del motor Renault. Y arañar algunas décimas en aceleraciones fuertes frente al cambio manual.

Nos ha gustado su rodar y su manera de pisar. Es un vehículo presumiblemente confortable por suspensión y mecánica. Ideal para viajar y con una alta autonomía. Pero no por ello desmerece en tramos virados. A pesar de su peso, un alto perfil en los neumáticos y una suspensión más conservadora que enérgica se tiene muy bien en las curvas y entra con decisión en las mismas. Transmitiendo seguridad a su conductor de que la dirección marcada con el volante será la correcta.

El motor se muestra un poco falto de bajos y con unos muy buenos medios, acelera con fuerza hasta pasadas las 4000 revoluciones.

Realiza el 0 a 100km/h en 11,9 segundos, con una velocidad máxima según ficha técnica de 190 km/h. No nos vamos a engañar, son datos normales y correctos sobre el papel. En la práctica como ya hemos comentado es suficiente, solo falta potencia en momentos puntuales.

Infiniti Q30 1.5D Premium (52)

Frenada
El equipo de frenado del Infiniti Q30 está compuesto por discos ventilados y sobredimensionados (295mm) con pinzas monopistón en el eje delantero y, también, monopistón detrás con discos macizos de 295mm.

A pesar de tratarse de la versión menos potente de la gama su equipo de frenos está claramente sobredimensionado con unos frenos muy competentes capaces de frenar el vehículo en poco espacio y de tolerar frenadas fuertes.

El ABS hace aparición si el pavimento está en mal estado, húmedo, con hielo y/o nieve. Por lo general el ABS es poco intrusivo.

Tracción
El Q30 es tracción delantera en la unidad probada. Es difícil que en seco presente pérdidas de tracción si tenemos el control de tracción activado, siendo este demasiado intrusivo.

En lluvia ya la cosa puede cambiar, aun teniendo el control de tracción activado las perdidas pueden ser apreciables si no somos muy finos con el acelerador y, sobre todo, si exigimos potencia en arrancadas.

Existe como opción la tracción AWD para el Q30, solo reservada a las mecánicas más potentes; 2.2D y 2.0Turbo gasolina.

Estabilidad
Muy estable y confortable, pero todo tiene un porque, y el Infiniti es muy estable por varias razones, la principal por un excelente esquema de suspensiones, muy elaborado y trabajado.

La suspensión, delante equipa un sistema tipo McPherson / Resorte helicoidal. Detrás usa un sistema de paralelogramo deformable / Resorte helicoidal, una combinación que hoy en día es de las que mejor comportamiento ofrece en cualquier coche que se monte.

Hay que tener presente que la suspensión del Q30 puede ser regulable en dureza según el acabado.

Infiniti Q30 1.5D Premium (42)

Reposacabezas
El Infiniti Q30 homologa cinco plazas útiles, todas ellas disponen de reposacabezas.

Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son también regulables en altura e inclinación. Menos el central, sólo en altura.

Cinturones
Del mismo modo que sucede con los reposacabezas, el Infiniti Q30 monta cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros montan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Infiniti Q30 viene preparado para anclar una sillita de bebe en sus asientos traseros gracias a los anclajes ISOFIX.

El acceso a las plazas traseras es muy correcto, pudiendo introducir sin problemas una sillita de bebe.

El maletero cuenta con buen espacio si tenemos hijos, teniendo un buen volumen de carga, y buen acceso, eso sí, la boca del maletero queda demasiado alta. Y las formas del mismo no son del todo regulares.

Airbags
Viene provisto de 9 airbag, una cantidad a tener en cuenta.

Euroncap
En el test de seguridad el Infiniti Q30 obtiene cinco estrellas para pasajeros, cinco para bebés y cuatro para peatones, es evidente el buen trabajo realizado..

Infiniti Q30 1.5D Premium (37)

Recuperaciones
El Infiniti Q30 probado con la mecánica 1.5D es un vehículo de correctas prestaciones sobre el papel y, en la práctica, se defiende dignamente ante la solicitud de potencia en momentos puntuales. Si bien es cierto que los 109 cv extraídos del motor diésel se nos hacen muy justos para, por ejemplo, llevare le vehículo cargado o emprender un adelantamiento rápido. Donde de verdad la potencia bruta se deja notar.

El 1.5D está más reservado para una tranquila y relajada, donde cumple sobradamente con unos consumos irrisorios y alta autonomía.

Para mejores prestaciones dentro de la gama del Infiniti Q30 hay disponible, en diésel; el 2.2d con una potencia de 170cv. El mismo motor lo probamos en el Infiniti Q50 el pasado año y nos pareció un motor contundente a la hora de acelerar y ganar velocidad.

Algo ruidoso al ralentí y al exigirle su máxima aceleración. Por lo demás es un motor prestacional con unos consumos muy contenidos.

También, dentro de la gama del Q30 hay mecánicas gasolina, concretamente dos. La de acceso a la gama es un 1.6 Turbo de 122cv y por encima de este y como motor más potente el 2.0T de 211cv. Todos ellos más rápidos que el 1.5D, pero también más sedientos en cuanto a carburante.

El 1.5D en nuestra unidad está asociado a una caja de cambios automática de 7 relaciones, dicha caja, idéntica a la que usa Mercedes-Benz, permite arañar una décima al cronometro en el 0 a 100km/h del Infiniti Q30 1.5D.

En su versión manual completa el 0 a 100km/h en 12 segundos exactos. En la versión equipada con cambio automático en 11,9 segundos, prácticamente depreciable. E imposible de notar a la hora de acelerar.

Caja de Cambios
El Q30 se comercializa con cambio manual de seis marchas o automático/secuencial de 7 relaciones.

El manejo es sencillo, con sólo colocar la palanca en el modo D podremos emprender la marcha.

Una vez en marcha el cambio es rápido entre marcha y marcha, lento si realizamos una conducción rápida.

En el modo secuencial o con el modo Sport activado podemos apurar más las marchas y aprovechar la potencia del motor.

La caja automática DCT7 se muestra muy rápida entre cambios y prácticamente imperceptible, quizás, y dependiendo de la situación, tiende a resbalar en exceso el embrague saliendo en 1ª o 2ª marcha.

Infiniti Q30 1.5D Premium (31)

Circulando por Carretera
El Infiniti Q30 es un vehículo diferente, actualmente pocos compactos todo camino hay en el mercado español a la venta. Lo hace diferente a los compactos típicos. Su filosofía es totalmente diferente. Si bien su uso es el mismo que el de un compacto tradicional también tiene ese plus de uso fuera del asfalto que no todos los coches se pueden permitir.

Nosotros hemos probado el Infiniti Q30 por asfalto naturalmente y, fuera de él, en pistas de baja complejidad. Donde disponer de tracción total o solo delantera no era determínate. Nos ha convencido para bien el filtrado de la suspensión en terrenos muy irregulares. El alto perfil de los neumáticos también ayuda en la tarea.

En carreteras nacionales el comportamiento del Q30 en el acabado Premium es soberbio, a pesar de una mayor altura hacia el suelo apenas presenta balanceos de la carrocería en curvas lentas. Cuenta con una buena estabilidad y un alto confort de marcha.

Se dejan notar los kilos en vacío en las inercias y sobre todo en las aceleraciones donde el 1.5D echa toda la carne en el asador para dar el tipo. Siendo un motor poco aconsejable para una conducción decidida. Para dicho menester sin duda mejor una mecánica de gasolina.

Una de las grandes bazas del 1.5D, al margen de su baja sonoridad, son sus consumos. Gasta poco, muy poco y la verdad es de agradecer en los tiempos que corren.

Se conforma con medias un poco por encima de los 5 litros a los 100km realizados.

El consumo homologado por la marca en este tipo de vías es de 4 litros. No muy lejos del obtenido a lo largo de la prueba, 5,4 litros.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía es el único sitio donde podremos llegar a la séptima marcha del cambio automático, porque en carretera es difícil pasar de la sexta. El cometido de esta séptima marcha no es otro que el ahorro de combustible y, ciertamente, lo hace muy bien, pudiendo viajar bajo de vueltas con un menor ruido y menores consumos.

El tarado de la suspensión en este tipo de vía se muestra correcto, ni es molesto ni tampoco excesivamente cómodo, un buen compromiso entre ambos.

El consumo por autopista/autovía es mayor que en carretera, mantener los 120km/h es un gasto aproximado de 6 litros a los 100km. El consumo homologado por la marca para este tipo de vía es de 4,3 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad no pasaremos desapercibidos con este vehículo por ser poco visto. Aún hay gente que se pregunta qué coche es ese y que marca. A pesar de que Infiniti ya lleva unos cuantos años vendiendo sus coches en nuestro país.

Me agrada ver como poco a poco se van viendo más por las calles. Y ya no se opta siempre por los vehículos y marcas premium de toda la vida.

En ciudad podemos hacer buen uso del cambio automático. Donde le sacaremos el mayor potencial es sin duda en carretera abierta, donde podremos gozar con su excelente comportamiento.

El consumo en ciudad es sensiblemente más alto que en otro tipo de vías, si hacemos uso del Stop & Start baja algo. Ronda los 7 litros si hacemos mucha ciudad. Una cifra muy baja teniendo en cuenta la potencia disponible. El homologado es de 4,7 litros para ciudad.

Infiniti Q30 1.5D Premium (51)

Calidad de Acabados
Una de las cosas a destacar son los acabados, a la altura de marcas de renombre, ajustes perfectos en todos los plásticos, telas y pieles.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Infiniti Q30 son dignos de marcas Premium, muy alta calidad en su confección.

Conclusiones
En resumen; el nuevo Infiniti Q30 es el primer compacto que la marca saca al mercado, viene muy bien surtido en cuanto a materia tecnológica se refiere. Con los últimos avances en seguridad y tecnología que hacen la vida más fácil y segura a su conductor y acompañantes.

El Q30 dispone de un amplio abanico de acabados y mecánicas, para todos los gustos y precios, desde motores diésel como el aquí probado con una potencia correcta a versiones prestacionales como el 2.0 Turbo de 211cv que hará las delicias de los conductores más deportivos.

La calidad percibida tanto del exterior como el interior del vehículo se hace patente en todo momento. El interior esta cuidado al detalle con muy buenos materiales a la vista. Incluso en zonas bajas los materiales cumplen más que de sobra con lo que cabría esperar.

A nivel dinámico el Q30 es un vehículo que a pesar de su peso y potencia en la unidad probada no se muestra torpe ni en zonas viradas. Pero su espacio está en las vías rápidas y autovías/autopistas. Realizar algún viaje con él nos muestra su alto confort de marcha y el bajo nivel sonoro del propulsor.

Sin duda una excelente alternativa al compacto tradicional, el Q30 es un vehículo valido para todo uso, incluso para adentrarnos por caminos forestales de cierta complejidad donde con un compacto normal es, hoy día, imposible.

 


A favor:

Consumos, sonoridad, calidad de materiales.


A mejorar:

Altura boca maletero, altura plazas traseras, prestaciones.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.5 D 109cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 260 Nm 1750 a 2500 rpm Maletero: 368 litros
Distribución: 2 válvulas por cilindro. Un árboles de levas en la culata Peso: 1497 Kgs.
Alimentación: Diésel- inyección directa

Turbo GV, inyección directa por conducto común. Intercooler

Depósito: 50 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 190 km/h
Cambio: Automática/secuencial, 7 velocidades

 


0 a 100 km/h: 11,9 segundos


Precio de unidad probada sin extras y descuentos: desde 30800 €


 

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *