Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi – sin perder el espíritu racing

Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi (19)

Como casi todas las marcas en sus modelos compactos existen versiones más prestacionales. Sobre todo con mecánica gasolina, que a buen seguro serán turbo alimentada.

En el caso de Ford, el Focus ST es un viejo conocido, que se ha ido renovando con el paso del tiempo. Evolucionando a nivel estético y técnico. El último Ford Focus ST dejó de lado el vetusto pero interesante motor de 5 cilindros origen Volvo por un nuevo motor de 2 litros de cilindrada y una potencia resultante de 250cv. Menos contaminante, mayores prestaciones unos consumos mucho más contenidos. Todo ventajas. Solo la pérdida del excelente que emanaba del 5 cilindros.

Ahora, al igual que otras marcas, Ford en su Focus ST ha sacado al mercado una versión con mecánica diésel. En este caso el 2.0 TDCi que eleva su potencia hasta unos nada desdeñables 185cv. Que mueven con una increíble soltura al conjunto.

Podemos llegar a pensar que una mecánica diésel nunca debería ir ligada a una versión de corte deportivo, donde se valora y mucho el sonido de su propulsor y del escape. Pues os puedo asegurar de que este Ford Focus ST TDCi que hemos podido probar y disfrutar durante una semana suena bien, francamente bien.

Un sonido gordo que camufla perfectamente el tenue traqueteo de la mecánica diésel.

Ford ha modificado, naturalmente premeditadamente, el sonido del Focus ST TDCi para mitigar lo máximo posible el sonido diésel. Y la verdad, lo consigue. No utiliza sistemas virtuales de sonido modificado mediante el equipo de audio que solo se escucha en el interior del vehículo. Usado por otras marcas y que, da sensación de sonido muy ficticio.

El Focus ST TDCi ha modificado su escape usando un sistema parecido al que usa el Volkswagen Golf GTD. Este sistema no es otro que introducir un altavoz en una parte del escape y que emita el sonido directamente por el escape. Puede parecer increíble, pero así es. Y a la hora de conducir proporciona un bonito sonido que puede llegar a ser incluso adictivo.

Pero no todo se reduce al sonido, el 2.0 TDCi de 185cv a pesar de contar con 65cv menos que su homologo gasolina se mueve muy bien. Con mucho empuje desde bajas vueltas que decae con prontitud al pasar de las 4000 revoluciones. Es un motor que su funcionamiento en la entrega de potencia es suave. Empujando con decisión en todo el abanico útil de revoluciones.

La unidad probada es la versión Sportbreak, con mayor capacidad de carga sin perder sus excelentes cualidades dinámicas. Nos ha gustado mucho el buen equilibrio entre confort y dinamismo. Es un vehículo muy fácil de llevar rápido. Solo se muestra un poco “morrón” en entradas muy fuertes en curvas lentas.

El tarado de la suspensión es enérgico pero no incómodo. Tiene un buen margen de absorción y puedes pasar por zonas bacheadas o de resaltos sin resentirse el vehículo o los propios ocupantes.

El Ford Focus ST, tanto en su versión diésel como gasolina y como toda la gama del Focus ha sufrido un lavado de cara tanto externo como interno. Modernizándolo.

Cambios en los grupos ópticos, en el cuadro de instrumentos, climatizador, pantalla multimedia.

Son cambios sutiles pero interesantes. Sobre todo la actualización del sistema multimedia.

El Ford Focus ST es el escalón inferior del ya presentado Focus RS, dotado del nuevo 2.3 Ecoboost de 350cv. 100cv más que el ST gasolina y 165cv que la versión TDCi, que si ya de por son vehículos rápidos, el RS sin duda será mucho rápido y efectivo. Gracias a la tracción total. Que permitirá sacarle todo el juego al nuevo motor.

El ST es un coche divertido de conducir que permite hacer uso a diario de él. A pesar de sus reglajes deportivos en bastidor y suspensión no resulta especialmente incomodo en el uso día a día.

Visibilidad
La visibilidad desde el asiento del conductor es claramente buena, por delante tenemos unos montantes “A” no excesivamente dimensionados, lo que nos da una visión muy buena, apoyada por unos espejos muy bien resueltos. Tenemos una visibilidad trasera también bastante aceptable, lo que nos da mucha confianza al controlar todo lo que pasa alrededor del vehículo de un solo vistazo. En el apartado luces, la versión ST monta de serie faros de Xenón, no tendremos problemas de falta de iluminación los faros cumplen con su cometido con sobresaliente.

Impresiones de Conducción
Conducir el Ford Focus ST 2.0 TDCi de 185 CV es mucho más agradable y cómodo de lo que suponíamos dada la buena potencia del propulsor.

Su motor responde desde muy bajas vueltas entregando potencia en poco tiempo. Nos permite realizar adelantamientos/incorporaciones en reducido espacio.

El Focus ST goza de un buen paso por curva, la suspensión sin llegar a ser muy dura y seca funciona de maravilla evitando balanceos parasito en zonas reviradas.

Es un vehículo que dada su alta comodidad en marcha nos permite realizar muchos kilómetros con él sin acusar cansancio. En zonas reviradas es donde se nota una gran diferencia entre la suspensión del acabado ST y la del Sport. En el acabado ST esta es más enérgica sin ser incomoda o seca. Se deja notar su buen hacer en curvas enlazadas y curvas rápidas y lentas.

Frenada
El equipo de frenos del Focus ST TDCi de 185cv es más que suficiente para una conducción normal, e incluso para algo más. Está dotado de discos delanteros ventilados (320mm) y traseros macizos (271mm), que a lo largo de la prueba dieron una sensación de control total sobre el coche, lo que nos produce esa tan apreciada sensación de seguridad. Está dotado de ABS de última generación control de tracción y de estabilidad. El mismo equipo de frenos es el que monta la versión Ecoboost gasolina del ST. Con igualmente muy buenas sensaciones a la hora de hacer uso de él.

Tracción
La tracción del Focus ST TDCi es efectiva, sin ningún tipo de sobresalto dada la alta cantidad de potencia de que disponemos y PAR motor a bajas vueltas.

Las arrancadas son limpias incluso sobre terreno deslizante, a todo esto le sumamos la capacidad de solucionarnos el problema del control de tracción, con lo que una cosa más de la que no preocuparnos y conducir con seguridad y relajados.

Monta neumáticos con medida 235/40/18″. Mayor anchura que su antecesor. Que beneficia en zonas reviradas pero penaliza en consumos y confort por un perfil más bajo. La unidad probada montaba llantas opcionales de 19” con neumáticos Michelin en medidas 235/35. Un perfil muy bajo que en conjunto a una suspensión eminentemente enérgica hacia que se notaran hasta las pequeñas grietas del asfalto. Con una dirección muy informativa como es la del Focus es francamente interesante. Se deja notar todo lo que pisa el coche. Y aun así sigue siendo confortable en zonas empedradas o bacheadas.

Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi (20)

Estabilidad
La estabilidad que ofrece el Ford Focus ST TDCi es alta, nos permite disfrutar del bastidor al máximo. El conjunto de suspensiones es el encargado de minimizar los balanceos de la carrocería. Su dureza es notable pero en absoluto es una suspensión seca.

El Focus ST filtra de maravilla las irregularidades del terreno. Nuestra unidad equipaba control de estabilidad ESP –de serie-, que hace aparición cuando las cosas se ponen difíciles.

Al actuar el ESP se nota un brusco movimiento y rápidamente nos cambia a la dirección que deberíamos ir, evitando males mayores. Pero ojo, no debemos confiar en que el ESP nos salve de todo. Las leyes de la física están ahí y son inalterables. El ESP no lo puede todo.

La versión TDCi del Focus ST por su mayor peso de la mecánica y en la entrada de la curva, sobre todo si se va muy fuerte pude acusar de “morrear” un poco más que en la versión gasolina.

Reposacabezas
El Ford Focus ST homologa cinco plazas disponibles. Todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros por su parte solo regulables en altura.

Cinturones
El Ford Focus ST cuenta con cinco cinturones de 3 puntos de anclaje, los delanteros vienen dotados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El nuevo Ford Focus es un vehículo ideal para un uso familiar, su tamaño interior y acceso a las plazas traseras lo convierten en un buen candidato. Cuenta con anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Su maletero es muy capaz y goza de una buena boca de carga, con suelo plano. Cuenta con 490 litros de capacidad máxima de carga.

Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi (17)

Airbags
En cuestión de airbags, el nuevo Focus viene muy bien equipado, trae 8 airbags de serie. De conductor, acompañante, laterales, de cortina, etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Ford Focus obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes, y 5 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Anteriormente hemos comentado que los 185cv que proporciona el 2.0 TDCi son más que suficientes para mover los más de 1.450kg que pesa el Focus. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 8,3 segundos.

Una cifra muy buena. Esta versión ST TDCi del Ford Focus puede ser un vehículo rápido y con carácter deportivo. Su motor permite hacer muchos kilómetros con un consumo bajo. Algo impensable en el anterior ST. Podemos sin duda realizar adelantamientos de manera rápida y eficaz.

Caja de Cambios
El cambio es de 6 velocidades, las 3 primeras son más cortas y bien escalonadas, la sexta es muy utilizable en autopista por el alto par del propulsor, que hace que podamos ir a bajas vueltas y aun así tener potencia si se necesita. El tacto de la palanca es muy bueno, muy directa, nada de ruidos extraños ni holguras. La caja es muy rápida en uso deportivo.

Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi (28)

Circulando por Carretera
En este medio su comportamiento es muy bueno, el chasis se comporta bien como ya hemos comentado y las suspensiones cómodas que también enérgicas nos dan una sensación de aplomo ideal para notar la carretera.

Los frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento. La excelente calidad de materiales permite que en el interior el motor sea prácticamente inaudible, al igual que las vibraciones no se notan.

El consumo homologado para esta vía es de tan sólo 3,8 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (5,9 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado. Que difícilmente podremos llegar a ver.

Circulando por Autopista
El Focus ST TDCi se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es suficientemente confortable para hacer un largo viaje y que no sea cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha y su bajo consumo le hacen un buen vehículo de viaje a velocidades legales.

El puesto de conducción y asientos favorecen a un alto confort de marcha que nos permite viajar sin cansancio. El consumo homologado para esta vía es de 4,2 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (6,1 litros) no estuvo cerca del homologado.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Focus ST TDCi se encuentra muy cómodo, su tamaño de poco más de cuatro metros y medio lo hacen muy apto para una conducción por cuidad con atascos incluidos, la rapidez de respuesta del motor, y una frenada suficiente, le hacen ser un automóvil muy fácil de conducir en tráfico urbano.

El consumo homologado en ciudad es de 5 litros a los 100 km recorridos. El consumo obtenido a lo largo de la prueba en ciudad llego a una media de 7 litros a los 100 km. La unidad probada contaba con el rodaje ya hecho y ayudo a unos consumo muy correctos.

Calidad de Acabados
Está claro que los años no pasan en balde para los coches, el cambio generacional está ahí. El nuevo Focus da una buena “patada” en calidad y acabados al anterior Ford Focus.

Ford Focus ST Sportbreak 2.0 TDCi (25)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el nuevo Ford Focus dejan ver su alta calidad, desde el plástico más escondido a la piel usada en los asientos.

Conclusiones
En resumen, si buscas una versión familiar que no deje de ser deportiva y con motor diésel el Focus ST te puede sorprender. Su 2.0 TDCi es un motor muy parco en consumos, con unas excelentes prestaciones. Los 185cv dan mucho de sí. Al tratarse de una versión familiar la capacidad de carga y el espacio disponible son altos.

Y todo ello sin perder el estupendo dinamismo que caracteriza a los Ford Focus ST. Tras una semana de probar exhaustivamente el ST TDCi, si se realizan muchos kilómetros lo vemos como una opción muy interesante y tremendamente atractiva. Ya que no pierde ni un ápice de su espíritu racing como si sucede con otras marcas.

 


A favor:

Consumos, motor, dinamismo.


A mejorar:

Poca fuerza a altas vueltas, mayor peso que en versión gasolina


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 TDCi 185cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 400 Nm de 2000 a 2750 rpm Maletero: 490 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1488 Kgs.
Alimentación: Diésel- inyección directa

Turbo geometría variable

Inyección directa

Intercooler

Depósito: 62 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 217 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

 


 

0 a 100 km/h: 8,3 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 33175 €


 

 

 

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *