Ford Focus RS 2.3 EcoBoost – con carácter deportivo

ford-focus-rs-2-3-ecoboost-54

La semana pasada probamos un SUV prestacional como fue el Audi RS Q3, con 367cv bajo su capó provenientes del conocido y distinguido 2.5 TFSi de 5 cilindros.

Esta semana es el turno de un compacto prestacional que está dando mucho que hablar, se trata de la tercera edición de la versión más radical, RS, del Ford Focus.

Si hacemos memoria, en el 2002, el primer Focus RS venia animado de un motor de 2 litros de cilindrada y 4 cilindros en línea que, gracias a la turbo alimentación erogaba una potencia máxima de 215cv.

En el 2009, la segunda versión del Ford Focus también tuvo su versión RS. Una versión mucho más radical que la del primer Focus RS. Contaba con el 2.5 Turbo de origen Volvo. Un motor de cinco cilindros en línea que también montaban las versiones ST, con una potencia de 225cv.

En el caso del RS, la potencia extraída del 2.5 Turbo fue de 305cv en su versión normal y para la versión RS500 fue de 350cv. Tanto el Focus RS MK1 como el MK2 eran tracción delantera.

El 2.5 Turbo de origen Volvo asociado al Focus RS MK2 consiguió que no solo fuera un vehículo rápido, si no con un sonido muy bonito y atractivo. Lástima de los elevados consumos del motor.

Ahora, Ford ha sacado a la palestra su última edición del Focus RS, el MK3. Sin duda es la versión más radical de todas y la más efectiva. No solo por ser la más moderna. Si no por disponer de la tracción total que permite exprimir al máximo la nueva mecánica que monta este nuevo Focus RS.

El motor 2.3 EcoBoost ya lo monta el Ford Mustang que probamos hace unos meses, pero poco tienen que ver un motor con el otro. Es obvio que Ford MotorSport ha metido mucha mano en las modificaciones necesarias en el motor.

En el caso del Ford Mustang, la potencia del 2.3 EcoBoost son 317cv, mueven con mucha soltura al Mustang. Y sus consumos son bajos para tratarse de un vehículo prestacional.

Si comparamos el 2.3 EcoBoost que monta el Mustang con el que monta el Focus RS son como la noche y el día. En el Focus RS, al margen de la mayor potencia, 350cv. La diferencia en la entrega de potencia se hace patente desde el primer momento que pisamos el pedal con decisión. Nos aprieta contra el asiento con rabia. Y el sonido que proviene del escape y el motor nos envuelve completamente. Aderezado de petardeos entre cambios de marchas y si hacemos uso del modo “Circuito” en el selector de modos, en retenciones o al soltar el pedal del gas habrá también unos petardeos de escape muy sonoros.

El actual Focus RS ha sabido exprimir al máximo la tecnología actual, desde un motor, que si bien no suena como el anterior 2.5 Turbo de 5 cilindros en línea. Cuenta con el 2.3 T EcoBoost, más moderno, anda mucho más, suena muy bien y gasta y contamina menos.

La inclusión de diferentes modos de uso: Normal, Sport, Track (Circuito) o Drift (Derrape) son sin duda toda una declaración de intenciones por parte de este nuevo Focus RS. Tanto el modo circuito como el de drift requieren estar en un sitio sin tráfico para poder hacer uso de ellos. En un circuito sería lo ideal. En ambos casos se desconectan las ayudas electrónicas al activarlos. Y hay que ser muy diestro con los mandos para poder exprimir al máximo las altas cualidades del Focus RS.

Otra novedad muy esperada en el Focus RS es y era la inclusión de la tracción total para poder aprovechar al máximo las prestaciones del conjunto. En el caso del Focus RS MK2 las perdidas de tracción eran evidentes, sobre todo en suelos húmedos o deteriorados.

En el actual Focus RS las pérdidas de adherencia o de tracción son inexistentes, incluso con los controles desactivados.

Permite una conducción muy rápida en tramos virados, donde mejor se desenvuelve. El conjunto de suspensión es muy enérgico, de los coches más duros de amortiguación que han pasado por nuestras manos. Tendrás que acostúmbrate a sentir con tu cuerpo todo lo que acontece debajo de las ruedas. Y eso con el modo normal de la suspensión. Si se activa el modo Sport, mediante un botón alojado en la palanca de intermitencias, la suspensión es aún más enérgica. Una delicia para tramos muy virados o circuito, pero de poco o ningún uso en el día a día. El estado general de las carreteras a der ser óptimo para poder usarlo sin ir pegando, literalmente, botes dentro del coche.

Gracias a la tracción total, el Focus RS cuenta con control de salida (Launch Control) como todos los compactos deportivos. En el caso del RS, al no existir cambio automático como en la mayoría de compactos prestacionales; Volkswagen Golf R, Audi RS3, Mercedes A 45 AMG. El Launch Control se hace con cambio manual. Es muy fácil, basta con activar el control de salida desde el menú en el ordenador de a bordo del cuadro de instrumentos. Y con el control de tracción desactivado pisar con energía el acelerador previamente engranada la primera, soltar el embrague de golpe y sentir el empujón del motor en nuestros huesos.

Con el Launch Control activado el motor dispone de la opción de OverBoost donde, por uno segundos entrega más par, pero solo con el sistema Launch Control activado. En el vídeo que hay asociado a esta prueba podréis ver cómo sale disparado con el Control de Salida activado. Y como sale sin él.

Visibilidad
La visibilidad desde el asiento desde el asiento deportivo bucket del conductor es claramente buena, los bucket no cuenta con regulación el altura y a pesar de que están a una altura intermedia al sentarnos en ellos sentimos que vamos más altos.

Delante tenemos unos montantes A no excesivamente dimensionados, lo que nos da una visión muy buena, apoyada por unos espejos muy bien resueltos.

Tenemos una visibilidad trasera también bastante aceptable, lo que nos da mucha confianza al controlar todo lo que pasa alrededor del vehículo de un solo vistazo. En el apartado luces, la versión RS monta de serie faros Bi- Xenón, no tendremos problemas de falta de iluminación los faros cumplen con su cometido con sobresaliente. Son auto adaptativos, gira según el giro de la dirección iluminando siempre la calzada.

Impresiones de Conducción
A la hora de conducir el Focus RS, gracias a los diversos controles, la tracción total y la ayudas electrónicas permite una conducción muy segura y para todos los conductores. Inclusive puede ser usado como coche de diario a pesar de que su consumo medio ronda los 9- 9,3 litros a los 100km recorridos.

Fuera del uso diario, de ciudad, autovías o carreteras nacionales, el Focus RS necesita también ser usado como vehículo prestacional, para ello ha sido concebido.

El motor, parte clave del conjunto, se muestra muy lleno desde la parte más baja del tacómetro. Dando ya potencia y fuerza desde las 2000 revoluciones. Con 470 Nm de Par motor. La potencia máxima, lo 350cv, se obtienen a 6000 revoluciones. Pasadas las 6000 revoluciones en el tacómetro se iluminaran las letras RS en amarillo para avisarnos de que hemos sobrepasado la franja de revoluciones óptima en cuanto a potencia. Si bien el motor sigue subiendo de vueltas con alegría hasta pasadas las 6500 revoluciones la pérdida de potencia apenas es notoria.

Conducir el Ford Focus RS EcoBoost es mucho más agradable y cómodo de lo que suponíamos. Su motor responde desde bajas vueltas entregando potencia en poco tiempo. Nos permite realizar adelantamientos/incorporaciones en reducido espacio. Y la suspensión a pesar de ser muy radical para un uso diario no es un problema si se sabe lo que se lleva. Prestar especial atención a los bordillos y voladizos, el morro delantero va muy bajo y podemos rozar incluso en algún resalto o badén si es muy pronunciado.

El nuevo Focus RS goza de un excelente paso por curva, la suspensión en su modo más duro y seco funciona de maravilla evitando balanceos innecesarios en zonas reviradas.

La capacidad de aceleración del 2.3 EcooBost en conjunto con un buen batidor, la tracción total y una caja de cambios más bien cerrada hacen que conducir el RS nos proporcione una sonrisa cada vez que se acelera.

ford-focus-rs-2-3-ecoboost-32

Frenada
El equipo de frenos del Focus RS EcoBoost de 350cv es más que suficiente para una conducción normal, e incluso para algo más.

Está dotado de discos delanteros ventilados (350mm) con pinzas monobloque de cuatro pistones firmadas por Brembo.

Los traseros son macizos (302mm) con pinzas de un solo pistón también monobloque.

A lo largo de la prueba dieron una sensación de control total sobre el coche, lo que nos produce esa tan apreciada sensación de seguridad. Frena con mucha contundencia y permite parar el coche en pocos metros. El mordiente es muy dosificable.

Está dotado de ABS de última generación control de tracción y de estabilidad.

Tracción
Una de las novedades de esta tercera edición del Ford Focus es el uso de la tracción total mediante embragues acoplados. En ambos ejes siempre hay tracción, esta se modifica mediante gestión electrónica cambiando el modo de uso de Normal a Circuito o Drift, donde la mayor tracción se encuentra en el eje trasero para hacer así que el Focus RS pueda derrapar con mayor facilidad, forzando un sobreviraje.

La tracción total del Focus RS EcoBoost es muy efectiva, sin ningún tipo de sobresalto dada la alta cantidad de potencia de que disponemos, las arrancadas son limpias incluso sobre terreno deslizante, o muy húmedos. Permite aprovechar todo el potencial del motor en arrancadas desde parado ya sea con el Launch Control o sin él.

Monta neumáticos con medida 235/35/19″. Misma anchura que su antecesor.

Estabilidad
La estabilidad que ofrece el Ford Focus RS EcoBoost es muy alta, nos permite disfrutar del bastidor al máximo. El conjunto de suspensiones es el encargado de minimizar los balanceos de la carrocería. Su dureza es notable sobre todo si se hace uso del modo Sport de la misma.

El Focus RS a pesar de ello tiene cierta capacidad de filtrar las irregularidades del terreno.

Nuestra unidad equipaba control de estabilidad ESP desconectable en el modo Circuito y Drift. En los demás modos siempre está activo esperando latente lo que pueda suceder.

Al actuar el ESP se nota un brusco movimiento y rápidamente nos cambia la dirección a la que deberíamos ir, evitando males mayores. Pero ojo, no debemos confiar en que el ESP nos salve de todo. Las leyes de la física están ahí y son inalterables. El ESP no lo puede todo.

ford-focus-rs-2-3-ecoboost-11

Reposacabezas
El nuevo Ford Focus RS homologa cinco plazas disponibles. Todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros por su parte solo regulables en altura.

Cinturones
El Ford Focus RS cuenta con cinco cinturones de 3 puntos de anclaje, los delanteros vienen dotados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El nuevo Ford Focus RS es un vehículo capaz de ser usado para un uso familiar, su tamaño interior y acceso a las plazas traseras lo convierten en un buen candidato. Cuenta con anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Su maletero es capaz y goza de una buena boca de carga, con suelo plano. Pero pierde capacidad por la tracción total quedándose con unos escasos 260 litros.

Airbags
En cuestión de airbags, el nuevo Focus RS viene muy bien equipado, trae 8 airbags de serie. De conductor, acompañante, laterales, de cortina, etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Ford Focus obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes, y 5 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Anteriormente hemos comentado que los 350cv que proporciona el 2.3 EcoBoost son más que suficientes para mover los casi 1.600kg que pesa el Focus RS. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. Una cifra excelente.

Esta edición del Ford Focus RS puede ser un vehículo rápido y con mucho carácter deportivo. Su motor permite hacer muchos kilómetros con un relativo bajo consumo si mimamos mucho el acelerador. Ahora bien, gasta bastante menos que su antecesor.

Por potencia se pueden realizar adelantamientos de manera rápida y eficaz. Casi desde parado. Su capacidad de tracción y de ganar velocidad con mucha voluntad lo hacen muy seguro a la hora de adelantar vehículos lentos.

ford-focus-rs-2-3-ecoboost-48

Caja de Cambios
El cambio es de 6 velocidades, las 3 primeras son más cortas y bien escalonadas, la sexta es muy utilizable en autopista por el alto par del propulsor, que hace que podamos ir a bajas vueltas y aun así tener potencia si se necesita.

El tacto de la palanca es muy bueno, muy directa, nada de ruidos extraños ni holguras. La caja es rápida en uso deportivo.

Circulando por Carretera
En este medio su comportamiento es muy bueno, el chasis se comporta bien como ya hemos comentado, las suspensiones a pesar de no ser cómodas y si muy enérgicas dan una sensación de aplomo ideal para notar la carretera.

Los frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento. La excelente calidad de materiales permite que en el interior el motor sea prácticamente inaudible, al igual que las vibraciones no se notan. Solo se deja oír lo que se debe oír, el bonito sonido de escape y de motor/admisión. Más notorio con el modo Sport activado donde la segunda electroválvula del escape se abre para dar paso a un sonido más denso, más deportivo y los adictivos petardeos en ente marcha y marcha y al soltar el acelerador si el motor se encuentra en un régimen superior a las 4000 revoluciones.

Nuestra unidad montaba la versión más deportiva de las tres opciones que existen de asientos. Los de serie, también firmados por Recaro recogen muy bien el cuerpo, pero son los bucket los que van como anillo al dedo, la sujeción es total. A pesar de disponer de poco mullido y solo regulación lumbar y de distancia no nos han parecido unos asientos incomodos. Si bien los primeros días la sensación de ir muy alto es patentes pero se pasar rápido.

El consumo homologado para esta vía es de 6,3 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (8,7 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado. Que difícilmente podremos llegar a ver. Como poco hay que sumarle dos litros más al consumo homologado por la marca para estar cerca del real.

Circulando por Autopista
El Focus RS se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es duro sí, pero es lo suficientemente confortable como para poder hacer un largo viaje y que no sea muy cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha permite que se pueda hacer. El sonido del motor no es un problema en este aspecto.

El motor se muestra muy agradable en vías rápidas como las autovías, donde no será necesario tener que bajar marcha para ganar velocidad. Incluso en sexta relación la capacidad de ganar velocidad es muy buena.

El puesto de conducción y los asientos deportivos presentan buen confort de marcha que nos permite viajar sin excesivo cansancio. El pedal del embrague no es para nada duro al uso y cuenta con un corto recorrido. Muy agradable.

El consumo homologado para esta vía es de 7,7 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (9,3 litros) no estuvo cerca del homologado.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Focus RS no pasa en absoluto desapercibido y eso que la unidad probada contaba con el color blanco frozen que no llama tanto la atención como el típico azul ideal para el RS.

A pesar de ello las miradas eran evidentes, sobre todo en los semáforos. Y es que el Focus RS no es un Focus normal, por su potencia y capacidades está cercano a deportivos que cuestan bastante más dinero.

Su tamaño de poco más de cuatro metros lo hacen muy apto para una conducción por cuidad con atascos incluidos, la rapidez de respuesta del motor, y una frenada contundente, le hacen ser un automóvil muy fácil de conducir en tráfico urbano.

El consumo homologado en ciudad es de 10,0 litros a los 100 km recorridos. El consumo obtenido a lo largo de la prueba en ciudad llego a una media de 13,1 litros a los 100 km. La unidad probada contaba con menos de 4000 kilómetros en su haber y estuvimos inmerso en varios atascos tanto en las vías de entrada a Madrid como en la propia urbe que hicieron subir de manera irreal el consumo final.

Hay que prestar especial atención a los bordillos, el morro va muy bajo y el prominente labio puede llegar a rozar. Lo mismo con las llantas, apenas los neumáticos tienen perfil, acercarse a un bordillo es rozar la llanta con total seguridad.

ford-focus-rs-2-3-ecoboost-42

Calidad de Acabados
Está claro que los años no pasan en balde para los coches, el cambio generacional está ahí. El nuevo Focus RS da una buena “patada” en calidad y acabados al anterior Ford Focus RS.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el nuevo Ford Focus RS dejan ver su alta calidad, desde el plástico más escondido a la piel usada en los asientos. Hace uso de platicos gomosos en las partes altas. Las partes menos vistas son de plásticos duros que al tacto no parecen ser de mala calidad.

Conclusiones
En resumen, si comparamos el actual Focus RS con su antecesor, se ve y se nota como ha perdido un buen motor, el 2.5 Turbo de 5 cilindros en línea, era un excelente propulsor.

Pero también ha ganado un muy buen motor, mejor en muchos aspectos si lo comparamos con su antecesor.

El nuevo 2.3 T EcoBoost es una excelente mecánica, con mucha rabia y un bajo consumo. Capaz de empujarnos contra el asiento con mucha rabia y subir de vueltas con una velocidad pasmosa. Es un motor que, como es en el caso del Focus RS, bien configurado y retocado para ser lo más deportivo posible hace que la conducción decidida se vuelva aún más satisfactoria.

Atrás quedo el 2.5 Turbo que si bien tenía un sonido inigualable, el 2.3 T EcoBoost suena francamente bien, sin duda, por consumos, potencia, y agrado de uso escogería el nuevo EcoBoost.

En estos casos la tecnología manda y el 2.3 EcoBoost es mejor en todo.

Sin olvidarnos por supuesto de la tracción total, un bastidor excelentemente afinado y unas suspensiones que hace que el Focus RS vaya, literalmente, soldado al asfalto.

 


A favor:

Prestaciones, estabilidad, sonido.


A mejorar:

Poco espacio de maletero, suspensión excesivamente enérgica en poblado.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.3 EcoBoost 350cv Puertas: 5
Cilindros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 470 Nm con overboost de 2000 a 4500 rpm Maletero: 260 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1599 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa,

Admisión variable, 4 válvulas por cilindro.

Turbo – Intercooler

Depósito: 51 litros
Tracción: Total Velocidad: 266 km/h
Cambio: Manual, 6 velocidades

 

 

Consumos

Consumo urbano 10,0 (l/100 km)
Consumo extraurbano 6,3 (l/100 km)
Consumo medio 7,7 (l/100 km)
Emisiones de CO2 175 (gr/km)
Normativa de emisiones Euro VI

 

Dimensiones

Largo / ancho / alto (mm)                                        4390 / 1823 / 1472

 


0 a 100 km/h: 4,7 segundos


Precio de unidad probada sin extras y con descuentos: desde 41260€


 

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *