BMW X1 18d sDrive – Todo camino urbanita

BMW X1 sDrive 18d 150cv Automatico (45)

El renovado BMW X1 nos ha acompañado durante unos días en la prueba semanal que hacemos para todos vosotros.

El X1 has sido renovado por completo y, la verdad, no solo su aspecto exterior ha sufrido dicha renovación. Se trata de a todas luces de un vehículo nuevo completamente. Y por su aspecto y semejanza a sus hermanos X3 y X5 empieza a ser difícil poder diferenciarlos.

Y es que este “pequeño” X1 ha dado un paso de gigante no solo en tamaño, que ha crecido. Si no, en la calidad de su construcción, terminaciones y componentes.

Recuerdo con cierta frescura como el anterior X1 adolecía de una alta rumorosidad y vibraciones en su interior provenientes del motor 2.0 diésel. Un sonido que a pesar de los aislantes acústicos se filtraba en forma de sonido bronco y seco. Y, sobre todo en forma de vibraciones muy notorias en la palanca de cambios y pedal del embrague.

La unidad probada venia dotada del motor 2.0 Diésel en su variante “18d” de 150cv de potencia. Asociado a una tracción sólo delantera. Ya que este, y su hermano el Serie 2 Active Tourer y Grand Tourer disponen de tracción delantera. Dejando ya para el pasado la tracción trasera tan característica de BMW. Obviamente se puede solicitar el X1 con tracción total xDrive. Y muchos de sus modelos siguen contando con la tracción trasera en sus versiones.

El X1 se muestra con una imagen más juvenil, renovada, más musculosa y de mayor empaque. Como decíamos antes, parece ya un X3 o X5. Y empieza a ser hasta complicado reconocerlos.

El interior derrocha buena calidad por donde se mire, líneas serias marcan el salpicadero. Siempre sobrio y de buena calidad al tacto. El puesto de conducción permite de manera rápida y mediante los múltiples reglajes del volante y asiento encontrar con facilidad la postura idónea de conducción.

Todo, cualquier botón o uso de sistema multimedia queda al alcance y control del conductor.

La habitabilidad interior, sobre todo en las plazas traseras ha mejorado notoriamente, mayor anchura y espacio disponible para las piernas.

Visibilidad
El nuevo BMW X1 18d no presenta problemas en cuanto a visibilidad se refiere, el conductor puede estar tranquilo en este aspecto.

Todos los pilares son de un grosor justo y lo mejor de todo, no molestan en la visión directa.

La visión trasera es excelente, los reposacabezas no molestan en absoluto.

Nuestra unidad venia dotada con faros de tecnología LED, cada día, por suerte, más extendidos, ya que, siempre tendremos un plus en seguridad si realizamos mucha conducción nocturna.

La cantidad y calidad lumínica de estos faros es más que evidente, la anchura es mayor y la distancia iluminada también, pudiendo realizar una conducción más relajada, y si podemos tener oportunidad de usar las luces de carretera simplemente se hará de día delante nuestra.

Hace ya años, cuando probamos el primer BMW con tecnología LED, el anterior X6, nos dejó un sabor agridulce, si bien iluminaba correctamente pero muy por debajo de lo que los faros Bi-xenon nos tenían acostumbrados.

Por surte y con el avance de la tecnología los nuevos BMW ya no padecen este fenómeno.

Impresiones de Conducción
A pesar de los años ya pasados y de empezar a peinar canas en mi cabellera. Recuerdo con cierta facilidad las impresiones que me dio al probar el primer BMW X1 que paso por nuestras manos. Venia dotado del por aquel entonces la versión más prestacional en diésel. El 2.0 con sistema biturbo y una potencia resultante de 204cv. Se denominó “23d” y venia asociado solamente a una caja de cambios automática.

Hay varias cosas que me “marcaron” y con el paso de probar otros BMW X1 después del primero se siguieron cumpliendo en mayor o menor medida.

Lamentablemente la versión 23d murió en este modelo y en el Serie 1. Un motor potente, muy brusco en la entrega de potencia y con un corto margen de revoluciones aprovechables. Pero que nos pegaba al asiento con mucho ímpetu y soltura.

Motor ruidoso al ralentí, sobre todo desde fuera pero con unos magníficos consumos. Muy bajos para su potencia. También, recuerdo que la suspensión como BMW nos tenía acostumbrados era tirando a enérgica, quizás demasiado para tratarse de un todo camino. La unidad probada venía con neumáticos de perfil bajo y unas llantas generosas volviendo a un más incómodo al coche. Y la tecnología RUNFLAT de los neumáticos no ayuda precisamente. Pasar zonas muy bacheadas en caminos de tierra era comprobar lo dura y seca que era la suspensión.

Es sí, en carreteras reviradas iba pegado al asfalto. Y su comportamiento era más cercano al de un compacto que al de un SUV.

Ahora, con el nuevo X1 de BMW las cosas han cambiado para mejor. Curiosamente y como está pasando en casi todos los BMW no versiones prestacionales, la suspensión se ha aburguesado, tirando a blanda dependiendo de la versión. Incluso con el Pack M es menos firme y dura. Pero, en zonas muy reviradas su comportamiento sigue siendo soberbio e, incluso, mejor que su antecesor.

En el caso del X1 objeto de esta prueba, la suspensión es más respetuosa con los ocupantes, pero sigue teniendo, en el fondo, ese tarado enérgico, capaz de mantener las oscilaciones de la carrocería en tramos muy virados. Y damos buena fe de ello. Es un vehículo que resulta muy fácil de conducir y que, a pesar de su tamaño y peso en vacío permite hacer conducción deportiva con él, que no perderá la trayectoria marcada.

El motor a pesar de tener “sólo” 150cv de potencia empuja con decisión desde muy bajas vueltas y permite realizar aceleraciones y recuperaciones con soltura. Incluso haciendo uso del modo más económico y ecológico “ECOPRO”. Que reduce considerablemente los consumos y, también reduce, en parte, las prestaciones. Aunque, la verdad, casi inapreciable.

Hicimos uso del modo Sport en nuestra ruta de montaña, carretera solitaria y muy revirada. El modo Sport en esta ocasión dota de mayor prontitud de potencia disponible al motor, con tan solo acariciar el pedal notaremos un mayor empuje.

La dirección se endurece y la caja de cambios automática se pone, también, en modo Sport, bajando marcha y estirando la engranada hasta la zona alta del tacómetro.

En definitiva, nos ha gustado y, a la vez asombrado, el buen funcionamiento del nuevo X1. Podríamos pensar que ya no tienen esa herencia deportiva del anterior X1, con un paso por curva ejemplar, pero que, sacrificaba y mucho la marcha en zonas bacheadas. El compromiso entre confort y deportividad de la nueva suspensión y del nuevo X1 es sin duda todo un acierto.

Frenada
El equipo de frenos montado en el BMW X1 18d se compone de discos en ambos ejes, todos ellos ventilados.

Las otras motorizaciones del X1 montan discos de diferentes tamaños acorde a su potencia y prestaciones.

El equipo de frenos del 18d es simplemente muy capaz, decir que en la primera tanda de frenadas fue tal la fuerza de detención que nos hizo sospechar que podía llevar pastillas de un compuesto más blando y así mejorar las cifras, pero en absoluto fue el caso.

Frena con decisión y sin apenas hacer saltar el ABS, la seguridad que otorga tal capacidad de frenada es muy grande, sin duda.

El tacto del pedal del freno presenta mucho mordiente al inicio del mismo que disminuye si no realizamos mayor presión sobre él.

Tracción
El BMW X1 se puede comprar con tracción total (xDrive) o con sólo tracción delantera (sDrive).

La unidad probada contaba con esta última. A lo largo de la prueba realizada sometimos al X1 a un uso intenso por pistas de tierra.

Y, por suerte o por desgracia a coincido con días de lluvia continua. Estando la tierra muy húmeda. Siendo en más de una zona barro en incluso piscinas grandes de agua.

El terreno perfecto para poner a prueba la tracción de un SUV. Pues bien, el BMW X1 se comportó mucho mejor de los esperado, si bien es cierto, que la tracción sólo delantera nos limita en muchos aspectos.

Para pasearnos por pistas de tierra cualquier tipo de tracción es válida, pero, si queremos internarnos más, mejor sin duda hacerlo con un vehículo dotado de tracción total y neumáticos acorde.

En el X1 probado nos limitó más los neumáticos que la capacidad de tracción del propio vehículo. Siendo esta satisfactoria en todo momento. Cabe destacar que no se le sometió a grandes esfuerzos.

Los neumáticos de verano e indicados para asfalto, en tierra sola funcionaron correctamente, ahora bien, con barro o mucha agua, mejor neumáticos preparados para ello.

BMW X1 sDrive 18d 150cv Automatico (12)

Estabilidad
Una de las principales virtudes del X1 de BMW ha sido y es su asombrosa estabilidad en carretera.

Su suspensión está más orientada a un uso para carretera que para campo. Por eso destaca la buena estabilidad que tiene y el alto paso por curva, sin desmerecer gran parte de culpa a los “rodillos” que lleva por ruedas. Su agarre es excepcional en situaciones comunes y también en situaciones límite.

El X1 cuenta con control de estabilidad de serie (DTC), es desconectable. Aunque no se aconseja porque más de una vez nos ayudara. Además en el X1, transitando por campo su uso es bastante común, sobre todo por zonas de barro, arena fina, agua.

En cuanto entra en funcionamiento lo sabemos por el testigo en cuadro y por su brusca acción al colocarnos el coche, con él desactivado para nada es peligroso el X1, solo que por campo se hace más impredecible, y debemos jugar más con el volante para llevarlo por donde nosotros queremos.

Reposacabezas
El BMW X1 homologa un máximo de cinco plazas útiles, dispone de cinco reposacabezas, los delanteros son activos y regulables en altura e inclinación. Los traseros son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
En cuestión de cinturones nos encontramos como en el caso de los reposacabezas, disponemos de cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Aviso acústico al emprender la marcha y cinturón no abrochado.

Bebes y Niños
Siempre ha existido el tópico de que este tipo de vehículos son los usados por las madres para recoger a sus hijos del colegio, ¿y por qué no? Son ideales para ese uso y para muchos más. Son amplios por dentro, vienen bien equipados en cuanto a seguridad tanto activa como pasiva. El X1 dispone de ISOFIX en las plazas traseras. El espacio de su maletero es muy amplio y crece en relación al anterior X1 que disponía de 420l y ahora el nuevo X1 cuenta con 505 litros.

BMW X1 sDrive 18d 150cv Automatico (15)

Airbags
El BMW X1 dispone de ocho airbag de serie. Como opción no podemos solicitar más. Ya de por si viene muy completo en este aspecto.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW X1 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 31 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones para el X1 18d son pan comido, no hay adelantamiento que se le resista. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en la asombrosa cifra de 9.2 s. Son cifras de un vehículo prestacional y que en la práctica así lo demuestra. Gracias al cambio automático de 8 relaciones con simplemente acelerar lo necesario obtenemos toda la potencia del motor.

Caja de Cambios
BMW ha escogido un cambio automático de 8 relaciones para la versión más potentes diésel del X1.

Este cambio además de soportar una gran cantidad de par, es muy rápido, cómodo y fácil de usar. Dispone de varios modos de uso. Modo normal “D” este modo es el más usado, cambia de marchas con suavidad sin presentar apenas tirones. Apura las marchas lo que nosotros le solicitemos. Modo “S” el modo deportivo es otro cantar si estamos en marcha y pasamos a este modo lo primero que hará será reducirnos una marcha dotando al motor de mayor empuje. Con este modo las marchas se apuran hasta cerca del corte de inyección, aunque siempre podemos usar el modo secuencial y cambiar de marcha cuando veamos conveniente, dentro de unos límites, ya que la caja automática protege los sobre regímenes y no nos dejara subir una marcha si el motor va bajo de vueltas o reducir marcha si vamos altos de vueltas.

BMW X1 sDrive 18d 150cv Automatico (21)

Circulando por Carretera
Hemos tenido la oportunidad de probar el X1 18d en todos los tipos de vías practicables.

En carretera su comportamiento es soberbio, disponemos de un colchón de seguridad de 150cv. Este colchón de seguridad nos proporciona una tranquilidad muy alta a la hora de adelantar, porque sabemos antes de emprender la maniobra, que terminaremos muy pronto y sin complicaciones.

El X1 cuenta con una estabilidad excelente para ser un todocamino, su suspensión algo dura e incómoda por el campo se hace notar a la hora de un buen paso por curva.

Los consumos del X1 18d son otra de las grandes virtudes de este modelo. Disponemos de 150cv bajo el capó pero sus consumos son muy bajos para tal caballaje.

El consumo homologado para este tipo de vías es de: 3,9 litros a los 100km. Un consumo difícil de conseguir por peso y aerodinámica. Nosotros obtuvimos un consumo medio de 6 litros a los 100km en este tipo de vías.

Circulando por Autopista
En autopista el silencio del rodar del nuevo X1 se hace patente. A 120 Km. /h el motor no se oye prácticamente desde el interior, solo se deja oír los neumáticos al rozar con el asfalto.

Lo que más acusa el X1 en las autopistas/autovías españolas son los cambios de rasante, asfaltos rotos o deteriorados por el uso, sus neumáticos de bajo perfil con una suspensión enérgica nos hacen perder confort de marcha.

Hay que prestar atención a los rotos en la vía o líneas, ya que si una rueda se introduce en ellas tiende a seguirlas y nos podemos llevar un buen susto.

El consumo en autopista es algo más elevado, el homologado es de 4,3 litros a los 100km. Nuestro consumo estuvo un par de litros por encima del homologado, 6,2 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En la urbe todo es diferente, los atascos o retenciones no están hechos para el X1, aunque para ningún coche, la verdad.

El cambio automático tiende a estirar dependiendo del modo seleccionado demasiado la primera marcha sin pasar a la segunda y esto repercute en un consumo más alto.

Su tamaño apropiado de 4,43 metros, menor que su antecesor, nos permite poder aparcar donde queramos sin problemas.

La suspensión por ciudad es dura pero no incomoda, absorbe correctamente baches, resaltos, badenes.

El consumo homologado en ciudad es algo más alto, sin ser desorbitado, 5,1 litros a los 100km. Nos fue imposible acercarnos a dicha cifra, nuestro consumo con mucha ciudad fue de 7,7-8 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Los acabados del nuevo BMW X1 son dignos de una berlina de mayor empaque, no se apreciaron ni crujidos ni plásticos mal encajados.

BMW X1 sDrive 18d 150cv Automatico (36)

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el nuevo BMW X1 son de buena calidad, desde la piel de los asientos hasta el plástico más escondido.

Conclusiones
En conclusión, el nuevo X1 de BMW ha dado un salto considerable no solo en imagen, también en calidad de acabados y refinamiento. El anterior X1 en conducción se mostraba como un vehículo rudo, tosco y sonoro. El nuevo X1 ha sabido solucionar todos estos problemas. Desde el interior ya no se perciben ni vibraciones ni el sonido del 2.0d. Una insonorización de nota.

Las buenas aptitudes en carretera y en pistas de tierra siguen patentes en este nuevo X1, siendo ahora más confortable de suspensión, pero no por ello menos efectivo en asfalto. Al contrario, se sujeta muy bien y permite incluso algún que otro lujo en vías muy viradas.

Los consumos gracias al motor de dos litros diésel y 150cv de potencia son muy bajos. Ya que al no disponer de tracción total lo son aún más. Si el uso que le daremos será exclusivamente en asfalto, la versión sDrive es ideal.

 


A favor:

Consumos, motor, cambio automático.


A mejorar:

Altura boca maletero, capacidades off road limitadas.


 

Datos Técnicos

Versión: 2.0 Diésel 150cv Puertas: 5
Cilíndros: 4 en línea Plazas: 5 (2 + 3)
Par máximo: 330 Nm de 1750 a 2750 rpm Maletero: 505 litros
Distribución: Dos árboles de levas en la culata Peso: 1545 Kgs.
Alimentación: Diésel- inyección directa

Turbo Diésel – Inyección directa-

Intercooler

Depósito: 51 litros
Tracción: Delantera Velocidad: 205 km/h
Cambio: Automática, 8 velocidades

 


 

0 a 100 km/h: 9,2 segundos


 

Precio de unidad probada sin extras y descuentos: desde 34578 €


 

 

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *