Volkswagen Beetle Cabrio R-Line 2.0 TDI

Volkswagen Beetle R-Line 2.0 TDI (37)

Con este caluroso verano que estamos sufriendo, lo mejor es ponerse al volante de un vehículo cabrio y disfrutar de la libertad que otorga el ir descapotado.

Para esta prueba hemos dispuesto de una unidad del nuevo Volkswagen Beetle Cabrio, con mecánica TDI de 2.0 litros y una potencia resultante de 150cv. Que en conjunto con el archiconocido cambio automático DSG de 6 velocidades incrementa aún más la sensación de confort y libertad.

Con anterioridad ya han pasado por nuestra redacción dos unidades del actual Beetle de Volkswagen, con motor 1.6 TDI de 105cv y, con el 1.4 TSI de 160cv. En ambos caso el funcionamiento fue bueno, con correctas prestaciones y bajos consumos.

La unidad probada venia dotada del kit R-Line, que le proporciona un aspecto más deportivo, con llantas y neumáticos más grandes, suspensión más enérgica. Asientos específicos.

Externamente el kit R-Line se deja notar, sobre todo, en las llantas específicas para este acabado.

El Beetle cabrio dispone de capota de lona, que se descapota en pocos segundos. Y no quita espacio útil al maletero. También se puede capotar y descapotar en marcha a baja velocidad.

Con el vehículo capotado la insonorización es francamente buena, tratándose de una capota de lona.

Visibilidad
El nuevo Volkswagen Beetle Cabrio ha crecido en tamaño, está en el filo de los 4,3 metros.

El anterior Beetle no presentaba casi problemas de visibilidad para el conductor, sólo el de los reposacabezas traseros, que no siendo retractiles limitaban mucho la visión por la luna trasera.

En el nuevo Beetle Cabrio este fenómeno ya no existe, los reposacabezas se pueden bajar del todo y no dificultan en absoluto la visibilidad del conductor.

La visibilidad fronto/lateral es correcta, los pilares “A” siendo forrados en plástico tienen un grosor justo y no restan apenas visión.

La visibilidad trasera/lateral, los pilares “C” de mayor grosor tampoco dificultan la visión si esta descapotado, capotado es imposible ver por la capota.

Los retrovisores exteriores son de nueva construcción menos rectangulares y con mayor anchura, se ve muy bien con ellos.

El acabado R-Line y como opción equipa faros bi-xenon. La actual gama del Volkswagen Beetle monta luces diurnas de serie en propio cuerpo de los faros. En el caso de los opcionales bi-xenon las luces diurnas emplean tecnología de diodos luminosos.

Impresiones de Conducción
El Beetle Cabrio además de ser ya de por si novedad por su reciente aparición nos trae una nueva gama de motores muy extensa.

La primera novedad es hacer uso de bajas cilindradas turboalimentadas tanto para diésel como gasolina. En gasolina nos encontramos con motorizaciones que van desde el 1.2 TSI, 1.4 TSI a un 2.0 TSI. En diésel el 1.6 TDI.

El 1.6 TDI trae consumos más bajos, menor rumorosidad en toda la franja de utilización, inyección directa por conducto común, una respuesta más enérgica desde muy abajo.

Nuestra unidad montaba el 2.0 TDI de 150cv. Con 150cv pudimos observar y probar lo bien que va este motor, consumo muy ajustados, potencia muy correcta para sus caballaje, bajo ruido tanto al ralentí como en marcha. Entrega de potencia muy llena desde casi el ralentí.

Ideal para un uso urbano o para viajes. Es un motor, que con tan sólo rozar el pedal de acelerador ya está entregando potencia.

El peso extra por los refuerzos al tratarse de la versión cabrio se dejan notar en zonas viradas. Con balanceos al entrar con decisión en las curvas. Nos para nada alarmante, es más, es un vehículo muy fácil de conducir, que incluso y gracias al kit R-line permite darse algún que otro lujo en zonas muy viradas.

Frenada
Dada la potencia de la unidad probada, 150cv. El equipo de frenado es correcto, discos ventilados en el eje delantero y discos macizos en el trasero.

La capacidad de frenada del conjunto es más que notable, pudiendo solicitar al equipo de frenos grandes esfuerzos sin temor a perder eficacia.

Delante los discos ventilados de 312mm aguantan perfectamente frenadas fuertes sin desfallecer pronto. Detrás los discos macizos de 272mm son un estupendo apoyo para los delanteros.

El sistema de frenos funciona correctamente en un uso lógico. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
La tracción está asociada al eje delantero, es tracción delantera.

El Volkswagen Beetle no presenta pérdidas de tracción a pesar de sus buenos bajos a pocas vueltas.

Si bien es cierto, que con el control de tracción desactivado y el alto par de la mecánica diésel hará que las ruedas pierdan tracción arrancadas fuertes.

Volkswagen Beetle R-Line 2.0 TDI (18)

Estabilidad
El acabado R-Line otorga al Beetle de una suspensión enérgica y a la vez confortable. Monta unos neumáticos de mayor tamaño, en el caso de la unidad probada unos Bridgestone Turanza en 235/45/18″.

Una medida atípica, pero que dota al Beetle de comodidad y un agarre excepcional.

Una vez decididos a probar las buenas virtudes del chasis del Beetle Cabrio, vemos un excelente agarre a la salida de la curva, muy neutro en todo momento sin mostrar perdidas de ningún tipo y sobre todo muy fácil de llevar rápido, se nos hace la boca aguda de solo pensar lo bien que ira la versión 2.0 TSI de 220cv con un tarado más deportivo.

Los 150 cv son más que suficientes para cumplir nuestras expectativas en uso urbano, si buscamos potencia y recuperaciones brutas nos parecerán que en ocasiones disponemos de más de 150cv.

El ESP de serie en el acabado R-Line en conjunto con el ASR no suelen hacer acto de presencia a no ser que vaya muy pasados o le busquemos las cosquillas al vehículo.

Reposacabezas
El Beetle dispone de cuatro reposacabezas ya que está homologado como cuatro plazas (2+2), los cuatro son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
Como en el caso de los reposacabezas, el VW dispone de cuatro cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Si emprendemos la marcha sin el cinturón abrochado al superar los 20km/h se nos avisara mediante pitidos y en el cuadro de instrumentos de que debemos ponernos el cinturón. Solo sucede con los cinturones delanteros.

Bebes y Niños
El Volkswagen Beetle Cabrio no se puede comercializar en versión de 5 puertas, la unidad probada era de 3 puertas, teniendo un acceso decente a las plazas traseras.

Los asientos traseros disponen de anclajes ISOFIX, que a la hora de tener un bebe es un plus de seguridad, sabiendo de antemano que la sillita quedara bien anclada.

El maletero cuenta con un correcto espacio para su tamaño, 225 litros. El acceso al mismo es diferente al de un Beetle normal, boca estrecha y que queda baja de altura.

Volkswagen Beetle R-Line 2.0 TDI (21)

Airbags
En esta nueva versión del Volkswagen Beetle, en cuanto a seguridad las cosas mejoran mucho. Ahora disponemos de 8 airbag de serie. Eso sí bajo petición como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP, realizadas en 2009, el Volkswagen Beetle obtuvo 5 estrellas con un 92% para Adultos, 90% para niños, 53% peatones y 86% en caso de accidente. Un excelente incremento en seguridad pasiva en comparación con el anterior Beetle.

Recuperaciones
Las recuperaciones con el motor 2.0 TDI de 150cv son correctas, teniendo una aceleración de 0 a 100km/h en 9,3 segundos.

A pesar de su mayor peso, la suficiente potencia lo convierte en un coche principalmente para un uso plural. Es válido para todo.

A la hora de afrontar incorporaciones fuertes o adelantamientos no tendremos problemas con bajar marcha, la respuesta del motor es rápida dando lo mejor de sí y evitando estar en medio del adelantamiento más de lo deseado.

Realizar un adelantamiento desde velocidades bajas es factible en esta versión de 150 cv, la respuesta del motor es buena y empuja desde muy bajo régimen,

Caja de Cambios
El cambio escogido para esta motorización y potencia es una DSG de 6 relaciones que, después de varios cientos de kilómetros de prueba es sin duda todo un acierto para este vehículo. Despreocupándonos por completo del cambio de marchas.

Y es que un vehículo como este es para disfrutar y no estar pendiente de que marcha es la mejor para adelantar o para gastar menos. El DSG hará todo eso por nosotros.

Con mover la palanca selectora hasta la “D” tenemos todo resuelto. Y si queremos exprimir al máximo las cualidades del motor y bastidor, pasamos a la posición “S” y a disfrutar. ¿Sencillo verdad?

Volkswagen Beetle R-Line 2.0 TDI (3)

Circulando por Carretera
Una gran parte de la prueba fue realizada por carreteras secundarias, con poco tráfico y limitadas naturalmente a 90 Km. /h. Donde el Beetle se desenvuelve correctamente, con sus 150cv no tendremos problemas en mantener ritmos altos de viaje, teniendo que reducir de marcha únicamente si la pendiente es muy acusada.

Los consumos del 2.0 TDI son elogiables, bajos muy bajos, además sin hacer una conducción económica bajan más de lo esperado.

Nuestra media por este tipo de vías estuvo cercana a los 5,5 litros. El consumo homologado es de 4,4 para este tipo de vía.

Los 5,5 litros a los 100km se obtuvieron en una conducción normal, no buscando la economía, y tampoco conduciendo de manera descuidada. Conducción normal.

Circulando por Autopista
La rumorosidad del motor en marcha es baja, gracias a que el desarrollo de la sexta marcha es muy largo. Yendo a muy bajas vueltas a 120km/h.

Los consumos por este tipo de vías también son extremadamente bajo. El homologado es de 4,9 litros a los 100km. Nuestro consumo se mantuvo a lo largo de más de 100km en 5,7 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad se desenvuelve muy bien el Beetle, sus 150cv como es lógico en un uso en ciudad son más que suficientes, buena potencia disponible y con bajos consumos de carburante.

La respuesta a bajas vueltas es contundente, dando lo mejor de sí a partir de 1750 revoluciones. El DSG es casi imprescindible para un uso urbano, ahorra carburante, alta comodidad y facilidad de uso. Son todo ventajas.

Calidad de Acabados
Los acabados en la versión R-Line son correctos, predominan los plásticos blandos por el salpicadero, que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Beetle Cabrio son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero

Conclusiones
En conclusión, el nuevo Volkswagen Beetle Cabrio ahora presenta una imagen más deportiva, y, en sus versiones tope de gama y motorización es más notable, sobre todo con el kit R-Line.

Los cambios no solo están en su nueva imagen, las mecánicas son más actuales, más potencia y menores consumos/emisiones. El tiempo nos dirá si este nuevo Beetle tendrá mejor aceptación que su antecesor. Pero, por ahora ya se empiezan a ver unos cuantos por las calles.

A favor: motor, consumos, estabilidad
A mejorar: precio, rumorosidad en frio.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez / Javier Mijares

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *