Renault Twingo 0.9 TCe

Renault Twingo 0.9 TCe (31)

El nuevo Renault Twingo ha dado un giro de 180º en comparación con su antecesor. Los cambios no solo son en su aspecto físico, sino también en su mecánica.

Este nuevo Twingo con una plataforma compartida por el nuevo Smart, dispone de motor y tracción trasera. Es una novedad y a la hora de conducirlo se notan bastantes diferencias con un vehículo de motor delantero. En la parte delantera, bajo el capó no hay espacio para poder llevar nada. Solo podemos levantar ligeramente el capó que queda sujeto mediante unas tiras para poder rellenar líquidos como el refrigerante o cambiar la batería. Para levantar el capó hay que realizar un proceso muy engorroso con llave de por medio. Y luego para dejarlo en su posición original también requiere de un tiempo para ello.

El motor probado es el más prestacional que el Twingo puede montar. El 0.9 TCe con una potencia de 90cv gracias a la sobre alimentación mediante turbo. Este pequeño propulsor tricilindrico ya lo probamos en su hermano mayor el Clio.

Es un motor que a pesar de su baja cilindrada es muy agradable al uso, sobre todo por la presencia de la turbo alimentación. Sus 90cv dan mucho juego y permiten que el Twingo disfrute de unas buenas aceleraciones con unos consumos muy bajos.

Exteriormente el Twingo es totalmente diferente a su antecesor. Más pequeño, con 5 puertas y una buena habitabilidad interior. Que le permite llevar 4 adultos son muchos problemas.

Las plazas delanteras son generosas y no hay falta de espacio. El salpicadero es muy sencillo con una gran pantalla en el medio y el climatizador debajo. Muy bien resuelto y con poca botonería. El manejo de la pantalla es muy intuitivo.

El cuadro de instrumentos también es bastante minimalista, carece de cuenta revoluciones y temperatura del motor. Debemos, como en antaño, guiarnos por el sonido del motor para saber a qué revoluciones funciona el motor. Eso sí, avisa cuando debemos subir a bajar marcha en la pequeña pantalla alojada en el cuadro de instrumentos.

El interior de nuestro Twingo como se puede apreciar en las fotografías viene con partes en rojo que le otorgan una visión más deportiva y distinguida.

Los asientos tipo “backet” son atractivos a la vista y sujetan de manera correcta el cuerpo. El puesto de conducción es un poco alto aun en la posición más baja del asiento.

El volante forrado en piel perforada y con un buen grosor esta achatado por su parte baja y tiene un agradable tacto. La dirección es muy asistida, demasiado incluso. Para realizar maniobras es ideal. Pudiendo realizar el giro completo con un solo dedo. Y disfrutar de la soberbia capacidad de giro que tiene el Twingo.

Visibilidad
Tras unos cuantos cientos de kilómetros al volante del Renault Twingo, no tenemos queja en cuanto a problemas de visibilidad.

Se trata de un vehículo principalmente urbano. Sobre todo en la versión de 70cv. Que no presenta deficiencias graves de visibilidad para su conductor.

Resaltar que la iluminación si es, en algunos momentos, insuficiente, Dispone de faros halógenos dotados de bombillas H4, dichas bombillas no permiten el uso de luces de cruce y de carretera al mismo tiempo. Limitando mucho la capacidad lumínica.

Las luces de cruce se puede decir que cumplen sin más, pero en los tiempos que corren con tecnologías como el xenón y los faros de diodos luminoso los halógenos H4 están muy superados.

Impresiones de Conducción
La verdad es que el pequeño 0.9 TCe se muestra muy voluntarioso en todo tipo de vías.

Da lo mejor de sí a partir de las 2500 revoluciones, donde dispone de un PAR de 135Nm. La potencia máxima la entrega rápido, a las 5250 revoluciones. Ahorrándonos tener que subir mucho de vueltas el motor para disponer de los 90 cv. Dinámicamente el Twingo se muestra como un vehículo confortable, con una suspensión capaz de sujetar bien el coche en zonas reviradas. Permitiéndonos algún que otro lujo en este tipo de vías.

La situación del motor en la parte baja del maletero requiere un tipo de conducción diferente y un breve periodo de adaptación. En el Twingo el reparto de pesos es por lógica diferente al de los típicos urbanos.

En autovía/autopista se muestra cómodo yendo a 120km/h. El motor dispone de sufiente potencia como para hacer frente a repechos o adelantamientos rápidos. Su peso en vacío inferior a la tonelada es favorable para las prestaciones. Pero lo vuelve más vulnerable al viento. Haciéndolo un poco nervioso en carretera, teniendo que prestar atención a la hora de adelantar a un vehículo que mueva mucha masa de aire.

Frenada
El sistema de frenos del Twingo en su versión más potente gasolina cumple sobradamente con lo que se le pida. Monta discos delante sobredimensionados de 258mm autoventilados. Detrás tambores de 228mm.

El tacto de los frenos no es de los mejores sin duda, con un recorrido útil bastante poco aprovechable es difícil dosificar la frenada, sobre todo cuando en la primera parte del recorrido el mordiente es mayor e incómodo si transitamos por ciudad. Cuenta con ABS de última generación poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia, dotando de mayor presión al circuito de frenado, con el fin de acortar la distancia.

Tracción
Tracción trasera. Dado el poco PAR disponible a bajas vueltas por parte del 0.9 TCe, los problemas de tracción son poco probables en este Renault Twingo. Y si así sucediera, el control de tracción se encargaría de mitigarlos lo máximo posible.

La unidad montaba neumáticos Continetal ECOContact, Con diferentes medidas en los ejes. Delante 185/50/16”, detrás 205/45/16”.

Este tipo de neumáticos eco funcionan muy bien si se realizan grandes cantidades de kilómetros al mes. A lo largo de la prueba dejaron notar que su agarre, no siendo malo, no es el mejor, sin duda. Sobre todo en momentos de mucha lluvia, donde son más proclives a pérdidas de adherencia.

Renault Twingo 0.9 TCe (33)

Estabilidad
Al principio de esta prueba hemos dado unas pinceladas sobre la estabilidad del Twingo. Es un vehículo casi exclusivamente destinado al uso urbano por su tamaño que no por prestaciones.

El conjunto de suspensión y amortiguación hace muy bien su papel en firmes en mal estado, absorbiendo casi de forma mágica todo tipo de irregularidades. Y permitiendo que estas no molesten a los usuarios del vehículo.

Si bien es cierto que por la disposición trasera del motor, la suspensión delantera es más brusca y seca que la trasera, que absorbe con mayor dulzura los resaltos o badenes.

Reposacabezas
El Renault Twingo homologa cuatro plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros no son regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
El Renault Twingo es un 2+2, trae cuatro cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Todos ellos equipan de avisador acústico de cinturón no abrochado. Los delanteros cuentan con pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Twingo a pesar de su tamaño si presenta un buen acceso a la plazas traseras gracias a las cinco puertas.

Podemos introducir sin problemas una sillita de bebe y fijarla en los anclajes ISOFIX de que dispone en las plazas traseras.

El maletero no dispone de una gran capacidad por tener el motor detrás, 219 litros de capacidad. Abatiendo los asientos disponemos de una capacidad de 980 litros como máximo.

Renault Twingo 0.9 TCe (10)

Airbags
El Renault Twingo trae de serie 6 Airbags, que son: De conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina… etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Renault Twingo 2014 obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 33 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones el Twingo dotado del motor 0.9 TCe de 90cv se muestra correcto a la hora de recuperar velocidad con rapidez.

El bajo peso ayuda (1.018kg) en las recuperaciones/aceleraciones, dando unos datos muy correctos.

El 0 a 100km/h según ficha técnica es de 10,8 segundos, una cifra correcta, que en la práctica parece ser más rápido por la entrega de potencia tan abrupta a partir de las 2500 revoluciones. La velocidad máxima es de 165 Km. /h y el par máximo es de 135 NM a 2.500 rpm. Realiza el 0 a 1000 m en 32,2 segundos.

Caja de Cambios
El cambio manual de cinco relaciones se muestra rápido entre cambios de marcha, con un buen guiado y un escalonamiento correcto para sacarle el mayor provecho a los 90cv del motor gasolina. A lo largo de la prueba no se presentaron problemas de ningún tipo.

Renault Twingo 0.9 TCe (25)

Circulando por Carretera
En carretera, el Twingo tiene un comportamiento limpio, su estabilidad es correcta, nos permite más de un lujo en carreteras viradas, y disfrutar de su buen chasis. El propulsor acompaña en la tarea, empuja con decisión desde las 2500 revoluciones.

En conducción relajada los consumos son muy ajustados, tiene muy buena autonomía aun a pesar de ser gasolina. El consumo homologado por la marca en este tipo de vías es de 3,9 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo estuvo en todo momento por encima de los 5 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista, el Twingo es cómodo, muy económico, sencillo de conducir y rápido si lo deseamos.

El sonido del motor, proveniente de la parte trasera del Twingo se filtra en el habitáculo, que sin ser molesto si es notorio. También deja ceder la presencia del calor al interior, que a pesar de los aislamientos y manta térmica. Los objetos que llevemos en el maletero tenderán a calentarse un poco.

Los consumos son una de las bazas a favor de este Twingo con motor 0.9 TCe gasolina de tres cilindros en línea. Podemos obtener consumos por debajo de los 6 litros si circulamos con cautela y a velocidades de 120 km/h. Es uno de los motores gasolina que menos consume actualmente.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Renault Twingo no pasa desapercibido por la gran cantidad por su reciente aparición en el mercado.

El 0.9 TCe gasolina en ciudad es relativamente cómodo de conducir, a bajas vueltas tiene poca fuerza, pero con una aprendizaje previo se le coge el punto rápido.

La suspensión de esta versión es más bien conservadora, siendo más confortable que rígida, en zonas especialmente minadas de baches, badenes, resaltos lo agradeceremos.

Al ralentí las vibraciones del motor tricilindrico se dejan notar en todo el habitáculo. Por su alojamiento en la parte trasera del vehículo. Ni en la dirección ni pedales hay vibraciones.

Calidad de Acabados
Los acabados en esta versión son correctos, abundan los plásticos de calidad, y los ajustes correctos.

Renault Twingo 0.9 TCe (21)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de buena calidad, el forrado de las puertas es correcto. Los plásticos son de buen tacto y aparentes a la vista.

Conclusiones
En resumen, el Renault Twingo es de los pocos urbanos, sin contar con los Smart, que dispone de motor trasero. Si bien en la práctica ni es una ventaja ni desventaja. Solo la pérdida de capacidad de maletero. Y, mayor rumorosidad en el interior.

A la hora de conducir si es cierto que hay diferencias por el equilibro de pesos, pero para nada el Twingo es un vehículo poco estable, al contrario. Se muestra bien asentado en la carretera.

Su pequeño motor de menos de un litro de cubicaje es muy voluntarioso y asombra por lo capaz que puede llegar a ser. Los 90cv dan mucho juego en este pequeño Twingo. Con unos ajustados consumos.

El precio de partida del Renault Twingo es desde 11.725 euros con el propulsor 1.0 de 12v y 71 cv.

A favor: consumos, capacidad interior, acceso maletero.
A mejorar: sonido del motor en el interior, suspensión eje delantero seca.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *