Audi S7 Sportback; deportivo y elegante

Audi S7 Sportback (33)

Esta semana tenemos el privilegio de ponernos al volante de una de las berlinas más potentes del mercado.

Hablamos del Audi S7, con una potencia de 450cv extraídos del recién renovado 4.0 TFSI V8. Este V8 puede, según la carga del acelerador, rodar en 8 o 4 cilindros. Con una rebaja de carburante muy interesante.

El Audi S7, no deja de ser una berlina elegante, pero, en este caso, deportiva. Seleccionado el modo “Dynamic” y el modo “S” de la caja S-Tronic, pasa de ser una berlina cómoda y aburguesada a un deportivo de prestaciones puras que nos aprieta contra el asiento en cada acelerón con un sonido que enamora proveniente de las cuatro salidas de escape.

Externamente el Audi A7 de por sí ya es una berlina de línea muy marcadas, con un diseño peculiar que no pasa desapercibido. Muy aerodinámico.

En el caso del S7, se han modificado tanto exteriormente, interiormente como mecánicamente una serie de piezas para adaptarlo a las prestaciones del 4.0 TFSI.

Por ejemplo, paragolpes específicos, frenos y pinzas de mayor tamaño, suspensión más enérgica y neumática, chasis reforzado y, interiormente, cambios como asientos deportivos.

El S7 es un vehículo que poco podremos ver por las calles de nuestro país, su precio base es de 100.060€. No apto para todos los bolsillos. Si bien, no es un vehículo pensado para vender al por mayor, para eso Audi tiene las versiones más “básicas” del Audi A7, menor potencia y precio de adquisición.

Por encima del S7 se encuentra la versión más radical, el RS7 que hace uso del mismo motor, pero con una potencia de 560cv y unas prestaciones de infarto.

El 4.0 V8 TFSI es un motor potente, lleno, contundente en aceleraciones y muy agradable al uso. Dispone de fuerza con tan solo acariciar el pedal. Estirando con potencia pasadas las 6000 revoluciones. Y lo mejor, con unos consumos que para su potencia son prácticamente irreales. Hemos tenido una media de consumo de unos 11-12 litros a los 100km recorridos. Con uso urbano, autovía y carretera nacional.

Haciendo uso del sistema “Efficiency” los consumos pueden bajar un poco más y la respuesta del motor se vuelve más apagada. Teniendo que pisar el acelerador con decisión para que los 450cv salgan a relucir. Y aun así se muestra reacio a ello.

Visibilidad
Según ficha técnica, el Audi S7 mide 4.981 (mm) de longitud, 1.911 de achura y 1.398 (mm) de altura.

Sin ser un vehículo muy grande si cuenta con un tamaño generoso. En cuanto a visibilidad, después de una semana realizando kilómetros por todo tipo de vías de la geografía Española, incluida ciudad, mucha ciudad, obtuvimos datos suficientes como para ser conscientes de que el Audi S7 no presenta problemas serios de visibilidad. Quitando las “peguitas” de siempre. Es decir, pilares A con un montante demasiado grueso. Los reposacabezas traseros en su posición alta restan visibilidad.

Salvando los fallos comunes no presenta mayores problemas.

Nuestra unidad venia equipada con faros Matrix LED. Buena luz y duración. El Audi S7 no se puede adquirir con faros halógenos de doble parábola, solo con faros de LED como los del vehículo probado o faros bi-xenon. Tanto los delanteros como los traseros hacen uso de la tecnología led.

Impresiones de Conducción
El 4.0 TFSI V8 se presenta muy lleno en bajas vueltas y estira con fuerza hasta cerca del corte de inyección.

Su funcionamiento parece casi eléctrico, poco rumoroso y con buena chispa para realizar adelantamientos de manera rápida.

En nuestra ruta habitual compuesta de todo tipo de vías, desde autopista, nacionales, carreteras de segundo orden y poblado. Podemos hablar con certeza del comportamiento del Audi. Tratándose de la versión Sportback del nuevo S7 y con pretensiones deportivas era de esperar que la mayor parte del kilometraje fuera en carreteras nacionales y autopista.

En este tipo de vías el S7 se mueve de maravilla en las curvas, con un alto aplomo y seguridad proporcionada a su conductor. La dirección es muy directa y poco asistida, transmitiendo mucha información. La suspensión firme es capaz de minimizar los balanceos de la carrocería en apoyos fuertes. Y, a la vez nos permite un alto confort de marcha absorbiendo todo tipo de rotos o baches en el asfalto. Gracias al MMi de Audi podemos seleccionar dentro de unos modos de uso ya preestablecidos la dureza de la suspensión, respuesta del motor, dureza de la dirección, etc… También, dispone de un modo personal que nos permite ajustar a nuestro gusto todos los parámetros anteriormente comentados.

Según ficha técnica el S7 4.0 TFSI V8 de 450cv S-Tronic es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 4,6 segundos. Con una velocidad máxima auto limitada de 250 km/h.

Realizando nuestro trazado habitual de zonas reviradas el S7 es un vehículo que por su tamaño y peso, más de 2000 kg se puede mostrar torpe en una conducción decidida. Ahora bien, a lo largo de la prueba y haciendo uso de todos los sistemas deportivos que el S7 dispone, no notamos un excesivo balanceo en curvas rápidas o muy cerradas.

Si bien, debemos tener presente que, a pesar de un buen reparto de peso y la tracción total permanente Quattro mediante Torsen, el S7 es una berlina que tiene un buen equilibrio entre deportividad y confort de marcha. Potente, sí, pero cómodo y valido para uso diario.

Audi ha dejado las sensaciones más radicales para la versión RS7.

El motor empuja con mucha solvencia desde prácticamente el ralentí es superadas las 2000-2500 revoluciones cuando el empuje empieza a hacerse más patente y, sobre todo el sonido del V8 que, a pesar de no ser muy contundente y esperar que sea más sonoro gusta y enamora.

Frenada
A lo largo de los días de prueba con el Audi S7 haciendo un uso normal nos dejó ver y probar que sus frenos son potentes y muy capaces. Con un excelente mordiente al principio del recorrido del pedal y que termina con una frenada potente e infatigable.

En la prueba de frenado que realizamos a todos los vehículos que probamos el S7 salió ganador y con buena nota, es lógico, con el excelente equipo de frenos que monta nada se le resiste.

Delante monta discos sobredimensionados ventilados, detrás discos también ventilados.

El ABS de última generación poco intrusivo trabajo a la perfección; acortando la distancia de frenado al mínimo.

Como opción se puede optar por un equipo de frenos cerámicos que aumentan la capacidad de frenada exponencialmente. Su precio de adquisición es caro, pero si se va a realizar un uso exigente de las prestaciones del vehículo puede ser aconsejable. Que detener el peso en vacío del S7 es una tarea laboriosa para los frenos.

Tracción
La unidad probada disponía de tracción total Quattro, y es que con el motor 4.0 TFSI esta viene asociada de serie. La tracción total del Audi S7 es manejada por un diferencial Torsen, que siempre está enviando potencia a ambos ejes y que puede variar según las circunstancias, asfalto húmedo, nieve, tierra, etc.

Con este sistema de tracción integral las pérdidas de tracción son nulas, tanto en arrancadas como en marcha.

En marcha es donde más se deja notar, entrando en las curvas con ligereza y sin realizar ningún extraño, teniendo el límite de adherencia muy alto, y más aún nuestra unidad, que montaba suspensión regulable en dureza electrónicamente y unos neumáticos de unas generosas dimensiones 255/35/20″.

El Audi S7 dispone del sistema “launch control” que gracias a la tracción quattro es capaz de salir desde parado con mucha fuerza y aceleración.

Estabilidad
La estabilidad en un vehículo de estas características compromete también el confort de marcha, y el confort de los ocupantes. Si queremos buena estabilidad lo suyo es una suspensión firme, seca y que no haga balancear la caja. Pero sería demasiado incómodo para viajes e insufrible por ciudad con los dichosos badenes para reducir velocidad.

En este aspecto Audi ha dotado al S7 Sportback de una suspensión enérgica y regulable en dureza, este sistema se puede adquirir como opción.

Sus recorridos son cortos y no es nada seca, todo lo contrario en modo “confort”. En ciudad, es una maravilla, absorbe a la perfección cualquier irregularidad.

En carretera es donde nos demuestra que con el modo “auto” o “Dynamic” es para darse grandes lujos por carreteras de montaña.

La estabilidad es muy buena con esta suspensión, nos permite un alto paso por curva, con mínimos balanceos de la carrocería.

El ESP de serie en todos los Audi A7 trabaja a las mil maravillas, aunque en este modelo trabaja poco, esta tan bien construido que es un vehículo fácil de conducir y estable, muy estable. Teniendo en cuenta su alta potencia y peso. Es desconectable del todo.

Reposacabezas
El Audi S7 Sportback homologa 5 plazas útiles, todas ellas cuentan con reposa cabezas regulables en altura. En inclinación solo los delanteros (salvo excepciones de equipamiento). Ninguno es activo en caso de accidente, aun no es muy común ver reposa cabezas activos, solo algún Renault, BMW… Los monta en la actualidad.

Cinturones
Trae cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros están equipados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico. Los delanteros disponen de avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi S7 Sportback contempla el uso de sillitas de bebe, por ello tiene como opción el sistema de anclaje de sillitas ISOFIX en las plazas trasera, solo como opción, no viene de serie.

El acceso a las plazas traseras es bastante bueno, acceso directo del todo a los asientos traseros.

Para introducir la silla del bebe no tendremos que hacer malabarismos para que entre. Una vez dentro el sistema ISOFIX es muy sencillo de usar, simplemente con introducir los soportes de hierro en las dos entradas del ISOFIX y hacer fuerza hasta que encaje notaremos un clic que nos dirá que ya está en su sitio. El maletero del Audi S7 se muestra muy capaz, cuenta con 535 litros de capacidad.

Audi S7 Sportback (29)

Airbags
Como buena Berlina, en seguridad está al día. Goza de una suculosa cantidad de airbag distribuidos por todo el habitáculo. De serie.

Euroncap
El nuevo Audi A7 presenta unos excelentes datos en el EuroNCAP: 91% Adulto, 83% Niños, Peatones 43%.

Recuperaciones
Nuestra unidad montaba cambio automático S-Tronic de 7 relaciones. El único disponible para el S7.

En cuanto a las recuperaciones el Audi S7 con motor 4.0 TFSI de 450cv sorprende por su buen tirón del turbo desde 2000 revoluciones hasta pasadas las 6000 revoluciones. Recupera velocidad con rapidez y ganas. En adelantamientos agradeceremos y mucho el buen tirón del turbo. Que a fin de cuentas es lo que mueve los más de 2000 kg que pesa este Audi S7.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios automática/secuencial S-Tronic que es idéntica a la llamada DSG por Volkswagen, Seat, Skoda. Se compone de dos embragues en seco o en baño de aceite, que puede disponer de 6 o 7 marchas.

La probada en esta unidad es la de 7 marchas. Que además de un mayor agrado en conducción sobre todo por ciudad logra unos consumos muy contenidos y unas mayores prestaciones, siendo naturalmente más rápida cambiando que una persona no experimentada.

La caja de cambios dispone de tres modos de uso, el más normal es el D, que simplemente busca una conducción tranquila con bajos consumos y subiendo marchas muy pronto.

El S, que como todos sabemos es el modo Sport, estira las marchas hasta el corte de inyección si así lo requiere el momento, manteniendo la misma marcha más tiempo engranada.

Y por último el modo secuencial que nos permite cambiar de marcha a las revoluciones que nosotros veamos convenientes, nos obstante existen unos sistemas de seguridad a modo de protección que imposibilitan hacer reducciones fulgurantes o intentar pasar de régimen al motor.

Audi S7 Sportback (45)

Circulando por Carretera
En carretera el Audi S7 Sportback nos permitió disfrutar mucho con él, su alta comodidad, sus correctos consumos, agrado de conducción y potencia disponible.

Los 450cv disponibles en todo momento gracias al motor 4.0 V8 TFSI nos convencerán desde el primer acelerón.

Pero, no solo el motor es una de las mejores partes de este vehículo, su estabilidad es simplemente envidiable, y si además adquirimos como opción la regulación de la dureza de la suspensión tendremos una maquina tremendamente estable y capaz de dar más de un susto a vehículos de mayor potencia. Que difícilmente encontraremos por la carretera.

Circulando por Autopista
En Autopista el comportamiento del Audi S7 Sportback es impecable. El motor es una delicia, empujando desde muy bajas vueltas con un bonito sonido (típico de un V8).

Una de las pegas es que en nuestra unidad a pesar del excelente aislamiento acústico con cristales más gruesos se filtraba el sonido de rodadura de los neumáticos, qué en asfaltos ya estropeados se hacía más patente. Sin llegar a ser molesto.

Por lo general el Audi S7 es un magnifico coche se mire por donde se mire, una dura competencia para sus rivales.

Los consumos son muy ajustados, teniendo en cuenta del vehículo que se trata.

Sorprende como un motor de alta cilindrada con una potencia superior a los 400cv es capaz de, en ocasiones, llegar a gastar menos de 10 litros a los 100km recorridos. Esto hace años era impensable de un V8.

El 4.0 TFSI dispone de mucha tecnología que permite muy buenas prestaciones con unos consumos moderador. En la última actualización que ha sufrido en el S7 aumenta su potencia y baja consumos. También reduce su peso.

Circulando por Ciudad
En ciudad por su tamaño, por la longitud no por la anchura, puede resultarnos pesado el meterlo en ciudades como Madrid, con calles estrechas y coches en ambos lados.

Nosotros pasábamos muy justos con el. En lo demás, su comportamiento es perfecto para ciudad, buena aceleración en cualquier situación. Fácil de aparcar. etc… Excelente el cambio S-Tronic.

Calidad de Acabados
Como ya nos tiene acostumbrados Audi, los acabados son excepcionales, ajustes perfectos y salpicadero aunque sobrio estupendo.

Audi S7 Sportback (30)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Audi S7 Sportback son de buena calidad, tanto los plásticos como el cuero de nuestra unidad.

Conclusiones
En resumen, después de una semana a los mandos del nuevo Audi S7 he de decir que se nos hizo duro tener que devolvérselo a Audi Iberica, y es que es un vehículo que una vez pruebas enamora. No solo por su alta potencia disponible.

Si no, porque es como para el uso diario, cuenta con multitud de gadgets, ideal para viajar, para un uso familiar. Deportivo, elegante, señorial. Un sinfín de adjetivos para describirlo.

El mercado de venta del Audi S7 es reducido, pero quien lo compra sabe perfectamente que adquiere un coche de por vida. Como si de un compromiso se tratara.

Sin duda un fuerte rival para el M6 de BMW.

A favor: Estabilidad, facilidad de conducción, potencia.
A mejorar: Aspecto poco deportivo, sonido de motor y escape.

Redactor, probador y fotografías: Daniel Galdeano Martínez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *