Volkswagen Golf R Cabrio

Volkswagen Golf R Cabrio

Esta semana hemos probado uno de los coches que cuesta deshacerse de él. Y que cierra el círculo de las versiones “R” de Volkswagen. Nos referimos al Golf R en su versión cabrio. Dotado del mismo motor que monta tanto el Scirocco R como el anterior Golf R. En el cabrio eroga una potencia de 265cv y sólo es tracción delantera. Hace menos de un año probamos la versión GTI cabrio, un vehículo potente, cómodo y con un alto agrado de conducción. Los 211cv del GTI cabrio eran más suficientes para mover con mucha soltura al GTI cabrio, se dejaban notar los kilos extras de los refuerzos por ser un vehículo cabrio. Pero aun así disponía de unas prestaciones brillantes. El Golf R reafirma todo lo dicho por la versión GTI, naturalmente el R es más radical en todos los aspectos. Mayor potencia disponible, mejor paso por curva, suspensión más enérgica. Un sonido tanto de motor como de escapé más trabajado. El puesto conducción en ambos es magnífico. En el GTI pudimos comprobar de primera mano cómo, en zonas reviradas, su funcionamiento era muy bueno, pero no tanto como el de la versión compacta. La suspensión permitía un ligero balanceo en curvas y en apoyos fuertes se notaba que la suspensión no era todo lo eficiente que cabría esperar. Es por ello que determinamos en la prueba que se le realizó que, Volkswagen había permitido un mayor confort en la versión cabrio del GTI por ser un cabrio. Con un uso mayoritariamente de “paseo”. EN la versión R no sucede así, es un R con todas las letras. Es indiferente que sea un cabrio o no. El Golf R Cabrio tiene un mayor peso en orden de marcha por los refuerzos estructurales al no disponer de techo rígido. Este aumento de peso se deja notar a nivel de prestaciones y en zonas reviradas donde tiende a balancear más que un Golf R con la misma mecánica. No es algo de lo que debamos preocuparnos, ya que para notar estos balanceos debemos ir más rápido de lo que indica la vía por la que vamos. Se muestra como un vehículo muy estable y muy neutro. En el aspecto interior nos encontramos ante un Golf, es indiferente que sea la versión de 3P, 5P o Cabrio. Son idénticos por dentro. Mismas calidades y ajustes.

Visibilidad
Como es natural el Volkswagen, el Golf R Cabrio es un descapotable con techo de lona. El Golf R Cabrio capotado presenta deficiencias en cuanto a la visión percibida por el conductor, la más importante es lógicamente la luneta trasera, su tamaño menor y con un montante alto nos impide ver lo que hay detrás de nosotros a través de ella. Otro aspecto a comentar y que suele pasar en todos los descapotables, en algunos en mayor medida, es el síndrome de ir encogido dentro de él. De tener la sensación de ir muy pegados al techo. Esto en el Golf R Cabrio no sucede para nada, tampoco se nota a la hora de ir a velocidades de autovía que sea un descapotable, la capota ajusta tan bien que no se filtran ruidos aerodinámicos al interior. Una vez descapotado los problemas de visibilidad desaparecen rápidamente y pasamos a gozar de la brisa y de ruidos de la naturaleza que jamás habíamos reparado en ellos. Nuestra unidad contaba con faros bi-xenon dotados de luces diurnas mediante leds.

Impresiones de Conducción
Todos conocemos cual es el motor que anima al Volkswagen Golf R, ya sea en sus versiones Cabrio o compactas. Se trata del 2.0 TSI que para la versión R compacta eroga una potencia de 265cv. Con este propulsor el Golf R Cabrio es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en tan sólo 6,4 segundos. Ya sea con cambio manual o con cambio DSG. Su velocidad máxima según datos oficiales es de 250 km/h para la versión DSG. Con estos datos sobre el papel, es de espera que el Golf R Cabrio sea un vehículo prestacional y, en la práctica, así lo es. Su motor se muestra contundente en adelantamientos rápidos. Ganando velocidad sin apenas esfuerzo. Y, lo mejor de todo. Es que no es un motor gastón. Podemos realizar consumos medios de 7,5 litros sin problemas. Naturalmente, en zonas reviradas es difícil bajarlo de los 15 litros.

Frenada
El Golf R Cabrio dispone de un equipo de frenos muy acorde a las prestaciones del mismo. Este equipo de frenos cuenta con discos en ambos ejes, los delanteros son ventilados de 345mm. Los traseros son también ventilados de 310mm. Los frenos se mostraron a lo largo de toda la prueba fuertes y sin desfallecer en absoluto, también hay que decir que no se les sometió a grandes esfuerzos. El tacto de los frenos en frío es bueno y en caliente exactamente igual, cuentan con buen mordiente y detienen el vehículo en pocos metros sin esfuerzo. Además de buen sistema de frenos el Golf R Cabrio también cuenta con tecnología puntera para ayudar, ABS de última generación, EPBD y asistente de frenada.

Tracción
La tracción en el VW Golf R Cabrio está asociada al eje delantero, es tracción delantera. Nuestra unidad calzaba a nuestro juicio la medida justa de rueda para la potencia del R, hablamos de unos neumáticos de 235 de sección, 40 de perfil montados en llantas de 19″. Estos neumáticos tenían sus pros y sus contras, los pros eran una mayor adherencia en curvas y momentos puntuales. Los contras eran un mayor sonido de rodadura, mayor consumo de carburante y pérdida de prestaciones. También podríamos englobar en los pros que gracias a su mayor anchura las pérdidas de tracción eran mínimas estando el ASR (control de tracción) desconectado. Activado, directamente hemos de olvidarnos de tener pérdidas de tracción, porque es improbable.

Estabilidad
Hablar de estabilidad es hablar del R, es uno de esos vehículos que se dice son estables, y sirven de referencia a otros, diríamos que es una lapa, su chasis ha ido mejorando con las generaciones, y si ya era bueno ahora es mejor, da esa sensación de que siempre se puede pasar más rápido por esa curva, transmite un aplomo que da confianza, eso en parte es debido a su suspensión rebajada 15mm y endurecida en relación a sus hermanos de gama. Pero tampoco es dura en exceso como otros deportivos del segmento, se puede usar todos los días y no cansa. La unidad probada contaba con DCC, regulación de dureza de la suspensión. Pudiendo hacer uso de tres modos, “Normal”, “Confort” y “Sport”.

Reposacabezas
El Golf R Cabrio al tratarse de un descapotable cuenta con un espacio interior bien resuelto que inevitablemente afecta a las plazas traseras, que se ven reducidas al dejar espacio al maletero, donde se guarda la capota. Homologa cuatro plazas útiles, detrás pueden ir sentados 2 adultos perfectamente. Todas las plazas utilizables cuentan con reposacabezas, los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son solo regulables en altura.

Cinturones
El Volkswagen Golf R Cabrio dispone de cuatro cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, los delanteros están provistos de pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Golf R Cabrio no es el más indicado para un uso familiar o de transporte de niños, pero no por ello quiere decir que no pueda. Viene dotado de anclajes ISOFIX en las plazas traseras. El acceso a las plazas traseras capotado es sencillamente muy dificultoso y complicado, descapotado se hace la tarea más fácil si queremos introducir una sillita de bebe. Descapotado o capotado el maletero dispone siempre del mismo espacio (250l).

Airbags
El Golf R Cabrio cuenta con un buen surtido de airbag, al ser descapotable los de cortina son inexistentes. Lleva 6 airbag de serie.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Volkswagen Golf Cabrio obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 31 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor es el famoso 2.0 TSI que tantos premios ha recibido, en esta versión de 265cv se muestra muy lleno desde muy pocas vueltas, con una progresividad aplastante y con una “patada” muy contundente a altas vueltas. Es un motor sin el tirón que tenían antes los turbo, es muy lineal y una delicia el conducirlo junto al cambio DSG, hacen un conjunto extraordinario, las recuperaciones con este conjunto son cuestión de apretar el acelerador, el motor y el cambio se pondrán de acuerdo en que hacer, así de fácil, son asombrosamente rápidas, pero si tenemos un apuro y necesitamos más potencia basta con pisar más afondo el acelerador y el DSG bajará 1, 2, ó 3 marchas y no llevará a la zona optima de potencia del motor para conseguir una rapidísima aceleración y salir del apuro. Pero, sin el DSG el 2.0 TSI no es manco. Nos permite ser nosotros los que decidamos que marcha es la más correcta para cada momento, se podría decir que interactuamos más con el vehículo. Algo que día a día cada vez se deja ver menos en vehículos prestacionales como este R. Los magníficos cambios de doble embrague como el DSG poco a poco están destronando al clásico cambio manual. Que, por suerte aún vive en versiones como esta.

Caja de Cambios
El Volkswagen Golf R Cabrio se comercializa con cambio automático DSG. Nuestra unidad montaba este último en su variante de 6 velocidades. El DSG le da un plus de confort al Golf R cabrio sin restarle prestaciones. Para un uso en ciudad es una maravilla ya que nos despreocuparemos por completo del embargue, los atascos se nos harán menos pesados. El uso del cambio automático DSG es muy sencillo, existen varios modos, D, S, N de Neutro (Punto muerto) P de Parking. Y la R de la marcha atrás. Tanto la D como la S son válidas para emprender la marcha, la D es el modo más utilizado, los cambios entre marcha son normales y busca el ahorro de combustible, la S es todo lo contrario, exprime más el motor buscando la máxima aceleración en todo momento. Y por último el modo secuencial, que podemos hacer uso del desde la palanca con un leve toque subiremos a bajaremos marcha a nuestro antojo.

Circulando por Carretera
Este es el terreno al que el Golf R se adapta como un guante, es donde más se puede disfrutar más de él. Su potente motor, sus rebajadas y endurecidas suspensiones, la potencia de su motor, todo esto hace que el coche se comporte impecablemente, su estabilidad es una de sus mejores bazas para darnos algún homenaje en algunos tramos de zonas reviradas. La ultima evolución del bloque de 2 litros consigue sacar 265cv y bajar los consumos, algo ya de por sí difícil. El consumo a lo largo de toda la pruebo por este tipo de vías se mantuvo en poco más de 7,6 litros. Conducción normal. En conducción deportiva es fácil hacer medias de cerca de 20 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
A velocidades de la vía, los ruidos aerodinámicos son nulos, solo se deja escuchar y dependiendo del tipo de asfalto los neumáticos y el proveniente de los escapes. Descapotados la cosa cambia, aun así con todos los cristales subidos el ruido es contenido y se puede mantener un conversación con el acompañante sin tener que alzar mucho la voz. El consumo en autovía es muy bajo una vez mantenida la velocidad. El consumo homologado por la marca para este tipo de vía se sitúa en: 8,2 litros a los 100 km. Nuestro consumo fue algo más conservador, también la mayoría de los kilómetros de la prueba fueron por carreteras de único sentido con consumos muy bajos. Se situó en unos 8 litros, algo menor que el homologado.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Golf R Cabrio es particularmente atractivo, ir descapotado por ciudad nos hace sentir cosas que con otros vehículos ni les prestamos atención. Los consumos en ciudad, los homologados nos parecen normales si transitamos todo el día por ciudad, unos 11 litros. Si de verdad transitamos mucho por ciudad y con cambio automático (DSG) los consumos pueden superar con relativa facilidad los 10 litros a los 100km. Con cambio manual, es fácil gastar algo más. Por encima de los 11 litros.

Calidad de Acabados
Los acabados son de buena calidad, con plásticos blandos y de buen tacto por todo el salpicadero.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Golf R Cabrio denotan una buena calidad y ajustan a la perfección minimizando al mínimo cualquier sonido por mala fijación.

Conclusiones
En resumen: si buscas un vehículo prestacional, pero también quieres que ese vehículo sea muy exclusivo y pueda ser Cabrio, este Golf R puede ser un buen candidato. Cuenta con lo bueno de su hermano el Golf R en versión Cabrio. Y también cuenta con lo mejor de un Cabrio. Se puede capotar y descapotar en pocos segundos, gracias a su capota de lona. Puede descapotar o capotar hasta una velocidad de 30 km/h. Si quieres un vehículo exclusivo, este Golf R Cabrio te convencerá desde el primer día.

A favor: Motor, estabilidad, consumos
A mejorar: Sonido motor al ralentí, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *