Volkswagen Golf GTI VII Performance

Recientemente hemos probado la versión más deportiva del Volkswagen Golf en su versión diésel. Se trata del Golf GTD. El hermano de gasóleo del GTI. Ahora es el turno del afamado Golf GTI. Para la prueba hemos dispuesto de una unidad del nuevo GTI. Que, venia dotada del pack “Performance”. Dotando de una mayor potencia al motor, mejores frenos y un diferencial de deslizamiento limitado. Con todo esto el GTI Performance es un vehículo rápido y muy fácil de llevar. Incluso en manos inexpertas. Es un coche que permite mucho en zonas reviradas. Que también es donde más se disfruta con él. Los 230cv que eroga el 2.0 TSI son contundentes desde muy bajas vueltas. Dando lo mejor de sí en el medio y alto régimen. Aderezado con un excelente sonido. Que enamora y engancha. Consiguiendo que en más de una ocasión aceleremos de más solo para oír de nuevo el sonido. Externamente el GTI Performance es igual que el GTI “Normal”. La única diferencia reside en los frenos. Los usado por el Performance son de mayor tamaño, y en la pinza de freno podemos ver el logo GTI. Interiormente, podemos comprobar de primera mano la buena calidad de los materiales y los ajustes. El puesto de conducción es excelente, quizás demasiado bajo en la posición más baja del asiento. Los asientos recogen muy bien el cuerpo y no pecan de ser muy duros.

Visibilidad
La unidad probada, es en este aspecto, como cualquier Golf. La visibilidad es muy buena en todas las direcciones. Los espejos ayudan mucho en este aspecto; sobre todo los exteriores. En el apartado iluminación, el GTI Performance viene dotado de serie con proyectores de Xenón, lo cual es una garantía de visión nocturna óptima.

Impresiones de Conducción
A falta de probarla versión de 220 cv del actual Golf GTI, sólo podemos valorar la aquí probada. En dinamismo se puede llegar a comparar, salvando las distancias con el Golf GTD. Ambos son muy buenos en zonas reviradas. El GTD sorprende por lo bien que entra en las curvas. Y, sobre todo, no acusa el fenómeno de “morrear” por mayor peso del motor diésel. Se muestra muy equilibrado. Ahora bien, el GTI está un escalón por encima. Hablamos del Performance. No sólo por una mayor potencia disponible. Si no también en estabilidad en curva. Es de los pocos vehículos, que aun forzando la trayectoria y buscándole las cosquillas no se mueve de la ruta fijada. Y sin hacer uso del control de estabilidad en ningún momento. Que en el Performance es desconectable del todo. El diferencial de deslizamiento limitado en conjunto con el XDS+, permiten que el GTI Performance sea un vehículo extraordinario en zonas muy viradas.

Frenada
Una de las modificaciones del kit Performance es la sustitución de los frenos de serie. Que no siendo malos, siempre son mejorables. Volkswagen ha optado por el mismo sistema de frenos que utilizan los hermanos mayores “R”. En este caso se trata de discos ventilados de 340mm en el eje delantero. Y discos macizos de 310mm en el eje trasero. Este equipo de frenos proporciona una mayor capacidad de frenada y menor tendencia a la fatiga. Desde que se pisa el pedal del freno se nota un alto mordiente, que no disminuye según pisamos con más ímpetu el pedal. El ABS es de última generación y hace poco acto de presencia en este Golf GTI Performance.

Tracción
Con una mayor cantidad de par disponible desde bajas vueltas que el anterior GTI, no presenta perdidas de tracción en marcha. Naturalmente en arrancadas fuertes si pueden aparecer perdidas de tracción. Que el control de tracción se encargara de mitigar.

Estabilidad
Hablar de estabilidad es hablar del Golf GTI, es uno de esos vehículos que se dice que son estables, y sirven de referencia a otros, diríamos que es una lapa. Su chasis ha ido mejorando con las generaciones, y si ya era bueno, ahora es mejor. Da esa sensación de que siempre se puede pasar más rápido por esa curva, transmite un aplomo que da confianza, eso en parte es debido a su suspensión rebajada 15mm y endurecida en relación a sus hermanos de gama. Pero tampoco es dura en exceso como otros deportivos del segmento, se puede usar todos los días y no cansa. Dispone de ESP de serie. En la versión probada es desconectable del todo. Quedando desactivado si no lo volvemos a activar. Con el activado hace aparición en momentos puntuales. La suspensión de la unidad probada permitía la regulación de la dureza mediante un botón situado al lado de la palanca de cambios, con el nombre “Mode”. Accionando dicho botón, accedemos a un menú que nos permite seleccionar entre 5 programas. Confort, Normal, Sport, Eco y Individual. Este último permite modificar los ajustes a nuestro parecer. Pudiendo llevar el motor en modo Sport y la suspensión en modo Confort. Diferentes alternativas, para diferentes usuarios. A lo largo de la prueba hicimos uso de todos los modos. Y como no podía ser de otro modo, el más usado fue el Sport. Modifica la respuesta del motor, la dureza de la suspensión y del volante. Una vez activado el sonido del motor se hace más patente desde bajas vueltas.

Reposacabezas
El Golf GTI Performance tiene reposacabezas delanteros regulables en altura, pero no son activos, y detrás dispones de 3 reposacabezas también regulables en altura.

Cinturones
El GTI Performance dispone de cinco cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención. Aviso acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Nuestra unidad era cinco puertas, con un acceso muy bueno a las plazas traseras. Viene dotado del sistema ISOFIX de anclaje de seguridad para sillitas de bebes en los asientos traseros. El maletero dispone de una buena capacidad, 380l.

Airbags
Dispone de nueve Airbag en total.

Euroncap
Obtiene 5 estrellas para protección de ocupante y 5 para la protección infantil, con un total de 37 sobre 39.

Recuperaciones
El Volkswagen Golf GTI Performance monta el conocido 2.0 TSI, que para esta versión dispone de 230cv. Este motor es capaz de mover con mucha ligereza al Golf GTI, permitiéndole realizar el 0 a 100 km/h en tan sólo 6,4 segundos. Con una velocidad máxima limitada de 250km/h. En la práctica el Golf GTI Performance anda mucho y gasta poco. Es un coche que permite ir muy rápido con el sin tener que ser un experto. El buen equilibrio que tiene ayuda en la conducción.

Caja de Cambios
La unidad probada disponía de cambio manual de 6 relaciones. Un excelente escalonado entre ellas permite exprimir al máximo las prestaciones del 2.0 TSI. El tacto de la palanca es muy bueno, las marchas entran con facilidad y no da lugar a confusiones. A partir del mes de noviembre se podrá optar por el cambio DSG en la versión Performance del Golf GTI.

Circulando por Carretera
Este es el terreno al que el GTI se adapta como un guante, es donde más se puede disfrutar de él. Su potente motor, sus rebajadas y endurecidas suspensiones, la potencia de su motor, todo esto hace que el coche se comporte impecablemente. Su estabilidad es una de sus mejores bazas para darnos algún homenaje en tramos de zonas reviradas. La última evolución del bloque de 2 litros consigue rascar más potencia. El consumo a lo largo de toda la prueba por este tipo de vías se mantuvo en poco más de 7,8 litros. Conducción normal. En conducción deportiva es fácil hacer medias de cerca de 20 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista se comporta excelentemente su afinado chasis, y su sexta marcha suficientemente desahogada hace que mantengamos cruceros a velocidades legales con una autonomía de más de 550 Km. Es de señalar que las suspensiones aun siendo duras no producen cansancio en recorridos largos por autopista. El sonido de rodadura proveniente de los neumáticos se filtra en asfaltos en mal estado, llegando a ser molesto. El consumo en este tipo de vía es muy contenido, teniendo en cuenta la potencia del motor. Manteniendo en todo momento la velocidad máxima permitida por la vía la media se situó en poco más de 8 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad su comportamiento es agradable debido al motor, se muestra rápido y cómodo en el tráfico urbano, para aparcarlo no hay mucho problema, su dirección es rápida y efectiva, además, nuestra unidad disponía del sistema “Park Assist” que es ideal para aparcar. Funciona de maravilla en sitios pequeños. En cuanto a los consumos, estos nos suben un poco, no olvidemos que son 230cv y eso se paga.

Calidad de Acabados
Los acabados del GTI Performance son los mejores de la gama, unidos a los de su hermano mayor, el Golf R. No se oye ningún grillo dentro del salpicadero o habitáculo, en general los acabados son bastante buenos.

Calidad de Materiales
Materiales de buena calidad, es lo que se ha empleado en la construcción de este Golf GTI Performance. Los plásticos de muy buen aspecto y agradable tacto, los ajustes perfectos.

Conclusiones
Actualmente el Volkswagen Golf GTI Perormance es el más potente de la gama. A falta de la aparición de su hermano mayor el Golf R, que como ya se ha dicho dispondrá de una potencia de 300cv. La misma que el nuevo Audi S3 o el Seat León Cupra. El GTI Performance le da una vuelta de tuerca al GTI “normal”. Mayor potencia, diferencial de deslizamiento limitado. Excelentes frenos. Un coche para disfrutar y que a la vez te permite hacer un uso diario de él.

A favor: motor, consumos, aspecto.
A mejorar: sonido de rodadura, largo recorrido de embrague.

Probador y redactor: Daniel Galdeano Martínez.
Fotos: Daniel Galdeano Martínez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *