Chevrolet Cruze 5p 1.7 VCDI 130cv

Chevrolet Cruze 5p 1.7 VCDI 130cv

Hace ya un par de años, probamos el Chevrolet Cruze en su versión 4 puertas. Cuando aún no existía el que es objeto de esta prueba. Su versión en 4 puertas nos dejó gratamente satisfechos la semana que dispusimos de él. En dicha prueba, el motor más potente para la gama diésel era el 2.0 VCDI de 150 cv. Motor que ahora mismo, en la actualidad ya no se comercializa con esa potencia. Sus 150cv eran más que suficientes para mover con una buena soltura al Chevrolet Cruze. No con unas prestaciones de infarto, pero si se mostraba enérgico a la hora de reclamar potencia. Ahora, probamos su versión 5 puertas. Un compacto a un excelente precio. Que, en esta ocasión cuenta con el conocido y duradero motor ISUZU. Un 1.7 VCDI de 130cv. Este bloque está presente en varios modelos de Opel, dando un excelente resultado. Sobre todo en fiabilidad. Es un motor sencillo, capaz de aguantar verdaderas kilometradas solo pidiendo el mantenimiento necesario. En el caso del Cruze 5p, se muestra muy voluntarioso para mover los más de 1.500kg que pesa en vacío. Dispone de unos consumos muy ajustados. Aunque realicemos mucha ciudad. En frio es un motor ruidoso, se deja notar desde fuera y dentro del habitáculo. No transmite vibraciones al interior. No es un motor especialmente silencioso. Nunca lo ha sido. En el Cruze no es molesto. Interiormente el Cruze no presenta cambios si lo comparamos con su versión del 2010. Un excelente espacio interior y un maletero que cuenta con 413 litros de capacidad. El motor 1.7 VCDI de 130cv sólo se puede adquirir con los acabados LS+ y LT. Que oscila en un precio de 15.755¤ para este último con los descuentos de Diciembre de 2012.

Visibilidad
El Chevrolet Cruze es un compacto de tamaño medio, con 4,510mm de largo. El espacio interior está muy bien aprovechado ya que los pasajeros traseros gozan de un buen espacio lateral y de un generoso espacio para las piernas. En cuanto a visibilidad el Chevrolet Cruze no presenta deficiencias, a lo largo de toda la prueba no tuvimos problemas en este sentido. La visión que tiene el conductor en todos los ángulos es más que buena, incluida la trasera, que siendo un compacto el montante trasero siempre es más alto y no vemos en visión directa a los vehículos que están detrás de nosotros. Para ello nos ayudaremos de los generosos retrovisores exteriores que nos permitirán ver con total claridad lo que detrás de nuestro vehículo sucede. En el apartado de luces el Chevrolet Cruze solo se comercializa con faros halógenos de parábola simple. Teniendo en la misma bombilla (H4) las luces de cruce y de carretera. Esto en principio no es un problema. Sólo lo es en el momento de accionar las luces de largo alcance donde perdemos las luces de cruce, dejando una zona importante sin iluminar. Las luces de cruce simplemente cumplen. Naturalmente podrían ser mejor, pero para una conducción relajada y segura son suficientes.

Impresiones de Conducción
La versión probada del Chevrolet Cruze es la menos potente con mecánica diésel. Se trata de un motor 1.7L diésel turbo alimentado con inyección “Common Rail” y 16v que eroga 131cv a 4000 revoluciones. El motor es ruidoso al ralentí y se filtra bastante sonido y vibraciones al interior del vehículo. Una vez se calienta el motor se reducen notablemente. El motor dispone de unos buenos bajos 300NM a partir de 2000 revoluciones. Por debajo de esta cota de revoluciones no está muerto del todo pero si se muestra perezoso hasta que el turbo entra en escena. De 2000 a 4000 revoluciones tenemos sin duda lo mejor del motor. Pasar de las 4000 revoluciones es totalmente innecesario en este motor, ya que la potencia decae rápidamente. Es someter a un esfuerzo extra al motor y sin obtener más potencia. En una conducción más decidida el bastidor y suspensiones del Chevrolet Cruze en acabado LS+ nos informan de ante mano que estamos en un vehículo de pocas pretensiones deportivos, algo lógico. Ya que las suspensiones son blandas y prima el confort. Aun con esta configuración el Cruze se defiende perfectamente en zonas viradas. Pudiendo sacarle los colores a más de un vehículo. Y es que los 130cv del propulsor dan mucho de sí y empujan con fuerza en el momento que el turbo hace aparición.

Frenada
El equipo de frenos en el Chevrolet Cruze 5p 1.7 VCDI 130cv se compone de discos en ambos ejes. A simple vista y a través de las llantas de aleación de 16″ de nuestra unidad, podemos ver que el tamaño de los discos en ambos ejes es generoso. Monta discos ventilados delante (300mm) y discos macizos detrás (292mm). El tacto del freno es bueno, en el primer recorrido del pedal ya disponemos de capacidad de frenada, suficiente para detener el vehículo en un uso por ciudad. Apretando con fuerza el pedal la capacidad de frenada es buena, el ABS hace acto de presencia demasiado pronto, creemos que parte de la culpa la tenían los neumáticos de marca Continental de nuestra unidad. En seco es difícil hacer saltar el ABS a no ser que sea una frenada que así lo requiera.

Tracción
La tracción está asociada al eje delantero. A lo largo de toda la prueba, varios días el pavimento estaba mojado, con nieve y hielo. En seco, con un buen tacto del acelerador y en conjunto con el control de tracción es verdaderamente difícil perder adherencia en salidas. Ahora bien, en marcha la cosa es muy diferente, en una conducción normal / relajada no se presentó el fenómeno. En una conducción decidida las pérdidas de adherencia por parte de los neumáticos eran el límite que encontramos. Estamos seguros que con otro calzado el Cruze sería un vehículo más tranquilo en este aspecto. Ojo, hablamos de conducción rápida, respetando los límites y apurando las capacidades del vehículo al máximo en zonas sin circulación. En una conducción normal los neumáticos Continental montados son más que suficientes para darnos algún que otro lujo en zonas reviradas.

Estabilidad
Como anteriormente hemos mencionado, el batidor y suspensiones del Cruze son excelentes para una alta comodidad. En ciudad es un gusto pasar por calles empedradas y no padecer de la espalda al salir del vehículo. Pero, en zonas reviradas se nota que la suspensión tiene mucho recorrido útil y hace flanear la carrocería en los puntos de apoyo. El ESP de serie en el acabado LS+ hizo poco acto de servicio a lo largo de la prueba. En el momento de entrar en servicio se notaba por la corrección realizada en la trayectoria del vehículo y por el piloto luminoso del cuadro de instrumentos. Por lo general, podemos decir que el Chevrolet Cruze es un vehículo muy estable, seguro y extremadamente cómodo en cualquier situación. Que nos permite de vez en cuando soltar algo de adrenalina en nuestra carretera favorita.

Reposacabezas
El Chevrolet Cruze homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros a su vez son solo regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas, el Cruze dispone de 5 plazas útiles. Todas ellas vienen provistas de cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje. Los delanteros por su parte disponen de pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Sin duda el Chevrolet Cruze 5p es un vehículo ideal para un uso familiar, su buen espacio interior, los anclajes ISOFIX en las plazas traseras y el generoso espacio del maletero (413L) lo convierten en un buen candidato. El acceso a las plazas traseras es directo, ya que se trata de un compacto de 5 puertas. Por lo tanto introducir una sillita de bebe no será problema en el Cruze. El maletero dispone de buena capacidad de carga. Con una boca ancha y a buena altura.

Airbags
El Chevrolet Cruze 5p viene bien equipado en cuanto a seguridad. Dispone de airbag de conductor, acompañante, laterales y de cortina.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Chevrolet Cruze obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil, además de 2 estrellas para la seguridad de los peatones.

Recuperaciones
Los 130cv del propulsor diésel son más que suficientes para poder realizar adelantamientos rápidamente, buenas recuperaciones y mantener cruceros a alta velocidad. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 10,2 segundos justos. Las diferencias con el ya desaparecido 2.0 VCDI de 125cv son mínimas. Sólo en velocidad punta, que según ficha técnica, la velocidad máxima del Chevrolet Cruze 2.0 VCDI 125cv es 202km/h. En la práctica el motor da lo mejor de sí poco después de las 2000 revoluciones donde hasta las 4000 sacaremos lo mejor de él. Para adelantar en carreteras nacionales de un sentido la marcha más indicada es tercera. Podremos exprimir al máximo los 130cv y estar el mínimo tiempo en el carril contrario.

Caja de Cambios
El cambio asociado al motor 1.7 VCDI es de 6 relaciones. Con 6 marchas el Cruze se mueve de maravilla. El tacto de la palanca de cambios es correcto, las marchas entran con facilidad y el guiado es bueno. El escalón entre marchas es el típico en un vehículo que no busca prestaciones si no comodidad y ahorro. Por ello la sexta marcha es demasiado larga y nos hará tener que bajar a quinta/cuarta en más de una pendiente.

Circulando por Carretera
Una gran parte de los kilómetros realizados en la prueba han sido en carretera nacional. Donde en todo tipo de vías, puertos, hemos podido comprobar lo bien que trabaja el 1.7 VCDI que aun siendo un motor ruidoso y con un sonido nada bonito, en el campo de las prestaciones es simplemente perfecto. Donde además de disponer de 130cv útiles tiene un consumo de carburante bastante bajo, y eso que el peso en vacío del Cruze supera los 1500kg. Exactamente 1504kg. Con este peso los 130cv hacen una buena labor. Lástima de unos desarrollos demasiado largos. El consumo obtenido en este tipo de vía se situó a lo largo de 100km en 5,3 litros.

Circulando por Autopista
En autopista también transitamos una gran parte de la prueba, donde pudimos comprobar como a velocidades legales el sonido del motor se deja oír más de lo deseado, el aire también hace de las suyas y se hace presente algún ruido aerodinámico. Las vibraciones en los pedales / palanca de cambios en marcha son inexistentes. La suspensión mantiene con firmeza al Cruze, absorbiendo todo obstáculo que podamos encontrarnos sin maltratar al pasaje. Los consumos en autopista siguen siendo bajos, disponiendo de una alta autonomía para viajes largos. Nuestro consumo se situó en 5,9 litros a los 100km recorridos. Respetando en todo momento los límites de la vía y adelantando a vehículos lentos si es preciso.

Circulando por Ciudad
Después de unos cuantos cientos de kilómetros con el Cruze podemos decir sin miedo, que en la ciudad el Cruze se desenvuelve a las mil maravillas. El tacto del embrague es excelente, blando y con un recorrido justo. Ideal para no machacar el gemelo. El acelerador también con un recorrido correcto funciona nada más pisar. Aunque el motor dispone de una buena cantidad de par 300Nm, es a partir de 2000 revoluciones lo que en ciudad en alguna que otra cuesta nos obligara a resbalar el embrague para salir sin problemas. Cuestión de acostumbrarse. Ya que los nuevos motores diésel de baja cilindrada acusan todos el mismo problema. El consumo obtenido por ciudad en todo tipo de casos, atascos, retenciones. Es de 7 litros a los 100Km realizados. A nuestro juicio es un buen consumo después de atascos y todo tipo de retenciones.

Calidad de Acabados
Por todos es sabido que un vehículo con un precio competitivo tiene que tener por fuerza unos acabados malos y que con el tiempo se caerá el salpicadero a trozos. En el Cruze no sucede así. Los acabados están a la par de algunos vehículos que hoy día se venden sin problemas. Naturalmente no vamos a encontrarnos unos acabados de un BMW Serie 1. Tenemos que tener en cuenta que es un vehículo que se puede adquirir por menos de 16.000 euros.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son mayoritariamente plásticos semi duros y duros. En la parte mas vista del salpicadero podemos notar que son plásticos semi duros con una buena resistencia al uso y que aparentemente tienen buena presencia.

Conclusiones
En conclusión: el Chevrolet Cruze, poco a poco se va metiendo más y más en el mercado. Desde la salida de su versión compacta no es difícil ver más de uno por nuestras calles. Y es que se trata de un vehículo muy competitivo. No sólo por su bajo precio, menos de 16.000 euros. Si no también por su buena gama de motorizaciones, con unos bajos consumos. Con un excelente espacio interior ya sea en la versión de 4 o 5 puertas. Dispone de buenos acabados, y duraderos. ! Que más se puede pedir ¡

A favor: Consumos, prestaciones, espacio interior.
A mejorar: Sonoridad interior, sexta marcha demasiado larga.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *