Citroën C5 Tourer 2.0 HDI 160cv Exclusive

Citroën C5 Tourer 2.0 HDI 160cv Exclusive

El actual Citroën C5 ya es un “viejo” conocido, no tanto la versión Tourer que lleva vendiéndose menos tiempo que la berlina. Aparentemente el cambio visual con el anterior C5 familiar es abrumador, no solo en tecnología si no en acabados y motorizaciones que poco a poco se van poniendo al día con sus competidores. El puesto de conducción presume de una comodidad inigualable, y no solo el puesto de conducción. El propio C5 es un vehículo con carácter tranquilo, un traga kilómetros de autopista. Y es que todo fluye despacio una vez estamos al volante del C5, naturalmente no hablamos de la versión mas potente del C5, que dotada de un V6 de 3 litros y con una potencia de 240cv no es precisamente lento. La unidad probada venia dotada del 2.0 HDI que eroga 163cv en conjunto con el cambio automático secuencial (CAS) de 6 velocidades que gratamente nos ha sorprendido lo bien que funciona, siendo este ideal para el C5. El interior del actual C5 no tiene nada que envidiar a berlinas de más empaque como podría ser un Volkswagen Passat o incluso un BMW Serie 3. Y es que Citroën en los últimos años esta haciendo un excelente trabajo que en poco tiempo veremos con las versiones DS que presumen de tener acabados de alta calidad.

Visibilidad
La visibilidad del C5 es bastante buena, el cristal delantero no presenta problemas, disponemos de una visión clara. Los montantes A son bastante limitados en tamaño, lo que nos permite ver muy bien los laterales y detrás nos apoyamos en unos espejos de unas dimensiones generosas para conducir seguros viendo lo que pasa detrás al detalle. En cuanto a iluminación el coche venia con acabado Exclusive por lo que disponía de Xenón lo que es sinónimo de seguridad. Detrás monta luces de leds, que son mas visibles y además reducen el consumo energético, a parte de ser mas estéticos.

Impresiones de Conducción
A los pocos meses del lanzamiento del Citroën C5 probamos una unidad para todos vosotros, que en pequeños rasgos nos impresiono mucho, en ese momento sabíamos que Citroën daría un gran paso en cuanto a calidad y ajustes. Y no solo calidad de componentes y acabados, también calidad de rodadura. El bastidor del C5 es simplemente sublime, se lo traga todo con una calma abrumadora, nunca hace un mal gesto. La unidad que probamos por aquel entonces era con acabado S y un 2.0 HDI de 136cv. Se notaban los kilos de más, los 136cv empujaban con contundencia pero en ocasiones eran insuficientes. Montaba suspensión de muelles. El ahora probado aparte de ser la versión Tourer es el tope de gama en acabados “Exclusive”. Con un 2.0 HDI de 163cv, que a diferencia del 136cv empuja muy bien y permite unas mejores prestaciones con prácticamente el mismo consumo. Esta unidad montaba suspensión Hidroactiva de tercera generación. Un sistema de suspensión mítico en Citroën que ha ido pasando de generación en generación con sus consabidas actualizaciones. Llegando al C5 siendo de los mejores sistemas de suspensión de la actualidad. Capaz de filtrar a la perfección baches e imperfecciones de la carretera. Y cumplir con creces en el apartado más exigente, la conducción deportiva. En este aspecto la Hidroactiva asombra por la capacidad de permitir un paso por curva muy alto sin balanceos teniendo las ruedas siempre contacto con el suelo.

Frenada
El equipo de frenos montado en el Citroën C5 2.0 HDI 163cv se compone de discos en ambos ejes. Delante, discos ventilados con pinza flotante de un solo bombin. Detrás, discos macizos con pinza flotante de un solo bombin. El sistema de frenos se muestra capaz, con un funcionamiento óptimo en todo momento, siendo capaz de detener los más de 1600kg de peso en vacío del Citroën. En la práctica los frenos disponen de un buen mordiente en el primer tramo del pedal que pierde fuerza según pisamos teniendo que ejercer mas presión sobre el pedal para una detención de emergencia, donde el ABS hace aparición evitando el bloqueo de las ruedas y permitiéndonos poder cambiar de dirección mientras frenamos.

Tracción
La tracción de este C5 2.0 HDI es efectiva, sin ningún tipo de sobresalto dada la potencia que nos suministra el motor, en alguna arrancada realizada a propósito con arena suelta en la calzada tuvimos un poco de deslizamiento de las ruedas, pero eso fue todo, fue controlada de inmediato por el control de tracción y el resultado fue perfecto, no debemos de olvidarnos que la unidad probada venia equipada con neumáticos en medida 245/40 en llanta de 19 pulgadas, lo cual es mucha goma y mas para la potencia del motor. El cambio automático CAS permite hacer arrancadas fuertes sin apenas presentar pérdidas de tracción, muy efectivo en salidas rápidas.

Estabilidad
Como anteriormente hemos comentado nuestra unidad con acabado Exclusive venia dotada de suspensión Hidroactiva III, con este tipo de suspensión la conducción es muy diferente a con una suspensión convencional. Lo primero es el filtrado de baches, irregularidades del pavimento y badenes. Se nota menos que con una suspensión convencional. Segundo, sentiremos una sensación de flotabilidad a velocidades de autovia, donde podemos sentir algo de inseguridad los primeros kilómetros. En cuanto comprobemos que es solo una sensación y que el Citroën C5 va prácticamente soldado al asfalto hasta nos agradara esta sensación. Tercero, en cuanto a estabilidad la suspensión Hidroactiva III es más eficiente que una convencional, otorgando mejor paso por curva al vehículo, menos deslizamiento y un manejo más neutro. El ESP hace menor acto de presencia. Con este tipo de suspensión podemos hacer uso de su modo “Sport” que endurece notablemente el conjunto, y es ideal para un uso más deportivo donde una suspensión más dura ayuda mucho. También podemos modificar la altura libre del vehículo mediante mandos situados al lado de la palanca de cambios. Podemos levantar nuestro C5 bastante para por ejemplo transitar un camino en mal estado, al igual que podemos bajarlo casi a ras de suelo si así lo requiere la situación. Esto no es nuevo ya que por ejemplo un Citroën GS ya lo tenía.

Reposacabezas
El C5 Tourer dispone de cinco reposacabezas, los cinco son regulables en altura e inclinación, pero ninguno es activo.

Cinturones
El coche dispone de cinco cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención. También dispone de avisador de cinturón no abrochado en todas las plazas, que nos avisa si no tenemos el cinturón abrochado al iniciar la marcha.

Bebes y Niños
Este vehiculo esta enfocado a un uso familiar, viene dotado del sistema de anclaje ISOFIX de seguridad para las sillitas de los bebes en los asientos delantero y traseros. Y dispone de un buen acceso a las plazas traseras, ademas de un maletero muy generoso.

Airbags
En esta apartado el C5 Tourer viene equipado con 9 airbags, para pasajero y conductor, más los laterales delanteros y de cabeza para los asientos delanteros y traseros, a lo que hay que añadir el de rodillas para el conductor. Etc…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Citroën C5 Tourer obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil, además de 2 estrellas para la seguridad de los peatones.

Recuperaciones
En este apartado el C5 HDI 2.0 163cv se comporta bastante bien para el peso que tiene que mover, el motor no tiene un gran tirón, todo lo contrario es muy progresivo y eficiente, el escalonado del cambio tiene mucho que ver en esta apartado, pues las marchas está muy bien seleccionadas, tanto como para conseguir una aceleración de 0 a 100 en 10,9 segundos y una velocidad punta de 208 km/h.

Caja de Cambios
Nuestra unidad montaba el cambio automático secuencial (CAS), este cambio es ideal para una conducción tranquila, efectúa los cambios entre marchas sin apenas notarse. Dispone de un modo secuencial mediante la palanca, donde podemos subir a bajar marchas según queramos. También dispone de un modo “Sport” donde de manera automática se exprime mas la potencia del motor, apurando mas las marchas. Al activar este modo, la suspensión se configura de manera automática también en modo “Sport”.

Circulando por Carretera
En este medio su comportamiento es francamente agradable, el chasis se comporta bien y las suspensiones blandas pero enérgicas nos dan una sensación de confort. Los frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento. El cambio automático nos permite ir siempre en la marcha acorde al momento. Los consumos son bajos en este tipo de vía. Nuestro consumo se situó en 6,7 litros a los 100km. El homologado es justo un litro menos, 5,7 litros a los 100km. Hay que decir que el cambio automático aumenta el consumo en casi un litro en comparación con el cambio manual.

Circulando por Autopista
Este es el lugar preferido del C5 Tourer 2.0 HDI, se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es muy confortable para hacer un largo viaje y que no sea cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha y su poco consumo además de un gran maletero, le hacen el vehículo ideal para largos recorridos. Podemos realizar un viaje de bastantes kilómetros y no salir cansados del C5, como curiosidad nuestra unidad ademas de asientos eléctricos y calefactables el del conductor disponía de masajeador de espalda. Muy útil cuando llevamos unas cuantas horas al volante. El consumo en esta vía se situó en 7 litros justos. Un consumo alto para un diesel de este tipo, tenemos que tener en cuenta su peso, que es la versión Tourer y el cambio automático. El consumo homologado para este tipo de vías es de 6,9 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el C5 Tourer aun con su gran tamaño es un vehículo ágil y facil de estacionar. La respuesta del motor en bajas es francamente buena, permitiendo al cambio automático poder engranar una marcha superior en poco tiempo, ahorrando combustible. Pero lo mejor sin duda es la suspensión en ciudad, es donde podemos sacarle mas jugo, sobretodo su vivimos en el típico barrio infestado de los resaltos tan de moda. La suspensión es una delicia en este aspecto siendo capaz de filtrar todo tipo de resalto o rotura de la vía sin comprometer la comodidad de los pasajeros. Naturalmente haciendo caso a los limites de la vía. Si excedemos los límites no hay suspensión que aguante un resalto sin sentir un golpe fuerte con los consabidos daños al vehículo. El consumo en este tipo de vías se situó en poco más de los 9 litros. El homologado por la marca es de 9 litros.

Calidad de Acabados
En este apartado hemos de decir que la evolución es muy significativa, el coche ha mejorado de manera muy positiva acercándose a la gama alta de otras marcas, nos ha gustado en especial el aspecto que tiene el exterior que ha ganado mucho con respecto a la versión anterior y también el interior, notándose un trabajo muy bien realizado.

Calidad de Materiales
Los materiales son mucho mejores que en otros vehículos de Citroen, con este C5 se mejora mucho en el aspecto y tacto de muchas de las partes vistas del coche, y el salto a mejor es apreciable.

Conclusiones
En conclusión, el C5 Tourer es una magnifica berlina familiar, disponemos de lo mejor del C5 berlina y un maletero envidiable, donde podemos introducir todos los bártulos de nuestros hijos sin preocupaciones por el espacio. Actualmente Citroën se esta poniendo las pilas en los acabados, materiales empleados y motorizaciones. Estando al nivel de marcas de mayor nivel y coste de adquisición. En poco tiempo probaremos el Citroën C5 mas potente de la historia, ya que los 163cv del 2.0 HDI aquí probado son suficientes pero siempre es bueno saber de que es capaz el bastidor del C5.

A favor: acabados, estabilidad, confort
A mejorar: prestaciones, consumos con cambio CAS.

Probadores: Daniel Galdeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez.
Redactor: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Pablo Martínez Nez / Daniel Galdeano Mart걭nez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=8nf8ykzAIuc


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *