• Honda Motor Europe extiende su colaboración con SNAM para el reciclaje de las baterías de sus automóviles híbridos y eléctricos en Europa una vez que llegan al final de su vida útil
  • SNAM investiga la posibilidad de dar a las baterías una “segunda vida” destinándolas al almacenamiento de energía renovable en aplicaciones industriales
  • Nuevos procesos de hidrometalurgia permiten la extracción y el reciclaje de los materiales de las baterías que no son aptas para una segunda vida útil
  • Una plataforma web específica permite a los Concesionarios Oficiales Honda de toda Europa solicitar la recogida de baterías usadas

Honda Motor Europe amplía su colaboración para el reciclaje de baterías con SNAM (Société Nouvelle d’Affinage des Métaux) para avanzar en el uso sostenible de baterías al final de su vida útil. Gracias a este acuerdo paneuropeo, SNAM recogerá y reciclará las baterías de los cada vez más numerosos automóviles híbridos y eléctricos de Honda, y las preparará para destinarlas al almacenamiento de energía renovable en una “segunda vida”, o, en caso de no ser adecuadas para ese fin, extraerá de ellas materiales valiosos para su reciclaje.

Honda y SNAM colaboran desde 2013 para garantizar el seguimiento de las baterías al final de su vida útil asegurando que su desecho cumpla las normas medioambientales de la Unión Europea. La ampliación de este acuerdo permitirá a SNAM recoger baterías de iones de litio y níquel-hidruro metálico (NiMH) de toda la Red de Concesionarios Oficiales Honda y de las Instalaciones de Tratamiento Autorizadas (Authorised Treatment Facilities – ATF, por sus siglas en inglés) en 22 países, antes de analizar su idoneidad para el reciclaje y procesarlas según corresponda.

En palabras de Tom Gardner, Senior Vice President de Honda Motor Europe: “A medida que la demanda de la creciente gama de automóviles híbridos y eléctricos de Honda continúa aumentando, también lo hace la necesidad de gestionar las baterías de la forma más respetuosa posible con el medio ambiente. Los avances recientes del mercado nos permiten utilizar estas baterías en una segunda vida para proporcionar sustento a algunos negocios o aplicar técnicas de reciclaje recientemente mejoradas que permiten recuperar materiales de gran utilidad que se pueden emplear como materia prima en la producción de baterías nuevas”.

Para la recogida de las baterías, se utiliza un transporte seguro y de bajas emisiones de carbono. A su llegada, SNAM evalúa qué baterías son aptas para su incorporación en otro dispositivo de almacenamiento de energía. Posteriormente, se readaptan y SNAM las distribuye para aplicaciones domésticas e industriales.

Si las celdas de las baterías presentan daños y ya no son aptas para una “segunda vida”, es posible extraer de ellas materiales como cobalto y litio mediante técnicas de hidrometalurgia que implican procesos químicos. Estas sustancias se pueden reutilizar para la producción de baterías nuevas, pigmentos de color o como aditivos útiles para mezclas de mortero empleadas en el campo de la construcción. Otros materiales de uso común, como el cobre, el metal y los plásticos, se reciclan y se ofrecen al mercado para su empleo en la producción de diversas aplicaciones.

Los Concesionarios Oficiales Honda pueden organizar y solicitar la recogida de las baterías al final de su vida útil para su tratamiento y reciclaje a través de la plataforma web específica de SNAM. Se puede organizar la recogida desde centros de almacenamiento centralizados en un plazo de 15 días laborables, para evitar que los concesionarios tengan que almacenar las baterías en sus instalaciones. El acuerdo se aplica a las baterías empleadas para propulsar los motores de los automóviles híbridos y eléctricos, a diferencia de las baterías de menor tamaño, que se emplean en los automóviles de gasolina o diésel.

SNAM apoya las iniciativas de Honda en el diseño ecológico de las futuras baterías, de modo que se garantice el tratamiento respetuoso con el medioambiente al final de su vida útil.