Se llama Proyecto Titan y es una iniciativa de Apple que tiene el objetivo de fabricar un coche eléctrico cuya denominación comercial por el momento es iCar.

En este contexto, la compañía tecnológica está patentando algunos sistemas, como un interfaz táctil, del que tuvimos noticias hace algunos años, y más recientemente un parabrisas que detecta fisuras e incluso pide cita en el taller para su reparación.

Tecnología útil

Lo cierto es que tras registrar hace unos meses un sistema capaz de detectar e identificar objetos y peatones en condiciones de baja visibilidad y un parabrisas con realidad aumentada ahora llegan dos patentes más relacionadas con la cristalería del automóvil: un parabrisas que detecta por sí solo fisuras en el cristal y lunas autotintables.

Según confirman desde el especialista en cristalería del automóvil Carglass, el sistema se basa en una capa conductora con una red de receptores dentro del cristal. El dispositivo hace pasar pequeñas corrientes en dirección vertical y horizontal, y detecta fisuras o anomalías comparando la llamada resistencia óhmica de los receptores. Según el texto de la patente, “con estos receptores se pueden realizar mediciones de resistencia en las capas conductoras para detectar fisuras”.

Como complemento, la patente también refleja que cuando el coche detecta la fisura, él mismo puede pedir una cita con un taller determinado para ir a repararla. Apple incluso va más allá, pues describe un escenario en el que los coches autónomos acuden por sí solos al taller en los momentos en los que no se utilizan.

Vía – caranddriver.com