La seguridad de poder tener nuestro vehículo o moto controlado en todo momento es, sin duda, impagable.

Y eso solo se consigue haciendo uso de la tecnología, en este caso de un localizador GPS. Dicho dispositivo no solo permite la localización del vehículo, también no será útil frente a un robo.

Es decir, en caso de que nuestro vehículo sea sustraído podemos saber, en todo momento, donde se encuentra y que ruta ha usado. No solo es interesante para poder recuperarlo, también para que las autoridades pertinentes tengan esa ayuda extra que, por supuesto, será determinante para su recuperación.

Mucha gente se cree que instalar un localizador para el coche o la moto es demasiado complejo pero la realidad es que es bastante sencillo, lo principal es que debe ir lo más oculto posible, en esta web puedes ver los pasos para aprender cómo instalar un localizador.

Dependiendo del tipo de vehículo; coche o moto, su tamaño puede ser mayor o menor, pero en resumidas cuentas la instalación no dista mucho entre ellos.

Además de ser un dispositivo tremendamente útil ante el infortunio de padecer un robo, también es válido para “tenernos controlados” sobre todo en moto. Si habituamos a realizar ciertas rutas por carreteras viradas, es importante e interesante contar con este salvaguarda que ira, en todo momento, memorizando y enviando la ruta en tiempo real 24h y los 365 días del año.

En caso de accidente, este dispositivo puede notificar mediante un mensaje al teléfono que tengamos configurado para tal efecto.

Al igual que en el caso de sufrir un robo pudiendo saber dónde está nuestro vehículo. También es totalmente valido a la hora de sufrir un accidente.

Siempre se ha pensado que la principal y casi única función de un localizador GPS es ante el robo de un vehículo. Para nada, dispone de otras muchas funciones interesantes.

  • Tener un seguimiento de nuestra moto en tiempo real, las 24 horas al día, los 365 días del año.
  • Alertas de velocidad.
  • Detección de motor encendido o apagado.
  • Historial de viajes realizados.
  • Activación y desactivación remota del motor de la moto.
  • Notificaciones vía SMS o email cuando la moto se esté alejando de los límites geográficos.
  • Botón SOS para recibir ayuda en caso de algún accidente.

Sin duda los beneficios son muchos e interesantes. Los más importantes, su función principal de prevenir el robo, localizar motos y dar alertas en tiempo real.

Como cualquier usuario de un coche u moto, saber siempre y en todo momento, estés donde estés, donde se encuentra nuestro vehículo, poder acceder a datos del mismo y, sobre todo, la tranquilidad de que todo está en su sitio no tiene precio.

Con un pequeño dispositivo como un localizador GPS dormirás más tranquilo, sabiendo que todo está bajo control.

El localizador GPS, de fácil instalación y de pequeños tamaño es de fácil uso y resistente al agua. Además dependiendo del aparato, incluso puede disponer de la opción de música, que nos amenizara el trayecto hasta nuestro destino.

¿Qué es un localizador GPS?

Un localizador GPS es un dispositivo que usa el sistema de posicionamiento global vía satélite para localizar un objeto determinado en algún punto del mapa.

Lo interesante de estos aparatos es que poseen navegador con un mínimo margen de error de no más de 15 metros.

Siempre útil a la hora de hacer uso de la navegación, con una exactitud casi milimétrica.

Si tienes una moto o un coche debes tener presente como primera opción la instalación de un localizador GPS, ya que las funciones y usabilidad del mismo están más que probadas. Y, seguro, que te ayudara más de lo que imaginas.

Los precios de estos aparatos suelen oscilar en un abanico de entre los 69 a los 149€, dependiendo del modelo a escoger. También cada modelo cuenta con funciones diferentes.

Por ejemplo uno de ellos es completamente funcional y manejable desde el smartphone, desde cualquier sitio, no hace falta estar cerca del vehículo.

Su coste es bajo para todos los beneficios que llegan a reportar al usuario. Por eso no solo es recomendable su uso como navegador, también es casi obligatorio su instalación ante un robo o para tener localizado el coche o la moto.