Opel ADAM 1.0T SLAM: Urbano con corazón de carretera

Opel Adam Slam 1 (3)

La verdad es que por unas causas o por otras ya hacía tiempo que no nos poníamos al volante de un Opel.

Siendo el ultimo probado el Opel Mokka con el ya desaparecido 1.7 CDTi de 130cv. Motor fiable, duro y, también ruidoso al ralentí y en marcha. Y es que el 1.7 CDTi de origen ISUZU ya era un motor que había sido actualizado hasta que por normas anticontaminación le llego su momento.

Para esta prueba hemos escogido el pequeño Opel ADAM, un vehículo casi por tamaño exclusivamente urbano que no por motor. Ya que el motor probado, el nuevo tricilindrico de un litro de cubicaje eroga una potencia máxima de 115cv. Potencia más que suficiente para afrontar salidas del casco urbano e incluso para realizar viajes sin problemas.

Tras una semana a los mandos del Opel Adam, quedamos gratamente satisfechos con el agrado de uso que nos proporcionó el 1.0T EcoTec de 115cv. Es de los tricilindricos que hemos probado que menos parece serlo. ¿Por qué? Simple, vibra muy poco, la ausencia de un sonido desagradable al ralentí y un buen sonido en marcha son claves.

Y es que, además, anda muy bien, empujando con fuerza desde bajas vueltas y subiendo con rapidez hasta el corte de inyección. Los 115cv de potencia máxima se nos harán suficientes para afrontar cualquier problema que nos pueda surgir. Como adelantamientos rápidos puntuales, o ganar velocidad con rapidez.

Si bien el Adam es un vehículo que por su tamaño se le podría considerar solo apto para un uso casi exclusivamente urbano. Por tamaño podría ser, pero por motor, os podemos asegurar que más de una sorpresa da. Y lo mejor, con un consumo medio de risa. A lo largo de la prueba se situó en unos irrisorios 5 litros de media.

Externamente el Opel Adam es un vehículo urbano de casi 3,7 metros de longitud. Pequeño pero con un gran espacio interior que lo hace muy interesante.

Sus plazas delanteras se llevan, naturalmente, la mejor parte en cuanto a espacio y comodidad. No obstante las traseras a su bien son válidas para el uso de dos adultos.

El maletero, pequeño que no testimonial, cubica unos más aprovechables 170 litros de capacidad.

El puesto de conducción como decíamos, está muy bien resuelto, con todo a manos para el conductor. Y con un asiento de piel y tela que sujeta bien el cuerpo, amén de sujetarlo correctamente en zonas reviradas. Cuenta con regulación de altura y para el respaldo.

Visibilidad
El tamaño del Opel Adam ayuda a la hora de poder buscar sitio y aparcar. Su tamaño de sólo 3,7 metros de longitud es ideal para aparcar en la gran urbe.

En cuanto a visibilidad percibida por el conductor no tendremos problemas. La visión es directa. Los pilares A aunque son de un buen tamaño no restan en visibilidad directa.

La visibilidad trasera como sucede con la delantera no se ve afectada por obstáculos. A no ser que hagamos uso de los reposacabezas. Que aun con ellos levantados seguimos gozando de una buena visión directa.

El Adam cuenta con faros de tecnología halógena y luz diurna mediante led. La luz proporcionada por los faros convencionales es francamente buena. Suficiente sin duda para una conducción nocturna segura.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad monta el motor más prestacional que puede llevar con 115cv – sin contar con el Adam S -, extraídos de una mecánica de un litro de cubicaje, tricilindrica y sobrealimentada. Los resultados de esta mecánica son mejores de lo esperado. Entrega 170nm de PAR desde 1700 revoluciones hasta 4200. Dando la potencia máxima a tan solo 5200 revoluciones. Un régimen bajo pero muy aprovechable. Puede estirar por encima de las 6000 sin perder apenas fuerza.

En un uso diario es un motor muy agradecido. Sobre todo en ciudad, sus bajos consumos y una buena entrega de potencia desde bajas vueltas nos harán plantearnos si es necesario buscar una mecánica diésel.

En una conducción decidida el motor responde con ímpetu y es capaz de ganar velocidad con suma rapidez, realizando el 0 a 100km/h en 9,9 segundos, con una velocidad máxima de 196km/h.

Frenada
Otra de las cosas que nos ha gustado mucho del Opel ADAM 1.0T de 115cv es el uso de frenos de disco para ambos ejes. Es incluso raro en este tipo de vehículo y potencias ver frenos de disco en el eje trasero.

Casi siempre y por norma general se hace uso de tambores, que si bien cumplen sobradamente con su cometido, no otorgan el buen tacto de frenos que un sistema solo de frenos de disco. Por no hablar del calentamiento. Siempre un disco refrigerará mejor que unos frenos de tambor.

El Opel Adam nos demostró que es capaz de frenar con contundencia y aguantar frenadas fuertes si así es necesario. El mordiente es bueno y no tiende a clavar innecesariamente. Cuenta con ABS de ultima generación.

Tracción
Tracción al eje anterior, controlada por sistemas electrónicos como el control de tracción.

Este sistema ya conocido por todos limita las pérdidas de adherencia frenando la rueda que esta patinando. Es muy efectivo en arrancadas fuertes y en conducción exigente.

En el caso del Opel Adam no tuvimos problemas de adherencia a lo largo de la prueba, la verdad es que tampoco las buscamos. Hicimos un uso lógico y normal para un vehículo de uso urbano. Donde se desenvuelve correctamente.

Opel Adam Slam 1 (9)

Estabilidad
El Opel Adam es un vehículo que puede sorprender incluso a profanos en la materia, su corta distancia entre ejes le otorgan un nerviosismo característico de vehículo potentes y prestacionales. Si esto lo unimos a una suspensión moderadamente enérgica como es el caso de la unidad probada conseguimos un paso por curva rápido y realmente satisfactorio.

El Adam en autovía o autopista es un vehículo con un andar sosegado pero que a la vez nos invita a tener que hacer correcciones casi continuas en la dirección. Como decíamos, la distancia entre ejes, suspensión enérgica y un bajo perfil en los neumáticos lo vuelven un tanto nervioso en situaciones de asfalto en no muy buen estado o viento lateral notable.

Si bien no es algo que deba condicionar la compara del Adam ya que casi no es perceptible en el día a día y solo es notable si vamos realizando una conducción extraordinariamente rápida.

Reposacabezas
El Opel Adam homologa cuatro plazas – 2 + 2- , cuenta con cuatro reposacabezas. Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros solo en altura.

Cinturones
El Opel Adam monta cuatro cinturones del tipo estándar, los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Y detrás puede llevar anclajes ISOFIX.

Bebes y Niños
El Adam dispone de anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Que por supuesto es una ayuda a la hora de tener un bebe, ya que con un simple” click” la seguridad de nuestro hijo aumenta.

Opel Adam Slam 1 (36)

Airbags
El Adam con acabado Slam viene dotado de 6 Airbag de serie, de conductor, acompañante desconectable, laterales y de cortina.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Opel Corsa obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 3 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Opel Adam es capaz de sacarle buen jugo a los 115cv disponibles del 1.0T Ecotec, tiene una caja de cambios manual de 6 relaciones cortas para aprovechar al máximo la potencia del motor. Que permite que las recuperaciones y aceleraciones sean francamente buenas. Rápido y seguro. Si el funcionamiento del Adam con el 1.0T no podemos esperar a probar el Opel Adam S con el 1.4T de 150cv. Donde con toda seguridad las prestaciones serán muy superiores en todo uso.

Caja de Cambios
El cambio montado en la versión gasolina 1.0T del Opel Adam es de seis relaciones. El pomo de la palanca de cambios es agradable al tacto. Su forma esférica permite que se sujete correctamente con la palma de la mano.

El tacto de la palanca es bastante mecánico. Los recorridos de la palanca son cortos algo de agradecer.

La sexta marcha es lo suficiente corta como para poderse usar en casi todo tipo de carretera.

Opel Adam Slam 1 (21)

Circulando por Carretera
En carreteras convencionales el Opel Adam no desentona por los 115cv de potencia disponible del 1.0T Ecotec, realizar un adelantamiento o ganar velocidad con rapidez no supone un problema para esta mecánica.

Es decir, salir del ámbito urbano e interurbano no es problema para este pequeño Opel, sus 115cv en la actualidad se pueden considerar más que suficientes e incluso “muchos” para un coche de su tamaño y segmento.

Lo dicho, en carreteras convencionales se desenvuelve muy bien, goza de una alto paso por curva e incluso permite darse algún que otro lujo con el acelerador en tramos revirados. El chasis y el sistema de frenado acompañan.

Circulando por Autopista
En autopista el pequeño Adam no desentona en absoluto. Potente y con un consumo muy bajo de carburante. Siendo el consumo homologado para este tipo de vía de tan solo 4,4 litros a los 100km recorridos.

Nuestra media a lo largo de toda la prueba que comprendió en circuito urbano, autovía y carreteras nacionales fue de 5 litros a los 100km. Hicimos con un solo depósito de 35 litros más de 600km hasta saltar la reserva.

En autopista el nivel sonoro percibido del motor o de los neumáticos dentro del habitáculo es muy bajo, siendo de los motores tricilindricos que menos suenan. Muy silencioso. Incluso a la hora de subirlo de vueltas suena poco. Ideal si te gusta disfrutar de un buen silencio.

Circulando por Ciudad
Es en ciudad donde se le sacara mejor uso al Opel Adam, su tamaño es ideal para manejarse por las grandes ciudades. Donde los sitios para aparcar son pocos o pequeños.

El motor es perfecto para el uso en ciudad, con un buen empuje desde bajas vueltas y con unos consumos muy interesantes en un uso casi exclusivamente urbano.

El homologado nos dice que puede gastar unos 6,3 litros a los 100km. No está nada mal.

Nuestra unidad montaba una suspensión atípicamente enérgica para un vehículo así. Dura que no seca y capaz de absorber los resaltos sin resultar incómodo.

Calidad de Acabados
Acabados correctos, con buen aspecto visible y de un tacto correcto.

Opel Adam Slam 1 (29)

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Opel Adam Slam son correctos, de buena calidad.

Conclusiones
Después de una semana conociendo al Opel Adam no puedo quedar más satisfecho de su buen andar. E intentando ser lo más objetivo posible decir que es un vehículo que a pesar de estar pensado para un uso mayoritariamente urbano puede salir a carretera sin miedo a quedarse corto. Ojo, hablamos del Adam con motor 1.0T de 115cv imaginamos que las variantes menos potentes si tendrá ciertos problemas para ganar velocidad como lo hace el 1.0T.

En resumen, si buscas un vehículo urbano, pequeño, con un precio ajustado y que disponga de unas prestaciones buenas no dejes de mirar el Opel Adam. No te defraudara.


 

A favor:

Motor, prestaciones, estabilidad


A mejorar:

Maletero, acceso plazas traseras.


 

Datos Técnicos

Versión: 1.0T 115cv Ecotec   Puertas: 3
Cilíndros: 3 en línea   Plazas: 4
Par máximo: 170 Nm a 1800 rpm   Maletero: 170 litros
Distribución: Doble árbol de levas en cabeza (DOHC)   Peso: 1156 Kgs.
Alimentación: Gasolina- inyección directa   Depósito: 35 litros
Tracción: Delantera   Velocidad: 196 km/h
Cambio: Manual de 6 velocidades    

 


 

Precio de unidad probada sin extras: desde 16251 €


 

Un comentario en “Opel ADAM 1.0T SLAM: Urbano con corazón de carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *