PUBLICIDAD

Audi Q5 2.0 TDI Quattro

Esta semana ponemos a prueba el Audi Q5 con su motorización de acceso diesel. Nos referimos sin duda al 2.0 TDI CR de 143cv. Que ademas de otorgar unos consumos muy bajos al Audi es capaz de mover mas que dignamente los casi 1800kg de peso. En el interior nos encontramos con el mismo formato de salpicadero, asientos, volante que en sus hermanos más pequeños o grandes. El puesto de conducción muy parecido al de un Audi A3/A4/A5... Es espacioso con volante regulable en altura y profundidad. Asientos de aspecto de calidad, con buenas terminaciones en la piel que los recubre, son regulables en múltiples posiciones, facilitando la búsqueda de la posición correcta. El cuadro de instrumentos nos proporciona la información justa y necesaria, siempre se hecha en falta mas relojes con temperatura de aceite, presión etc... Hoy día es difícil ver mas haya del tacómetro, velocímetro, medidor de combustible y en ocasiones el medidor de temperatura del agua del motor. En el cuadro disponemos de un ordenador de abordo de última generación, que nos proporciona información bastante ajustada de los consumos, media, autonomía, velocidad real, etc... El navegador, radio CD, mp3, todo ellos se maneja de manera facil e intuitiva desde un mando central circular que nos evita perder el tiempo, y quitar la vista de la carretera. El exterior del Q5 sigue la línea marcada por los demás Audi, parrilla de grandes dimensiones, faros de tamaño justo, con leds diurnos (desconectables).

Visibilidad
Como en casi todos los vehículos siempre hay algún punto donde no tenemos visión directa y debemos ayudarnos con los retrovisores. Actualmente los sistemas de ayuda al estacionamiento o diversas cámaras son un magnifico apoyo para evitar ángulos muertos. El Audi Q5 no se libra. La visibilidad frontal es excelente, pero no así la fronto/lateral que se ve mermada considerablemente por el tamaño de los retrovisores, impidiendo ver las líneas del carril que transitamos o algún vehículo, viandante o el final de la curva. Este error no tiene solución regulando el asiento o haciendo malabares para ver si cambiando de posición vemos algo. Toca acostumbrarse a ello, no es difícil. La visibilidad trasera/lateral es correcta, no presenta problemas. Uno de los extras completamente recomendable son los faros bi-xenon autoadaptivos, que ademas de proporcionar una luz excelente, iluminan mas lejos y con mayor anchura, viendo las cunetas correctamente. Teniendo una conducción más relajada. Estos faros poseen la capacidad de girar en las curvas teniendo siempre iluminado la zona por la que transitamos. Otra opción recomendable para los viajeros nocturnos es al automatismo de las luces de carretera. Se encarga principalmente de hacer uso de las luces de largo alcance cuando es necesario y no molestamos a nadie, después de probar concienzudamente este sistema llegamos a la conclusión de que funciona correctamente y evita el estar pendiente de tener que quitar las luces de largo alcance si nos topamos con otro vehículo. Y por ultimo, y de reciente aparición, Audi incorpora leds de alta potencia para un uso diurno. Siendo vistos desde más distancia.

Impresiones de Conducción
Es evidente que el Q5 de Audi es un vehículo pensado para un uso familiar, no se disponen de motores verdaderamente explosivos con prestaciones que nos dejen con la boca abierta, el mas cercano es el 3.2 FSI, que tiene buenas aceleraciones y un gasto de gasolina moderado para la potencia y los KG que tiene que mover desde parado. En el caso del vehículo probado, el motor 2.0 TDI en su variante mas económica es capaz de mover con cierta soltura al Q5. Todo gracias a la ayuda del turbo, si no fuera por este mover el Q5 seria un suplicio que poco estarían dispuestos a aguantar. Los 143cv son suficientes para una conducción tranquila, recupera velocidad de manera rápida, eso si debemos exprimir bien la potencia del motor si queremos adelantar o incorporarnos rápidamente en una vía rápida. A lo largo de la prueba fuimos viendo que el comportamiento del 2.0 TDi es mas agradable por pistas de tierra que el motor 3.2 FSI que aun siendo mas potente no es precisamente el idóneo para un uso por campo, donde sus consumos son desorbitados. El TDI consume poco y sube por donde le pidamos sin titubeos. En carretera abierta debemos tener presente que llevamos cerca de 2 toneladas de peso y que los 143cv los mueven con cierta soltura, poco mas. A la hora de adelantar antes que nada debemos comprobar que somos capaces de sobrepasar al vehículo que queremos adelantar, por que con el soplido del turbo parece que podemos con todo y luego vienen las sorpresas.

Frenada
En este tipo de vehículos el peso es determínate, ya que las inercias a la hora de frenar se dejan notar. El peso del Audi Q5 es francamente moderado, 1.745kg. El sistema de frenado del Audi solo puede recibir elogios por nuestra parte, su comportamiento fue intachable a lo largo de toda la prueba. Se compone por discos ventilados en el eje delantero y discos macizos en el eje trasero. En ambos ejes los discos son de generosas dimensiones. A la hora de hacer sudar a los frenos del Q5 nos dimos cuenta rápidamente en que íbamos a perder el tiempo intentándolo son prácticamente infatigables y están muy por encima de las exigencias a las que lo podemos someter. A la hora de frenar repetidamente el sistema funciona con prontitud, con un mordiente correcto que consigue dejar clavado al Audi Q5 en pocos metros haciendo uso de los sistemas de ayuda a la frenada de emergencia. El ABS hace aparición en el ultimo trayecto de la frenada siendo poco intrusivo dejando manejar al conductor en todo momento.

Tracción
El Audi Q5 solo se comercializa con tracción integral, en este caso Quattro de Audi. Este sistema se compone por un diferencia Torsen, que suministra siempre capacidad de tracción a ambos ejes. No es un embrague auto acoplable como sucede en el caso del Haldex. El sistema Torsen siempre esta enviando fuerza a ambos ejes, solo cuando es necesario un mayor porcentaje en alguno de los dos ejes se reajusta automáticamente. Todo de manera automática que el conductor no puede controlar. No disponemos de reductora ni ayudas para subir pendientes pronunciadas. En descensos pronunciados disponemos como opción de un freno eléctrico capaz de mantener la velocidad que escojamos, frenando con suavidad. Muy útil en zonas con piedras sueltas, barro, o pendientes muy pronunciadas.

Estabilidad
En la semana de pruebas no tuvimos nada más que unas horas sin lluvia, donde aprovechamos a sacar al Audi Q5 a carreteras reviradas, donde le sacamos el máximo jugo que el Q5 permitía y la calzada nos dejaba, ya que estaba muy húmeda. La suspensión es muy confortable en ocasiones demasiado si cabe, acusando algún que otro balanceo de la carrocería. Y es que la versión mas asequible parece estar mas pensada para un uso rutero por pistas de tierra que por la carretera, sucede con el caso del Volkswagen Tiguan con solo tracción delantera, que vienen dotados en ambos caso con el mismo propulsor, en ambos caso el tamaño de los neumáticos es menor y con mayor perfil para una mayor comodidad por tierra. Eso si, el Audi si tiene tracción total permanente. Con tantos días de lluvia pudimos observar muy de cerca el buen comportamiento con la carretera completamente mojada, y eso que los neumáticos GoodYear Excellence no son de lo mejor, en todo momento dieron lo mejor de si. Ahora bien, en tierra/barro lo mejor son unos neumáticos para dicho cometido.

Reposacabezas
Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi Q5, cuenta con cinco cinturones del tipo estándar, 3 puntos de anclaje, van dotados con pretensores pirotécnicos. A la hora de emprender la marca si no nos ponemos el cinturón un aviso acústico y un símbolo en el cuadro de mandos nos advertirán de que no llevamos el cinturón abrochado, este sistema no se desconecta hasta que detecte el anclaje del cinturón.

Bebes y Niños
El Audi Q5 esta pensado para un uso familiar con mayor espacio de carga en el maletero. Se hace ideal para el transporte de nuestro hijos o bebe, podemos llevar todo los bártulos necesarios que el maletero cuenta espacio suficiente. Los asientos traseros vienen provistos de anclajes ISOFIX (Extra Opcional) que nos facilitan a la hora de anclar la silla de nuestro bebe.

Airbags
En seguridad activa el Audi Q5 esta muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi Q5 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Audi Q5 realiza el 0 a 100 Km. /h en 11,4 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 190km/h. Son prestaciones muy comedidas, en todo caso suficientes para un uso normal y poder mantener velocidades altas sin problemas. Las recuperaciones son discretas, siendo un vehículo lento para recuperar velocidad en momentos puntuales. La relación peso potencia es de: 12,20 Kg. /cv.

Caja de Cambios
La unidad probada venia dotada de cambio manual de 6 relaciones. En funcionamiento la caja de cambios no presenta problemas, en frió es algo lenta y rasposa, en cuanto adquiere su temperatura de uso se vuelve mas suave y facil en el guiado. El escalonamiento entre marchas es perfecto para sacar el máximo provecho a la potencia del motor, la sexta marcha ha sido concebida para un desahogo del motor, bajando la rumorosidad y el consumo.

Circulando por Carretera
Gracias a un tarado de suspensión confortable transitar por las carreteras españolas es cómodo, muy cómodo. Y mas ahora que últimamente están minadas de grietas, parches, agujeros. Con una potencia justa para encarar pendientes la conducción se hace relajada, sabiendo que respetando los límites de la vía los consumos son reducidos y eso que contamos con una tracción integral que siempre supone un mayor gasto de combustibles. El consumo en este tipo de vía es de 5,6 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista nos embargara el silencio, los buenos aislantes del Audi Q5 no dejan que se filtre apenas el ruido, vibraciones del motor al habitáculo. Lo mismo sucede con el sonido de rodadura de los neumáticos al interior no se filtra. El Q5 es un vehículo que para viajar es excelente, su cómodo puesto de conducción y alta autonomía lo hacen perfecto para este fin. Y los consumos una vez lanzado a 120 Km. /h son irrisorios, consumiendo 6.5 litros a los 100. Para este uso el motor 2.0 TDI de 143cv es excelente.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi Q5 es facil de conducir y aparcar, con un tamaño de poco más de 4,6 metros y una dirección precisa podemos aparcar en sitios pequeños. Con la ayuda de los sistemas de aparcamiento. El consumo por ciudad es algo mas elevado, pero si tenemos en cuenta de que tenemos 143cv bajo el pedal derecho y que cada vez que emprendemos la marcha movemos cerca de 1.800kg es lógico. El consumo homologado en ciudad es de 8,1 litros a los 100km. Nuestro consumo fue cercano 9 litros y en ocasiones mas bajo que el homologado. En campo, el Audi Q5 con este propulsor es bastante ahorrador de combustible podemos tener medias inferiores a los 8 litros a los 100km sin problemas, por ello para un uso en campo es ideal la mecánica diesel.

Calidad de Acabados
Los acabados del Audi Q5 siguen la regla general de la marca Audi, excelentes terminaciones, ajustes correctos que con el tiempo no tienden a sufrir problemas.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en la confección del Audi Q5 gozan de los mejores sistemas de calidad, siendo de un buen nivel. Tanto los plásticos menos visibles como el cuero de los asientos.

Conclusiones
En resumen, el Audi Q5 con su motorización mas escasa de potencia sigue siendo un magnifico coche, con una gran amplitud de usos, por que hoy día 143cv son perfectamente validos para una conducción tranquila, eso si no le pidamos que adelante en pendientes pronunciadas por que no fue creado para ese propósito. Por pistas de tierra curiosamente su comportamiento fue mejor que el de su hermano mayor con motor 3.2 FSI y 270cv. Y es que los neumáticos de menor tamaño y mayor perfil son más indicados para el campo que los que montaba la versión más alta del Q5, con un perfil bajos para pisar zonas con piedras.

A favor: Consumos, acabados.
A mejorar: Motor, prestaciones.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=5HXj6YlMsFM

Puntuación Total: sobre 140



Más noticias sobre Audi, Pruebas Etiquetas:

Fotos e Imágenes Relacionadas

Audi Q5 2.0 TDI Quattro
Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro
Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro
Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro
Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro Audi Q5 2.0 TDI Quattro

Posts Relacionados

Comentarios acerca del Audi Q5 2.0 TDI Quattro

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Paco Costas

Avatar de Paco Costas 'DE FERRARI, SÓLO QUEDA LA PINTURA'
Leo en los medios, y se incluye en este blog, la noticia de la dimisión de Stefano Domenicali en el equipo Ferrari. ¡A buenas horas!

Resulta frustrante y triste comprobar, como una de las escudería con mayor …

Suscribete

RSS Netvibes iGoogle
© 2014 veoMotor.com | Aviso Legal | PacoCostas.com